Qué Mundo

Junio 2018

Sin respaldo mundial al apartheid de Palestina por Israel.

 

 

 

 

SITUACIÓN/ CRISIS CIVILIZATORIA / ALTERNATIVAS

 

 

 Situación

 

Generalicemos la toma de conciencia sobre porqué denunciar como apartheid lo que impone Israel a Palestina y porqué involucrarnos en el Movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (también conocido como BDS y Movimiento BDS). Su campaña global trata de incrementar la presión económica y política sobre Israel para poner fin a su ocupación y colonización de los territorios de Palestina y los Altos del Golán. También procura la plena igualdad de los ciudadanos árabes palestinos que viven en Israel y el reconocimiento del derecho de los refugiados palestinos al retorno. Reflexionemos sobre:

 

La abominable matanza de Gaza sepulta cualquier esperanza de paz entre árabes e israelíes.

Israel festeja los 70 años de la Nakba 

con un diabólico baño de sangre

22 de mayo de 2018

 

Por Carlos de Urabá (Rebelión)

Ya son 60 muertos, y 2.500 heridos el resultado de este imperdonable crimen de lesa humanidad cometido por el sionismo en la Franja de Gaza, la cárcel a cielo abierto más grande del mundo. El 15 de mayo el ejército israelí sin ningún escrúpulo utilizó fuego real para dispersar a los manifestantes que protestaba por el traslado de la embajada de EE.UU en Jerusalén -coincidiendo con los 70 años de la fatídica Nakba- Para la comunidad internacional ha sido un “pequeño incidente” y le ruegan al gobierno de Netanyahu que, por favor, la próxima vez actué con mayor “contención y proporcionalidad”.

“El ejército israelí ha reaccionado en defensa propia pues miles de palestinos de la franja de Gaza pretendían invadir nuestro territorio” –Benjamín Netanyahu. Desde Washington lo han respaldado: “Esta es una nueva provocación urdida por Hamas siguiendo las órdenes de Irán con el fin de desestabilizar Oriente Medio”. El Consejo de Seguridad de la ONU no ha podido condenar la masacre pues EE.UU ha hecho uso de su derecho a veto. El gobierno de Hamas en Gaza es considerado por EE.UU y la UE uno de los arietes más peligrosos del terrorismo mundial.

Israel como potencia hegemónica (en 2108 recibe en ayuda militar por parte de EE.UU 705 millones de dólares) ocupa la primera línea de fuego en la lucha contra el yihadismo.

El traslado de la embajada de EE.UU a Jerusalén (capital eterna e indivisible de Israel) ha sido el verdadero detonante de las multitudinarias protestas en la que han participado miles de civiles desarmados en Cisjordania y en la franja de Gaza (frontera de Jabalia)

Con todo el cinismo Donald Trump ha dicho que el traslado de la embajada de EE.UU a Jerusalén es “una oportunidad excepcional para alcanzar la paz entre israelíes y palestinos”.

Los ciento veinte muertos de las últimas semanas en Gaza y Cisjordania no representan más que una mínima proporción del inmenso holocausto cometido por el imperialismo sionista a lo largo de la historia.

Como lo ha reconocido portavoz israelí Michal Maayan: “No podemos meter tanta gente en la cárcel, lo más práctico es disparar y eliminarlos.”

Los cimientos del estado de Israel se levantan sobre una fosa común rebosante de esqueletos y de cadáveres.

Han pasado 70 largos años, 70 larguísimos años desde aquel año 1948 cuando los sionistas se lanzaron a la conquista de las ciudades, pueblos y aldeas palestinas con el beneplácito de la ONU. Casi un millón de palestinos fueron expulsados de sus tierras por los paramilitares de la Haganá y el Palmaj. Rigurosamente aplicaron los planes de limpieza étnica para desalojar a las “razas inferiores” que impedían el desarrollo eficaz de la civilización y el progreso. Al pueblo elegido por Adonai le pertenece por mandato bíblico la mítica “tierra prometida”.

Los palestinos tuvieron que buscar asilo en los países vecinos: Líbano, Siria, Jordania o Egipto. Atrás dejaron sus casas, sus campos, sus propiedades y su patrimonio. De repente de la noche a la mañana se convirtieron en parias, en pordioseros y apátridas hacinados en esas malolientes madrigueras de los campos de refugiados cual raza maldita que sólo inspira desprecio.

Hoy son más de 5 millones de palestinos en el exilio víctimas este demencial genocidio que aún sigue latente. Los bebés nacidos de aquel entonces ya han cumplido 70 años, 70 años de humillación y de angustia, 70 años de una tragedia pavorosa de la que solo pueden encontrar consuelo confiándose a la voluntad de Allah. Resignados a envejecer en el destierro, sobreviviendo de la ayuda humanitaria o de la caridad de las ONG y sin ninguna esperanza de regresar a su amada patria. Sus padres, sus madres, sus abuelos, sus familiares, sus amigos se quedaron en el camino y ahora yacen sepultados en los arenales de los cementerios haciéndole compañía a las víboras y los alacranes.

Como dijera el Ministro de Defensa israelí Avigdor Lieberman “no son humanos, son bestias, todos los islamistas son terroristas enemigos de la humanidad y de la civilización.”

De nada valen las grandes cumbres y conferencias de paz propiciadas por los países occidentales para poner fin al mayor conflicto de Oriente Medio y quizás del planeta. Por el momento un acuerdo de paz justo y duradero entre árabes e israelíes es utópico y más que una quimera. Nuevamente el ángel exterminador clava con saña su cuchillo en el corazón de Palestina, una vez más y no será la última porque el único lenguaje que entiende el sionismo es el de las balas, los misiles, los bombardeos, los asesinatos y atentados selectivos.

El pueblo palestino ha perdido la fe en el futuro y ante la cruel realidad la única salida es convertirse en bombas humanas, en suicidas decididos a inmolarse y por lo menos vengar a sus hermanos. Ante el siniestro desafío de los sepultureros Donald Trump y Netanyahu la lógica respuesta es eternizar la intifada liberadora. La estrategia de Hamas y los grupos de resistencia es muy clara: que Israel no pueda dormir tranquilo, que Israel no tenga ni un solo minuto de descanso, que no pueda bajar los brazos y se mantenga en un eterno estado de emergencia. Sus intereses y sus ciudadanos estarán en peligro en cualquier parte del mundo en el que se encuentren. Priman las ideas más radicales de socializar el dolor y el sufrimiento, socializar el miedo, que tengan que doblar los efectivos de su ejército o de la policía, que inviertan millones de dólares en seguridad, que se armen hasta los dientes y se encierren en sus búnkeres las 24 horas del día.

No habrá paz, no habrá reconciliación posible, no hay perdón a tanta infamia y perversidad. Las madres lloran desconsoladas mientras levantan al cielo el cadáver amortajado de sus hijos. El pueblo palestino aniquilado a mansalva en el paredón de fusilamiento: matanzas, ametrallamientos, tiros de gracia, drones artillados, misiles inteligentes. asesinatos en masa Todo es válido pues cuentan con el apoyo incondicional del imperialismo norteamericano y la bendición de la UE. Es el triunfo del Dios de la ira y de la muerte. “¡make Israel Great again!”

Pero el pueblo palestino no se rinde y mantiene muy en alto su espíritu resistencia. Aunque 70 años después la Palestina ocupada haya sido reducida a su mínima expresión; sin articulación política, dividida en guetos, separados con muros, fosos, campos de minas, cercas electrificadas. Es indigno sobrevivir bajo el estado de sitio permanente y sufriendo todo el rigor de las leyes del apartheid. Porque la colonización no se detiene; los asentamientos ilegales están en pleno crecimiento con la llegada de miles de nuevos colonos o invasores. No hay ley, ni derecho internacional, ni derechos humanos, ni resoluciones de la ONU que los detengan. Es la táctica de los hechos consumados que se impone gracias al poderoso arsenal armamentístico israelí. “Judea y Samaria (Cisjordania) por derecho divino de la Torá serán siempre judías”- rabino ultranacionalista Yehuda Glick.

El sionismo pretende crear un clima de violencia y opresión tal que los palestinos no tengan otra opción que marcharse. Que se vayan lo más lejos posible ya sea a los países árabes, a Europa, EE.UU, Canadá, Australia, que asuman su derrota y el fracaso (empezando por sus dirigentes) El gobierno israelí incluso está dispuesto a comprar sus propiedades y pagarles una indemnización a las familias o a las personas que deseen emigrar y también, por supuesto, nacionalizar a todos aquellos que acepten la soberanía israelita. Que olviden sus reivindicaciones, que asuman otra identidad, otra lengua, otra cultura, otra nacionalidad, que busquen el bienestar social y económico y reconstruyan sus vidas fuera en vez de perderlas en luchas estériles.

Para Israel el único tratado de paz posible es que los palestinos renuncien a su estado, al derecho al retorno -como está estipulado en las resoluciones de la ONU- y a la capitalidad de Jerusalén Este.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=24190

 

Enmarquemos la opresión y terrorismo de estado de Israel sobre Palestina en:

 

Los EE.UU. e Israel inician

una peligrosa escalada militar en Oriente Medio

22 de mayo de 2018

 

Por Mikel Muñoz Aranburu (Rebelión)

Fue la semana con mayor actividad diplomática y con mayor número de reuniones de trabajo entre delegaciones del más alto nivel de ambos países en mucho tiempo. Primero fue el general Joseph Votel, al mando del CENTCOM que es el centro unificado encargado de decidir y coordinar todas las actuaciones del ejército estadounidense en el Oriente Medio, quien visitó Tel Aviv [1]. Allí se reunió, entre otros altos cargos políticos y militares, con el comandante en jefe de las fuerzas armadas israelíes (IDF) y con el asesor de Seguridad Nacional. A los pocos días fue el ministro de defensa israelí, el ultraderechista Avigdor Liberman, quien viajó a Washington para reunirse con su contraparte, el general Mattis, y con el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton [2]. Tras estas reuniones destacó el buen entendimiento entre los dos gobiernos:

"Estoy complacido de ver como los estadounidenses comparten con nosotros la lectura de la situación en el Oriente Medio y agradecemos a la administración su apoyo a Israel [3].

Al mismo tiempo, el nuevo secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, iniciaba una gira por Oriente Medio acompañado por numerosos oficiales de la administración y, tras entrevistarse con el rey saudí y con el príncipe heredero en Riad, aterrizaba en la capital israelí el domingo 29 de abril [4]. Su cita más importante era ese mismo día con el primer ministro israelí Netanyahu y el entendimiento fue total [5]. Esa semana de frenética actividad común entre EE.UU. e Israel culminaba ese mismo día con una llamada telefónica entre los dos máximos dirigentes, el presidente Trump y Netanyahu [6].

Justo unas horas después de esta conversación telefónica, Israel lanzaba el mayor ataque hasta esa fecha contra posiciones iraníes en Siria. Murieron 26 personas, la mayoría iraníes [7]. Se utilizaron misiles anti-búnker con capacidad para penetrar a muchos metros de profundidad y que provocaron que en el Centro Sismológico Europeo del Mediterráneo se registrase un "terremoto" de 2.6 grados en la escala Richter. El periódico "Times of Israel" calificó el ataque como "un incidente de mayor escala que aquellos a los que nos habíamos acostumbrado,... un nuevo paso en lo que, prácticamente, se ha convertido en un conflicto abierto entre Israel e Irán"[8].

Al día siguiente, el primer ministro israelí realizó una espectacular presentación, retransmitida a través de las grandes cadenas estadounidenses, de unos documentos que el Mossad habría obtenido en una incursión en la capital iraní, Teherán, unas semanas antes [9]. Mientras en pantalla aparecía la frase "Irán mintió" en grandes letras, Netanyahu repetía "Irán mintió y mucho". Según el mandatario israelí, estos documentos probarían que Irán había estado mintiendo y que estaría llevando a cabo en secreto un programa para conseguir fabricar armas nucleares. 

Sin embargo, parece ser que los documentos que, presuntamente, se hacían públicos en la espectacular presentación eran informes que obraban en poder de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) desde 2005 y que habían sido publicados por la agencia en 2011. La propia AIEA emitió una nota al día siguiente de la presentación en la que negaba las acusaciones del mandatario israelí haciendo referencia a lo que, con anterioridad, la agencia había recalcado en diferentes informes: que Irán estuvo "coordinando" un programa sobre armamento nuclear hasta 2003 pero que no existen "indicios creíbles" de tales trabajos después del 2009 [10]. Numerosos expertos internacionales han corroborado que los documentos presentados por Netanyahu no aportan nada nuevo y que toda la información era pública hace muchos años [11].

Pero lo más rocambolesco de toda esta historia ha resultado ser la explicación de cómo se realizó la incursión de los servicios secretos israelíes en Irán, un país enemigo. Tal y como declaró un alto representante israelí al New York Times, la versión oficial es que un comando israelí compuesto por numerosos agentes entró en un almacén de Teherán abandonado cuya puerta de entrada no tenía ni siquiera cerradura (como mostraban unas fotografías que el primer ministro enseñó en su presentación) y donde se supone que el gobierno iraní guardaba información muy sensible. Los agentes del Mossad se hicieron con media tonelada de esos documentos y esa misma noche estaban de vuelta en Israel, situado a unos 2.000 Km. de distancia, para entregárselos al gobierno [12].

Pero nada de lo anterior supuso problema alguno para que, apenas una semana después, el presidente norteamericano Donald Trump utilizase los mismos argumentos y, prácticamente, las mismas palabras que había utilizado Netanyahu para retirarse unilateralmente del acuerdo nuclear con Irán [13]. Ha sido una sucesión de hechos muy peligrosamente parecida a la que se produjo en vísperas de la guerra con Irak. En septiembre del 2002 Netanyahu declaraba de manera muy vehemente ante el Congreso norteamericano que, de acuerdo a sus servicios de inteligencia, no había ninguna duda de que Irak tenía y estaba desarrollando armas de destrucción masiva [14]. Seis meses más tarde comenzaban los bombardeos sobre Bagdad que dieron comienzo a la Segunda Guerra del Golfo.

A las pocas horas de que el presidente Trump anunciase la retirada de los EE.UU. del acuerdo nuclear, se produjo otro ataque de la aviación israelí contra posiciones iraníes en Siria. Era el segundo en una semana [15]. En esta ocasión el objetivo fue una base militar siria al sur de Damasco que albergaba tropas y milicias iraníes [16]. Al parecer, murieron 9 milicianos iraníes. Previendo una posible repuesta que finalmente no se produjo, las fuerzas armadas israelíes (IDF) habían ordenado previamente a las autoridades civiles locales que abriesen los refugios contra bombardeos para la población civil en el norte del país y en los Altos del Golán. La embajada estadounidense publicó un aviso para los oficiales del gobierno en el que prohibían que cualquier americano visitase el norte del país sin previa autorización [17].

Y, al día siguiente, el miércoles 9 de mayo, las IDF lanzaron su tercer ataque con misiles en menos de 10 días. Esta vez el objetivo no fueron posiciones iraníes sino que las IDF bombardearon con misiles un pueblo de la zona de Quneitra [18]. Pero, en esta ocasión, sí se produjo una respuesta. Al tercer ataque israelí con misiles, el ejército sirio contestó lanzando una salva de 20 cohetes contra posiciones avanzadas de las IDF en los Altos del Golán [19]. 

La respuesta israelí fue inmediata y contundente. Israel acusó a Irán de haber sido el causante de haber roto las hostilidades con el lanzamiento de los 20 cohetes y lanzó un ataque general contra las posiciones iraníes en Siria. Las IDF enviaron 28 aviones de combate que lanzaron 70 misiles alcanzando "docenas" de objetivos iraníes en lo que el mismo ejército israelí considera el mayor ataque en suelo sirio desde la guerra de Yom Kippur en 1973 [20].

A diferencia de los ataques previos israelíes, toda la prensa mundial se hacía eco de este último incidente que alcanzaba las portadas o los primeros lugares en la mayoría de las ediciones. Y en todas ellas se destacaba la versión israelí de que su ataque había sido en respuesta a otro ataque previo iraní. Acompañando esta noticia, se recogían las declaraciones de numerosos dirigentes occidentales defendiendo y apoyando el derecho de Israel a defenderse. Aún sabiendo perfectamente que la sucesión de acontecimientos había sido diametralmente opuesta a la versión difundida por las autoridades israelíes, no dudaron en salir en apoyo de Israel. Así, la primera ministra británica, la representante de la UE o el ministro de Exteriores alemán reforzaron el relato que las autoridades israelíes querían que se difundiese [21]. La Casa Blanca también se sumó al apuntalamiento de este relato con un comunicado, el más alejado de la realidad y favorable a las posiciones israelíes, en el que condenaba "el provocativo ataque con misiles del régimen iraní contra ciudadanos israelíes desde Siria" y apoyaba "enérgicamente el derecho de Israel a actuar en defensa propia" [22]. Ni fue un ataque con misiles, ni lo lanzó el "régimen iraní", ni fue contra ciudadanos israelíes.

De la cronología de los hechos descrita se pueden obtener numerosas conclusiones que sobrepasarían los límites de este artículo. Las más importantes serían
la constatación de que la escalada militar que se ha producido contra Irán fue diseñada conjuntamente entre los EE.UU. e Israel y que este último país tiene carta blanca para realizar las intervenciones militares que considere oportunas. Sin importar la legalidad de estas acciones, las consecuencias que las mismas podrían tener o la destrucción y muerte que podrían acarrear, Israel va a seguir contando con el apoyo de los gobiernos occidentales y de la inmensa mayoría de los medios de comunicación.

La constatación de que Israel tiene carta blanca y el apoyo occidental no tardó en llegar. El 14 de mayo el ejército israelí abrió fuego contra manifestantes desarmados en Gaza matando a más de 60 palestinos. No es que fuese la primera vez que las IDF atacaban con fuego real a manifestantes desarmados. Durante el mes y medio previos, se habían estado produciendo numerosas manifestaciones en Gaza reivindicando el derecho al retorno de los refugiados palestinos que fueron reprimidas de la misma manera, cuantificándose en cerca de 50 los muertos palestinos. El lunes pasado, 14 de mayo, aniversario de la creación del estado israelí y vispera de la Nakba (catástrofe) palestina, en un solo día las fuerzas armadas israelíes consiguieron batir su propio record macabro. En total, en las protestas que se han venido sucediendo desde el 30 de marzo los muertos palestinos por armas de fuego superan la centena y los heridos son más de 12.000 [23]. Es, cuando menos, un crimen de guerra y así ha sido catalogado por la ONU.

Pese a la extrema gravedad de los hechos, la embajadora de los EE.UU. ante la ONU consideró que Israel había mostrado mucha "contención" mientras los dirigentes europeos llamaban muy suavemente a que las autoridades hebreas moderasen la represión [24]. En vista de todo ello, en el futuro no cabe esperar sino la misma dinámica. Israel y los EE.UU. van a continuar su escalada militar en la zona y tan solo quedaría por saber la forma concreta en que decidan realizar la próxima provocación. Podría ser otra masacre por parte del ejército israelí en Gaza para provocar a Hamas, podría ser otro ataque sobre Líbano para provocar a Hizbullah, otro ataque en Siria para provocar una respuesta por parte del ejército sirio o las fuerzas iraníes o bien podría ser un ataque directo contra Irán.

Notas
1. Judah Ari Gross, "Commander of US troops in Syria makes unannounced first visit to Israel", The Times of Israel, 23 Abr 2018.
https://www.timesofisrael.com/commander-of-us-troops-in-syria-makes-unannounced-first-visit-to-israel/
2.
Michael Wilner, "White House adopts Netanyahu’s ‘false pretences’ narrative on Iran deal", The Jerusalem Post, 2 May 2018.
https://www.jpost.com/Middle-East/Iran-News/White-House-adopts-Netanyahus-false-pretences-narrative-on-Iran-deal-553269
3.
Michael Wilner, Anna Ahronheim, "Liberman in Washington: Bolton ‘an expert on the Iranian threat’", The Jerusalem Post, 26 Abr 2018.
https://www.jpost.com/Israel-News/Liberman-holds-high-level-meetings-in-DC-552824
4.
Noa Landau, "Netanyahu, Pompeo to Discuss Iran's Presence in Syria, Nuke Deal in Sunday Meeting", Haaretz, 29 Abr 2018.
https://www.haaretz.com/israel-news/netanyahu-and-pompeo-to-talk-iran-in-sunday-meeting-1.6033885
5.
Noa Landau and Jack Khoury, "Pompeo After Meeting Netanyahu: If Iran Nuclear Deal Can't Be Fixed, It Will Be Nixed", Haaretz, 29 Abr 2018.
https://www.haaretz.com/israel-news/netanyahu-and-pompeo-to-talk-iran-in-sunday-meeting-1.6034929
6.
Avi Issacharoff, "Resonant Syria strike suggests coordinated US-Israel message to Russia and Iran", The Times of Israel, 30 Abr 2018.
https://www.timesofisrael.com/resonant-syria-strike-suggests-coordinated-us-israel-message-to-russia-and-iran/
7.
"Syria strikes kill 26 fighters, mostly Iranians", Gulf Times, 30 abr 2018. 
http://www.gulf-times.com/story/590972/Syria-strikes-kill-26-fighters-mostly-Iranians-mon
8. ibid.
https://www.timesofisrael.com/resonant-syria-strike-suggests-coordinated-us-israel-message-to-russia-and-iran/
9. Oliver Holmes and Julian Borger, "Nuclear deal: Netanyahu accuses Iran of cheating on agreement", the Guardian, 30 Abr 2018.
https://www.theguardian.com/world/2018/apr/30/netanyahu-accuses-iran-cheating-nuclear-deal
10.
Tyler Durden, "Trump "All But Decided To Withdraw" From Iran Deal As IAEA Refutes Netanyahu Speech", Zero Hedge, 2 May 2018.
https://www.zerohedge.com/news/2018-05-02/trump-all-decided-withdraw-iran-deal-iaea-refutes-netanyahu-speech
11.
Oren Liebermann, "What did Netanyahu reveal about Iran's nuclear program? Nothing new, experts say", CNN News, 3 May 2018.
https://edition.cnn.com/2018/05/01/middleeast/israel-iran-nuclear-evidence-analysis/index.html
12. David M. Halbfinger, David E. Sanger and Ronen Bergman, "Israel Says Secret Files Detail Iran’s Nuclear Subterfuge", The New York Times, 30 Abr 2018.
https://www.nytimes.com/2018/04/30/world/middleeast/israel-iran-nuclear-netanyahu.html
13. "Trump anuncia la salida de Estados Unidos del "horrible" acuerdo nuclear con Irán", Público, 8 May 2018.
http://www.publico.es/internacional/trump-rompe-acuerdo-nuclear-iran.html
14.
 https://www.youtube.com/watch?v=d_PDpwL8kuY
15. Antes de los ataques de la semana que se estan relatando, tan solo una vez habían atacado las fuerzas israelíes posiciones iraníes en Siria. Fue el 9 de abril de este mismo año cuando las IDF lanzaron misiles contra el aeródromo T4 y donde, al menos, 14 personas murieron, la mayoría iraníes.
Julian Borger and Kareem Shaheen, "Syria and Russia accuse Israel of missile attack on Assad airbase", The Guardian, 9 Abr 2018.
https://www.theguardian.com/world/2018/apr/09/syrian-airbase-near-homs-hit-by-air-strikes-state-tv-says
16.
Anna Ahronheim, "8 Iranians among 15 dead in Syria strike attributed to Israel ", The Jarusalem Post, 9 May 2018.
https://www.jpost.com/Middle-East/Report-8-Iranians-among-15-dead-in-Syria-strike-attributed-to-Israel-555917
17.
Liad Osmo, Yoav Zitun and Daniel Salami, "Missiles aimed at Israel targeted in base strike", Ynet News, 9 May 2018.
https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5255112,00.html
18. Loveday Morris, Ruth Eglash and Louisa Loveluck, "Israel launches massive military strike against Iranian targets in Syria", The Washington Post, 10 May 2018.
https://www.washingtonpost.com/world/middle_east/israel-says-retaliation-just-thetip-of-the-iceberg-after-iran-blamed-for-overnight-strikes/2018/05/10/bd2fde18-53e8-11e8-a6d4-ca1d035642ce_story.html?utm_term=.1ae6358f3f1f
19. Aunque atribuye el lanzamiento de cohetes a las fuerzas iraníes (debido a las declaraciones del portavoz militar israelí en ese sentido) cuando la mayoría de las fuentes apuntan hacia la autoría siria, el siguiente artículo describe la cronología de lo sucedido:
Isabel Kershner and David M. Halbfinger, "Israel and Iran, Newly Emboldened, Exchange Blows in Syria Face-Off", The New York Times, 10 May 2018.
https://www.nytimes.com/2018/05/10/world/middleeast/israel-iran-syria-military.html
Incluso el Observatorio Sirio de DD.HH. reconoce que hubo un ataque previo israelí:
Amos Harel, Yaniv Kubovich, Jack Khoury, Amir Tibon and Noa Shpigel, "Israel Launches Most Extensive Strike in Syria in Decades After Iranian Rocket Barrage", Haaretz, 11 May 2018.
https://www.haaretz.com/israel-news/israel-launches-extensive-syria-strike-after-iranian-rocket-barrage-1.6073938

20. "Israel lanza el mayor bombardeo en Siria desde 1973 en respuesta a un ataque de Irán un día después de la ruptura del pacto nuclear", Público, 10 May 2018.
http://www.publico.es/internacional/israel-ataca-posiciones-iran-siria-dia-despues-ruptura-del-pacto-nuclear.html
21.
"Britain says it supports Israel's right to defend itself against Iran", Reuters, 10 May 2018.
https://www.reuters.com/article/us-mideast-crisis-syria-israel-britain/britain-says-it-supports-israels-right-to-defend-itself-against-iran-idUSKBN1IB2RI
"EU calls Iranian strikes against Israel 'extremely worrying'", Reuters, 10 May 2018.
https://www.reuters.com/article/us-mideast-crisis-syria-israel-eu/eu-calls-iranian-strikes-against-israel-extremely-worrying-idUSKBN1IB2SU
"German foreign minister, on Golan attacks: Israel has right to self defense", Reuters, 10 May 2018.
https://www.reuters.com/article/us-mideast-crisis-syria-israel-germany/german-foreign-minister-on-golan-attacks-israel-has-right-to-self-defense-idUSKBN1IB1KY
22.
"Statement from the Press Secretary on Iranian Regime Provocation against Israel", The White House, 10 May 2018.
https://www.whitehouse.gov/briefings-statements/statement-press-secretary-iranian-regime-provocation-israel/
23. "La ONU acusa a Israel de cometer crímenes de guerra e insta a terminar con la ocupación de Palestina", público, 18 May 2018.
http://www.publico.es/internacional/onu-acusa-israel-cometer-crimenes-guerra-e-insta-terminar-ocupacion-palestina.html
24. "EEUU considera que Israel mostró mucha "contención" en Gaza tras el asesinato de 62 palestinos", Público, 15 May 20148.
http://www.publico.es/internacional/eeuu-considera-israel-mostro-contencion-gaza-asesinato-62-palestinos.html
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=241898

En consecuencia, el apartheid en que Israel tiene al pueblo de Palestina es otra prueba que el capitalismo no es progreso ni paz ni democracia de la humanidad. Al contrario está en guerra desde varias modalidades y la amenaza de desaparición forzada al destruir las condiciones y medios de vida del planeta. Utiliza las ciencias y tecnologías para las muerte en el planeta, destrucción tanto de comunidades como de naciones y manipulación de la opinión pública.

 

Pensemos en nuestro propósito de generalizar la toma de conciencia sobre la opresión exterminadora de Palestina por Israel ante el planteo de Guillermo Martínez:¿Cómo Informar y escribir sobre la masacre diaria contra el pueblo palestino, sin afectación?

 

 

A 70 años de la Nakba

30 de mayo de 2018

 

 Por Guillermo Martínez (Rebelión)

virginiabolten.com.ar

 

 

Hace unos días alguien me envió el artículo de Electronic Intifada “Stories of the catastrophe exile” con la leyenda, “porque no quiero sufrir sola” y me pregunto, ¿no es acaso el ejercicio de la memoria exactamente eso? ¿No sufrir solo e interpelarnos? Compartir, ¿que sea escuchado nuestro dolor? Leí la nota con profundo interés, deseando experimentar, palpar, inclusive saborear esa última baya que se ha vuelto el objeto del deseo, de la reivindicación de Fatima, una víctima de la Nakba y de todo un pueblo clamando por una justicia que no llega.

¿Cómo Informar y escribir sobre la masacre diaria contra el pueblo palestino, sin afectación?

 

Me resulta profundamente dificultoso, cómo informar objetivamente sobre los últimos sucesos, más de 100 palestinas y palestinos fueron masacradxs en una manifestación. Imaginemos que en cualquier país occidental, aún con estas democracias suceda lo mismo. Los periódicos masivos harían titulares informando de los hechos, dependiendo quien gobierne, lo matizaría, pero no harían un intento por justificar la matanza de personas.

 

Hace varios años ya, a partir de escribir para algunos medios de comunicación intenté ingresar a Gaza. Lo hice sin conocimiento respecto a las restricciones que imponen los ocupantes para poder entrar a esa inmensa cárcel a cielo abierto que es Gaza. Al llegar a la ruta de acceso, dos jóvenes israelíes de no más de 20 años con armas de guerra sobre sus hombros impidieron que continuara. Esas jóvenes israelíes son parte del ejército que asesina con el manto protector del estado.

¿Cuáles son las consecuencias del colonialismo y la ocupación?

Los crímenes de segregación racial, crímenes de Apartheid, se encuentran dentro de la legislación internacional como tales desde el año 2002. No obstante, el pueblo palestino sigue sufriendo y resistiendo la ocupación. Mientras francotiradores y drones del ejército israelí asesinaban a personas palestinas por la espalda, se celebraba en Al Quds (Jerusalén) el traslado de la embajada de EE.UU. Esta modificación del estatuto de Al Quds es contraria a las resoluciones de la ONU.

Las niñas y niños son quienes más sufren de un sistema económico y político con privilegios para unos pocos. Los potreros de donde provienen mayoritariamente los jugadores de la selección masculina de futbol de Argentina son una esperanza de llegar a convertirse en futbolistas profesionales. Este seleccionado disputará un partido en territorios ocupados. Las niñas y niños palestinos sufren las consecuencias también de este sistema sumado a la ocupación. En 2014, niños palestinos jugaban al futbol en una playa de Gaza, la marina israelí bombardeó y asesinó a Ahed Atef, de 10 años, Zakaria Ahed (10) , Mohammed Ramez (11), e Ismail Mohammed (9). Estos crímenes aún continúan sin un juzgamiento civil e internacional. Los derechos humanos, parecerían ser solo letra muerta para quienes no son consideradas personas de derechos. El pueblo palestino y las personas palestinas asesinadas, para la comunidad internacional, no son pasibles de ser consideradas humanas.

Los crímenes cometidos por el ejército ocupante son juzgados por tribunales militares, donde siempre sus resoluciones son laxas para con los soldados asesinos israelíes.

 

Es una limpieza étnica contra el pueblo palestino avalado por las instituciones de un nacionalismo del siglo XIX y el silencio de la comunidad internacional.

El llamado desde la sociedad civil palestina apela a la solidaridad de los pueblos a través del BDS (Boicot, desinversión y Sanciones), que toma como referencia la lucha contra el apartheid en Sudáfrica. Será responsabilidad de quienes comunicamos, informar sobre lo que está sucediendo en Palestina, y será responsabilidad de todxs solidarizarnos en la lucha contra el colonialismo y el genocidio contra el pueblo palestino.

 

Fuente original: http://virginiabolten.com.ar/internacionales/palestina/70-anos-la-nakba/

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242234

 

Comprobamos que la lucha de los diversos de abajo en el mundo consiguió:

 

 

La abrumadora condena de la Asamblea General de Naciones Unidas a las exacciones de Israel en Gaza: breves apuntes

13 de junio de 2018

El pasado 13 de junio, fue convocada una reunión urgente de la Asamblea General de Naciones Unidas, a solicitud de Argelia y deTurquía, para examinar la dramática situación que se vive en Gaza, con una violencia que enluta a más de un centenar de familias palestinas desde el pasado 14 de mayo (véase carta oficial de ambos Estados del 8 de junio). A los miles de heridos provocados por la respuesta desproporcional e indiscriminada de las fuerzas militares de Israel ante las manifestaciones en Gaza , y que suman ya más de 13.000 (según datos aportados en esta nota de prensa de EuropaPress), hay que añadir un mortífero saldo de 124 muertes, al 9 de junio del 2018 (véase nota de France24). 

El calificativo de "crímenes de guerra" usado por una ONG norteamericana como
 Human Rights Watch el mismo 13 de junio viene ahora a interpelar a las entidades a cargo de la aplicación del derecho penal internacional y a quiénes siguen justificando el uso de la fuerza por parte de Israel (véase comunicado oficial del 13 de junio del 2018). 

Como se recordará, el pasado
 1ero de junio, un veto de Estados Unidos impidió al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptar una resolución presentada por Kuwait con relación a la urgente necesidad de proteger a los civiles palestinos y sus vidas. Este proyecto de resolución se discutió ante el recrudecimiento de la violencia, el cual se originó a partir del pasado 14 de mayo, y el uso de la fuerza por parte de las fuerzas israelíes contra civiles palestinos, incluyendo a mujeres y a menores de edad, a médicos y a periodistas. 

Breve puesta en contexto

Cabe precisar que
 Israel y Estados Unidos escogieron el 14 de mayo, día de la proclama de independencia de Israel y víspera de la conmemoración de la Nakba para Palestina, para inaugurar oficialmente la sede diplomática norteamericana en Jerusalén, un hecho condenado por varios integrantes de la comunidad internacional, incluyendo a la Organizacón de la Conferencia Islámica que preside Turquía (véase declaración oficial del 15/5/2018). La declaración de Francia (véase texto) refleja la desaprobación generalizada a esta decisión norteamericana que la comunidad internacional no debiera de pasar por alto, y que ningún Presidente de Estados Unidos se había atrevido a materializar, por más solicitudes recibidas por parte de Israel. 

Remitimos a nuestros estimables lectores a nuestras
 reflexionespublicadas en MiddleEastMonitor, bajo el título "The US Embassy move to Jerusalem: the need for a response from the international community". Entre algunas opciones, se sugiere que Estados que aún no han reconocido a Palestina como Estado lo hagan: en el caso de España, se trata de una asignatura pendiente desde noviembre del 2014, mes en el que el pleno del Congreso de España adoptó una resolución mediante la cual “instaba” al Poder Ejecutivo a reconocer a Palestina como Estado, con 319 votos a favor, una abstención y dos votos en contra. 

 

Nótese que el contundente voto obtenido este 13 de junio en el seno de la Asamblea General de Naciones Unidas refleja el profundo y cada vez mayor repudio a las exacciones israelíes y a los intentos de justificarlas por parte de Israel. La reciente suspensión, el pasado 5 de junio, de un partido de fútbol entre las selecciones de Israel y deArgentina previsto en Jerusalén para este 9 de junio, y la anterior cancelación de un concierto de la popular cantante Shakira oriunda de Colombia en Israel (29 de mayo), evidencian este repudio que, desde la sociedad civil, se manifiesta. 

El voto de la resolución en breve

Materializado el traslado de la embajada norteamericana a Jerusalén el 14 de mayo, las manifestaciones en Palestina no tardaron, así como la violenta respuesta israelí, con un saldo de
 59 muertes palestinas acaecidas el mismo 15 de mayo. 

La resolución votada este 13 de junio (véase texto final reproducido al final de esta nota y disponible en este
 enlace) es muy similar a la vetada por Estados Unidos el pasado 1ero de junio en el Consejo de Seguridad. Después de la parte de considerandos, incluye 17 párrafos operativos, cuyos tres primeros se leen de la siguiente manera: 

"
 1. Pide a todas las partes que respeten plenamente el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, en particular en lo que respecta a la protección de la población civil, y reitera la necesidad de adoptar medidas apropiadas para velar por la seguridad y el bienestar de los civiles y asegurar su protección, así como para garantizar que se rindan cuentas por todas las violaciones; 

2.
 Deplora el uso excesivo, desproporcionado e indiscriminado de la fuerza por las fuerzas israelíes contra los civiles palestinos en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y especialmente en la Franja de Gaza, en particular el uso de munición real contra manifestantes civiles, incluidos niños, así como personal médico y periodistas, y expresa su grave preocupación por la pérdida de vidas inocentes;

3.
 Exige que Israel, la Potencia ocupante, se abstenga de llevar a cabo esas acciones y cumpla plenamente las obligaciones y responsabilidades jurídicas que le incumben en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra relativo a la Protección debida a las Personas Civiles en Tiempo de Guerra, de 12 de agosto de 1949" ;

El detalle del voto 

Puesta a votación después de un intento de Estados Unidos de enmendar el texto con una condena expresa a Hamas, que no recogió votos suficientes, la resolución titulada "Protección de la población civil palestina" obtuvo
 a su favor 120 votos, y tan solo 8 Estados votaron en contra (Australia, Estados Unidos, Israel,Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Islas Salomon y Togo). 

Posiblemente en razón de presiones de diversa indole recibidas por parte de Estados Unidos y de Israel, fueron
 45 Estados los que optaron por abstenerse, entre los cuales Argentina, Canadá yMéxico. 

De manera a completar el panorama, hay que precisar también que20 Estados optaron por el "No Show"
 (ausencia física del delegado al momento de registrarse el voto): en el caso del hemisferio americano, se registra a Haití y a Dominica (Commonwealth de). 

En América Latina, votaron a favor de esta resolución los siguientes Estados:
 Brasil, Bolivia, Chile, Costa Rica, Colombia, Cuba,Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela. Por alguna razón que sería extremadamente oportuno conocer en algunos casos, se abstuvieron Argentina, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, así como República Dominicana. 

Con relación a la Unión Europea (UE), de sus 28 Estados miembros, votaron a favor de esta resolución 11 Estados, a saber:
 Bélgica, Eslovenia, Estonia, España , Finlandia, Francia, Grecia, Luxemburgo, Malta, Portugal, así como Suecia. 

A modo de conclusión: el descrédito de Israel y de su incondicional aliado

El mayoritario apoyo recibido pese a los intentos de Israel y de Estados Unidos de frenarlo constituyen un nuevo episodio en el que claramente la diplomacia de Palestina sale victoriosa.
 

Cabe precisar que el frustrado intento de Estados Unidos de presentar un texto condenando expresamente a Hamas ya se había presentado en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el pasado 1ero de junio, dando lugar a una inédita situación en los anales de Naciones Unidas: de quince votos posibles,
 el texto norteamericano obtuvo un solo voto a favor (Estados Unidos). 

Es posiblemente la primera vez desde 1945 que Estados Unidos exhibe ante los demás integrantes del Consejo de Seguridad una soledad tan pronunciada, la cual evidencia la total pérdida de credibilidad de la diplomacia norteamericana. 

 

Texto de la resolución adoptada este 13 de junio del 2018 por la Asamblea General de Naciones Unidas, titulada "Protección de la población civil palestina" 

Medidas ilegales israelíes en la Jerusalén Oriental Ocupada y el resto del Territorio Palestino Ocupado

Argelia, Turquía y Estado de Palestina: proyecto de resolución

Protección de la población civil palestina

La Asamblea General,

Recordando sus resoluciones pertinentes relativas a la cuestión de Palestina,

Recordando también sus resoluciones pertinentes sobre la protección de los civiles, en particular la resolución 71/144, de 13 de diciembre de 2016, sobre la situación de los Protocolos adicionales a los Convenios de Ginebra de 1949 relativos a la Protección de las Víctimas de los Conflictos Armados, la resolución 72/131, de 11 de diciembre de 2017, relativa a la seguridad del personal de asistencia humanitaria y protección del personal de las Naciones Unidas, y la resolución 72/175, de 19 de diciembre de 2017, relativa a la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad,

Recordando además los informes pertinentes del Secretario General, incluido el más reciente, de 14 de mayo de 2018, sobre la protección de los civiles en los conflictos armados,

Recordando todas las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, entre otras, las resoluciones 242 (1967), de 22 de noviembre de 1967, 338 (1973), de 22 de octubre de 1973, 605 (1987), de 22 de diciembre de 1987, 904 (1994), de 18 de marzo de 1994, 1397 (2002), de 12 de marzo de 2002, 1515 (2003) de 19 de noviembre de 2003, 1544 (2004), de 19 de mayo de 2004, 1850 (2008), de 16 de diciembre de 2008, 1860 (2009), de 8 de enero de 2009, y 2334 (2016), de 23 de diciembre de 2016,

Recordando también la declaración de la Presidencia del Consejo de Seguridad de 28 de julio de 2014,

Teniendo presente la carta de fecha 21 de octubre de 2015 dirigida al Presidente del Consejo de Seguridad por el Secretario General
 

Recordando las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre la protección de los civiles en los conflictos armados, en particular las relativas a los niños y los conflictos armados, entre otras, sus resoluciones 1894 (2009), de 11 de noviembre de 2009, y 2225 (2015), de 18 de junio de 2015, así como las declaraciones pertinentes de su Presidencia, y las resoluciones sobre la protección del personal médico y de asistencia humanitaria y de los periodistas, los profesionales de los medios de comunicación y el personal asociado en los conflictos armados, entre otras, las resoluciones 2222 (2015), de 27 de mayo de 2015, y 2286 (2016), de 3 de mayo de 2016, así como las demás resoluciones y declaraciones de la Presidencia pertinentes,

Reafirmando la obligación de respetar y velar por que se respete el derecho internacional humanitario en todas las circunstancias, de conformidad con el artículo 1 de los Convenios de Ginebra, de 12 de agosto de 1949 ,

Expresando su grave preocupación por la intensificación de la violencia y las tensiones y por el deterioro de la situación en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental, en particular desde el 30 de marzo de 2018, así como su profunda alarma por la pérdida de vidas de civiles y el elevado número de bajas de civiles palestinos, en particular en la Franja de Gaza, incluidas muertes de niños, c ausadas por las fuerzas israelíes,

Condenando todos los actos de violencia contra civiles, incluidos los actos de terror, así como todos los actos de provocación, incitación y destrucción,

Reafirmando el derecho a la reunión y protesta pacíficas y la libertad de expresión y de asociación,

Poniendo de relieve la necesidad de aplicar medidas de rendición de cuentas, y destacando a este respecto la importancia de velar por que se realicen investigaciones independientes y transparentes que sean conformes a las normas internacionales,

Alarmado por el empeoramiento de la grave crisis humanitaria en la Franja de Gaza, y destacando la necesidad de lograr una solución duradera de esta crisis que sea conforme al derecho internacional,

Destacando que los conflictos armados tienen un efecto particular sobre las mujeres y los niños, incluso en cuanto refugiados y desplazados, así como sobre otros civiles que pueden ser vulnerables por motivos específicos, entre ellos las personas con discapacidad y las personas de edad, y destacando la necesidad de que el Consejo de Seguridad y los Estados Miembros fortalezcan más la protección de los civiles,

Recordando que solo se puede alcanzar una solución duradera del conflicto israelo-palestino por medios pacíficos, de conformidad con el derecho internacional y las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, así como mediante negociaciones creíbles y directas,

Destacando que la Franja de Gaza constituye una parte integral del territorio palestino ocupado en 1967,

Reafirmando el derecho de todos los Estados de la región a vivir en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas internacionalmente,

1.
 Pide a todas las partes que respeten plenamente el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, en particular en lo que respecta a la protección de la población civil, y reitera la necesidad de adoptar medidas apropiadas para velar por la seguridad y el bienestar de los civiles y asegurar su protección, así como para garantizar que se rindan cuentas por todas las violaciones; 

2.
 Deplora el uso excesivo, desproporcionado e indiscriminado de la fuerza por las fuerzas israelíes contra los civiles palestinos en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y especialmente en la Franja de Gaza, en particular el uso de munición real contra manifestantes civiles, incluidos niños, así como personal médico y periodistas, y expresa su grave preocupación por la pérdida de vidas inocentes;

3.
 Exige que Israel, la Potencia ocupante, se abstenga de llevar a cabo esas acciones y cumpla plenamente las obligaciones y responsabilidades jurídicas que le incumben en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra relativo a la Protección debida a las Personas Civiles en Tiempo de Guerra, de 12 de agosto de 1949 ;

4.
 Deplora todas las acciones que pudieran provocar actos violentos y poner en riesgo la vida de civiles y exhorta a todos los agentes a que velen por que las protestas se desarrollen de manera pacífica;

5.
 Deplora también el lanzamiento desde la Franja de Gaza de cohetes dirigidos contra zonas civiles israelíes;

6.
 Pide que se adopten medidas urgentemente para velar por que se establezca inmediatamente un alto el fuego duradero que se respete plenamente;

7.
 Pide también a todas las partes que actúen con la máxima moderación y calma y destaca la necesidad de que se adopten inmediatamente las medidas significativas necesarias para estabilizar la situación e invertir las tendencias negativas sobre el terreno;

8.
 Destaca la necesidad de responder a las situaciones de conflicto armado en que los civiles sean objeto de ataques o se obstaculice deliberadamente la asistencia humanitaria a ellos destinada, incluso considerando la posibilidad de adoptar las medidas apropiadas que puedan tomarse de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas;

9.
 Pide que se examinen medidas para garantizar la seguridad y la protección de la población civil palestina en el Territorio Palestino Ocupado, en particular en la Franja de Gaza;

10.
 Pide también que se adopten medidas inmediatas para poner fin al cierre y las restricciones impuestos por Israel a la entrada y salida de la Franja de Gaza y a los desplazamientos en esa zona, en particular la apertura continua de los puntos de paso de la Franja de Gaza para que se permita la circulación de la ayuda humanitaria, los bienes comerciales y las personas, de conformidad con el derecho internacional, incluido en lo que respecta a las legítimas necesidades de seguridad;

11.
 Exige que todas las partes cooperen con el personal médico y de asistencia humanitaria para permitir y facilitar el acceso sin trabas a la población civil, y pide el cese de todas las formas de violencia e intimidación dirigidas contra el personal médico y de asistencia humanitaria;

12.
 Insta a que se preste asistencia humanitaria inmediatamente y sin obstáculos a la población civil palestina de la Franja de Gaza, teniendo presentes las necesidades fundamentales de atención médica, alimentos, agua y combustible, e insta a que se preste más apoyo al Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente, en reconocimiento de la función esencial que desempeña, junto con otros organismos de las Naciones Unidas y organizaciones humanitarias, en la provisión de asistencia humanitaria y de emergencia, especialmente en la Franja de Gaza; 

13.
 Alienta a que se adopten medidas tangibles en pro de la reconciliación entre los palestinos, en particular en apoyo de los esfuerzos de mediación realizados por Egipto, así como medidas concretas para reunir la Franja de Gaza y la Ribera Occidental bajo el legítimo Gobierno palestino y velar por su funcionamiento efectivo en la Franja de Gaza;

14.
 Acoge con beneplácito la colaboración del Secretario General y el Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz del Oriente Medio y Representante Personal del Secretario General ante la Organización de Liberación de Palestina y la Autoridad Palestina para prestar asistencia, en cooperación con los asociados pertinentes, en los esfuerzos para distender la situación inmediatamente y hacer frente a las necesidades urgentes en materia de infraestructuras, asistencia humanitaria y desarrollo económico, en particular mediante la ejecución de proyectos aprobados por el Comité Especial de Enlace para la Coordinación de la Asistencia Internacional a los Palestinos, e insta a que se refuerce esa colaboración;

15.
 Solicita al Secretario General que examine la situación actual y presente un informe por escrito lo antes posible, como máximo en un plazo de 60 días a partir de la aprobación de esta resolución, que contenga, entre otras cosas, sus propuestas sobre las maneras y los medios de garantizar la seguridad, la protección y el bienestar de la población civil palestina que vive bajo ocupación israelí y, en particular, recomendaciones sobre un mecanismo de protección internacional;

16.
 Pide que se redoblen los esfuerzos de manera urgente para crear las condiciones necesarias para iniciar negociaciones creíbles sobre todas las cuestion es relativas al estatuto definitivo a fin de poner fin sin demora a la ocupación israelí que comenzó en 1967 y lograr una paz amplia, justa y duradera basada en el ideal de una región en la que dos Estados democráticos —Israel y Palestina— vivan el uno al lado del otro en paz y con fronteras seguras y reconocidas, sobre la base de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, los principios de referencia de la Conferencia de Madrid, incluido el principio de territorio por paz, la Iniciativa de Paz Árabe y la hoja de ruta del Cuarteto, como se pide en la resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad y demás resoluciones pertinentes;

17.
 Decide suspender temporalmente el décimo período extraordinario de sesiones de emergencia y autorizar al Presidente de la Asamblea General en su período de sesiones más reciente a que lo reanude cuando lo soliciten los Estados Miembros. 

 Curso de Derecho Internacional. Costa Rica

Fuente: http://derechointernacionalcr.blogspot.com/2018/06/asamblea-general-de-naciones-unidas.html

 

 

Expandamos la lucha de los diversos de abajo suscitando el empoderamiento de los pueblos planetarios mediante las preguntas y respuestas siguientes:

"¿Cómo puede ser que la comunidad internacional, el conjunto de Estados que integran la ONU, no haya podido hacer nada en estos 70 años de conflicto, pese a mantenerse siempre en la agenda política internacional? ¿Por qué no se utilizan nunca las palabras «territorios ocupados»,  «pueblo palestino» o «Israel, criminal de guerra»? ".

 

 

 

La ocupación ilegal de Palestina:

¿cuál es tu ginebra preferida?

17  de junio de 2018

 

 Por Alejandro Gámez. 

Esta vez sabíamos que la ocupación sólo había cambiado de forma. El carcelero había salido de la celda y ahora mantenía a sus prisioneros cautivos desde fuera. Sí, Gaza era y es la prisión al aire libre más grande del mundo” – Gideon Levy. El castigo a Gaza; Ed. Verso.

Y es que, tras 70 años de conflicto en esa tierra, al final todo se reduce a qué tipo de ginebra escoge cada uno:

– Los que escogemos regirnos por los Convenios de Ginebra y por la aplicación del derecho internacional de los derechos humanos.

– Los que escogen regirse por los copazos de ginebra con tónica en hoteles de lujo donde hacer negocios en los sectores de la banca, armamento y recursos energéticos a costa del pueblo palestino.

¿Cómo puede ser que la Comunidad Internacional, el conjunto de Estados que integran la ONU, no haya podido hacer nada en estos 70 años de conflicto, pese a mantenerse siempre en la agenda política internacional? ¿Por qué tantas personas y medios de comunicación que defienden el uso de medidas internacionales contra otros estados rebeldes o criminales no levantan la voz en el caso de las reiteradas agresiones de Israel al pueblo palestino? ¿Por qué no utilizan nunca las palabras “territorios ocupados”, “pueblo palestino” o “Israel, criminal de guerra”?

Más allá de la respuesta radical que apela al egoísmo o desinterés por los asuntos ajenos y lejanos, todas intuimos que existe un imaginario donde la actuación de Israel, aunque contundente, es legal y necesaria; de que lo que hace su ejército tiene su fundamento jurídico, incluso su aprobación por la Comunidad Internacional. De que serán duros con el pueblo palestino, pero no son los malos de esta película.

Nada más lejos de la realidad. La ocupación de Palestina por Israel es una serie continua de crímenes de guerra. Veamos por qué:

Acabada la II Guerra Mundial, el Plan de Partición de Naciones Unidas fijaba la división del antiguo Mandato británico de Palestina en dos estados: el israelí y el árabe-palestino, con un pequeña zona bajo control internacional que incluiría Jerusalén y Belén, ciudades sagradas para las religiones mayoritarias de ambos estados.

Nada más declararse la partición empieza la primera guerra árabe-israelí que involucra a todos los Estados de la zona. Consecuencia de esta guerra, y confirmado por la posterior de 1956, el embrionario estado árabe-palestino se lo reparte entre Jordania, Egipto e Israel cual tarta de cumpleaños. Este estado árabe-palestino no ha tenido nunca, por tanto, oportunidad de organizarse ni civil ni administrativamente. En 1967 Israel gana la Guerra de los Seis Días a Egipto, Jordania y Siria y ocupa todo el territorio del estado árabe-palestino que no ocupaba hasta entonces (y amplios territorios de Jordania, Egipto y Siria como la Península del Sinaí o los Altos del Golán). Y a día de hoy, 51 años después, Israel sigue ocupando los territorios del que debía ser el estado árabe-israelí.

La ONU ha dicho reiteradamente que estos territorios están siendo ocupados ilegalmente por Israel (Resolución N° 242 (S/RES/242) del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de 1967 y Resoluciones posteriores nº 338, 446, 1322 y 1559) por lo que es no solo válido sino legal y acertado denominarlos así.

 

¿Es ilegal esta ocupación tras 50 años? Recordemos algo elemental: Un país no puede invadir legalmente otro país y mantenerse en su territorio de manera permanente. Y para aquellos que digan que Palestina aún no era un Estado, ha de recordárseles que el “derecho de conquista” dejó de ser hace tiempo un modo legítimo de crecimiento territorial en nuestra comunidad internacional, ya sea sobre territorio de otro estado, sobre territorio de un proto-estado no definido o incluso directamente sobre territorio internacional sin un Estado soberano, como son las aguas internacionales o la Antártida.

 

Las intervenciones militares y el uso de la fuerza contra otro Estado (incluso aunque no esté reconocido unánimemente por la Comunidad Internacional como Palestina) está expresamente prohibido por la Carta de Naciones Unidas y por las Resoluciones de la ONU nº 2625 o 3314.

Sólo el Consejo de Seguridad de la ONU puede aprobar, y sólo en ciertas circunstancias, el uso de la fuerza de un Estado contra otro Estado. A día de hoy, no ha habido desde 1948 ninguna resolución de dicho Consejo aprobándolo. Entre otras cosas porque estando EE.UU, Rusia y China en el Consejo siempre hay un país que veta la propuesta de los otros de autorizar el uso de la fuerza.

La ocupación de Palestina por Israel tiene las notas de ser una ocupación permanente, de carácter militar y enmarcada en un conflicto armado, por lo que resulta aplicable el IV Convenio de Ginebra, que busca proteger a la población civil en tiempos de guerra, asimilando el concepto “tiempos de guerra”a los casos de ocupación total o parcial de un territorio de otro estado y a los casos de conflicto armado interno, aunque una o ninguna de las partes involucradas no reconozcan el conflicto.

Los Convenios de Ginebra son la base fundamental del Derecho Internacional Humanitario. Son resultado del esfuerzo, tesón e inspiración del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), quien es también la máxima autoridad, indiscutida, en Derecho Internacional Humanitario.

Este Comité ha declarado que este IV Convenio es “aplicable totalmente al territorio ocupado palestino” y que es inaceptable que “un tratado debidamente ratificado pueda suspenderse a capricho de una de las partes” refiriéndose a Israel, cuyos gobierno y poder judicial han esgrimido varias soluciones legalmente ingeniosas para zafarse de cumplir con las obligaciones del Convenio.

El art. 8 del Estatuto de la Corte Penal Internacional castiga como crímenes de guerra las violaciones graves al art. 3 común de los Convenios de Ginebra tanto respecto de los combatientes como “contra las personas que no participen directamente en las hostilidades, incluidos los miembros de las fuerzas armadas que hayan depuesto las armas y las personas puestas fuera de combate por enfermedad, herida, detención o por cualquier otra causa”. La Corte Penal Internacional también castiga los crímenes de lesa humanidad y de agresión de un Estado a otro. Dicho art. 8 enumera una larga lista de delitos, algunos de los cuales reflejamos más abajo como cometidos de manera habitual por las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF).

 

¿Cuál es el problema? Pues que Israel no ha ratificado este Convenio internacional y no puede ser, por tanto, enjuiciado en esta corte ni denunciado ante ella. Está claro que la ocupación de Palestina es la causa del intenso lobby que Israel hizo contra la aprobación de este importantísimo instrumento para combatir los excesos militares de los estados soberanos.

Y tampoco lo ha ratificado EE.UU, el mayor aliado de Israel y quien ha evitado con sus innumerables vetos que el Consejo de Seguridad de la ONU condene repetidamente a Israel, aunque solo sea simbólicamente, y le ordene implantar medidas efectivas para prevenir la ocupación.

¿Qué crímenes de guerra de los enumerados en el Estatuto de la Corte Penal Internacional está continuamente cometiendo Israel al mantener su ejército en Palestina.

Así, sin escarbar mucho en la hemeroteca:

– Asesinatos de civiles. – Torturas y malos tratos a prisioneros de guerra. – Desplazamientos masivos de población. – Toma de rehenes. – Destrucción y devastación injustificada de ciudades y poblaciones. – Expolio de bienes públicos o privados.

Otros delitos cometidos por el “ejército más íntegro del mundo”, como se autodenominan las IDF, y que podrían ser perfectamente enjuiciados en tribunales nacionales sin necesitar de ninguna Corte Penal Internacional son:– La denegación de acceso a derechos fundamentales como la sanidad o la educación

– Las detenciones ilegales de activistas o las condenas por ejercer la libertad de expresión y manifestación

– Imposibilidad, o trabas excesivas, de salir del país

– Bloqueos injustificados de carreteras

– Malos tratos, amenazas e injurias a la población civil.

Y (suma y sigue), debemos mencionar otras medidas ilegales que fortalecen y profundizan esta ocupación ilegal a la par que reducen los derechos de la población palestina:

– Tribunales militares para juzgar a población civil

– Construcción de asentamientos ilegales para los colonos israelíes

– Desviación de recursos naturales (aguas, tierras de cultivo) para satisfacción de estos asentamientos

– Separación de familiares

– Prohibiciones no motivadas de salida de los territorios ocupados

– Restricciones inmotivadas al desarrollo de actividades comerciales y de importación/exportación de bienes.

La conclusión es clara: No hay legitimidad alguna en la ocupación israelí de Palestina y el derecho internacional no ampara de ningún modo las actuaciones del ejército israelí en los territorios ocupados.

Fuente original: El Salto

Más Noticias

Fuente: http://www.anred.org/?p=98087

 

 Crisis civilizatoria

 

Nos interpela a preguntarnos de cómo es posible que la manipulación de la opinión pública nacional e internacional gravite mucho más que la realidad concreta e histórica.

 

Antisemitismo, la tarjeta de Israel para la impunidad

28 de mayo de 2018

 

Por Jonathan Cook

Jonathancook.net

 

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

El silenciamiento de los críticos de Israel utilizando el antisemitismo como pretexto está muy lejos de estar restringido a la actual ola de ataques contra Jeremy Corbyn y su Partido Laborista. Ahora se usa para intimidar a cualquiera que se salga de la línea de Israel. Una vez nos enfurecimos contra la fusión de antisemitismo y el antisionismo. Hemos perdido de tal forma esa batalla que ahora es un procedimiento operativo común para los apologistas de Israel mezclar el antisemitismo por simples críticas al actual Gobierno ultranacionalista de Israel.

Aquí hay una ilustración de nuestra derrota, publicada en el diario israelí Haaretz. Se trata de lo que en otras circunstancias sería una caricatura satírica bastante estándar: está publicada por el diario alemán Süddeutsche Zeitung acerca de que Israel ganó el concurso de Eurovisión la semana pasada. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se muestra en el escenario vestido como la cantante ganadora de Israel, Netta, y proclamando "¡El próximo año en Jerusalén!".

 Después de la protesta habitual el dibujante, Dieter Hanitzsch, fue despedido. Aparentemente no hay preocupaciones por el estilo de Charlie Hebdo sobre la libertad de expresión en esta ocasión.

Como se ha vuelto familiar en estos casos, Wolfgang Krach, editor en jefe del Süddeutsche Zeitung, parecía inseguro de si la caricatura era realmente antisemita. Pero, presumiblemente, pensó que era mejor despedir al dibujante para estar seguro. Esperemos que Hanitzsch pueda llevar a Krach y su periódico a aclararse ante un tribunal laboral.

Un crítico, Jonas Mueller-Töwe, que suena como la versión alemana de Jonathan Freedland, ha afirmado que "una estrella judía", que sería el emblema de Israel de la Estrella de David, en un cohete sostenido por Netanyahu sugiere que "detrás de cada guerra se esconden los intereses judíos”. En cambio, simplemente podemos confiar en nuestros ojos, que proporcionan un significado diferente: que Israel, un Estado altamente militarizado, ganó el concurso de Eurovisión al mismo tiempo que devastaba Gaza, una vez más, y ahora podrá usar su calificación para un evento cultural popular en Jerusalén el próximo año para blanquear sus crímenes de guerra.

Antes de inclinarnos demasiado sobre la importancia de cada detalle, debemos recordar que las caricaturas políticas, por su propia naturaleza, necesitan usar símbolos como abreviatura de ideas más complejas. Exigimos lo imposible de un caricaturista si esperamos que nos ofrezca sátira política mientras le niegan la posibilidad de usar símbolos.

Entonces, ¿qué es antisemita en la caricatura? No se trata de judíos, se trata del primer ministro israelí y su agenda de guerra. Y, supuestamente, la "nariz, orejas y labios de gran tamaño" de Netanyahu seguramente están dentro de los límites normales de una caricatura. ¿Realmente queremos imponer una demanda unilateral a los dibujantes cuando se trata de dibujar a los líderes de Israel con imágenes anatómicamente precisas?

El problema aquí -como con el debate de la "crisis" antisemita sobre el Partido Laborista- es que está totalmente divorciado de cualquier sentido de proporción o realidad. La pregunta que deberíamos estar haciendo en un caso como este es, ¿qué tipo de historieta satírica que critica a Israel podría satisfacer los criterios exigidos por los actuales guardianes del antisemitismo?

Y en consecuencia, ¿qué dibujante se atreverá a desplegar sus habilidades satíricas contra Israel cuando la respuesta invariablemente los llevará a ser acusados ​​de antisemitismo y posiblemente perder su carrera y su reputación?

Eso es precisamente lo que significa el antisemitismo armamentista. Entrega a Israel una tarjeta de impunidad. Intimida a los formadores de opinión (periodistas, humoristas, comediantes, políticos, líderes de la sociedad civil, activistas de derechos humanos) al hacer que el tema de Israel sea tan tóxico que ninguno se atreva a tocarlo. Basta con mirar a la BBC para ver el resultado: una mezcla de cerco y censura absoluta a la hora de cubrir a Israel.

Como el arzobispo Desmond Tutu nos recordó: "Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el lado del opresor". Una sumisión a aquellos que abusan del antisemitismo para hacer a Israel inatacable conlleva terribles consecuencias para los palestinos. Requiere que, después de décadas de traicionarlos, nosotros -en occidente- una vez más nos volvemos ciegos a su sufrimiento. Y como se destacó la semana pasada en la matanza de Israel de los manifestantes desarmados de Gaza, despeja el camino hacia un futuro en el que Israel pueda y vaya a cometer atrocidades cada vez más graves contra los palestinos.

https://www.jonathan-cook.net/blog/2018-05-21/anti-semitism-israels-get-out-of-jail-free-card/

Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelión como fuente de la traducción.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242117

 

 

Comprobemos la realidad concreta del exterminio de palestinos y del avasallamiento totalitario de sus derechos por Israel. También cuán importante es la Ciencia Digna.

 

 

 

Entrevista a Norman Finkelstein

Crímenes de guerra y castigos colectivos:

Gina Haspel, tortura y la masacre en Gaza.

28 de mayo de 2018

 

Por Jeremy Scahill

The Intercept (Intercepted)

Traducida del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Mientras Jared e Ivanka se dedicaban a festejar en Jerusalén, los civiles palestinos estaban siendo masacrados. Esta semana, en el programa Intercepted: Norman Finkelstein, el académico incluido en la lista negra, debatirá sobre el castigo colectivo que representa Gaza, “el mayor campo de concentración del mundo”, en base a su meticulosa documentación académica. Hijo de dos supervivientes de los campos de concentración nazis, Finkelstein es un académico apasionado cuyos trabajos llevan décadas enfureciendo al gobierno israelí. El documental de 2009  American Radical: The Trials of Norman Finkelstein  exploraba su carrera. Su libro más reciente: “Gaza: An Inquest Into its Martyrdom”, no ha sido analizado por ningún periódico estadounidense. En él expone la última masacre en Gaza, la historia del apoyo de EE. UU. a los crímenes de guerra de Israel y por qué cree que Irán está ganándole la partida a Netanyahu. El estudiante palestino de enfermería Yousef Mema nos ofrecerá un informe sobre el terreno desde Gaza y compartirá lo que ha presenciado en el hospital Shifa. Algunos senadores demócratas están uniéndose a los republicanos para respaldar públicamente a Gina Haspel como directora de la CIA. El senador Ron Wyden, miembro del Comité de Inteligencia desde hace mucho tiempo, echa por tierra la campaña de propaganda de la CIA en apoyo de Haspel y acusa a los republicanos de estar implicados en un proceso secreto de confirmación. Jeremy le pregunta también a Wyden si cree que el personal de la CIA implicado en torturas debería ser penalmente enjuiciado, qué piensa de Edward Snowden y por qué el conocido embustero de James Clapper, el director de la inteligencia nacional de Obama, no fue nunca acusado de perjurio. Además, Jared Kushner cuenta bastantes verdades respecto a la embajada en Jerusalén.

 

* * *

En un mundo donde se llamara a las cosas por su nombre, el pasado 14 de mayo, en Jerusalén, deberían haberse escuchado las siguientes palabras:  

David Friedman, embajador de EE. UU. en Israel: Mi buen amigo Jared Kushner va a ofrecernos ahora sus pensamientos sobre este momento histórico.

Jared Kushner: Me siento tan orgulloso de estar hoy aquí, en Jerusalén. Y especialmente honrado de anunciarle al mundo que Estados Unidos no ha sabido distinguir el bien del mal, provocando violencia e instigando conflictos con intenciones diabólicas. Y, en consecuencia, esto es lo que tenemos. [La audiencia aplaude]

Al trasladar nuestra embajada a Jerusalén, hemos demostrado al mundo, una vez más, que Estados Unidos de América se esforzará en dividir los pueblos de toda la región y del mundo entero. Estados Unidos apoya a Israel porque ambos son parte del problema y no parte de la solución. [Aplausos dispersos]

El presidente Trump fue muy franco al decir que su decisión y la celebración de hoy implica que estamos condenados a repetir la historia. Recordaremos este día con dolor y pena. Como hemos visto en las protestas del pasado mes, e incluso hoy, los palestinos sufren abandono y un conflicto bélico. Estos son los valores que nos unen. ¡Que Dios bendiga a los Estados Unidos de América!

 

* * *

Jeremy Scahill (JS): Esto es Intercepted.

JS: Soy Jeremy Scahill desde las dependencias de The Intercept en la ciudad de Nueva York, y este es el episodio 56 de Intercepted.

Presidente Benjamin Netanyahu (BN): ¡Qué día tan glorioso! ¡No olviden este momento!

[La audiencia aplaude]

[Sonidos de protestas en Gaza]

JS: Una vez más, Israel ha perpetrado una masacre a escala total a plena luz del día frente a las cámaras del mundo. Una vez más, estos hechos se han producido en Gaza.

El lunes [14 de mayo], francotiradores israelíes y otras fuerzas mataron a tiros a más de 60 palestinos, hiriendo también a más de 2.700, incluidos civiles, periodistas y personal paramédico.

BN: Lo intentas con todo tipo de medios… Lo intentas con medios no letales y no sirve de nada, por eso tienes que recurrir a decisiones más contundentes. Es un mal asunto. Intentas acertarles por debajo de la rodilla, pero en ocasiones eso tampoco funciona y, lamentablemente, ¡estas cosas son inevitables!

JS: Entre los asesinados esta semana por las fuerzas israelíes había una bebé de ocho meses. Su nombre era Laila al-Ghandour. También mataron al menos a otros siete niños y a un hombre que iba en silla de ruedas, y ese hombre había perdido las piernas porque tuvieron que amputárselas tras un anterior ataque israelí.

Israel ha dejado claro, más claro que nada en este mundo, que cree que tiene derecho a asesinar sistemáticamente a los palestinos –sí, he dicho asesinar- por el delito de seguir existiendo. No cabe defensa alguna para lo que Israel ha hecho. Ninguna defensa.

El martes, hablé con Yousef Mema, un joven estudiante palestino de enfermería en Gaza. Pueden recordar que Yousef estuvo en este programa hace unas semanas, durante uno de los recientes exterminios masivos perpetrados por Israel en Gaza. Yousef no es miembro de Hamas. Es un civil palestino que estudia para convertirse en enfermero. Hablé con él poco después de que saliera del hospital de Al-Shifa en Gaza, el lugar adonde trasladaron a muchos de los muertos y heridos de las matanzas del lunes.

Yousef Mema: Estoy realmente conmocionado por todo lo que vi allí. Había decenas de ambulancias trasladando heridos al hospital. Y gran cantidad de lesiones. Todas ellas causadas por disparos directos de las fuerzas israelíes. La mayoría eran heridas en el pecho, la espalda y el cuello; y vi decenas de heridos en el suelo dentro del hospital Al-Shifa porque no había suficientes camas. Todas las camas estaban llenas de heridos. A mi entender, había decenas o cientos de heridos en el suelo, en espera de que viniera un doctor a atenderles. El hospital se hallaba en una situación horrible. La gente aquí, en la Franja de Gaza, está viviendo una situación muy dura. Está viviendo en una prisión al aire libre. Lo que se vive en la Franja de Gaza no tiene nada que ver con la vida.

El pueblo de Gaza ha decidido este tipo de resistencia pacífica para mostrar al mundo que el ejército israelí es realmente un conjunto de criminales de guerra. Están matando a manifestantes pacíficos en la frontera de Gaza. Esas personas asesinadas tienen familia. Algunos de ellos están casados y tienen mujeres y niños. Mi sueño es poder tener una vida libre del sufrimiento que perpetuamente padecemos aquí, en la Franja de Gaza.

JS: Yousef Mema es un estudiante de enfermería que vive en Gaza.

El martes, la embajadora estadounidense de Donald Trump ante la ONU, Nikki Haley, culpó en gran medida al Consejo de Seguridad de la muerte de palestinos desarmados. Culpó a Irán. Culpó a Hamas. Culpó a los palestinos que protestaban. Pero, bien al contrario, no culpó en absoluto a Israel.

Nikki Haley, embajadora de EE. UU. ante la ONU: Esto es lo que está poniendo en peligro al pueblo de Gaza. No se equivoquen, Hamas está encantado con los resultados de ayer. Ningún país de esta cámara actuaría con más moderación que Israel lo ha hecho. En realidad, los antecedentes de varios países aquí presentes hoy sugieren que habrían sido mucho menos moderados.

JS: A propósito, después de que Nikki Haley culpara a los palestinos, no sé bien de qué, imagino que por asesinarse a ellos mismos mediante francotiradores israelíes, ni siquiera se molestó en escuchar a la delegación palestina ante la ONU. Se fue cuando empezaron a hablar.

Presidente Donald J. Trump: Al asumir su cargo [de embajador] en esta bella embajada de Jerusalén, extendemos una mano en amistad a Israel, a los palestinos y a todos sus vecinos, que haya paz. Que Dios bendiga a esta embajada, que Dios bendiga a todos los que trabajan allí y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América. Gracias.

JS: Fue muy oportuno que esta reciente masacre israelí de palestinos en Gaza se produjera cuando EE. UU. celebraba la apertura oficial de su embajada en Israel. Fue muy oportuno que la hija del presidente Donald Trump, Ivanka, y su yerno, Jared Kushner, estuvieran celebrando y disfrutando de una cena excelente y festejando con los criminales de guerra israelíes y los fanáticos religiosos estadounidenses mientras los palestinos estaban siendo masacrados.

Ivanka Trump: En nombre del 45º presidente de los Estados Unidos de América, les damos oficialmente la bienvenida, por vez primera, a la embajada de los EE. UU., aquí en Jerusalén, capital de Israel. Gracias.

JS: Mientras Jared e Ivanka festejaban, los palestinos estaban siendo asesinados por atreverse a protestar por su derecho a volver a la tierra de la que fueron expulsados hace setenta años con cañones de pistolas y tanques y bombardeos. ¡Qué oportuno que la Barbie y el Ken de la diplomacia internacional estuvieran allí iniciando el carnaval en Jerusalén, porque a eso es a lo que se reduce la política estadounidense: festejar a Israel, sin que importen los crímenes atroces que ha cometido, sin que importe que sus justificaciones sean tan despreciables como cuando afirman que los niños palestinos y las personas minusválidas son armas que hay que neutralizar en nombre de la seguridad. Y esto no es una hipérbole mía: el Twitter oficial del ejército de ocupación de Israel publicaba un gráfico titulado “Herramientas de Hamas para infiltrar a Israel”. Incluía cosas como cocteles Molotov, piedras, alicates y lo que llamaban ‘cometas incendiarias’”. Pero también, y esto es textual, ese ejército enumeraba: niños, civiles minusválidos y sogas atadas a la verja. Los incluían a todos como armas de Hamas, como si Hamas estuviera lanzando personas en sillas de ruedas contra el almacén nuclear de Israel o catapultando bebés de ocho meses contra los drones israelíes. Escuchen la justificación que ofreció Michal Maayan, el portavoz del gobierno israelí, para explicar por qué Israel necesitaba tanto matar a todos esos palestinos desarmados.

Michal Maayan: Bien, no podemos meter a toda esa gente en la cárcel. Estamos hablando de cientos de personas que están atacando la valla, y puedo decirles que el ejército israelí, nuestro ejército, no tiene como objetivo matarlos. Está intentando impedir que avancen, y podemos ver también que entre esas 40 personas, si no me equivoco, alrededor de una docena o más, incluso 20, eran conocidos terroristas de Hamas.

JS: No podemos meter a toda esa gente en la cárcel, por tanto, hay que matarlos… En realidad, nos están obligando a matarlos … ¿Saben una cosa? Que ya tienen a los palestinos en la cárcel. En una prisión llamada Gaza, y les están disparando a muerte sencillamente por existir.

Nunca en la historia moderna se ha mantenido una despiadada y sostenida campaña de castigos colectivos como la que Israel le ha impuesto al pueblo de Gaza. Y ese castigo es lo suficientemente horrendo si consideramos las consecuencias humanitarias del bloqueo y el envenenamiento del entorno y el suministro de agua. Así pues, añadan a esto las masacres regulares contra un pueblo literalmente atrapado entre el mar y un Estado-nación dotado de armas nucleares, con la maquinaria de exterminio masivo más avanzada del planeta y entonces plantéense esta pregunta: ¿Qué quiere realmente Israel? Y la respuesta parece que es esta: que los palestinos se sometan y acepten su deshumanización o que mueran.

Y esta matanza sistemática y multianual ha sido respaldada y apoyada y defendida por la inmensa mayoría de las figuras políticas y funcionarios del gobierno de EE. UU.: demócratas y republicanos. No se trata sólo de Donald Trump y de lo que está haciendo con la embajada. Barack Obama hizo lo mismo. George W. Bush y Bill Clinton actuaron igual, y así sucesivamente. Esto es lo que sucedió cuando el profesor de Princeton Eddie Glaude Jr. dijo realmente la verdad sobre lo que Israel ha hecho:

Eddie Glaude, Jr. (EGJ): Todos esos bebés están muertos. Toda esa gente está muerta. ¡Están muertos! Y estamos hablando de caballos de carreras. Estoy hablando de política, ya saben, de un montón de gente que ha muerto hoy. Y ¿para qué? Lo siento, supongo que estoy siendo moralista.

Katy Tur, de MSNBC Anchor: No, le comprendo bien. Y hoy la respuesta de la Casa Blanca fue: Es culpa de Hamas y están utilizándolos como herramientas de propaganda.

EGJ: Eso es como decir que en la Marcha de los Niños en Birminghan, los niños tuvieron la culpa de que Bull Connor les atacara.

JS: La verdad nunca es tal. Tienes que ofrecer la línea de propaganda de Israel sin señalar siquiera lo escandalosa, repugnante y flagrantemente falsa que es. En el programa vamos a hablar con el académico Norman Finkelstein, al que han incluido en la lista negra. Tiene un nuevo libro importante que sin duda podría llegar a ser la historia definitiva de la masacre israelí en Gaza. El libro se titula: “Gaza: An Inquest into its Martyrdom”.

¿Es exacto, se llama a las cosas por su nombre al decir que los palestinos de Gaza están intentando romper una valla fronteriza? No. Los palestinos de Gaza están tratando de romper la valla de un campo de concentración. Están intentando romper la valla de un gueto. Están intentando romper la puerta de una prisión.

Norman Finkelstein se unirá a nosotros al final del programa.

El senador Ron Wyden va a referirse a Gina Haspel, Edward Snowden y James Clapper:

JS: Empezamos hoy hablando de la persona designada por Donald Trump para dirigir la CIA, Gina Haspel. Y su agencia, la CIA, continúa con su campaña de propaganda para asegurar su confirmación como su nueva directora. El lunes supimos que Haspel le había escrito al senador Mark Warner, el demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia del Senado, y el gran titular de esa carta era que Haspel dijo de una forma muy enrevesada que el programa de torturas, estas son mis palabras, desde luego no las de ella, “no es el que la CIA debería haber emprendido”. Eso es todo lo que tiene que decir al respecto. Que el programa de interrogatorios reforzados no era lo que la CIA debía haber llevado a cabo; eso es cuanto puede ofrecer.

Pero después sigue diciendo que no va a condenar a quienes tomaron esas difíciles decisiones y continua insistiendo en que ese programa recogió inteligencia valiosa. Gina Haspel no va a condenarlo, sigue defendiéndolo y su primera preocupación es el daño que hizo a los agentes de la CIA. En otras palabras, nada ha cambiado.

Recuerden este intercambio de opiniones de la pasada semana, cuando la senadora Kamala Harris le preguntó a Gina Haspel sobre la inmoralidad de la tortura.

Senadora Kamala Harris (KH): ¿Cree que las anteriores técnicas de interrogatorio eran inmorales?

Gina Haspel (GH): Senadora, creo que los agentes de la CIA a los que se refiere…

KH: ¿Es sí o no la respuesta? ¿Cree que las anteriores técnicas de interrogatorio fueron inmorales? No le estoy preguntando si cree que eran legales. Le estoy preguntando si piensa que eran inmorales.

GH: Senadora, creo que la CIA hizo un trabajo extraordinario para impedir otro ataque contra este país gracias a las herramientas legales autorizadas.

KH: Por favor, conteste “sí” o “no”. En retrospectiva, ¿cree que esas técnicas fueron inmorales?

GH: Senadora, lo que creo hoy aquí sentada es que confirmo que hemos decidido mantenérsenos en el nivel moral más alto.

KH: Por favor, ¿puede contestarme a la pregunta?

GH: Senadora, creo que ya he contestado a su pregunta.

KH: No, no lo ha hecho. ¿Cree que las técnicas anteriores, vistas ahora en retrospectiva, fueron inmorales? ¿Sí o no?

GH: Senadora, creo que deberíamos ajustarnos a los niveles morales perfilados en el Manual de Campo del Ejército.

KH: OK. Entiendo que Vd. no ha contestado a la pregunta, pero voy a seguir adelante.

JS: Este pequeño espectáculo de kabuki que Gina Haspel hizo con su carta funcionó con el senador Warner, el demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia. Apareció en público diciendo que apoyaba a Haspel para directora de la CIA. El lunes, mi colega Ryan Grim informó que uno de los altos asesores de Warner mandó un email a los demócratas sobre el Comité de Inteligencia anunciando que el equipo reducido del Comité había recopilado un memorando clasificado, es decir, los demócratas en el Comité del Senado que tenían como misión examinar la implicación de Haspel en la tortura y la destrucción de pruebas alegaron que ese memorando había desaparecido del Senado. Se suponía que iba a guardarse en una instalación segura dentro del Congreso para que los senadores y sus equipos pudieran leerlo antes de votar sobre la nominación de Haspel. Por nuestros informes entendemos que el memorando proporcionaba detalles clasificados sobre el papel de Haspel en la tortura, la destrucción de pruebas y su actuación en el puesto en el sentido más amplio. El memorando se basaba, en parte, en la investigación del fiscal especial John Durham, que investigó las actividades de la CIA tras el 11-S. Por tanto, en vísperas de la votación sobre Haspel en el Comité de Inteligencia, que ese memorando haya sido sacado del Congreso de EE. UU. y de la oficina de Warner evidencia que los senadores deberían pedirle a su oficina que haga cuanto pueda para recuperarlo y poder verlo. Nuestros informes indican que, de hecho, muy pocos senadores han visto ese informe minoritario.

Y este es sólo el último evento extremadamente sospechoso que se ha producido en la saga de Haspel. Es continuación de la campaña de propaganda interna de la CIA, de la desclasificación selectiva de documentos que intentan que Haspel no parezca tan mala y de la negativa a desclasificar información que podría responder a preguntas cruciales sobre su papel real en potenciales delitos. Pero esta última obstrucción parece haber contado con la aprobación del demócrata de mayor rango, el senador Warner, y, el martes mismo, Warner nos anunciaba que estaba dentro del equipo de Haspel.

Para obtener más información sobre estos hechos y también para debatir acerca del barrido llevado a cabo por las autoridades dedicadas a la vigilancia o espionaje, recientemente renovado con el apoyo de poderosos demócratas de elite y entregado al presidente Trump, se nos va a incorporar ahora el senador Ron Wyden, de Oregón. Durante mucho tiempo formó parte del Comité de Inteligencia del Senado, y quizá haya sido la persona más atenta en el Senado estadounidense a las cuestiones relativas a la vigilancia, asesinatos selectivos y tortura. Fue uno de los pocos demócratas que intentaron obstaculizar la nominación de John Brennan como director de la CIA de Obama. Y Wyden ha encabezado la carga en el Senado contra la nominación de Haspel. Senador Ron Wyden, bienvenido aIntercepted.

Senador Ron Wyden (RW): Gracias por recibirme.

JS: Quiero preguntarle sobre esta última noticia en relación con la confirmación, deliberación y debate sobre Gina Haspel.

Entendemos que Gina Haspel envió una carta a su colega, el senador Mark Warner, que los medios están recogiendo, exponiendo su respuesta real a la cuestión que muchos de Vds. estuvieron haciendo durante esa vista de confirmación acerca de sus puntos de vista sobre el programa de interrogatorios que implicó el uso de la tortura, y que ella no denunció. De hecho, continuó defendiéndolo al señalar que a través del mismo se obtuvo inteligencia crucial y, básicamente, parece estar evitando la pregunta una vez más, aunque en esta ocasión por escrito.

RW: Eso es correcto y, desde el mismo principio, la Sra. Haspel llevó a cabo una hábil actuación de evasión y comentarios engañosos. Y te diré que cuando empiezas con una inmensa ventaja, como es que tú personalmente puedas decidir qué es lo que se clasifica y qué es lo que se desclasifica y dispones, en tu nombre, de una enorme campaña para influir en el público, lo mínimo que puedes ofrecer son respuestas directas a una audiencia pública sobre cuestiones claves, pero la Sra. Haspel no estaba dispuesta a hacerlo.

Como sabes, me referí a las fuentes públicas en un asunto que me preocupaba mucho cuando 2005 esta próximo, y se discutía si el programa iba a desmantelarse o algo parecido; le pregunté si estaba a favor de continuarlo o ampliarlo. No me respondió. Pasó completamente de la pregunta y creo que esa fue una buena metáfora de cómo ha manejado todo este asunto. Empezó con una ventaja institucional enorme; no conozco un ejemplo similar en el que una nominada decide lo que se desclasifica sobre ella y lo que no, y varios miembros del Comité pidieron formalmente que hubiera al menos una pequeña cuota de independencia y que Dan Coates, el jefe de la Inteligencia Nacional, se ocupara de ello, pero tampoco estaban dispuestos a conceder eso.

JS: Se ha referido a una campaña de influencia pública y esto es algo de lo que llevamos semanas hablando. Nunca he visto algo parecido, pero no soy senador y no estoy en el Comité de Inteligencia. En mi opinión, lo que parecía estar sucediendo, senador Wyden, era que todo el asunto, su nominación, la forma en que actuó ante Vds. en el Comité de Inteligencia del Senado, y luego los relatos en las redes sociales de los informes oficiales de la CIA, estaban haciendo campaña abiertamente para confirmar a Gina Haspel. Y lo siento, porque en definitiva sentí que todos estábamos siendo blanco de una campaña de propaganda de la CIA cuidadosamente diseñada para la audiencia nacional en EE. UU.

RW: No creo que pueda llegarse a otra conclusión. Quiero decir, te encuentras con que alinearon a todos esos individuos, exdirectores y otros, casi todos ellos íntimamente implicados en algún aspecto y en algún momento a la cuestión, y todos dijeron: “Estamos aquí para hacer campaña por la Sra. Haspel”. Y con todo eso, ha conseguido eludir preguntas clave. Con esto quiero decir precisamente que de la noche a la mañana oímos hablar de una carta al senador Warner en la que la Sra. Haspel dice que el programa no era el que la CIA debería haber emprendido.

Bien, costó 16 años y que fuera la víspera de votar por su confirmación poder conseguir incluso esa modesta declaración, y una vez más, no dijo que tuviera remordimientos porque eso hubiera ofendido a algunas personas. Y nunca indicó nada que lo identificara con lo que estaba refiriendo John McCain.

En esto estoy con John McCain, siempre lo he estado. Pienso que la tortura es un error. Además, pienso que envía un mensaje horrible sobre los valores estadounidenses por todo el mundo y pienso que no es eficaz. Y ella no se ha acercado nunca a lo que creo es el punto de vista de McCain, que creo comparten más personas en su partido.

JS: Quiero que la gente conozca, senador Wyden, si es que hay personas escuchando que no están familiarizadas con su historial de más de una década en el Comité de Inteligencia del Senado, que Vd., en estas cuestiones, está lejos de ser partidista. De hecho, la primera vez que Barack Obama trató de nominar a John Brennan como director de la CIA en su primer mandato, tuvieron que retirar esa nominación debido a las objeciones manifestadas por Vd. y otros respecto a sus puntos de vista sobre la tortura.

La segunda vez, cuando fue finalmente confirmado, Vd. participó para obstaculizar su nominación.

RW: El Congreso y la gente necesitan saber cuáles son las reglas en los asesinatos selectivos, a fin de asegurar, como el senador Paul ha mencionado en el curso de este día, que la seguridad y los valores estadounidenses están siendo protegidos.

JS: Mi pregunta para Vd., dado que ha sido tan consistente, es sobre los nominados de Donald Trump o los nominados de Barack Obama, ¿no es verdad que el fracaso de la administración Obama a la hora de hacer que los torturadores rindieran cuentas, gente como Gina Haspel, ha allanado el camino para que alguien como ella haya ascendido de nivel y se mantenga en este puesto precisamente porque nunca tuvo realmente que rendir cuentas? En realidad, lo que se ha hecho ha sido promocionarla.

RW: No hay duda de que aquí hay toda una historia y de que estuve en desacuerdo con el presidente Obama en varias de estas cuestiones. Ha mencionado la operación Brennan. Básicamente dije: “No voy a permitir que esto avance hasta que consigamos información fundamental sobre los ataques con drones”. Por tanto, siempre he sentido que las responsabilidades de un miembro del Comité de Inteligencia tienen mucho que ver con una supervisión a fondo de todos los nominados.

Por cierto, este tipo de trabajo es especialmente duro. La gente pregunta a menudo qué pasó cuando interrogué a James Clapper y él mintió al pueblo estadounidense. Le pregunté si el gobierno estaba recabando datos de todo tipo sobre millones de estadounidenses. Nos llevó seis meses poder hacer esa pregunta. Por tanto, sí, quiero decir que hay antecedentes en hacer preguntas difíciles sobre este conjunto de cuestiones relacionadas con la administración Obama y la administración Trump.

JS: Como estudiante de historia, sé también que es consciente de que en muchos países donde los servicios del ejército o de inteligencia han perpetrado atrocidades contra su propio pueblo o contra aquellos a los que combaten porque afirman que son sus enemigos, ha habido procesos de verdad y reconciliación y que se han producido procesamientos.

Por supuesto, EE. UU. y sus aliados, tras la II Guerra Mundial, llevaron a cabo no sólo procesamientos de nazis en Alemania sino en varios otros países, incluido Japón. Y en Japón hay al menos dos casos de soldados u operativos de la inteligencia japoneses que fueron procesados por EE. UU. en esos tribunales por simulacros de ahogamiento y otros actos de tortura muy parecidos a los que sabemos que la CIA perpetró en los agujeros negros. ¿Apoyaría el procesamiento de individuos como Gina Haspel por los actos de tortura que supervisaron o dirigieron?

RW: Bien, lo que puedo decirte, Jeremy, y he pensado mucho en algunos de los problemas que se avecinan, es que por eso es tan importante que el pueblo estadounidense consiga respuestas directas sobre el por qué de la destrucción de los videos con las torturas. Es decir, están haciendo preguntas básicas sobre la rendición de cuentas, y eso implica procesamientos y otro tipo de cuestiones. Bien, para mí, el primer paso en una rendición de cuentas auténtica es averiguar qué contenían esos videos de las torturas.

Y ahí es donde estamos: tenemos al jefe de la Sra. Haspel, José Rodríguez, contradiciéndola directamente ante un periodista ganador del premio Pulitzer sobre la historia de que ella pensó, cuando ordenó que se destruyeran los videos, que su jefe, Porter Goss, el director de la CIA, lo aprobaría. Pero su jefe la contradijo directamente en eso.

Después tenemos la pregunta sobre lo que hizo cuando envió el cable. Ella testificó que estaba en su escritorio al otro lado del pasillo del Sr. Rodríguez, y por eso conoció el cable poco después de que el Sr. Rodríguez lo enviara. También testificó que Rodríguez no envió copia a los abogados porque estaba actuando, según sus palabras, por cuenta propia.

Por tanto, lo que normalmente querrías saber es si una vez enviado el cable, ¿intervino para impedir que los videos fueran destruidos? Así pues, hay toda una serie de problemas de responsabilidad. Usted ha preguntado, creo, si va a continuar debatiéndose sobre el procesamiento de determinados individuos. Para mí, esto tiene que comenzar con una rendición real de cuentas sobre los hechos de lo que sucedió con las cintas de tortura que fueron destruidas y por qué se destruyeron.

JS: Si vimos evidencias de que Haspel estaba dirigiendo las torturas, y no sólo quiero identificarla a ella, podríamos decir lo mismo sobre mucha gente más, ¿adoptaría Vd., como senador, la posición de que deberían rendir cuentas del mismo modo que una persona normal y corriente que ataca a alguien? Por ejemplo, ¿por qué responsabilizamos a otros países y a nuestros propios ciudadanos de delitos pero no a los funcionarios públicos?

RW: De lo que estoy dispuesto a debatir hoy, Jeremy, y hay un montón de preguntas de podrían debatirse en el futuro, es de que quiero asegurarme, en la víspera de votar sobre la nominación de Haspel, de que el pueblo estadounidense sabe que la agencia está ocultando sus antecedentes. Están ocultándolos porque intentan impedir algo que creo es la cuestión determinante en la rendición de cuentas. Porque si el pueblo estadounidense supiera lo que yo sé, creo que el Senado no tendría otra opción que rechazar su confirmación.

JS: ¿Qué es lo que Vd. sabe?

RW: Lo que yo sé es que su historia sobre la destrucción de los videos de las torturas que, como he referido, es lo más básico que puedes conseguir respecto a la cuestión, está plagada de agujeros y que además su propio jefe contradice lo que ella lleva años diciendo respecto a lo que sucedió cuando se destruyeron esos videos.

Creo que lo que la CIA ha hecho es asumir su papel durante este período crucial, que en gran medida acontece entre 2002 y 2007, y de forma muy cuidadosa desclasificó selectivamente los materiales que consiguen que parezca que su historia que es exacta, y pienso que esto ha sido verdaderamente una actuación muy astuta y un abuso egoísta del poder.

JS: Menciona regularmente que hay un secreto, que caracteriza como un conjunto secreto de leyes en EE. UU. que si el pueblo estadounidense conociera sus detalles, se quedaría conmocionado. Y aquí hay algo que dijiste directamente….

RW: El hecho es que cualquiera puede leer el texto sencillo de la Ley Patriótica, y sin embargo, muchos miembros del Congreso no tienen idea de cómo la ley está siendo secretamente interpretada por el poder ejecutivo porque esa interpretación es clasificada. Es casi como si hubiera dos Actas Patrióticas, y muchos, muchos miembros del Congreso no han leído la que de verdad importa. Por supuesto, nuestro electorado, está totalmente inmerso en la oscuridad.

JS: Explica qué quieres decir con un conjunto de leyes secretas en este país.

RW: Jeremy, al empezar a servir en el Comité de Inteligencia, intentamos avanzar en la doctrina que llamamos ley secreta, se trata básicamente de esto: Cuando estás hablando de fuentes y métodos, ¿cómo clasificas la información? Y, ya sabes, toda esa gente valiente, estamos hablando de alguien con quien no estoy en absoluto de acuerdo, pero no quiero que nadie vaya y diga que no admiro a los miles y miles de buenas personas que tenemos en el campo de la inteligencia, que todos los días realizan, ya sabes, un servicio valioso. Tienes que proteger técnicas clasificadas que tienen que ver con fuentes y métodos. Pero la ley tiene que ser siempre pública porque los votantes tienen el derecho de estar informados en cuestiones políticas. Y lo que vimos básicamente…. Y lo que hizo que sintiera que tenía que hacer a James Clapper esta pregunta:

¿Está la Agencia Nacional de Seguridad recopilando algún tipo de dato de los millones o cientos de millones de estadounidenses?

James Clapper (JC): No, sir.

RW: ¿No?

JC: A sabiendas, no. Hay casos donde quizá pudieron recoger esa información inadvertidamente. Pero no, no a sabiendas.

RW: Mintió al pueblo estadounidense y eso tuvo un gran impacto en que finalmente pudiéramos conseguir algunas reformas en el programa.

Estaba cansado de ver cómo la ley, que siempre tiene que ser pública, se distorsiona y se convierte en otra cosa. El gobierno ha conseguido distorsionarla en secreto y conseguir esta interpretación con la que pueden recopilar millones de registros telefónicos de personas respetuosas con la ley.

JS: ¿Por qué no se acusó a James Clapper de perjurio?

RW: Como sabes, hubo muchas discusiones sobre eso en aquel tiempo y puse buen cuidado en pensar cómo podíamos sacar partido de nuestras opciones, y lo primero que se me vino a la mente es cuando era un joven miembro del Congreso y estaba en el Comité de Sanidad… en aquel entonces, los ejecutivos de las tabaqueras venían a nuestro comité y, cuando estaban bajo juramento, les preguntaba si la nicotina era adictiva.

Permítame iniciar mi interrogatorio sobre si la nicotina es o no adictiva. Déjeme preguntarle primero, y me gustaría acercarme a la fila y preguntarles a cada uno de Vds. si creen que la nicotina no es adictiva.

Y me acerqué a la fila y dije: “¿Piensan que la nicotina es adictiva” “No”.

Creen que la nicotina no es adictiva.

William Campbell: Sí, creo que la nicotina no es adictiva.

RW: Sr. Johnston.

James Johnston: Congresista, creo que los cigarrillos y la nicotina no se ajustan a las definiciones clásicas de adicción. No hay…

RW: Tomaré eso como un no, y de nuevo, el tiempo apremia, creo que cada uno de Vds. piensa que la nicotina no es adictiva.

Y todos ellos mentían porque lo que estaba en sus archivos indicaba que sabían que era adictiva y creo, al igual que dijo el 95% de los estadounidenses en alguna encuesta, que esos ejecutivos habían mentido y que deberían ser procesados por perjurio.

Me dirigí al Departamento de Justicia para evaluar el perjurio y lo rechazaron al no poder demostrar la intencionalidad y pienso que eso es lo que en definitiva dificulta las cosas.

Y, desde luego, con el gobierno de Obama, no estuvimos de acuerdo de nuevo con el presidente en esto, porque básicamente sacaron la cara por el Sr. Clapper.

JS: ¿Por qué? Ha hecho referencia al tipo de interpretación secreta de las leyes y sé que realmente ha estado a la vanguardia en el intento de denunciar ese secretismo, esas autorizaciones y cómo se interpretan, pero también al tratar de crear conciencia sobre los amplios poderes de vigilancia con los que cuenta la rama ejecutiva, que le han sido otorgados por esta legislación que realmente se distribuye de forma abierta, y mi pregunta al respecto es: si Donald Trump es una gran amenaza para la democracia, como muchos de sus colegas demócratas afirman, y hay un gran temor por el daño que está causando al espíritu democrático de este país y por las amenazas que plantea, ¿cómo demonios están sus colegas demócratas votando a favor de estas autorizaciones de vigilancia al tiempo que retratan a Trump como una grave amenaza para la democracia? No tiene sentido para mí. ¿Tiene sentido para Vd.?

RW: Bueno, vamos a desentrañar algo que es muy doloroso justo en este punto, que es cómo la ley FISA, la ley de vigilancia FISA, que en efecto permite las búsquedas de puerta trasera, ha vuelto a autorizarse. Y, abrumadoramente, mis colegas demócratas se mantuvieron de nuestra parte porque eso equivalía realmente a un abuso de poder.

Pero lo que sucedió fue: en la noche de la votación clave de procedimiento, los responsables de la inteligencia se acercaron al Capitolio porque pensaban que nosotros teníamos posibilidad de ganar, no estaban lejos del Senado, y básicamente les dijeron a los senadores republicanos: “Tienen que votar por esto porque si no lo hacen, a fines de esta semana no tendremos ya ninguna capacidad para vigilar a objetivos extranjeros”. No era verdad. Y el director de inteligencia nacional, de hecho, le había dicho al New York Times varias semanas antes que tenían autoridad más allá de esa fecha.

Por tanto, puedo decirte que son luchas difíciles y duras. Pero, ya sabes, sigo creyendo que en Estados Unidos la verdad siempre sale a la luz y por ello estoy muy contento de que haya una prensa libre. Así que eso es lo que tratamos de hacer en el Comité de Inteligencia, hacer las preguntas difíciles, cumplir con las reglas, pero hacer las preguntas difíciles y mantenernos firmes hasta conseguir una verdadera rendición de cuentas.

En el caso del asunto Clapper, incluso después de que él mintiera, lo urgimos, y todo está documentado, a ir y corregir el registro. Le dijimos: "Eso no es cierto", y siguió sin decir la verdad. Y, como saben, se ha dicho en varios lugares, el Sr. Snowden fue testigo también de todo eso.

JS: Hablando de Snowden, ¿cree que podría regresar a los EE. UU. sin arriesgarse a tener que pasar muchos, muchos años en prisión?

RW: Siempre he asumido la posición de que cuando haya, ya sabe, un proceso criminal, no voy a involucrarme directamente. Pero le diré que estoy preocupado por el doble rasero. Porque estás ante una situación en la que hay un estándar para el general Petraeus y otro para otras personas.

JS: Sí, y ese es un aspecto muy injusto. Una última pregunta entonces, antes de ir a votar a la sala, ¿qué pasaría si Vd., senador Wyden, revelara parte de la información clasificada a la que se refiere acerca de interpretaciones legales secretas o sobre el historial de Gina Haspel, que ha dicho que el pueblo estadounidense debería conocer? ¿Cuenta con protección para hablar sobre esas cosas en el Senado? ¿Qué sucedería? ¿Cuáles serían las consecuencias si así lo hiciera?

RW: No estoy al tanto de todos los problemas legales, ya sabes. Ciertamente, es una violación de las reglas.

Y lo que ya le he comentado y Vd. sabe, Jeremy. Soy el copresidente del caucus de denunciantes. Tengo un enorme respeto por los denunciantes. Puedo recordar esto, mi esposa dice siempre: "Cuando Ron deje el servicio público, se va a dedicar a tirar a canasta con los niños, somos padres mayores, y a tomar leche con chocolate". Y es posible que algún día lamente haber manejado estas cuestiones de la manera en que lo he hecho, pero he llegado a sentir que donde puedo contribuir más es estando allí presente en la sala, y eso requiere que sigas unas reglas. Que gran parte del tiempo tengas que estar rechinando los dientes, como en el caso de Gina Haspel, y esto es algo que creo que es un buen comentario, al menos desde mi punto de vista: La conclusión sobre la nominación de Haspel es que la inmensa cantidad de información sobre su historial podría acabar clasificándose sin tener que comprometer fuentes y métodos, y eso es algo que perjudica realmente al pueblo estadounidense.

Hay otro punto que hemos tocado: a qué me estoy refiriendo cuando hablo sobre leyes secretas: creo que también es importante saber que hoy estamos viendo lo que equivale a una confirmación secreta. Y me preocupa que dispongan de un procedimiento como este, con un candidato confirmado de esta manera con cero desclasificaciones significativas, que no vaya a ser la última confirmación secreta. Verás que se presentarán otros nominados y que también se ocultarán sus antecedentes.

JS: Bien, sobre ese punto, senador Ron Wyden, quiero agradecerle por ir siempre más allá de los límites. Y entiendo, a nivel estratégico, que si el Comité de Inteligencia le destituyó por alguna razón de procedimiento, creo que nosotros, el pueblo estadounidense, haríamos muchísimo peor si contribuyéramos a desgastarle porque es una de las pocas personas que es coherente, y no porque sea demócrata o republicano; le agradezco mucho esa coherencia senador Ron Wyden.

RW: El privilegio es mío, por eso me siento tan agradecido al pueblo de Oregón.

JS: Ron Wyden es senador demócrata por Oregón. Fue miembro, durante mucho tiempo, del Comité de Inteligencia del Senado.

 

* * *

Aportaciones de Norman Finkelstein sobre la última masacre en Gaza y la historia del apoyo de Estados Unidos a los crímenes de guerra del Estado de Israel:

JS: Uno de los primeros libros de Norman Finkelstein fue “The Rise and Fall of Palestina: A Personal Account of the Intifada Years”, en él describe sus viajes a Cisjordania a principios de 1988, cuando se inició la primera intifada.

Norman regresaba todos los veranos y se alojaba con familias palestinas, y este fue el comienzo de una larga carrera y vida dedicada a la liberación del pueblo palestino y al examen aplicado y académico del trato dado por Israel a los palestinos a lo largo de décadas. La historia de la familia de Norman es desgarradora: su padre fue un resistente judío a los nazis y sobrevivió tanto al gueto de Varsovia como al campo de concentración nazi de Auschwitz. Su madre pudo también sobrevivir en el gueto de Varsovia y después la trasladaron al campo de concentración de Majdanek; también la enviaron a lugares donde se obligaba a realizar trabajo esclavo.

Norman creció en Brooklyn. Su padre trabajaba en una fábrica y su madre se quedaba en casa con los niños.

Maryla Husyt Finkelstein: Recuerdo que lo que más deseaba y soñaba era que si lograba sobrevivir, mantendría la entereza y le contaría a la gente cuanto había sucedido. Ahora soy estrictamente pacifista y creo que matando no se consigue nada. Con el primer asesinato, ya estás perdido.

JS: La historia de la vida de Norman está recogida en el documental “American Radical: The Trials of Norman Finkelstein”. Su primer compromiso público y político con la cuestión Israel-Palestina nació al producirse la invasión del Líbano en junio de 1982. Norman empezó a manifestarse frente al consulado de Jerusalén, que está justo en la calle 42, aquí en la ciudad de Nueva York. Y desde su primera protesta, Norman no se inhibió de utilizar un lenguaje que describiera la situación exactamente como él la veía. La pancarta que llevaba decía: “Este hijo de supervivientes del levantamiento del gueto de Varsovia, de Auschwitz y Majdanek no va a permanecer en silencio. Nazis israelíes, ¡parad el holocausto en el Líbano!”

Norman Finkelstein: Ahora asumo un compromiso político y un compromiso académico y soy, obviamente, judío, por lo que tengo también un compromiso personal.

JS: Norman Finkelstein se ha convertido en un académico serio y de principios sobre Palestina e Israel, y pronto se ganó la atención de Noam Chomsky. Norman estaba trabajando en su doctorado en la Universidad de Princeton, por ello evaluó cuidadosamente las afirmaciones hechas por Joan Peters en un libro muy popular en aquella época. Se titulaba “From Time Immemorial” y hablaba de los orígenes del conflicto israelí-palestino. Norman escribió una larga y detallada crítica de ese trabajo y envió sus conclusiones sobre el libro a unas 25 personas. Noam Chomsky le llamó enseguida y le hizo una advertencia.

Norman Chomsky: Le respondí y más tarde me dijo que fui la única persona que lo hizo, y a la pregunta que formulaba: “¿Les parece que este sea un buen tema, un tema serio de estudio?”, le dije: “Lo he leído, me parece muy sólido. Es un tema muy bueno de estudio. Pero si decides seguir adelante, hazlo con los ojos bien abiertos. No sólo estás socavando ese libro y demostrando que es un fraude, sino que vas a socavar a toda la comunidad intelectual de EE. UU.”.

JS: Con cada nuevo libro que escribía, a Norman le iban expulsando un poco más de la academia, normalmente bajo la apariencia de recortes presupuestarios u otras cuestiones técnicas. Después de enseñar durante nueve años en el Hunter College de Nueva York, donde Norman publicó “The Holocaust Industry” en 2001, el College afirmó que les habían recortado los fondos y por ello tenían que ofrecerle menos cursos. Ese libro contenía una firme acusación del dinero obtenido utilizando las historias de las víctimas del Holocausto.

Norman Finkelstein (NF): No me siento muy feliz de lo que sucedió. No pedía mucho. Estaba ganando 18.000$ al año en Hunter. Nada. Pero me pusieron en la calle después de nueve años.

JS: Finalmente, Norman aterrizó en la Universidad DePaul, en Chicago. Pero entonces, durante un debate televisado organizado por “Democracy Now!”, Norman acusó de plagio a Alan Dershowitz, famoso jurista y destacado partidario de Israel. Y Dershowitz atacó lo que Norman consideraba las débiles evidencias en las que apoyaba sus posiciones sobre Israel y Palestina.

NF: Si vamos a tener un debate civil, tiene que permanecer…

Alan Dershowitz: No va a ser un debate sobre mí, déjeme ser muy claro en eso.

NF: No estoy debatiendo sobre Vd. No me interesa Vd., Sr. Dershowitz. Nada en absoluto. Estoy interesado en el estudio y en la investigación, en los hechos y en su libro.

Cuando en 1984, Joan Peters publicó el libro titulado “From Time Immemorial”, varios académicos reconocieron a nivel universal que el libro era un fraude. No pretendo resultar pedante pero se me ha reconocido ampliamente como la persona que develó ese fraude. Conozco ese libro de arriba abajo. Los he leído al menos cuatro veces y he repasado todas las 1.854 notas al pie que contiene.

Empecé a leer su libro, Sr. Dershowitz. Y en el capítulo uno, las notas al pie 10, 11, 12, 13, 14, 15 y 16 son todas ellas citas de Joan Peters.

JS: Una vez más, la carrera académica de Norman se paró en seco cuando los medios le atacaron.

Sean Hannity : Así es el Dr. Finkelstein, da clase en la Universidad DePaul y podría obtener el puesto de profesor el martes si la universidad lo permite, pero ¿cómo puede gente como él estar enseñando a nuestros hijos en las aulas?

JS: Hubo una batalla en la Universidad DePaul sobre el puesto de Norman y se cerraron en banda tras una campaña pública en su contra. Norman cuenta que no se le ha ofrecido un puesto docente académico desde hace más de una década.

A pesar de todo, Norman Finkelstein ha escrito once libros, incluyendo “The Holocaust Industry”, “Beyond Chutzpah: On the Misuse of Anti-Semitism and the Abuse of History”. Su último libro, publicado en enero, es “Gaza: An Inquest into Its Martyrdom”. Este libro contiene los trabajos de Norman sobre Gaza. Es un estudio meticuloso de 440 páginas sobre el derecho internacional en relación con los sostenidos ataques de Israel contra Gaza y su pueblo. El libro ofrece la que bien puede ser la historia definitiva de una de las campañas más horrendas y duraderas en la historia mundial moderna. Ni una sola publicación importante ha revisado el nuevo libro de Norman. Ni siquiera aparece en las noticias por cable. Boicot total. Pero ahora, va a unirse a nosotros, aquí, enIntercepted.

Norman, bienvenido al programa.

NF: Gracias por invitarme.

JS: En primer lugar, nos gustaría escuchar tu opinión sobre lo que está sucediendo justo ahora sobre el terreno en Gaza.

NF: Bien, era algo enteramente predecible. De hecho, se predijo. La Gran Marcha por el Retorno, como se la ha llamado, e incluso si lees los periódicos israelíes, se especulaba sobre cuántos palestinos iban a morir y todavía no está claro cuántos finalmente han muerto asesinados.

JS: ¿Qué quieres decir con que era enteramente predecible?

NF: Los israelíes dijeron que iban a matar a todo aquel intentara romper la puerta de la prisión. La gente que está dentro de la prisión dijo que iban a intentar escaparse de esa prisión. No es necesaria mucha ciencia para averiguar lo que puede suceder en tal escenario.

JS: Cuando dices prisión, ¿a qué te refieres?

NF: No quiero resultar demasiado pedante con lo que voy a decir, pero Confucio dijo una vez: “El principio de toda sabiduría es llamar a las cosas por su nombre”. Soy consciente de que podría sonar como una entradilla de la galleta de la suerte, pero es realmente una idea muy profunda.

Por tanto, en el caso que nos ocupa, si miras las publicaciones dominantes que se hacen eco de la propaganda israelí, o si solo lees el Times, verás que se siguen refiriendo a una “valla fronteriza”. Una valla fronteriza es cuando dos Estados soberanos están a cada lado de esa valla.

Pero miremos los hechos: El sociólogo de la Universidad Hebrea Baruch Kimmerling, que es un distinguido sociólogo, describió en una ocasión Gaza, y ahora estoy citándole, como “el campo de concentración más grande del mundo”.

El respetado periódico israelí Ha’aretz se refiere al gueto de Gaza, con resonancias obvias para los judíos, como el gueto de Varsovia.

Y también tenemos al primer ministro conservador británico David Cameron, que se refirió a Gaza como una prisión al aire libre.

Todos esos términos son exactos, ¿están llamando a las cosas por su nombre al decir que los palestinos están intentando romper una valla fronteriza? No. Los palestinos en Gaza están tratando de romper la valla de un campo de concentración. Están intentando romper la valla de un gueto. Están intentando romper la puerta de una prisión.

Pero esa es sólo la mitad de la historia. Porque no sólo es una prisión.

En primer lugar, a principios de 2012, las Naciones Unidas empezaron a emitir informes que se preguntaban, “¿Podrá vivirse en Gaza en 2020?”.

Después, en 2015, la UNCTAD, una de las agencias más importantes de la ONU, emitió otro informe: “Gaza, con su trayectoria actual, será inhabitable en 2020”.

Posteriormente, en 2017, un alto funcionario de la ONU dijo: “Parece que nuestras previsiones eran demasiado optimistas”. Optimistas. Dijo: “Gaza ha cruzado el umbral de lo inhabitable hace mucho tiempo”.

No estamos hablando de poesía. No estamos hablando de hipérboles. Estamos hablando de la evaluación, del veredicto de burócratas de la ONU, profesionales muy conservadores pero competentes. Gaza es un espacio inhabitable. El 97% del agua de Gaza está contaminada. No es apta para el consumo humano.

Bien, ¿qué significa eso? Tomemos la opinión de Sara Roy, que es la principal autoridad mundial en la economía de Gaza. Sus padres estuvieron ambos en el campo de concentración de Auschwitz. Por tanto, consideren su lenguaje. Dijo: “Personas inocentes, la mayoría de ellos niños (porque en Gaza hay una abrumadora mayoría de niños, el 51% de su población), están siendo envenenadas a diario.

Y eso es una realidad. Y nadie quiere escucharla, se ponen muy remilgados. ¿Por qué hablan de campos de concentración? ¿Por qué hablan de envenenamiento? Bien, no culpen al mensajero por las malas noticias. La realidad es que Israel está envenenando a un millón de niños.

¿Está la gente de Gaza intentando romper una valla fronteriza? No. El pueblo de Gaza está intentando romper un espacio inhabitable en el que su población está siendo diariamente envenenada. Estos son los hechos. Pero hay alguien aquí que está profundamente equivocado. Me gusta Bernie Sanders, trabajé duro por Bernie durante su campaña…

JS: Sanders twiteó el lunes cuando todo estaba aún en los primeros estadios lo siguiente: “Más de 50 personas asesinadas en Gaza hoy y 2.000 heridos, además de los 41 asesinados y más de 9.000 heridos de las últimas semanas. Es una cifra escandalosa. La violencia de Hamas no justifica que Israel dispare contra manifestantes desarmados”. “EE. UU. debería jugar un papel agresivo reuniendo a Israel, la Autoridad Palestina, Egipto y la comunidad internacional para abordar la crisis humanitaria en Gaza y detener la escalada de violencia”. Norman, escuchamos tu respuesta.

NF: No hubo violencia por parte de Hamas. No soy defensor de Hamas. No soy un apologista de Hamas, pero me importan los hechos y me preocupa la verdad.

El hecho es, para cualquiera que esté al menos un poco familiarizado con la situación, que Hamas ha dado órdenes muy estrictas: Ni violencia, ni pistolas, ni armas.

Durante las últimas semanas, Hamas ha estado tragándose una provocación tras otra de los israelíes, porque los israelíes están desesperados, desesperados, como dijeron en aquel famoso WikiLeak: “No actuamos como Gandhi”, lo que significa que no saben cómo lidiar con la no violencia porque no queda bien cuando empiezan a utilizar su fuerza brutal contra manifestantes no violentos.

Por eso, están rezando, están haciendo cuanto pueden para que Hamas utilice cualquier tipo de violencia para que entonces puedan tener pretexto para entrar y, como ellos dicen, segar la hierba.

Bien, Hamas ha resistido las provocaciones y hay diez mil cosas por las que criticarles y seré el primero en hacerlo. Pero, para mérito eterno suyo, están ejerciendo una contención hercúlea frente a las sistemáticas y metódicas provocaciones desesperadas de Israel. Todo es tan disparatado, tan ridículo que necesitan un pretexto.

Y ahora, para que Bernie sopese y hable de la violencia de Hamas, lo primero de todo es que seamos claros: Tienen derecho a utilizar la violencia. Tienen ese derecho en virtud del derecho internacional. Como proposición general, tienen ese derecho. Así lo señala la ley. Un pueblo que lucha por su autodeterminación o está bajo ocupación extranjera, tiene derecho a utilizar la violencia para poder liberarse.

Por otra parte, la ley es muy clara: una potencia ocupante o un poder que le niegue a un pueblo el derecho de autodeterminación, no tiene derecho alguno a utilizar la violencia.

Por tanto, como principio general, el pueblo de Gaza, Hamas, tienen derecho a utilizar la violencia. Pero no lo están haciendo. Y que Bernie diga eso ahora… No, es inaceptable. Eso no es llamar a las cosas por su nombre. Eso es ser oportunista. Eso es ser cobarde. Soy consciente de que Bernie no se cree lo que está diciendo, pero tiene que proteger sus flancos, fingir que es imparcial. No, este no es momento para ser equidistantes. No lo es. Ese pueblo lleva once años sufriendo un bloqueo brutal, inhumano, ilegal e inmoral.

Voy a citar ahora a la juez del estado de Nueva York Mary McGowan Davis: “Hay que levantar de inmediato y de forma incondicional el bloqueo a Gaza”.

Ahora quiero que los oyentes piensen en esa palabra. Incondicionalmente. No significa que Hamas tenga que desarmarse. No significa que Hamas tenga que dejar de construir túneles. El bloqueo es ilegal para el derecho internacional. Es una violación flagrante del derecho internacional. Tiene que levantarse inmediata e incondicionalmente. No depende de Egipto, no depende de EE. UU., no depende de la Autoridad Palestina, todos ellos quieren destruir Gaza.

No, la ley dice “inmediata e incondicionalmente”. Ese cruel, inmisericorde y brutal bloqueo de Gaza tiene que levantarse.

JS: Escuchamos a Raj Shah y a otros hablar en nombre de la administración Trump culpando enteramente de todo a Hamas, incluso cuando se les enfrenta al número de civiles asesinados…

Raj Shah: Como he dicho anteriormente, creemos que Hamas tiene toda la responsabilidad. Esto es un intento de propaganda, un intento de propaganda horrible y desafortunado…

JS: Como si Hamas estuviera lanzando a los civiles palestinos contra Israel para que los maten. ¿Es diferente esa respuesta de la que la Casa Blanca de Trump está ofreciendo frente a los ataques y masacres anteriores contra Gaza cuando los demócratas estaban en el poder?

NF: Fue la misma. Te daré dos ejemplos de la gran figura ejemplar, es decir, Barack Obama. La Operación Plomo Fundido empezó el 26 de diciembre de 2008 y acabó el 17 de enero de 2009; lo que Amnistía Internacional llamó 22 días de muerte y destrucción.

Hasta ese momento, era la campaña más asesina de las periódicas operaciones israelíes contra el pueblo de Gaza.

Barack Obama había sido ya elegido presidente en noviembre. Y la Operación Plomo Fundido terminó el 17 de enero. ¿Por qué terminó el 17 de enero? Porque Obama iba a tomar posesión el 20 de enero, y ese estupefacto narcisista no quería que se produjera distracción y desviación alguna en su inauguración. Así pues, le pasó el mensaje a Israel: “Paren la Operación Plomo Fundido”. Esa es la única razón.

Volvamos ahora a la Operación Margen Protector, que se desarrolló durante el mandato de Barack Obama. La Operación Margen Protector se inició el 7 de julio de 2014 y terminó el 26 de agosto.

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja es un compañero que se llama Peter Maurer. Entra en Google y busca “Peter Maurer Afganistán”. Ha estado allí, en Siria, Yemen, República Centroafricana, Iraq, ha estado en todos esos países. Su tarea consiste en dar testimonio de cuanto sucede en las zonas de guerra.

En 2014, tras la Operación Margen Protector, Peter Maurer fue a Gaza. Volvió de allí y dijo: “Nunca hasta ahora he visto una destrucción tan masiva en ninguna parte”.

Peter Maurer: He visto a muchos niños sufriendo, a muchos heridos graves y sólo puedes quedarte tan conmocionado y sacudido cuando lo que ves es consecuencia de la guerra.

NF: No olviden que es la octava operación asesina de Israel en Gaza en los últimos quince años. Operación Días de Penitencia (2004); Operación Arco Iris (2004); Operación Nubes de Otoño (2006); Operación Invierno Caliente (2008). Empieza a parecer una producción de Irving Berlin. Operación Plomo Fundido (2008-09); Operación Pilar de Defensa (2012). Y después la Operación Margen Protector. Y ahora tenemos que añadir la nueva masacre de las últimas semanas.

¿Qué fue lo que Barack Obama hizo? Siguió apareciendo para seguir diciendo: “Israel tiene derecho a defenderse”.

Presidente Barack Obama: Reafirmo mi firme apoyo al derecho de Israel a defenderse.

Presidente Barack Obama: Apoyamos totalmente el derecho de Israel a defenderse de los misiles que aterrizan en los hogares de su pueblo.

Presidente Barack Obama: Como he dicho repetidamente, Israel tiene derecho a defenderse de los ataques con cohetes que aterrorizan al pueblo israelí.

NF: ¿Sabes cuándo los criticó por fin? Es una historia interesante. Fue cuando Israel estaba atacando sistemáticamente los refugios de la ONU. Había escuelas de la ONU que habían tenido que convertirse en refugios de civiles.

JS: Estás hablando de 2014.

NF: Sí. Bombardearon un primer refugio, un segundo, un tercero, un cuarto, un quinto y después las presiones empezaron a aumentar en el sistema de las Naciones Unidas. Ban Ki-moon tuvo por fin algo que decir y condenó el bombardeo del 3 de agosto sobre el refugio de la ONU.

Entonces, EE. UU. ya ni siquiera contaba con la hoja de parra de Ban Ki-moon. Finalmente en la tarde del 3 de agosto, EE. UU. dice:

Josh Earnest : El bombardeo de unas instalaciones de la ONU que albergan a civiles inocentes que huyen de la violencia es totalmente inaceptable y totalmente indefendible.

NF: Y he ahí que la noche del 3 de agosto, el primer ministro Netanyahu anuncia la retirada de Israel de Gaza.

Todo lo que necesitó para poner fin a esa operación fue una palabra de EE. UU. Podían haberla detenido antes pero Barack Obama no hizo nada. ¿Tiene derecho Israel a protegerse? Veamos algunas cifras básicas: 550 niños de Gaza asesinados. ¿Cuándos niños israelíes han muerto? Uno; 18.000, 18.000 hogares palestinos destruidos. ¿Sabes cuántos hogares israelíes fueron destruidos? Uno. 550 frente a 1; 18.000 frente a 1. Y lo único que Barack Obama pudo ver era que Israel tiene derecho a defenderse.

Y ni un israelí, no sólo hoy sino en las últimas seis semanas, ni un solo israelí, olvídate de asesinados y heridos, no hubo ni un simple arañazo. ¿Y me invocan la violencia de Hamas? Es una aberración. Es inaceptable.

JS: ¿Ha habido algún cambio significativo de Obama a Trump respecto a Gaza?

NF: Yo no diría con respecto a Gaza. Diría que probablemente es cierto que EE. UU. estaba poniéndole alguna restricción a Netanyahu en anteriores gobiernos; no puedo documentarlo pero creo que es razonable asumirlo. ¿Recuerdas, por ejemplo, aquella famosa conferencia de prensa cuando Israel demolió Shujaiya? Una historia que sigue repitiéndose…

Shujaiya es una barriada de civiles en Gaza. Está entre las barriadas civiles más densamente pobladas en Gaza, que es uno de los lugares más densamente poblados del mundo. Había habido un tiroteo fuera de Shujaiya y varios soldados israelíes habían muerto. Eso hizo que Israel enloqueciera. Israel arrojó más de 100 bombas de una tonelada sobre la barriada y disparó indiscriminadamente miles –miles- de proyectiles de artillería de gran poder explosivo sobre Gaza. Y en la conferencia de prensa, puedes recordarlo, dijeron que había sido una operación precisa y rigurosa, y ya lo creo que lo fue. Localizaron Shujaiya y procedieron a arrasarla, Kerry estaba algo furioso y dijo (supongo que su micrófono estaba abierto y no se dio cuenta):

John Kerry: ¿Una operación precisa? ¡Un infierno!

NF: Por tanto, hubo algunas restricciones que funcionaron. Con estos tipos, con Trump, y con Pence, no hay restricciones. Netanyahu dijo: “No se preocupen, se olvidará todo en dos días”. Todo lo que se recordará será la apertura de la embajada de EE. UU. en Jerusalén. ¡Y tenía razón!

JS: Por tanto, esta semana Israel no sólo está celebrando la fundación del Estado de Israel, también la fecha de la creación de sus fuerzas armadas, las fuerzas combinadas de la defensa, y quiero leerle una cita, con la que sé que está familiarizado, de un profesor del Instituto de Defensa Nacional, Arnon Soffer, que dijo en 2004: “Cuando 2,5 millones de personas vivan en una Gaza clausurada, se producirá una catástrofe humana. Y esa gente se volverá aún más animal de lo que es ahora. Con la ayuda de un Islam fundamentalista demencial, la presión en la frontera va a ser horrible. Va a haber una guerra terrible, por eso si queremos seguir vivos tendremos que matar, matar y matar, todo el día, todos los días”.

NF: Ahora detengámonos un momento, ve a mi página web, vamos a encontrar el discurso de Netanyahu ante la nación judía. Lee lo que dice:

JS: “Resulta fácil decir que el pueblo de Gaza debe ser exterminado, pero no es una tarea fácil de lograr. La mayoría de vosotros sabrá que es como cuando cien cuerpos yacen juntos, o 500 o 1.000. Al ejecutar esa orden espantosa y seguir siendo decentes, nos hemos ganado una página gloriosa en los anales de la historia. Tenemos el derecho moral, tenemos el deber ante nuestro pueblo de matar a esta gente que quiere matarnos. Hemos llevado a cabo esa tarea tan difícil por amor a nuestro pueblo y no hemos sufrido impureza alguna dentro de nosotros, ni en nuestra alma ni en nuestro carácter.”

NF: En efecto. Eso defienden: Estamos matando a esta gente que quiere matarnos a nosotros. Una tarea terrible. Todos disparamos y lloramos, pero eso es lo que tenemos que hacer.

JS: Entonces, ¿de quién son las palabras que acabo de leer?

NF: Si sustituyes “Gaza” por “judíos”, hablaba Heinrich Himmler. Es un discurso suyo muy famoso, donde los nazis, como otros que vinieron después, derivaron en este tipo de placer enfermizo compadeciéndose de ellos mismos.

JS: La idea que las personalidades políticas israelíes fomentan consistentemente, acabo de mencionar a este geógrafo que es instructor en la universidad del ejército, es que Israel tiene derecho a matar a esas personas porque actúa en su defensa, y así es como enmarcan todo. Si dices algo sobre Gaza en las redes sociales, te acosan de inmediato una serie de gentes que preguntan: “¿Estás diciendo que Israel no tiene derecho a defenderse?".

NF: No, no tiene derecho a defenderse. Tienes derecho a defender tu frontera de un ataque. Pero no tienes derecho a enjaular a un pueblo en un espacio inhabitable que vas lentamente envenenando. Recuperas ese derecho cuando haces tres cosas: Una, pones fin al bloqueo ilegal de Gaza. Dos, pones fin a la ocupación ilegal de un territorio extranjero. Y tres, das al pueblo de Gaza y Cisjordania el derecho a la autodeterminación y estatalidad. La negativa a estos tres derechos significa que tú pierdes cualquier derecho a citar o dejar de citar el “derecho a defenderte”.

A menos y hasta que pongas fin a esas ilegales situaciones compuestas consecutivas, no tienes derecho a la autodefensa. Pierdes ese derecho porque no tienes ese derecho si estás actuando mal.

Sí, Israel tiene derecho a defenderse pero no a menos y hasta que deje de atormentar y torturar al pueblo de Palestina y, en particular, al pueblo de Gaza, a menos y hasta que dejen de hacerlo no tienen más derecho que el de empacar y marcharse.

JS: ¿Cuál es el objetivo final de Israel en Gaza, especialmente con Netanyahu en el poder?

NF: Netanyahu es un político de mente muy estrecha. Busca victorias rápidas. Si preguntas: ¿Qué visión tiene a largo plazo? No tiene ninguna.

Tienes que entender que todo el movimiento sionista, si vemos su historia y a continuación el Estado de Israel, no deja de actuar. Y esperan, esperan. Si me preguntaras ahora cuál es la acción que viene a continuación, qué es lo que están esperando, podría decirte que es probable que estén esperando un cataclismo de tales dimensiones que puedan llevar a cabo otro, ya sabes: “la limpieza milagrosa de la tierra”. Esa sería la situación ideal.

Hasta que lleguen a la situación ideal, seguirán esperando. La gente dice: ¿Cuánto puede durar, ya han pasado…? No, no tiene por qué terminar. Por el amor de Cristo, la ocupación dura ya medio siglo. Pueden seguir manteniéndola.

En cuanto a Gaza, la dejarán vegetar y morir.

JS: ¿Cuál es su análisis de la “ruptura” del acuerdo con Irán?

 

NF: Ante todo, es difícil evaluar si hay alguna previsión o visión lejana en lo que están haciendo. No creo que Netanyahu quiera ahora una guerra con Irán. Sin embargo, es muy posible que hayan cruzado el Rubicón, y Nasrallah, que no es un alarmista, que no trata de sembrar el miedo, en el discurso que dio hace un mes no dijo: “No estoy diciendo que sea probable. Ni siquiera que sea posible”. Lo que dijo fue: “Podemos estar encaminándonos hacia una guerra regional”. Y si dice eso, creo que necesitamos hacer una pausa y empezar a preocuparnos de verdad.

La gente como Trump y Netanyahu no ven el día siguiente, Irán es una civilización de 5.000 años. Es muy paciente. A largo plazo, podría verse cuán lenta pero con qué seguridad va construyendo un frente muy impresionante, que llaman resistencia en Oriente Medio, y por eso son pacientes. Y pueden esperar pacientemente el momento adecuado. Y entonces vamos a tener no un desastre sino una pesadilla. Será una pesadilla.

 

JS: Quiero darte las gracias por estas aportadoras inspiraciones. Ya sé que siempre te tomas tu trabajo y el de que quienes te rodean muy en serio y yo aprecio esa postura. Y muchas gracias por todo tu esfuerzo, Norman.

NF: Gracias a ti.

JS: Norman Finkelstein es autor de "Gaza: An Inquest into Its Martyrdom". Es posible que ese libro no consiga análisis o crítica alguna en las publicaciones más prestigiosas de nuestro tiempo, o, en realidad, en ninguna publicación, excepto The Intercept, mientras que los periodistas se dedican a escribir una y otra vez sobre los tuits de Donald Trump y otros temas, pero animo a nuestros lectores a que busquen el libro de Norman, lo lean y tomen sus propias decisiones.

[Interludio musical]

JS: Esto es todo para el programa de esta semana. Si aún no son miembros habituales de Intercepted, pueden iniciar sesión en theintercept.com/join. Pueden también seguirnos en Twitter. Intercepted es una producción deFirst Look Media y The Intercept. Nuestra distribuidora es Panoply. Nuestro productor es Jack D'Isidoro y nuestro productor ejecutivo es Leital Molad. Laura Flynn es productora asociada. Elise Swain es nuestra asistente de producción y diseñadora gráfica. Emily Kennedy se encarga de nuestras transcripciones. Rick Kwan realizó las mezclas. Nuestra música, como siempre, fue compuesta por DJ Spooky.

Hasta la próxima semana, aquí Jeremy Scahill.

https://theintercept.com/2018/05/16/war-crimes-and-collective-punishment-senator-ron-wyden-on-gina-haspel-and-the-cia-and-norman-finkelstein-on-gaza/?campaign=homepage-podcast-intercepted   

Esta traducción puede reproducirse libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a rebelion.org como fuente de la misma. 

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242125

En consecuencia, valoremos la generalización de la conciencia sobre que: "Los palestinos nunca han sido el único objetivo en los planes de dominio y ocupación sionista sino el prioritario, puesto que su presencia independiente y viable como pueblo niega la esencia de la entidad sionista".

 

Tres ejes del sionismo:

Expansión, oscurantismo y crisis

1 de junio de 2018

 

 Por Incola Hadwa y Silvia Domenech (Rebelión)

 

Expansión

Los palestinos nunca han sido el único objetivo en los planes de dominio y ocupación sionista sino el prioritario, puesto que su presencia independiente y viable como pueblo niega la esencia de la entidad sionista. Una entidad que, a fin de cuentas, no es más que una base terrenal del sionismo. O sea, de una concepción que, como tal, representa precisamente los intereses del gran capital financiero internacional que pretende dominar el mundo. Por lo que cada estado árabe, y especialmente aquellos con direcciones nacionalistas claras y cohesionadas que atisben como oponentes, han sido y son también su objetivo real tarde o temprano, como lo son Siria e Irak, o Yemen, y lo fue Sudan.

Expresión de esas ambiciones fue la guerra sionista de 1967, la cual les permitió no sólo apoderarse del territorio palestino que luego de la guerra del 48 había quedado bajo el control egipcio y jordano, sino además de la península del Sinaí hasta las márgenes del Canal de Suez, territorio egipcio que se ve obligado a devolver en el año 1979 tras los acuerdos de Camp David. Y también apoderarse de las Alturas del Golán, de soberanía siria, que ocupo durante la Guerra de Yom Kipur (1973) expulsando a más de 90000 de sus habitantes. Territorio que desde 1981 fue anexado en la práctica por los sionistas como parte de su entidad, a pesar de que en la Resolución 497 del Consejo de Seguridad de la ONU se declaró que la decisión israelí de imponer sus leyes, su jurisdicción y su administración al territorio sirio ocupado de las Alturas del Golán es nula y sin valor, aunque lamentablemente en la realidad nada hizo ni hace para implementarla y obligar a la entidad sionista a devolverlo.

El denominado Plan Yinon, conocido Plan sionista para debilitar y dividir el Medio Oriente, es también una manifestación más de esas ambiciones conformando, junto a la concepción norteamericana del “Arco de Crisis” y el “Caos Constructivo”, los más viejos cimientos de la geopolítica que actualmente aplica Estados Unidos en esa zona, o sea, la “Balcanización”. Geopolítica que busca desmembrar esa región en territorios enfrentados entre sí, atomizados y políticamente débiles, reconfigurando la zona en función de los intereses sionistas e imperialistas y de sus aliados occidentales y árabes. Y la cual, desde el ángulo de su impacto práctico ha provocado una nueva “catástrofe”, una Nabka que amenaza a todo el Medio Oriente con divisiones y guerras, y lo ha convertido en un verdadero infierno.

“Balcanización” que pretendieron buscar a través del uso táctico de los grupos terroristas mal llamados “islámicos”, y que ahora el Parlamento de la entidad sionista (Knesset) intenta legalizar a través de un proyecto de ley que explora las formas en las que el régimen de Tel Aviv podría ayudar a los separatistas kurdos a establecer un estado independiente que apoye al régimen sionista y que tome partes de Siria, Iraq y Turquía.

La ocupación y destrucción sionista de Palestina, así como la expulsión masiva de la población nativa y la instauración allí de una entidad gendarme, no ha sido más, por consiguiente, que el primer paso de todos esos planes. A ello debe seguir la ocupación y destrucción de, por lo menos, Líbano, Siria, Jordania, Irak y partes de Egipto y Arabia Saudita, hasta crear el sueño sionista, o sea, un estado que abarque - y no es casualidad - desde el Nilo al Éufrates, pretensión que explica la constante negativa de esa entidad a fijar fronteras. Y todo ello para que el imperial-sionismo norteamericano domine dos de las tres zonas con mayor producción mundial de petróleo: el Oriente Medio y una parte importante de la correspondiente a la antigua URSS: el Cáucaso y el Asia central. Todo lo cual le permitiría someter y controlar todo el planeta, apoderarse de sus recursos naturales y tener mayor poder sobre los demás.

Oscurantismo

Decimos que no por casualidad, refiriéndonos al territorio con el que sueñan los sionistas porque, aunque parezca casi imposible de creer en pleno siglo XXI y difícil de detectar por su camuflaje y sutileza, tanto la creación como la existencia de la entidad sionista están basados en un oscurantismo de tipo medieval que evita deliberadamente que se conozca la historia del pueblo originario de la región: el palestino, sustituyéndola por la historia herencial sionista que hace exclusivos a los judíos y atribuye un origen divino a esa exclusividad.

Un oscurantismo que, manipulando los mitos de la fe popular cristiana y judía, así como las ideas místicas sustentadas en lo fundamental en los mitos cristianos hiperbolizados por la Reforma Protestante, deforma e invierte las condiciones materiales reales del surgimiento de la fe judía para crear un origen, una nacionalidad y una razón de ser política a la existencia de los judíos que, aunque falsa, les ha permitido lograr sus fines y legitimar sus intereses. Un oscurantismo que se ha convertido a su vez en una herramienta de exclusión social, ya que al absolutizar la historia sionista e impedir por todos los medios consciente y deliberadamente la difusión de la realidad, ignoran y desconocen la de los palestinos.

Este oscurantismo se ha multiplicado en un conjunto de estrategias que incluyen su utilización como instrumento movilizador para la importación de judíos hacia su base terrenal, la entidad sionista. Muestra de lo cual es la lucha sionista para evitar la llamada “asimilación” judía”, dirigida a desnaturalizar a los judíos, estimular su emigración para usarlos como instrumento de colonización, ocupación y destrucción y, sobre todo, asimilarlos a su entidad para integrarlos como células conformantes de la misma. Y también lo es el fomento del antisemitismo, dirigido a estigmatizar a todos aquellos que se opongan a ellos. Estrategias que persiguen mantener los mitos y mentiras formalizadas para ocultar la verdadera esencia reaccionaria, racista y genocida del sionismo. Y condenar a todo aquel que lo denuncia. Y oscurantismo del cual, podría decirse, hacen ostentación de forma abierta, sin que nadie les salga al paso, se conmueva ni inmute.

Un ejemplo de lo anterior ha sido el caso, hace sólo unos días, de la inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, donde Benjamín Netanyahu, en su discurso de apertura, mientras sus soldados asesinaban palestinos en Gaza, justificó la ocupación sionista de esa ciudad por el pretendido papel que jugaron y las supuestas acciones que realizaron en ella, según su historia herencial, personajes como Abraham y los reyes David y Salomón. O sea, dando como verdades absolutas e indiscutibles el papel de personajes que los científicos y la arqueología han demostrado que son sólo figuras literarias, cuya existencia real no puede ser históricamente documentada  [1]. E ignorando, a su vez, que Jerusalén es una ciudad Santa no sólo para una fe, sino que lo es para las tres grandes religiones monoteístas - la judía, la cristiana y la islámica -, todas ellas asociadas a la figura de Abraham. Lo que hace evidente que los argumentos sionistas lo que persiguen es ocultar y encubrir el hecho real de que Palestina fue un territorio en el cual vivieron y compartieron una misma tierra y un solo país los judíos, cristianos y musulmanes con su única identidad de palestinos [2].

 Y lo más terrible aún, un oscurantismo que persigue que su pretendida y auto-adjudicada acreditación como elegidos por Dios, les dé derecho a ocupar y destruir territorios, y a someter, actuar bestialmente y asesinar impunemente la población palestina.

Crisis
En cuanto a la consolidación de su base territorial como territorio libre de oponentes, los sionistas y sus aliados, incluyendo por supuesto a las monarquías feudales y los gobiernos reaccionarios árabes, han ido logrado que el pueblo palestino, a pesar de los casi dos siglos de lucha contra la colonización y la ocupación de su territorio, esté enfrentando hoy una profunda crisis territorial, demográfica, política y económica. Crisis agravada desde Oslo, además, por una nueva y más compleja estrategia imperial-sionista diseñada para un largo plazo la cual ha buscado minar, dividir y debilitar al propio pueblo palestino desde dentro, a partir del colaboracionismo de ciertos sectores palestinos y el incremento de sus contradicciones internas. Pero crisis generada conscientemente por los sionistas con el fin de hacerlo desaparecer y/o claudicar en su lucha.

En efecto, los sionistas han dejado al pueblo palestino prácticamente sin territorio, y el que disponen está formado por un rompecabezas de pedazos fraccionados sin coherencia territorial ni continuidad, desconectados entre sí y bordeado por puntos de control sionistas y obstrucciones de todo tipo.

Al igual que el territorio, la población palestina ha sido convertida por el sionismo en un rompecabezas de pedazos fraccionados, estando parte de ella imposibilitada de retornar a su país, obligada a permanecer viviendo en muchos casos – como otros dentro de la misma Palestina - en campamentos de refugiados de la UNRWA, organización a la cual Washington recortó en enero su aportación como método de presión a la Autoridad Palestina. Mientras que los que viven en la entidad sionista, a los que concedieron tarjetas de identificación y reconocieron “teóricamente” la ciudadanía - no para incorporarlos a la vida cívica y política, sino para evitar el retorno de los que habían sido expulsados - sufren una discriminación sistemática generalizada en casi todos los aspectos de la vida y viven en inferioridad de derechos con respecto a los colonos judíos que allí habitan.

Por otro lado, el sionismo se ha ocupado de convertir la economía Palestina en una economía de “de-desarrollo”, denominación que dio la economista norteamericana Sara Roy de la Universidad de Harvard, para caracterizar una economía que presenta una constante erosión o debilitamiento de la capacidad de crecimiento y expansión debido al continuo robo de tierras y recursos naturales que desgastan su base productiva, cuyas fronteras han sido y están controlados por los sionistas y la importación de insumos restringida, todo lo cual incrementa los costos de producción, deprime las inversiones e, inevitablemente, sitúa a la economía en una trayectoria distorsionada de alto desempleo y pobreza generalizada.

Una economía en la que el de-desarrollo coexiste con una ANP con un aparato de estado desproporcionado que se ha convertido en el primer proveedor de empleo - la mitad de ellos en fuerzas de seguridad -, cuyos ingresos provienen de los impuestos recaudados lo que genera una amplia red de clientelismo y de corrupción, los impuestos controlados por los sionistas y la ayuda internacional los cuales son utilizados como instrumentos políticos de presión sobre ella.

Los resultados anteriores, sin hablar ya de las masacres, los asesinatos, los bombardeos, las acciones punitivas, los cortes de electricidad y de agua, los prisioneros y los atropellos que se están cometiendo contra los niños palestinos, los asentamientos y las agresiones de los colonos y el robo constante de tierra. Sin hablar de ello, los resultados descritos anteriormente de por sí, constituyen condiciones materiales reales que, junto a la voluntad y concepciones sionistas, limitan y/o imposibilitan la creación de un estado palestino medianamente creíble en la actualidad. Lo que en cierta forma explica que el gobierno norteamericano, bajo la presidencia hoy de Donald Trump, haya pretendido, aplicando la fuerza, encaminar las negociaciones con la Autoridad Palestina, entre otras variantes y en el mejor de los casos, hacia la aceptación de un status quo que reduzca los palestinos a Gaza y algunas partes de Cisjordania; o permita, quizás, una solución federativa jordano-palestina, o la expulsión de éstos hacia el Sinaí, con la anuencia del gobierno colaboracionista de Egipto.

En cualquier caso, no obstante, se trata sin dudas de liquidar la causa Palestina, posibilitando así la aceptación pública de la entidad sionista y su coalición en una alineación regional junto a las naciones árabes reaccionarias y monárquicas más fuertes para lograr el dominio de la región.

La Palestina de hoy, sin dudas, es sólo el espejo más representativo de lo que espera a otros. O mejor, de lo que nos espera a los demás…

 Notas

 [1]  Ver, entre otras obras, Albert de Pury. Abraham. what kind of an ancestor is he?http://www.unige.ch/theologie/distance/courslibre/atjacobdt2005/lecon2/abraham.pdf. Emmanuel Anati. Palestine before the Hebrews: a history, from the earliest arrival of man to the conquest of Canaan. http://science.sciencemag.org/content/140/3562/41.1  .

 [2]  Suhail Hani Daher Akel. La tierra palestina, su pérdida y su día. http://akelwww.suhailakeljerusalem.com/elind020408.html.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242311

 

 

Observamos que la perfidia de la modernidad o de la aplicación devastadora de las ciencias y tecnologías de avanzada se origina en el objetivo exclusivo del capitalismo de incesante rentabilidad de los oligopolios imperialistas y locales del mundializado. Pero:

 

 

Tasa de ganancia y crisis

18  de junio de 2018

 

 Por Carlos A. Larriera (Rebelión)

 

La crisis económica mundial es la crisis de la tasa de ganancia del gran capital internacional. La tendencia a la baja de la tasa de ganancia, que fue definida por Marx en El Capital, hace décadas que más que una tendencia es una realidad.

El capitalismo comienza siendo manufactura, se agrupaban todos los artesanos de distintos oficios en una galpón y se fabricaba ahorrando espacio, luz, etc. En esa época se podía decir que el 90 % del producto se debía al trabajo humano y un 10 por ciento a las herramientas.

Con la primera revolución industrial, la máquina comenzó a tener un papel fundamental en la cantidad de producción por unidad de tiempo.

La competencia intercapitalista hace que algunos empresarios se adelanten en el uso de las nuevas tecnologías y otros demoren un tiempo o directamente no las incorporen.

La mercancía que surge de la producción, tiene dos valores, el valor de uso, la utilidad que tiene, por ejemplo, la bicicleta para desplazarse, y el valor trabajo, el tiempo de trabajo socialmente necesario para fabricarla. El valor trabajo es el valor de cambio, es el valor que se traduce en la forma dinero.

La plusvalía, es la diferencia entre la totalidad del valor que producen los obreros y el salario de subsistencia, que es el valor traducido en dinero de todo lo necesario para reproducir la mano de obra. Los obreros producen mucho más que lo necesario para la reproducción de su fuerza de trabajo, la diferencia es la plusvalía, y su apropiación es la única motivación empresaria para producir.

El valor de uso no tiene para el capital un interés en sí mismo, sino en cuanto es necesario para apropiarse del valor trabajo, plusvalor.

La tasa de ganancia es el cociente entre la totalidad del capital invertido por la empresa (salarios, materias primas, depreciación de la maquinaria, luz, gas, etc.) y el excedente que recibe de esa inversión. Es la plusvalía medida de otra forma. Su masa es la misma.

Como la explotación de los obreros tiene el límite de la resistencia física del organismo humano, llega un momento en el que para incrementar sus ganancias el capitalismo necesita extraer plusvalor de los obreros de otras fábricas. Esto lo consigue elevando su productividad en base a nueva tecnología, que tiene como consecuencia mayor cantidad de mercancías por unidad de tiempo y por consiguiente, menor valor individual de cada una.

Esta mercancía con menor valor, la vende en el mercado a un precio un poco menor que el que rige en éste, pero mayor al del valor de lo producido en su fábrica. De esta manera obtiene una ganancia extraordinaria por el período que tardan las demás empresas en elevar también su tecnología.

Este proceso implica que para obtener la misma tasa de ganancia, necesita vender una mayor cantidad de mercancías. De esta necesidad surgen las crisis de sobreproducción que no son el primer origen de las crisis económicas, sino un fenómeno derivado de la caída de la tasa de ganancia, actuando como amplificador de la crisis económica.

Este proceso de crecimiento de la maquinaria, permite una mayor concentración de las empresas. Sin embargo la ganancia extraordinaria dura poco, y los capitalistas se ven obligados a elevar nuevamente su tecnología, ganar mercados, vender cada vez más unidades del producto, etc. Todo esto vuelve a tener corta duración y el proceso vuelve a reiniciarse. Esto implica un aumento permanente de la concentración económica, proceso inevitable en el capitalismo.

Al mismo tiempo, la producción capitalista que comenzó con una proporción entre trabajo humano y maquinaria del 90/10%, se acerca hoy al 10/90%, aumentando permanentemente. Al disminuir el tiempo de trabajo con relación a la inversión en tecnología, el valor de cambio del producto total se reduce constantemente y cada vez en forma más acelerada, a medida que se intensifica la revolución científico-tecnológica. La tasa de ganancia en consecuencia, baja cada vez más.

Los únicos capitalistas que logran elevar su tasa de ganancia son los que obtienen esas ganancias extraordinarias. La corta duración que tienen los obliga a repetir el ciclo, lo que implica una competencia interoligopólica capitalista cada vez más feroz.

Las fusiones y adquisiciones de empresas, que se dan incluso a nivel de las más grandes del planeta en cada rubro, es una de las consecuencias lógicas de este proceso.

Lo que estamos viviendo es este mecanismo a escala mundial. El capital concentrado, que ha adquirido unas proporciones gigantescas, necesita vender un volumen de producción mayor que la capacidad de absorción del mercado interno de cualquier país. Por eso recurre al saqueo planetario

Como al capital concentrado la baja de la tasa de ganancia no le garantiza la rentabilidad esperada, parte del nuevo capital que obtiene de la producción y luego se convierte en capital dinero con su venta, no es invertido productivamente.

Esa es la razón por la que el capital concentrado utiliza ese capital dinero que tiene ocioso para inversiones financieras especulativas de todo tipo, las cuáles le reportan una ganancia adicional, aunque ésta sea ficticia, porque es el trabajo y no el dinero lo que produce valor.

En un mundo donde el dólar goza de una confianza que no corresponde a su valor real, que es mucho menor, utilizan ese capital dinero ficticio para comprar distintos bienes materiales: tierras, minas, fábricas, etc. Como el dinero es dinero, al ser usado de intermediario entre dos valores reales, el que proviene de la producción y los bienes materiales que se adquieren, permite transformar su ganancia ficticia en ganancia real. Como se comprenderá, este sistema no puede funcionar mucho tiempo de esta manera.

El capitalismo no va a desaparecer por sí solo, en todo caso se va a derrumbar encima de nosotros. Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=243020

 

 

 Alternativas postcapitalistas

 

 

Nos diferenciamos de los progresismos e izquierdismos reformistas y/o burocratizados por nuestro empeñoi desde hace tiempo en ir construyendo de modo concreto el anticapitalismo. Esta organización y lucha arraiga no sólo en la resistencia a los extractivismos sino también en el programa de promover la incorporación de una creciente mayoría a deliberar-decidir mediante cuestionamientos, por ejemplo, de:

 

El mito de la "frontera" de Gaza

22 de mayo de 2018

 Por Amjad Iraqi

972mag

 

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

La Línea Verde oculta el hecho de que los palestinos en Gaza ya no están siendo oprimidos fuera del Estado israelí, sino que están siendo enjaulados y brutalizados dentro de él.

Activistas palestinos han criticado durante mucho tiempo el uso de la palabra "frontera" para describir la línea de armisticio de 1949 que divide a Gaza e Israel y que los manifestantes en la Gran Marcha del Retorno han estadotratando de cruzar con gran riesgo para sus vidas. Invocando el término, Israel insiste en que su política de abrir fuego hacia la Marcha es parte de su legítimo derecho a defender su soberanía y seguridad. Además alega que debido a que el Gobierno desmanteló sus asentamientos en 2005 ya no ocupa la Franja y por lo tanto no es responsable de sus condiciones.

Estos son argumentos falsos. El bloqueo de Israel y el control de Gaza se extienden desde los cruces terrestres del este y el norte hasta el mar Mediterráneo en el oeste, con Egipto controlando el sur. Lo que llama una "frontera" es en realidad una red militarizada de naves en el mar, alambre de púas, barreras electrónicas, zonas letales para no humanos y sistemas de vigilancia que funcionan como la cerca de una prisión al aire libre. En términos legales, Israel conserva el "control efectivo" de la Franja (incluidos los movimientos de la población, su espacio aéreo, el flujo de bienes y otras necesidades de la vida cotidiana) y por lo tanto sigue siendo el poder de ocupación.

La comunidad de derechos humanos ha dedicado años a articular la naturaleza de la ocupación de Israel en virtud del derecho internacional y la responsabilidad de terceros para ponerle fin. Sin embargo la ley solo vale tanto como la voluntad de hacerla cumplir. Y medio siglo después estos esfuerzos no han logrado producir resultados significativos. No es que la ley sea incorrecta, sino que ha sido incapaz de movilizar una acción política o hacer que el Gobierno militar de Israel tenga menos apoyo.

Las ambigüedades palestinas sobre la Línea Verde han complicado aún más las cosas. Nos enfocamos en las estructuras militares que han surgido desde 1967, pero enfatizamos que el problema real es 1948. Citamos la obligación de Israel de cumplir la ley internacional, pero castigan la ley por ser inútil en la práctica. Combinamos la colonización, la ocupación y el apartheid como focos para explicar la actual Nakba, pero llegamos a conclusiones diferentes sobre lo que implica la solución. Estos debates son naturales, pero también confunden las prioridades de la lucha y el discurso que promueven.

Explotando estas incertidumbres, Israel ha convertido Gaza en un área que se separa y se anexa simultáneamente bajo el control de Israel. Es un purgatorio diseñado para proporcionar la respuesta más conveniente para eludir la responsabilidad y justificar la violencia en un momento dado. Esto ha oscurecido un hecho controvertido pero quizás inexorable: después de 51 años Gaza difícilmente puede describirse como "territorio ocupado". Ahora es una parte segregada, debilitada y subyugada de Israel, una réplica de los distritos, los municipios y las reservas que encerraron a las poblaciones nativas y las comunidades de color en el apartheid de Sudáfrica, Estados Unidos y otros regímenes coloniales. En otras palabras, los palestinos ya no son oprimidos afuera del estado israelí, están siendo enjaulados y brutalizados dentro de él.

La Línea Verde ha sido clave para disfrazar este complejo sistema. Al igual que la anexión de facto de Cisjordania, donde los asentamientos y la presencia militar de Israel han hecho que la "frontera" allí no exista, Gaza ha sido efectivamente absorbida en la jurisdicción política de Israel. Hamás, como la Autoridad Palestina, se percibe como un pseudo-Gobierno de "enemigos aliados" hostiles, pero uno que puede ser manejado bajo el dominio de Israel siempre y cuando esté contenido detrás de la valla. Los miles de personas que participan en la Marcha del Retorno no son "infiltrados" que intentan violar un Estado soberano, sino que son desplazados y privados de sus derechos "ciudadanos" que huyen de un gueto construido por el Estado. El ejército no está reteniendo a los "invasores extranjeros", sino que está matando y reprimiendo a sus propios súbditos nativos.

Este encuadre es crucial para comprender la escala y la severidad de las políticas de Israel y para idear caminos más sólidos para corregir sus injusticias. Al arrancar la máscara de la Línea Verde los palestinos y sus aliados pueden revertir los esfuerzos de Israel para aislar Gaza de Cisjordania y negar el derecho de sus poblaciones a sus hogares ancestrales. Lo que Israel teme más que a un Estado palestino es a una población palestina que no puede negar y el mito de que Gaza está "separada" de Israel lo ayuda a equilibrar ese miedo. Ese mito debe ser quebrado y ese temor racista debe ser expuesto. Hacerlo también revelaría la solución política: si los palestinos no pueden ganar su independencia a lo largo de la Línea Verde, exigirán su plena igualdad más allá de ella. La Marcha del Retorno está haciendo justamente eso.

https://972mag.com/the-myth-of-the-gaza-border/135392/

Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelión como fuente de la tradución.

 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=241881

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=241881

 

 

En el programa de promover la incorporación de una creciente mayoría de los pueblos planetarios a deliberar-decidir es crucial poner en duda al progreso y modernidad capitalista descubriendo sus significados e implicancias ecocidas-genocidas. Pero a la vez es imprescindible el enfoque sobre la Ciencia Digna como alternativa y a la Unión de Científicos comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza como construcción ya en ese rumbo.

 

Atendamos:

 

 

Represión a control remoto

Israel prueba sus últimas armas contra la Gran Marcha del Retorno

4 de junio de 2018

 

 

Por Rebecca Stead

Monitor de Oriente

En el transcurso de las protestas de la Gran Marcha del Retorno, que empezaron el pasado 30 de marzo, 115 palestinos fueron asesinados y alrededor de unos 13.000 resultaron heridos. Muchos recibieron disparos al instante desde posiciones israelíes situadas detrás de la frontera entre Gaza e Israel. Gas lacrimógeno calló sobre los protestantes desde drones no tripulados que revoloteaban en el cielo. Balas con alas de mariposa destrozaron las extremidades de decenas de palestinos.

Ésta fue la represión por control remoto de los protestantes. Fue frío, clínico y calculado, con resultados devastadores. Israel es uno de los líderes mundiales en desarrollo de armas y munición de alta tecnología, y la Gran Marcha del Retorno presentaba una oportunidad ideal para experimentar con sus últimas innovaciones. Con una población de conejillos de indias de casi dos millones de palestinos bajo asedio en Gaza, Israel puede jactarse de sus armas y tecnología como “probada en combate” en un mundo corporativo que no se preocupa por la ética.

El foco de atención se lo ha llevado Israel con el uso de sus drones para soltar gas lacrimógeno sobre los protestantes palestinos y los periodistas que estaban cubriendo la protesta. Los drones fueron vistos por primera vez en marzo, cuando unas imágenes del canal libanés Al-Mayadeen TV parecían mostrar pequeños drones que arrojaban bombonas de gas a cualquier persona que estuviera cerca de la frontera entre Gaza e Israel. The Times of Israel declaró que “un portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel dijo que el OVNI (objeto volador no identificado) no estaba controlado por el ejército, sino por la policía de la frontera. La policía no dio declaraciones al respecto”.

En una investigación acerca de cómo estaba usando Israel dichos drones, el Middle East Eye notificó lo siguiente: “aparentemente están siendo usados tres tipos de drones para dispersar el gas.” El primero es conocido como “Cyclone Riot Controle Dron Sistem” y ha sido desarrollado por la compañía israelí ISPRA. El resto se cree que han sido probados por primera vez contra los protestantes de la Gran Marcha. MEE explicó que “ese dron expulsa gas directamente de la nave como un aerosol” y el segundo “es un dron de estilo helicóptero que lleva granadas de estallido de goma con topes de metal que dispersan el gas a medida que caen”.

Sin embargo, los drones no son toda la historia. Israel no solo ha disparado munición real contra una multitud de manifestantes, sino que también han surgido informes sobre el uso de balas de mariposa”. Según un artículo de Al Jazeera aparaecido a principios de este mes.

“Médicos especialistas en el terreno dicen que las fuerzas israelíes disparan a los manifestantes con un nuevo tipo de proyectil, nunca antes visto, conocido como la “bala de mariposa”, que explota al impactar, pulverizando tejido, arterias y huesos, mientras causa graves lesiones internas.”

Se cree que fueron estas “balas de mariposa” las que mataron a los periodistas palestinos Yaser Murtaja y Ahmed Abu-Hussein, quienes recibieron disparos mientras informaban desde Gaza a pesar de estar claramente marcados como Prensa. La pareja recibió un disparo en el abdomen que, según el portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, Ashraf Al-Qedra, dejó “todos sus órganos internos (totalmente) destruidos, pulverizados”. Agregó que las balas son las más mortíferas que el ejército israelí haya usado nunca.

El uso de Israel de estas nuevas balas ha sido extenso. Según un informe de Médicos Sin Fronteras, “la mitad de los más de 500 pacientes que hemos ingresado en nuestras clínicas tienen lesiones donde la bala literalmente destruyó el tejido después de haber pulverizado el hueso”. El informe también señaló que el número de pacientes tratados en las clínicas de MSF en las primeras tres semanas de la Gran Marcha del Retorno solo “fue más que el número que tratamos durante todo el 2014, cuando la Operación Margen Protectora de Israel fue lanzada sobre la Franja de Gaza”.

El uso de Israel de su última tecnología contra los palestinos no es nada nuevo. En 2006 tras la “desconexión” de Israel de Gaza, tiempo durante el cual Israel retiró a unos 8.000 colonos ilegales de sus posiciones en la Franja, Darryl Li de la Universidad de Chicago se refirió a Gaza como un “laboratorio”. Según Li, Gaza es “un espacio donde Israel prueba y refina varias técnicas de gestión, experimentando continuamente en busca de un equilibrio óptimo entre el control máximo sobre el territorio y la responsabilidad mínima para su población no judía”. Citó a Amos Yadlin, entonces jefe de inteligencia militar israelí, diciendo: “Nuestra visión del control aéreo se centra en la noción de control. Estamos viendo cómo controlas una ciudad o un territorio desde el aire cuando ya no es legítimo mantener u ocupar ese territorio en el suelo”.

Está claro que el uso por parte de Israel de las nuevas tecnologías para sofocar la Gran Marcha del Retorno, forma sólo una parte de su continua búsqueda de ejercer control sobre Gaza y su población asediada. Los drones proporcionan un método de control independiente que implica un riesgo mínimo para las propias fuerzas de Israel y crea espacio para argumentar que “sus manos están limpias” cuando se trata de relaciones públicas internacionales. Simultáneamente, el efecto devastador de la “bala de mariposa” recientemente presentada representa un nuevo nivel de desprecio por la vida palestina, ya que Israel prueba sus nuevas tecnologías con una población cautiva para la cual busca tener una “responsabilidad mínima”.

 

Las protestas de la Gran Marcha del Retorno sirvieron como un laboratorio para que Israel pruebe sus últimas tecnologías en una situación de la vida real. Esto proporciona evidencia concreta de la eficacia de las tecnologías, que luego pueden utilizarse como combustible para los acuerdos internacionales de comercio de armas. ISPRA, la compañía que fabrica el “Cyclone Drone” mencionado anteriormente, afirma en su página web que ofrece “soluciones inteligentes para el control de multitudes” basadas en “conocimientos técnicos con experiencia práctica en el terreno”. Como “proveedor global líder para la policía y las fuerzas de defensa del mundo incluye EE. UU., Canadá, Europa, Asia, América Central y del Sur y África,” ISPRA y otros como este sin duda se beneficiarán en términos financieros y de reputación de la manera “exitosa” en que sus productos fueron utilizados contra los manifestantes palestinos en el Gran Marcha del Retorno. Mientras las fuerzas policiales y de defensa internacionales de todo el mundo sigan comprando dichos productos, los palestinos seguirán pagando con sus vidas.

Fuente original: https://www.monitordeoriente.com/20180528-represion-a-control-remoto-israel-prueba-sus-ultimas-armas-contra-la-gran-marcha-del-retorno/
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242424

En consecuencia, abajo y a la izquierda, tenemos el desafío de desmitificar el capitalismo y convencer de cómo nos embaucan los partidos del sistema al hacernos creer que nuestros dramas y avasallamientos de derechos es a causa de gobiernos de la derecha explícita. Analicemos porqué diferenciarse de los progresismos e izquierdismos reformistas y/o burocratizados hasta imposibilitar la unión o transversalidad si antes no conseguimos claridad política e ideológica al dialogar con las comunidades y pueblos en lucha ya contra el modo capitalista de producción y desarrollo de manera que susciten y multipliquen en otres su protagonismo en resolver problemas de mancomún. También reconozcan y generalicen el porqué de las perspectivas socialistas y las posibilidades de concretarlas. Valoremos el siguiente artículo:

 

Capitalismo y globalización contra la democracia

18  de junio de 2018

 

 Por Alejandro Nadal (La Jornada)

En 1929 el consejo del secretario del Tesoro Andrew Mellon al entonces presidente Herbert Hoover fue drástico: Hay que liquidar el trabajo, las acciones, a los agricultores, los bienes raíces, y sólo así podremos purgar la podredumbre del sistema. La gente trabajará emprendedora podrá recoger los escombros y remplazar a los menos competentes.

 

La Gran Depresión estaba comenzando y la recomendación de Mellon sintetizó de manera brutal la contradicción entre capitalismo y democracia. Algunos poderosos agentes económicos pueden invocar las fuerzas del mercado capitalista para destruir la forma de vida de millones de personas, sin importar sus opiniones políticas, con tal de purgar al sistema de toda la podredumbre.

 

Hace ya casi 30 años, con el colapso de la Unión Soviética, se reavivó la creencia de que democracia y capitalismo formaban un binomio indestructible. La globalización era la prueba de que el capitalismo desbocado era la mejor forma de organizar la vida económica y política en el mundo. El neoliberalismo se presentó como la vía para una nueva era de riqueza, bienestar y, desde luego, democracia. Se decía que la única sombra que amenazaba este panorama se situaba afuera de las economías capitalistas y se ubicaba en el extremismo que albergaba el terrorismo islámico.

 

En el frente económico, el fantasma de una crisis económica parecía desvanecerse y en su lugar reinaba el optimismo. Los acuerdos comerciales que cristalizaban el ideal de la globalización se multiplicaban y la Organización Mundial de Comercio era presentada como guardián de unas reglas que supuestamente habrían de regir en la naciente economía globalizada.

 

Hoy las cosas han cambiado. La desigualdad se intensificó en todo el mundo. El pacto social que existió en los años dorados del capitalismo se fue rompiendo a golpes a partir de 1982, un poco a la manera que recomendaba Mellon, para purgar el sistema. En su lugar se fue imponiendo el régimen férreo del capitalismo desenfrenado. Y los resultados no tardaron en mostrar su verdadera cara. El crecimiento se hizo cada vez más lento. Los salarios se estancaron desde hace más de cuatro décadas y para la mayoría de la población en las economías capitalistas la única forma de mantener el nivel de vida tuvo que hacerse mediante el endeudamiento creciente. La especulación se adueñó del espacio económico y los gobiernos se convirtieron en amanuenses del capital financiero.

 

Ya es lugar común afirmar que las masas en las sociedades capitalistas se sienten decepcionadas. Su frustración alimenta un rencor que crece en la confusión política. Por eso se buscan culpables entre los migrantes o los extranjeros, los gobiernos, las élites o las grandes corporaciones. Por eso las elecciones han desembocado en triunfos de gobiernos que transmiten esa engañosa narrativa. Racismo, xenofobia, clasismo y fascismo son los puntos de referencia de estos movimientos. Ahí están los ejemplos del partido de Victor Orvan en Hungría, Ley y Justicia en Polonia, Cinco Estrellas y la Liga en Italia, y, desde luego, Trump y la victoria del Brexit en Inglaterra.

 

En todos estos casos el repudio a los gobiernos que en su momento se consideraban portaestandartes de la democracia liberal se ha hecho más fuerte. El mensaje es claro: la principal amenaza a la democracia es interna y se encuentra anidada en la desigualdad intrínseca que es la piedra angular del capitalismo.

 

El auge de la globalización neoliberal terminó por minar las frágiles bases de la democracia en las economías occidentales. Si el capitalismo está cimentado en la desigualdad, la única manera de preservar algo que se parezca a la democracia es mediante una regulación capaz de frenar los abusos de las fuerzas económicas en una sociedad mercantilizada. El neoliberalismo es la reacción del capital en contra de esa regulación y la globalización es la culminación de un peligroso proceso histórico en el que las instituciones democráticas y el bienestar de la población pasaron a segundo plano. El sueño de que un capitalismo sin restricciones podría ser el aliado de la democracia liberal es una quimera, como bien señala Robert Kuttner (prospect.org).

 

La globalización neoliberal se organizó alrededor de una idea central: el libre juego de las fuerzas económicas debe ser el principio rector de la sociedad. Por eso en esta globalización neoliberal no hay lugar para una verdadera autoridad monetaria internacional, tampoco existe una agencia capaz de frenar el crecimiento de los oligopolios o la concentración de poder de mercado, y no impera una organización que proteja los derechos laborales. El régimen de la globalización neoliberal no rinde cuentas a nadie. Ni siquiera a sus principales beneficiarios, el capital financiero y los grandes grupos corporativos. Para retomar la senda de la democracia es necesario revertir el proceso histórico que condujo a la globalización neoliberal.

@anadaloficial

http://www.jornada.unam.mx/2018/06/13/opinion/022a1eco

 Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242990

 

 

Apreciemos porqué y cómo los progresismos e izquierdas afines han contribuido, una vez más, a quitarnos el horizonte anticapitalista que debemos recuperar para  evitar la extinción de la vida en el planeta y asumir la tendencia a la plenitud humana de todes.

 

 

 

Cincuentenario 1968

Las derrotas de Mayo del 68 y el nuevo capitalismo

18  de junio de 2018

 

 Por Emmanuel Chamorro

Viento Sur

En este quincuagésimo aniversario de Mayo del 68 nos encontramos de nuevo (como cada año terminado en ocho desde hace ya décadas) con la letanía de quienes quieren convencernos de que el 68 fue “la primera revolución indiferente” (Lipovetsky, 2015: 45): un movimiento individualista, superficial y hedonista. Así se llega a decir que en 1968 en Francia “no pasó nada” —ya que todo lo importante sucedió en Praga— o que fue, en cualquier caso, una “revolución divertida” de los hijos de la clase media cuyo verdadero objetivo era asaltar los colegios mayores de las universitarias. Para dar lustre a este relato se nos presenta la trayectoria de buena parte de los líderes de Mayo como la prueba definitiva de que las nuevas formas de capitalismo han saciado las expectativas de aquel movimiento.

En nuestra opinión, sin embargo, este tipo de acercamientos a Mayo del 68 nos habla más de nuestro tiempo que del acontecimiento mismo, de los discursos hegemónicos en el presente que de los de entonces, de la sociedad actual que de la de los sesenta. Por el contrario, creemos que un acercamiento más honesto y útil políticamente exige un análisis cuidadoso de esa relación entre Mayo del 68 (entendido en el contexto de los movimientos de los sesenta y setenta) y las transformaciones del capitalismo hasta nuestros días. En este sentido, y adelantando nuestra conclusión, creemos que esta relación únicamente se puede conceptualizar en términos de una derrota de las aspiraciones del 68, asfixiadas en diferentes movimientos de rechazo e integración que de algún modo han determinado las formas definitivas que ha tomado el neoliberalismo.

1. La respuesta disciplinaria

Como es conocido, el Mayo francés (especialmente en lo que afectaba al movimiento obrero) fue en buena medida desactivado por los llamados “acuerdos de Grenelle” 1/. Estos suponían una serie de concesiones pactadas entre el gobierno de De Gaulle y los principales sindicatos (CGT y CFDT, entre otros). A pesar de incluir buena parte de las reivindicaciones históricas del movimiento obrero francés, en un primer momento estos acuerdos fueron rechazados por los trabajadores de algunas de las principales empresas francesas de modo que aunque se firmaron en los últimos días de mayo, la huelga no se detuvo hasta mediado el mes de junio.

Además de esto, el retorno al trabajo no fue el fin de fiesta que algunos pretenden hacernos creer, sino que exigió el uso de la fuerza del Estado y la amenaza de una guerra civil que nadie estaba dispuesto a asumir. A este respecto, tan importante para comprender esta primera derrota de Mayo del 68 es la firma de los acuerdos de Grenelle como dos hechos que suelen pasar más desapercibidos: la reunión de De Gaulle en Baden Baden con el general Massu y la amnistía de los presos de la OAS2/ en los primeros días de junio de 1968. Estos movimientos nos hablan de un Estado gaullista preparado para acabar con las protestas por la vía militar. No en vano los tres muertos que oficialmente se reconocen en Mayo a manos de la policía remiten al marco de las jornadas de junio. Así el día 11, en los enfrentamientos en la fábrica Peugeot-Sochaux mueren dos obreros, Henri Blanchet y Pierre Beylot, el primero por el efecto de una granada lacrimógena y el segundo tiroteado a quemarropa por un suboficial (Astarian, 2008: 121). En esa misma jornada, al menos otros dos trabajadores, Serge Hardy y Joël Royer, quedarán amputados (Baynac, 2008: 368).

Los relatos de estos últimos días de protestas señalan que además de la fuerza empleada para sofocar la huelga, se produce un cambio de estrategia por parte de la policía que controla la ciudad de París. En un contexto que recuerda a una ocupación militar, se emplea la fuerza policial contra cualquier grupo de jóvenes que parezca pertenecer al movimiento estudiantil. Esta espiral de violencia se cobrará el 10 de junio la vida de GillesTautin, militante de 16 años que muere ahogado en el Sena tras ser atacado junto a otros jóvenes por una unidad de gendarmes móviles.

A pesar de la sensación de derrota que acompaña la "vuelta a la normalidad" 3/(con consecuencias, a menudo trágicas, tanto por esa violencia como por la frustración que llevó a algunos militantes incluso a quitarse la vida), hay que reseñar que los logros en el campo laboral debidos al impulso de Mayo del 68 fueron muy importantes. En este sentido, aunque no se produjo la revolución anunciada, las condiciones sindicales y laborales mejoraron sustancialmente en los años posteriores a 1968, consiguiendo las cuatro semanas de vacaciones pagadas en 1969, el acuerdo sobre la baja maternal y sobre formación continua en 1970, la ley sobre la duración máxima del trabajo en 1971, el acuerdo sobre prejubilaciones, la participación de los trabajadores inmigrantes en las elecciones profesionales, la prohibición del trabajo clandestino y la generalización de las jubilaciones complementarias en 1972 así como la indemnización total por desempleo durante un año en 1974 (Boltanski y Chiapello, 2002: 265).

La lógica que subyace a esta primera respuesta a las exigencias de Mayo consiste en una negociación en términos de lo que los sociólogos Luc Boltanski y Ève Chiapello han denominado “crítica social”, que se traduce en un reparto económico beneficioso para los asalariados y un avance legislativo que de algún modo incrementa su seguridad. La contrapartida de estas mejoras, la línea roja que no se rebasará en las negociaciones, es la que podemos identificar con las reivindicaciones de autogestión (especialmente importantes en la CFDT y que constituyen una de las líneas de fuerza de la convergencia obreros-estudiantes en Mayo del 68) y de crítica a la autoridad y las formas de vida dominantes. De este modo los subsecuentes acuerdos entre patronal y sindicatos, aunque representan un avance social desconocido en Europa, tendrán como contrapartida el mantenimiento de las jerarquías en la empresa, ahogando cualquier reivindicación de autogestión o cogestión.

 

El panorama general que se dibuja en el mundo del trabajo posterior al 68 nos presenta una primera derrota de las aspiraciones que toman cuerpo en Mayo jalonada con algunas victorias nada desdeñables. Esta respuesta en términos de crítica social, que trata de ofrecer mejoras materiales a cambio de reducir la conflictividad, no supone una estrategia estable puesto que no permite detener la "crisis del trabajo" que recorre buena parte de las economías "avanzadas" en los años sesenta y setenta. Esta crisis, identificada con las estrategias de rechazo al trabajo, hace que por primera vez el aumento de la racionalización de la producción no implique un correlativo crecimiento de la tasa de ganancia. En estas circunstancias, paralela y contradictoriamente con esas mejoras materiales, la salida propuesta por el capital consiste en aumentar la tasa de explotación (a través de la inflación que hace descender el poder adquisitivo de los trabajadores, imponiendo medidas disciplinarias, etc.).

De este modo la reedición de una solución tradicional a la crisis que toma cuerpo en 1968 se muestra insuficiente para enfrentar una realidad que supera la capacidad de negociación de ambas partes: el fin del capitalismo de posguerra forzado simultáneamente por sus propios límites internos y por el aumento de la fuerza de la crítica anticapitalista.

2. La respuesta del deseo

En este contexto ni siquiera el calado de esas reformas en el mundo del trabajo permite conseguir los dos objetivos previstos: por un lado recuperar la tasa de ganancia y por otro fijar a los trabajadores al aparato productivo (ya que la deserción y el rechazo al trabajo no se habían visto frenados con las mejoras laborales, especialmente entre los obreros más jóvenes).

Ante tales circunstancias y de un modo no orquestado se comienza a experimentar estrategias diferentes para lograr esos dos objetivos. En este momento la mirada se vuelve de nuevo a Mayo del 68 y a los movimientos que surgen de él para tratar de comprender la lógica profunda de su rechazo al trabajo. Así inicia el segundo asalto contra el impulso del 68 que atiende ya no a los contenidos de su "crítica social", sino a la llamada "crítica artista" que se identifica con una reivindicación de autonomía, libertad y creatividad. Esta faceta compartida por los movimientos de los sesenta y setenta y que se hace especialmente influyente en el 68 consiste en señalar no sólo las contradicciones materiales sino el desencanto, la inautenticidad y la opresión producidas por el capitalismo (Boltanski y Chiapello, 2002: 84). Lo que en términos del marxismo clásico podemos identificar con la alienación.

Así, si en un primer momento se trata de fijar a los trabajadores a través de la mejora de sus condiciones materiales pero impidiendo que se cuestione la jerarquía y manteniendo el poder en manos únicamente de la dirección de las empresas, ahora el experimento va a consistir justamente en lo contrario: implicar a los trabajadores en la gestión a cambio de reducir su seguridad. De esta manera se trata de colmar buena parte de las aspiraciones de los obreros jóvenes y los cuadros, que reclaman formas de trabajo menos alienantes y más creativas.

Se cambia seguridad por libertad y se introducen estrategias de flexibilización, democratización, cogestión e individualización, cuyo objetivo es seducir (y ya no forzar) para frenar la ola de rechazo del trabajo y recuperar la tasa de ganancia.

Esta transformación no sólo implica al mundo laboral, sino que representa una revolución social completa cuya lógica última consiste en desplazar las estrategias de seguridad colectiva (relacionadas con el Estado del bienestar surgido en la posguerra) hacia modelos de aseguramiento privado. Esta transformación, que toma como punto de partida el diseño teórico del «nuevo liberalismo» desde los años treinta (Foucault, 2012), se encuentra con el impulso de la crítica artista y su exigencia de autenticidad y libertad. La estrategia de fondo constituye una radicalización del lema "lo personal es político" —fundamental para entender tanto el 68 como el feminismo desde los años setenta— que consigue anular su fuerza crítica al convertirlo en su reverso: lo político es personal. De este modo, a través de un movimiento de "privatización de las contradicciones" (Castro, 2010: 78), el incipiente neoliberalismo a final de los años setenta hará suyas algunas de las reivindicaciones que encontramos en Mayo del 68 pero suprimiendo cualquier rastro de la crítica social que las acompañaba.

En nuestra opinión hay dos imágenes que ejemplifican a la perfección esta “inversión” —détournement como lo llamaban los situacionistas— de la potencia transformadora de los movimientos de los sesenta. La primera de ellas es la pintada aparecida en el 68 parisino que invitaba a "gozar sin trabas, vivir sin tiempos muertos"; la segunda es la reivindicación de la flexibilidad como alternativa a la monotonía del trabajo en una pancarta del movimiento autonomista italiano de los setenta que rezaba "la flessibilità è bella". Ambos lemas, similares a cientos que podemos encontrar entre las reivindicaciones de la época, remiten hoy al lenguaje del emprendimiento o delcoaching motivacional.

 

Esto nos da una idea de cómo este mensaje que reivindicaba la autenticidad y el riesgo y exaltaba la vida ha sido completamente disociado de la crítica anticapitalista que lo acompañaba convirtiéndose finalmente en la coartada de una forma de existencia plenamente dominada por las relaciones mercantiles y competitivas. Con ello podemos ver uno de los desplazamientos de la lógica que moviliza el capitalismo neoliberal, que ya no responde primeramente a la identidad de las mercancías sino a la diferencia, a los marcadores de autenticidad y libertad que nos permiten comprender la existencia social como una permanente competición entre individuos considerados “empresarios de sí” (Foucault, 2012: 228).

En nuestra opinión este movimiento debe ser caracterizado como una contrarrevolución en tanto que constituye “una revolución a la inversa […] una innovación impetuosa de los modos de producir, de las formas de vida, de las relaciones sociales que […] al igual que su opuesto simétrico, no deja nada intacto” (Virno, 2003: 127). Esta contrarrevolución supone, según el desarrollo que hemos tratado de presentar, la derrota definitiva de las aspiraciones encarnadas por Mayo del 68. De este modo el capitalismo después de las crisis económicas de los setenta y ante la imposibilidad de continuar el ciclo expansivo de la economía de posguerra se reinventa atendiendo a las transformaciones en el deseo que expresaban los movimientos sociales de la época. Así el neoliberalismo renuncia a la contención del deseo y vuelca su potencia hacia la multiplicación y capitalización permanentemente de éste. El proceso de financiarización —pública y privada— que acompaña a este nuevo modelo desde los años ochenta constituye un pilar fundamental para comprender cómo se construye esta nueva economía libidinal (Fernández-Savater, 2018) que va más allá de la sociedad de consumo, de masas y del espectáculo procurando una transformación antropológica radical.

 

3. El mundo después de la derrota de Mayo

Como hemos tratado de presentar, tras un primer intento de terminar con las aspiraciones encarnadas en Mayo del 68 a través de estrategias tradicionales de disciplina y seguridad, su derrota efectiva se produce cuando el poder atiende a aquello que hizo de los movimientos de los sesenta y setenta su seña de identidad histórica: el impulso de libertad, creatividad y autonomía que vehiculaba las reivindicaciones materiales.

Así como las conquistas laborales de los años inmediatamente posteriores a 1968 se podían comprender como una victoria de esos movimientos, también los cambios legislativos en materia de libertad sexual y reproductiva introducidos en los setenta y ochenta merecerían tal calificativo. Sin embargo, a pesar de constituir avances fundamentales y, al menos estos últimos, duraderos, creemos que el balance general exige una conceptualización en términos de derrota. Esto se debe a que aquellas victorias relativas se consiguen no a costa del programa de máximos de Mayo, sino de su programa de mínimos que nosotros ciframos en esa unión entre crítica artista y crítica social.

Retomando el esquema propuesto por Nancy Fraser (2017), desde los años ochenta y especialmente en la década posterior, el neoliberalismo se configura como una forma de gobierno progresista que hace suyas algunas reivindicaciones de los "nuevos movimientos sociales" a cambio de borrar del mapa cualquier rastro del impulso anticapitalista que las animaba. Más allá del análisis del neoliberalismo estadounidense de Fraser, resulta llamativo el hecho de que hayan sido gobiernos progresistas (y no conservadores) los que hayan promovido algunas de las más duras reformas políticas y económicas en los primeros años de implantación del nuevo liberalismo.

 

Así, aunque habitualmente identifiquemos el nacimiento del neoliberalismo con las políticas de Margaret Thacther, Ronald Reagan o los Chicago Boys, los gobiernos socialistas de Francia o España, los primeros gobiernos de la democracia chilena o posteriormente el gobierno laborista de Blair o la administración Clinton muestran cómo en cierto momento son las fuerzas de izquierda las únicas que han contado con una legitimidad suficiente para llevar adelante una modernización de las relaciones sociales que traduce en términos aceptables algunas de las políticas privatizadoras más duras del programa neoliberal.

 

Cuando Margareth Thatcher señaló a Tony Blair como su mejor discípulo no se trataba de una metáfora, sino de una expresión literal que nos hace pensar que el neoliberalismo constituye no una ideología, sino una tecnología de gobierno que permea a derecha e izquierda (Dardot y Laval, 2013: 235-246).

Desde esta perspectiva podemos ver cómo la extensión de la precariedad y la flexibilidad se ha encarnado en unas fuerzas políticas que a menudo no se muestran conservadoras sino renovadoras y en buena medida han construido el relato de la nueva sociedad sobre algunos de los elementos de la crítica artista que hemos analizado como el riesgo, la autenticidad, la experimentación o la libertad. De este modo se ha imprimido al neoliberalismo un carácter progresista identificado con la renovación de las costumbres, la libertad sexual, la tolerancia con las minorías o la multiplicación de las diferencias que tiene menos que ver con las formas clásicas de liberalismo que con una coyuntura en la que el escenario de pugna por la hegemonía ha estado marcado —en buena medida debido a esos movimientos críticos— por una explosión del deseo que ya no puede ser contrarrestada por los medios tradicionales.

A pesar de ello no creemos justificado concluir, como continúa haciendo cierta izquierda ortodoxa, que Mayo del 68 haya sido “la cuna de la nueva sociedad burguesa” (Debray,1978: 10), sino que su fuerza fue tal que consiguió determinar buena parte del campo de batalla en el que peleó y finalmente fue derrotado. Se podrá argumentar que el empuje de los movimientos de resistencia está en la base de lo mejor de nuestro presente —la tolerancia, el respeto a la diferencia, la libertad sexual, la despenalización del aborto o del divorcio…— y sin duda se estará en lo cierto, pero al aceptar esa perspectiva corremos el peligro de ocultar un hecho fundamental: que esas fuerzas que venían actuando desde décadas anteriores y toman forma en Mayo del 68 respondían a un impulso anticapitalista que tenía en el horizonte una transformación de las formas de vida radicalmente contraria a la implantada por el neoliberalismo

Cuestionar nuestro mundo hoy, y por esto creemos interesante volver nuestra mirada sobre el 68, supone pensar cómo ese neoliberalismo progresista parece agotarse dando lugar a nuevas imbricaciones con formas conservadoras cuando no abiertamente reaccionarias. Y cómo en un contexto de profundas transformaciones políticas y económicas la disociación entre la crítica de la miseria y de la alienación y la derrota del horizonte anticapitalista constituyen el terreno sobre el que se debe cimentar cualquier apuesta política crítica. Pero frente a la idea de un fin de la historia, la crisis de 2008 que acaba de algún modo con el ciclo progresista del neoliberalismo, también nos muestra las fallas de una democracia liberal que aparecía como un ideal que “es imposible mejorar” (Fukuyama, 1992: 11). Así, en este aparente desierto, viejos y nuevos topos continúan señalando la necesidad de una transformación radical de las formas de vida no sólo como liberación del deseo sino cada vez más como una exigencia simultánea de libertad y justicia social imprescindible para la supervivencia del ser humano y del planeta.

Notas:

1/ Se puede encontrar un análisis en profundidad del contenido de estos acuerdos en Astarian, 2008: 93-104.

2/ Grupo paramilitar de extrema derecha surgido contra la independencia de Argelia y que cuenta con un historial de más de 3000 muertes y desapariciones.

3/ Una vuelta a la normalidad que el mismo movimiento inmortalizará con un cartel en el que bajo el rótulo “retour a la normale” se ve un rebaño de ovejas que, cabeza gacha, sigue su camino.

Referencias:

Astarian, B. (2008). Las huelgas en Francia durante mayo y junio de 1968. Madrid: Traficantes de Sueños.

Baynac, J. (2016). Mayo del 68: la revolución dentro de la revolución. Madrid: Acuarela & machado.

Boltanski, L. y Chiapello, E. (2002). El nuevo espíritu del capitalismo. Madrid: Akal.

Castro, R. (2010). “Neoliberalismo y gobierno de la vida”. En Arribas, S.; Cano, G. y Ugarte, J. (Coords.) Hacer vivir, dejar morir. Biopolítica y capitalismo. Madrid: CSIC.

Debray, R. (1978) Modeste contribution auxdiscours et cérémonies officielles du dixième anniversaire. París: Maspero.

Fernández-Savater, A. (2018). “Políticas del deseo”. Recuperado dehttp://www.eldiario.es/interferencias/mayo_del_68-deseo-Lyotard_6_770332960.html  [Consulta: 8/04/2018].

Foucault, M. (2012). Nacimiento de la biopolítica. Madrid: Akal.

Fraser, N. (2017). “TheEnd of Progressive Neoliberalism”. Dissent Magazine. Recuperado dehttps://www.dissentmagazine.org/online_articles/progressive-neoliberalism-reactionary-populism-nancy-fraser[Consulta: 29/04/2018].

Fukuyama, F. (1992). El fin de la historia y el último hombre. Barcelona: Planeta.

Laval, C. y Dardot, P. (2013). La nueva razón del mundo: ensayo sobre la sociedad neoliberal. Barcelona: Gedisa.

Lipovetsky, G. (2015). La era del vacío. Ensayos sobre el individualismo contemporáneo. Barcelona: Anagrama.

Virno, P. (2003) “Do you remember the counterrevolution?”, en Virtuosismo y revolución, la acción política en la época del desencanto. Madrid: Traficantes de Sueños.

Emmanuel Chamorro es investigador en el Departamento de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.

http://www.vientosur.info/spip.php?article13913

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242989

 

 

Reflexionemos sobre "una nueva economía que priorice la suficiencia, en donde se amplíe sólo la producción de lo que realmente reproduce a la vida ( objetivo que jamás debió separarse de la economía ). Ampliación que respete siempre los ciclos de la Naturaleza, en vez de buscar mayor eficiencia -e incontrolada competitividad- para saciar un desbocado y asesino consumismo. (...)

 

Los cambios demandados para alcanzar tal fin son profundos en todos los ámbitos…Para empezar, la Humanidad debe entender que también es Naturaleza y que cualquier empeño de dominarla y manipularla es suicida; tendencia agudizada en el capitalismo. La Naturaleza no es infinita, tiene límites que -peligrosamente- se están superando. Esto implica cuestionar toda institucionalidad y organización social, política y económica que destruye a la Naturaleza y, en definitiva, a la Humanidad misma".

 

 

Una nueva economía

desde la naturaleza con derechos.

18  de junio de 2018

 

 

Por Alberto Acosta (Rebelión)

5 de junio del 2018, Día Mundial del Medioambiente

 

“Alejada de la naturaleza, la existencia humana queda vacía de contenido” (Masanobu Fukuoka)

 

 América Latina está llena de contradicciones y contrastes. En ocasiones, los países con gobiernos conservadores sorprenden positivamente, mientras que -con frecuencia- los países con gobiernos progresistas defraudan. Ese es el caso de los Derechos de la Naturaleza.

Hace algunas semanas Colombia asombró al mundo. En un país donde neoliberalismo y extractivismos marcan la senda desarrollista, la Corte Suprema de Justicia falló a favor de una tutela para frenar la persistente degradación de la Amazonía, provocada por los extractivismos . Tal fallo histórico reconoce a esta región como sujeto de derechos, lo cual permitirá –desde los seres humanos- exigir su protección. Ya en 2017, esta Corte Constitucional marcó otro hito histórico, al otorgar la misma categoría al río Atrato .

Estas decisiones sintonizan con los pasos dados en la Asamblea Constituyente de Montecristi, en Ecuador. En 2008 dicha Asamblea estableció un hito cuando aprobó una Constitución que reconoce a la Naturaleza como sujeto de derechos (Derechos de la Naturaleza que ya cumplen 10 años de haber sido proclamados), sumándole el derecho a ser restaurada cuando ha sido destruida. Un paso que no tuvo el eco esperado desde el gobierno ecuatoriano. El entonces presidente Rafael Correa se llenó la boca de “revolución”, pero impulsó una oleada de extractivismos nunca vista en ese país, al tiempo que preparaba el retorno neoliberal [1] . Justo cuando Correa reconoció que le quedó grande la Iniciativa Yasuní-ITT, un 15 de agosto de 2013, diría que “ el mayor atentado a los Derechos Humanos es la miseria, y el mayor error es subordinar esos Derechos Humanos a supuestos Derechos de la Naturaleza ”. A la par de demostrar una total incomprensión del significado de los Derechos de la Naturaleza, Correa defendía tales Derechos para combatir los destrozos ambientales ocasionados por mineros informales… para abrir paso a grandes mineras transnacionales. Correa -un verdadero charlatán- quiso vender el mensaje de que “fue el mundo el que nos defraudó”, cuando en realidad fue él quien defraudó a su país y al mundo .

Es crucial tener claro cuán importantes son los Derechos de la Naturaleza en la construcción de sociedades democráticas, justas y libres, con economías solidarias y sustentables (como puerta de entrada a otro mundo posible ). A contrapelo de las alergias provocadas a conservadores de todas las ideologías, la cristalización de la Naturaleza como sujeto de derechos es parte de la senda a seguir para pensar en otro mundo, y son varios más los esfuerzos que se mueven en esa dirección en diversas partes del globo a nivel nacional [2] y también a nivel local [3] .

A lo largo de la historia del derecho, cada ampliación de derechos fue antes impensable. Hasta el “derecho a tener derechos” se consiguió siempre con una intensa lucha política. Por ello, reconocer a la Naturaleza como sujeto de derechos y liberarla de la condición de mero objeto de propiedad exige un esfuerzo político; más aún si aceptamos que todo ser vivo tiene igual valor ontológico, sin implicar que todos sean idénticos.

Los cambios demandados para alcanzar tal fin son profundos en todos los ámbitos…

Para empezar, la Humanidad debe entender que también es Naturaleza y que cualquier empeño de dominarla y manipularla es suicida; tendencia agudizada en el capitalismo. La Naturaleza no es infinita, tiene límites que -peligrosamente- se están superando. Esto implica cuestionar toda institucionalidad y organización social, política y económica que destruye a la Naturaleza y, en definitiva, a la Humanidad misma.

En vez de mantener el divorcio Humanidad-Naturaleza, urge un reencuentro. Esto empieza por desmercantilizar la Naturaleza, así como todos los bienes comunes, sin implicar su estatización. Precisamos un manejo y un control comunitarios de dichos bienes y, por cierto, de las relaciones con la Naturaleza (liberándolos tanto de las fauces del mercado como de las fauces del Estado centralizado).

La economía y sus objetivos deben subordinarse a las leyes naturales, asegurando siempre la calidad de vida humana. Como parte de una “gran transformación”, en palabras de Karl Polanyi en 1944 , urge superar la religión dominante del crecimiento económico y, también, de la acumulación incesante de bienes materiales que nutre al capitalismo.

Salir de la sociedad del crecimiento, es crucial. No se trata sólo de reducir físicamente el metabolismo económico. La búsqueda permanente de ganancias obtenidas explotando a seres humanos y Naturaleza debe cesar y, sobre todo, urge imaginar opciones de vida fuera de los límites utilitaristas y antropocentristas de la Modernidad. Eso implica, entre otras cosas, desmitificar a los fetiches del “desarrollo” y del “progreso”, con el fin de superar el laberinto capitalista .

Así, una nueva economía deberá priorizar la suficiencia, en donde se amplíe solo la producción de lo que realmente reproduce a la vida ( objetivo que jamás debió separarse de la economía ). Ampliación que respete siempre los ciclos de la Naturaleza, en vez de buscar mayor eficiencia -e incontrolada competitividad- para saciar un desbocado y asesino consumismo. La equidad de ingresos y riqueza son también pilares de esa nueva economía. Hasta podríamos plantear un principio: que los privilegiados -tanto de estratos altos como medios- vivan con menos hasta que todos vivamos con dignidad y armonía.

Esta aproximación demanda cada vez más un abastecimiento simple y autónomo, una “subsistencia creativa” vía autoproducción, con usos comunes y con mayor durabilidad de los bienes. En las empresas, habría que atenuar la obligación de crecer reduciendo la especialización. Todo encaminado a que el capital -en cuanto relación social- abandone la producción (reduciendo desde la presión por la ganancia infinita hasta los créditos y la especulación). Se trata de producir local y regionalmente para desenredar el comercio internacional y las cadenas de producción -ambos enmarañados-, generando cercanía y confianza. Además, cabe reducir y redistribuir el horario laboral, abriendo espacio a ocupaciones social y culturalmente productivas (y no degradantes). Pero, sobre todo, individuos y comunidades deberán “ejercitar su capacidad de vivir diferente” (todos y todas viviendo con dignidad, en armonía con la Naturaleza, NdA), como plantea el alemán Niko Paech, y los países deben “aprender a vivir con lo nuestro, por los nuestros y para los nuestros”, como recomendaba el argentino Aldo Ferrer .

Esa nueva economía no puede ser ni productivista, ni consumista, ni aspirar al crecimiento absurdo. Esa nueva economía demanda otro posicionamiento frente a los mercados, al Estado, -e incluso frente a nuestra propia concepción de qué es el trabajo y la producción- teniendo a lo comunitario y lo popular como bases. Transformación posible si, desde ya, reconstruimos relaciones armoniosas entre Humanidad y Naturaleza, lo cual exige cristalizar los derechos de ésta desde iniciativas políticas, como el Tribunal Internacional por los Derechos de la Naturaleza , tribunal que sanciona -al menos moralmente- los crímenes en contra de la Madre Tierra y de quienes la defienden, al tiempo que informa sistemáticamente sobre dichas violaciones; e incluso en los diversos observatorios ciudadanos creados para denunciar los atropellos contra la Naturaleza y las comunidades como el Observatorio Petrolero Sur , el Observatorio Oil Watch, el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina , el Atlas Mundial de la Justicia Ambiental: conflictos ecológico-distributivos o el reciente Observatorio de los Derechos de la Naturaleza .

El reto económico de los Derechos de la Naturaleza también está planteado: ¿lo aceptamos o avanzamos desquiciadamente a un mundo en donde el capital se coma a la vida misma?.- 

Notas: 

[1] Para comprender mejor lo que representó este gobierno recomendamos revisar los artículos recogidos en el portal La Ecconomía Política del Antipoder

[2]  En 2010 Bolivia se aprobó una Ley de los Derechos de la Madre Tierra. En noviembre 2016 la Corte Suprema de Uttarakhand, al norte de la India, sentenció que los ríos Ganges y Yumana son seres vivientes. En marzo de 2017, en Nueva Zelanda, se permitió que el río Whanganui sea representado judicialmente a través de sus dos representantes, uno de la tribu Whanganui iwi y otro de la comunidad Crown; años antes en el mismo país, en 2013, el Parque Nacional Te Urewera fue reconocido como una entidad legal con los derechos de una persona, a cargo de los Crown y los Tuhoe. En Nepal está en proceso una iniciativa para reconocer los derechos de la Naturaleza a través de una enmienda constitucional.

[3] En los EEUU, el condado de Tamaqua, Pennsylvania fue el primer municipio en aprobar una ordenanza local reconociendo los Derechos de la Naturaleza de existir, prosperar y evolucionar en 2006; desde entonces más de 36 comunidades en siete estados de los Estados Unidos -Pennsylvania, Ohio, New Mexico, New York, Maryland, New Hampshire y Maine- tienes similares ordenanzas que codifican los Derechos de la Naturaleza. En ese mismo país un grupo de ciudadanos presentó una demanda para que las Montañas Rocosas o el desierto de Nevada puedan demandar legalmente a individuos, corporaciones y al gobierno.

Alberto Acosta es economista ecuatoriano, profesor universitario, exministro de Energía y Minas, ex presidente de la Asamblea Constituyente y ex candidato a la Presidencia de la República.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242986

 

 

Constatemos cómo construye, enfoca y propone la Ciencia Digna desde y para la diversidad de abajo:

 

 

 

Demandas de Ecologistas en Acción al nuevo Gobierno,

en relación con la gestión del agua.

18  de junio de 2018

 

 Por Santiago Martín Barajas

Públlico

A continuación os indicamos cuáles son las demandas de Ecologistas en Acción en relación a la gestión del agua, que hemos planteado al Ministerio para la Transición Ecológica. En su mayoría son medidas que puede adoptar directamente el Gobierno o incluso el mismo Ministerio, sin pasar por el Congreso de los Diputados.

Estas son las demandas:

1. Planes hidrológicos de las demarcaciones hidrográficas y planes especiales de sequía. Caudales ambientales. Solicitamos la revisión de los planes hidrológicos de las demarcaciones hidrográficas actualmente en vigor, en el siguiente sentido:

·         Eliminación de nuevas obras de regulación.

·         Eliminación de nuevos regadíos (700.000 nuevas hectáreas previstas).

·         Fijación de caudales ambientales en el 100 % de las masas de agua.

·         Revisión al alza de los caudales ambientales actualmente fijados de forma que permita, de acuerdo a la normativa vigente, mantener la funcionalidad y estructura de los ecosistemas acuáticos y de los ecosistemas terrestres asociados (conservación de hábitats y especies, transporte de sólidos, contribución al buen estado ecológico de los ríos, etc.).

En cuanto a los planes especiales de sequía, solicitamos:

Su retirada por haberse elaborado con criterios erróneos, y en algunos puntos contrarios a la legislación vigente.

El reinicio del proceso de elaboración de estos planes dentro de los trabajos preparatorios del tercer ciclo de planificación. Para ello, es necesario establecer índices de sequía que activen protocolos de gestión de recursos hídricos disponibles a nivel de demarcación, que permita revisar las demandas, que las medidas tengan coherencia con el resto del plan hidrológico, etc.

2. Embalses. Los embalses son una de las infraestructuras que más impacto ambiental y social generan. Los más de mil embalses existentes en nuestro país han supuesto la destrucción de otros tantos valles. En España, más de quinientos pueblos fueron inundados por las aguas de los embalses.

En ese sentido, con las infraestructuras actualmente existentes, se ha alcanzado un nivel de regulación elevado, que apenas se incrementaría con la construcción de otras nuevas. Por ello, no es aceptable que se planifiquen más, ni tampoco lo es que se mantengan aquellas que, por diferentes circunstancias, carecen actualmente de utilidad. Por ello, solicitamos:

·         Abandono definitivo de los proyectos de embalses de Biscarrúes y Almudévar (Huesca) y Barrón (Alava).

·         Paralización de las obras de los embalses: recrecimiento de Yesa (Huesca), Mularroya (Zaragoza) y Alcolea (Huelva).

·         Desmantelamiento de aquellos embalses de alto impacto ambiental y social, y que actualmente carecen de utilidad (hay detectados al menos 15 embalses en esa situación). Como, por ejemplo, el de Finisterre (Toledo), Los Morales (Madrid), Isbert (Alicante) o Montearagón (Huesca).

3. Trasvases. El impacto ambiental y social de los trasvases es innegable. En las cuencas cedentes, siempre conduce a una situación de escasez, pues precisamente cuando más se les requiere, es cuando hay sequía en las cuencas receptoras, situación que en nuestro país suele darse también a la vez en las cedentes.

De esta manera, a éstas últimas se les tiene sometidas siempre a un estrés hídrico, que dificulta cualquier desarrollo socioeconómico. Prueba de ello son los efectos que han tenido los trasvases existentes en España sobre las cuencas cedentes.

Asimismo, en las receptoras, la existencia de los trasvases crea grandes expectativas de desarrollo, muy superiores a lo que permitiría el agua trasvasada. Esto lleva, en la mayoría de los casos, a situaciones de déficit, a veces, incluso mayores a los existentes con anterioridad al trasvase. Por ello, solicitamos:

  • Abandono definitivo de la pretensión de establecimiento de nuevos trasvases entre diferentes demarcaciones.
  • Cierre progresivo del Trasvase Tajo-Segura, con el fin de adaptar a la cuenca receptora al nuevo escenario de cambio climático y obligaciones ambientales. Se debe establecer una hoja de ruta para la desconexión progresiva de ambas cuencas, en el marco del tercer ciclo de planificación hidrológica.
  • Clausura del trasvase Siurana-Riudecanyes (Tarragona) y puesta en marcha de lasalternativas existentes, que son totalmente viables y además de aplicación casi inmediata.
  • Revisión de los otros 19 trasvases existentes entre diferentes demarcaciones hidrográficas.
  • Paralización de las obras del trasvase del río Castril (Granada) y abandono definitivodel proyecto.

 

4. Aguas subterráneas. Se estima que existen actualmente del orden de 510.000 pozos ilegales en España, que extraen alrededor de 3.600 hm3 anuales de agua, incrementando en un 10-15 % el consumo “legal” de agua del regadío. Asimismo, una buena parte de los acuíferos se encuentran muy dañados: sobreexplotación, intrusión marina y contaminación difusa por el empleo masivo de abonos y pesticidas. La contaminación difusa es la más difícil de eliminar y sus consecuencias ambientales y sociales son más graves.

Por ello, solicitamos:

  • Clausura, en un plazo de 5 años, de los 510.000 pozos ilegales que actualmente existen en España.
  • Revisión sistemática del estado de cada uno de los acuíferos, con el fin de detectar posible sobreexplotaciones, de cara a la adopción de restricciones a la extracción.
  • Establecimiento de medidas concretas para frenar y corregir la contaminación difusa derivada del uso de abonos y pesticidas.
  • Revisión de la delimitación de las masas de agua dentro de los acuíferos, que deberán establecerse únicamente en función de las alteraciones geológicas que impidan su continuidad, y no por criterios puramente administrativos, que en algunos casos están encaminados a permitir incrementos en la extracción de agua.
  1. Regadíos.La superficie de regadío ha crecido en España más del 20 % en los últimos 18 años, además se trata de una tendencia que continúa e incluso se acentúa, con la puesta en riego de viñedos y olivares.

Actualmente el regadío es el principal consumidor de agua en nuestro país. Del orden del 84,3 % (INE 2015), pero, si tenemos en cuenta los retornos, el consumo neto del regadío se eleva hasta el 93 %.

Este crecimiento continuado de la superficie regada hace que la mayor parte del agua que se retiene en los embalses se derive al poco tiempo a los campos. Así pues, nos hace mucho más vulnerables a los periodos de sequía y además pone en serio riesgo el mantenimiento de los caudales ambientales.

Por ello, solicitamos:

  • Moratoria a la creación de nuevos regadíos en cualquier lugar del Estado.
  • Eliminación progresiva de los regadíos ilegales existentes.
  • Establecimiento de restricciones previas a las campañas de riego, de tal manera que el volumen de agua almacenada en los embalses, para el principio del siguiente año hidrológico, no se sitúe por debajo del 40 %.
  1. Depuración de aguas residuales. A pesar de que en las últimas dos décadas se ha realizado un esfuerzo en lo que a la depuración de aguas residuales se refiere, lo cierto es que todavía el 20 % de las aguas residuales urbanas se vierten a nuestros cauces sin ningún tipo de depuración. Además, del 80 % restante que se depura, una tercera parte se vierte con un nivel de depuración deficiente, por debajo de los parámetros establecidos por la normativa vigente. A consecuencia de ello, nuestro país acumula ya cinco procedimientos sancionadores, abiertos por parte de la Comisión Europea.

Por ello, solicitamos:

  • Realización de las inversiones económicas necesarias para alcanzar un 100 % de depuración.

  • Establecimiento de mecanismos eficaces para poder controlar y garantizar el buen funcionamiento de las depuradoras de aguas residuales.

  • Establecimiento de órganos supramunicipales para la gestión adecuada de las depuradoras de los pequeños municipios.

  • Creación de pequeños humedales anejos a las depuradoras y abastecidos por éstas.

  • Con independencia del régimen sancionador, repercusión de todos los costes económicos de descontaminación sobre las entidades que la producen, incluyendo la contaminación difusa.

  1. Legislación. Ley de Aguas. Revisión de la Ley de Aguas en el sentido expresado en los documentos de Ecologistas en Acción, prestando especial atención a lo referente a caudales ambientales, el establecimiento de la prohibición de la venta de derechos entre particulares, así como la inclusión expresa del derecho humano al agua potable y al saneamiento, estableciendo un mínimo de 100 litros por habitante y día, al que toda persona tendría derecho, con independencia de que pueda o no pagarlo.

  2. Reservas naturales fluviales. Las reservas naturales fluviales tienen como finalidad garantizar la conservación de aquellos tramos de ríos que todavía se mantienen apenas alterados por la acción humana. Se trata de una figura de protección que, cada año que pasa, resulta aún más imprescindible para la preservación de los valores naturales de estos tramos de ríos, dado el incremento continuado de las demandas, y la reducción de los recursos hídricos que se están produciendo a causa del cambio climático.

Por ello, solicitamos:

  • Creación de nuevas reservas naturales fluviales, de cara a complementar el Catálogo Nacional de Reservas Naturales Fluviales, con todos aquellos tramos de ríos que merezcan esa clasificación, y recogiendo el mayor número posible de tipologías de ríos existentes. 

  • Dotación de los recursos humanos y económicos necesarios para una adecuada gestión de las reservas naturales fluviales, de acuerdo con los objetivos ambientales de las mismas. 

  1. Tramos urbanos de los ríos. La renaturalización de los tramos urbanos de los ríos es una práctica cada vez más frecuente en Europa, no solo por su indudable interés ambiental, sino también por su gran importancia social, al interaccionar con esos tramos urbanos de los ríos, decenas de miles de personas casi a diario. En España ya se han realizado renaturalizaciones de tramos urbanos de ríos bastante exitosas, en general. Como ocurre con el Arlanzón, en Burgos, o el Manzanares, en Madrid. Pero existen bastantes casos en los que esta renaturalización todavía no se ha realizado.

Por ello, solicitamos:

  • Renaturalización urgente del Río de Oro, en Melilla, cuyas obras está previsto que empiecen próximamente, y del río Genil, a su paso por la ciudad de Granada.

  • Realización de un plan para la renaturalización, en la medida de lo posible, del resto de tramos urbanos de ríos de nuestro país, que todavía no hayan sido renaturalizados.

  1. Adaptación al cambio climático. El cambio climático está teniendo efectos directos sobre las temperaturas, el nivel de precipitaciones y su distribución en el tiempo y, a consecuencia de todo ello, sobre los recursos hídricos aprovechables.

Por ello, solicitamos:

  • Se realice un plan estratégico a nivel estatal de adaptación y monitorización ante el cambio climático, basado en la producción de material científico de calidad. Además debe estar orientado a comprender los procesos de evolución de las precipitaciones, mejora en los modelos de predicción climática, así como los efectos del cambio climático en los modelos y tipos de cultivo, degradación de suelos y contaminación de acuíferos.

  • Revisión y mejora de la red de estaciones de aforos, ampliando su número y estableciendo planes de mantenimiento para todas las existentes.

  • Determinación de cómo están evolucionando las aportaciones en régimen natural en las diferentes cuencas y subcuencas, actualizando los datos hasta el año anterior al que esté en curso.

  • En función de la evolución de los recursos disponibles en cada demarcación, redimensionamiento de las superficies de regadío en cada una de ellas. Garantizar el acceso libre a la totalidad de los datos actualizados hasta el año anterior al que esté en curso

http://blogs.publico.es/ecologismo-de-emergencia/2018/06/17/demandas-de-ecologistas-en-accion-al-nuevo-gobierno-en-relacion-a-la-gestion-del-agua/
Fuente:
 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=242985

En relación con el ciclo del agua está la desertificación que los extractivismos generan. No causan desiertos ya que exterminan por completo la vida o en el caso de los monocultivos de soja transgénica sólo conservan la de esta planta artificial.

Se profundiza la lucha teniendo en cuenta las disputas por territorios. En efecto, "la región más castigada es la de la Patagonia, debido al sobrepastoreo que se da en el territorio". Es decir, por la sobrecarga de una especie exótica: la ovina que desde los noventa aprovechan los Benetton teniendo al Estado en sus distintas jurisdicciones a su servicio y en contra de la nación Mapuche.

17 de junio Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía

Un problema mundial que conlleva

repercusiones graves para

la biodiversidad,

la estabilidad socioeconómica

y el desarrollo sostenible

18  de junio de 2018

 

Por Norberto Ovando (Rebelión)

A partir de hoy, Ecuador es la sede latinoamericana de la Convención de las Naciones Unidas (ONU) para la lucha contra la desertificación, con el objetivo de concientizar y debatir sobre las acciones prioritarias globales para revertir la degradación de tierras y combatir las sequías

Esta reunión de alto nivel tiene como eslogan “La Tierra es valiosa, invierte en ella” y su temática principal será la “Bioeconomía e inversiones para el manejo sostenible de la tierra”.  

Recordemos que la pérdida de suelo fértil y vegetación es una de las consecuencias de la desertificación, fenómeno que influye en el cambio climático.

Según la Convención de Naciones Unidas de Lucha Contra la Desertificación (UNCCD, por sus siglas en inglés), las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas ocupan el 41 por ciento del planeta y, en ellas, habita el 38 por ciento de la población mundial. En la Argentina, estas tierras constituyen aproximadamente el 75 por ciento del territorio y se ubica entre los países con mayor superficie en riesgo de sufrir este proceso de degradación del suelo.

En este marco, autoridades internacionales buscarán promover la gestión sostenible de la tierra como uno de los pilares de la bioeconomía, que consiste en una producción basada en el conocimiento de recursos y procesos biológicos innovadores, de manera sostenible, en todos los sectores económicos.

Monique Barbut, secretaria ejecutiva de la convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD), afirmó que “El eslogan de la campaña, recuerda que la tierra es un activo tangible con un valor cuantificable por encima del dinero”. "Este valor se está perdiendo por culpa de la degradación. Sin embargo, podemos incitar a los usuarios de las tierras a hacer uso de las prácticas de gestión de las mismas que mantienen las tierras productivas, simplemente con las decisiones que tomamos cada día a la hora de comprar lo que comemos, bebemos y vestimos”.

El ministro de Ambiente del Ecuador, Tarsicio Granizo afirmó que, “Lo que queremos es buscar los mecanismos para enfrentar esos problemas de desertificación, porque atentan sobretodo contra la soberanía alimentaria”.

Las tres principales causas de la desertificación son el sobrepastoreo, la deforestación y las prácticas de una agricultura no sustentable. 

La desertificación es un problema mundial que conlleva repercusiones graves para la biodiversidad, la ecoseguridad, la erradicación de la pobreza, la estabilidad socioeconómica y el desarrollo sostenible. 

El país no hace un uso responsable de sus recursos y se avecina una fuerte expansión de la desertificación e improductividad de las grandes extensiones de tierras. La region más castigada es la de la Patagonia, debido al sobrepastoreo que se da en el territorio.

Conclusión

Con una política de estado acorde, una firme participación de la comunidad y la cooperación de todos se puede neutralizar la degradación de la tierra y controlar la desertificación.

Norberto Ovando. Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales - AAPN -. Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas - WCPA –. Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza -IUCN-.
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=243018