Qué Mundo

Agosto 2016

Sin estado de excepción en creciente número de países e incluso de Francia.

 

 

 

 

SITUACIÓN/ CRISIS CIVILIZATORIA / ALTERNATIVAS

 

 

 Situación

 

A 200 años, es hora de percibir (conocer y tomar partido respecto a) el exterminio que el sistema mundo capitalista genera al privilegiar la alta rentabilidad de oligopolios por sobre necesidades y aspiraciones de los diversos de abajo. Pero, a la vez, es imprescindible percatarse cómo el clima de negocios o la seguridad jurídica de ellos depende cada vez más de diversas formas de estados de excepción, hasta en Francia rigen.

 

Del BDS a la CGT: crónica de una criminalización a través de una política del miedo
11 de julio de 2016

 

Por Said Bouamama (Investig’Action)

 

Traducido del francés por Beatriz Morales Bastos

La campaña política y mediática de criminalización de la CGT [siglas en francés de Confederación General del Trabajo] y el intento de prohibir una manifestación sindical son unas características importantes de este periodo. El principal sindicato obrero de Francia ha sido acusado explícitamente por un prefecto e implícitamente por un ministro de complicidad cuanto menos pasiva con los llamados «incontrolados». La lógica que hay detrás de ello no es nueva. Tanto en el pasado como en el presente se utilizó ampliamente contra los militantes y organizaciones que apoyan la lucha del pueblo palestino o contra los militantes y organizaciones surgidos de la inmigración. En ambos casos se trata de producir política y mediáticamente un «enemigo público» que autoriza unas medidas de excepción duraderas con el pretexto de proteger a la sociedad y sus «valores republicanos».

 

Del enemigo civilizacional…

Los sistemas de dominación necesitan de forma consustancial suscitar miedo y escenificar un peligro. Al no poder presentarse como lo que son están obligados a legitimarse por medio de esta amenaza construida y de la que afirman preservarnos. Como tienen que ocultar su violencia estructural y sistémica, necesitan la figura de la amenaza para justificar la represión contra la resistencia a esta primera violencia. Cuanto más en dificultades está la legitimidad de un poder de Estado más se necesita producir uno o varios enemigos públicos. En este sentido la multiplicación de los discursos de designación de enemigos es revelador de una crisis de legitimidad.

A escala internacional la ausencia de legitimidad de las nuevas guerras coloniales por el petróleo, el gas y los minerales estratégicos es lo que ha llevado a producir un «enemigo civilizacional» con la figura del «musulmán». De El choque de las civilizaciones de Samuel Huntington al «eje del mal» de Georges Bush este proceso de producción de un enemigo civilizacional ha pasado del ámbito teórico al ámbito de la propaganda.

Samuel Huntington teoriza desde las primeras líneas del prefacio de El choque de las civilizaciones: «Los conflictos entre grupos surgidos de diferentes civilizaciones están a punto de convertirse en el elemento básico de la política global». (1)

Georges Bush traduce esta tesis al lenguaje de la propaganda: «Estados como esos [Irán e Iraq] y sus aliados terroristas constituyen en eje del mal, que se arma para amenazar al mundo». (2)

El filósofo Marc Crépon puso en evidencia el objetivo principal de la demostración «científica» de Huntington: «Saber de qué debemos tener miedo». (3)

Una vez designado el enemigo se puede desplegar la cadena de relevos cuyo objetivo es transformar esta tesis en «aroma ideológico inmediato», por retomar la expresión de Antonio Gramsci. Por supuesto, los medios de comunicación son el relevo de difusión. Veamos algunos ejemplos:

1) Le Nouvel Observateur titula uno de sus números fuera de serie «La guerra de los Dioses» (4), con tres subtítulos «¿Es inevitable el conflicto de valores? ¿Son universales los derechos humanos? El choque de las ocho civilizaciones principales». Incluso el nombre de civilizaciones se toma de Huntington.

2) El semanario Le Point le hace eco con un número titulado «Los cristianos frente al Islam, investigación sobre un choque mundial». (5) La repetición de la palabra «choque» y el adjetivo calificativo «mundial» tienen relación directa con al teoría de Huntington.

3) Por su parte, el semanario Valeurs actuelles saca unas conclusiones belicosas: «Francia en guerra, contra la barbarie en nombre del Islam, contra la barbarie antisemita, contra la ceguera de las elites». (6)

La referencia al «eje del mal» de Bush es evidente. Así, están presentes las tres etapas de la teoría del choque de las civilizaciones: el anuncio del peligro, la designación del enemigo y la llamada a la acción viril y guerrera. Por supuesto, la designación del enemigo se puede modular en función de las preocupaciones tácticas. Si globalmente el Islam es el enemigo, los «países moderados» aportan unos matices.

La distinción binaria entre «moderados» y «radicales» abarca enteramente los intereses económicos y geoestratégicos estadounidenses. Así, Arabia Saudí y las monarquías se consideran moderadas, mientras que se sitúa a Siria e Irán en el eje del mal.

La prensa europea en general y la francesa en particular han tomado el relevo de la teoría del choque de las civilizaciones y de la producción del enemigo que la acompaña. Al reproducir los esquemas, las lógicas, los leitmotiv de los grandes medios de comunicación estadounidenses ha contribuido a producir un «choque de las representaciones»:

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 las cadenas estadounidenses, a través de sus redes dominantes de cobertura y de difusión, se impusieron como referentes de los demás grandes medios occidentales según el esquema inapropiado, inadaptado y fabricado ideológicamente del «choque de las civilizaciones»: el mal absoluto venía de Oriente Próximo y Medio, y, por consiguiente, había que protegerse volviendo a los etnotipos del orientalismo más manido. Transpuesto al plano de la fabricación de imágenes, este imperativo ideológico ha contribuido en gran medida a la fabricación de un «choque de las representaciones». (7)

 

  1. …al enemigo sindical

Aunque se designa a los Estados, el enemigo civilizacional no se limita a ellos y así se incluye en el «eje del mal» a organizaciones políticas como Hizbola y Hamas. Más ampliamente todavía, todas aquellas personas que se oponen a las políticas exteriores occidentales son sospechosas de complicidad, activa o pasiva, objetiva o subjetiva, consciente o no, etc., con los «terroristas», los «islamistas», etc. La geometría variable del eje del mal permite así adaptarlo a todas las prioridades tácticas.

Veamos algunos ejemplos recientes. En una tribuna publicada en su cuenta de Facebook el delegado interministerial de la lucha contra el racismo y el antisemitismo (DILCRA) Gilles Clavreul acusa a mi organización (Front Uni des Immigrations et des Quartiers Populaires- FUIQP [Frente Unido de las Inmigraciones y de los Barrios Populares]) y también al Parti des Indigènes de la République (PIR) [Partido de los Indígenas de la República] y al Collectif Contre l’Islamophobie en France (CCIF) [Colectivo contra la Islamofobia en Francia] de ser «antidemocráticos, racistas y antisemitas»: «con el pretexto de un antirracismo pervertido, el objetivo de esta ofensiva es únicamente legitimar el islamismo, defender a unos predicadores fundamentalistas y hacer caer a la juventud de los barrios en una radicalidad sin salida». (8)

Criticar la política del gobierno para con los gitanos, la política de intervención militar en África y Oriente Medio, la islamofobia, etc., basta para convertirle a uno en un «antidemocrático, racista y antisemita».

Otro ejemplo que es un objetivo similar: los militantes de la campaña Boicot, Desinversión y Sanciones [a Israel] (BDS). Esta vez es [el primer ministro francés] Manuel Valls quien se lanza a la palestra: «Tomaremos todas las medidas necesarias para condenar estas campañas », anuncia a la Asamblea Nacional el  6 de diciembre 2015. Respondía en apoyo a la intervención del diputado sionista del partido Unión de Demócratas e Independientes Meyer Habib que acusa al BDS de crear un clima de odio en Francia. «¿Hemos olvidado que el objetivo de Coulibaly [en los atentados de París] en enero fue un Hyper Cacher [supermercado kosher] ? Se estigmatiza antes de matar». (9)

Unos militantes que se oponen a las prácticas coloniales de un Estado se convierten así en cómplices directos del terrorismo.

 

El 27 de abril de 2016 le toca a la ministra de Educación Najat Vallaud-Belkacem declarar a la Asamblea Nacional en una crítica de la iniciativa de una «campamento de verano decolonial» reservado a las «personas que sufren a título personal el racismo del Estado en el contexto francés» que «estas iniciativas […] refuerzan una visión racizada y racista de la sociedad». (10)

La voluntad de reunir a personas que viven la misma injusticia se convierte en boca de la ministra en una visión racista del mundo. De la misma manera los movimientos feministas que organizan reuniones no mixtas pronto serán calificados de «sexistas».

Desde la llegada de este gobierno a la dirección del país son incontables las declaraciones de ministros o delegados ministeriales que anuncian el peligro «comunitarista» y designan a un enemigo al que hay que reprimir urgentemente. El relevo mediático garantiza la difusión masiva de cada una de estas declaraciones, lo que permite acreditar la veracidad del peligro. Una vez que se ha preparado a la opinión pública, ya solo queda un pretexto para desencadenar un cuestionamiento del derecho de manifestación. Le toca entonces a un prefecto o al ministro del Interior entrar en escena invocando el riesgo de violencia. Así, la manifestación prevista en París el 19 de julio de 2014 en apoyo del pueblo palestino se prohibió«ante el grave riesgo de problemas de orden público que provocaría su celebración en un contexto de aumento de la tensión». (11)

 

Es necesario recordar estas declaraciones y hechos para calibrar el escenario desplegado con el fin de tratar de prohibir una manifestación sindical el pasado 23 de junio alegando que las manifestaciones anteriores «dieron lugar a importantes desbordamientos y graves violencias». (12)

Por consiguiente, el pretexto desencadenante es similar. Se presenta después del mismo escenario en tres fases: anuncio de un peligro, designación de un objetivo enemigo y relevo mediático.

La utilización del miedo como herramienta política no es una práctica nueva. Ya a principios del pasado siglo el periodista estadounidenses Henry Louis Mencken declaraba que «el objetivo de la política es mantener a la población inquieta y, por consiguiente, que pida seguridad amenazándola con una serie ininterrumpida de monstruos». (13)

 

Desde la «amenaza judía» y el «peligro rojo» de los nazis al «peligro amarillo» de quienes justificaban las intervenciones imperialistas en China a principios del siglo XX, pasando por las «armas de destrucción masiva» de Sadam Husein y por el peligro de una «invasión migratoria», la política del miedo es una realidad innegable.

En el entorno de las manifestaciones contra la Ley [de reforma laboral] El Khomri no ha faltado la comunicación gubernamental generadora de ansiedad. El peligro aquí es de naturaleza económica. Abandonar la ley llevaría a cuestionar la recuperación de la economía francesa ideada por Hollande y que repiten en todos los medios de comuni     cación.

Curiosamente, este peligro es exactamente el mismo que el que el FMI pone de relieve en boca de su presidenta Christine Lagarde, la cual anima a Francia a ir más lejos con las reformas.

L a evaluación del FMI para el año 2015 indica que «la economía francesa se está recuperando, pero siguen siendo necesarios unos esfuerzos importantes para reforzar la creación de empleo y situar las finanzas públicas en una vía más sostenible». Los esfuerzos suplementarios necesarios se citan explícitamente: «reformar las normas del subsidio del paro», «alargar el periodo mínimo de cotización que actualmente es de cuatro meses», «reforzar el apoyo a la búsqueda de empleo», «facilitar la regulación para las empresas recién creadas y los autoempresarios», «reducir el déficit presupuestario para garantizar que la deuda, que sigue en alza, pasar a una trayectoria firme a la baja». (14)

 

Con semejantes objetivos el derecho al trabajo se convierte en un obstáculo que hay que eliminar totalmente para abrir camino a unos acuerdos empresa por empresa. Mantener una regulación, aunque sea mínima, sería un peligro para una economía frágil. Quienes niegan esta evidencia ultraliberal son unos inconscientes, unos irresponsables o unos egoístas que defienden sus propios intereses. Así [el presidente de la patronal francesa, MEDEF] Pierre Gattaz considera que «el emblema CGT es igual a paro». (15)

 

  1. La designación del enemigo cegetista

El libro La construction de l’ennemi [La construcción del enemigo] precisa en su descripción de la fabricación de un enemigo en tiempos de guerra:«La figura del enemigo prepara, acompaña y apoya el esfuerzo de guerra. Unas retóricas y unas escenografías la construyen. Unos saberes con pretensiones científicas o religiosas la legitiman. Unos medios de comunicación la transmiten». (16)

Hay que constatar que la misma lógica se puede apreciar en los discursos políticos y mediáticos referentes a la CGT en el actual movimiento social. Es cierto que para este gobierno estamos en guerra desde el 11 de enero.

Así, el 30 de mayo el presidente del MEDEF pide en el diario Le Monde que no se ceda «al chantaje, a las violencias, a la intimidación, al terror» y que se resista a unas «minorías que se comportan un poco como gamberros, como terroristas». (17)

El 15 de junio el primer ministro denuncia la actitud «ambigua» de servicio de orden de la CGT respecto a unos «incontrolados que sin duda quieren matar». (18)

El 19 de junio le toca al ministro del Interior Bernard Cazeneuve acusar: «El martes 14 de junio unos militantes de la CGT atraparon violentamente a parte de las fuerzas del orden en el punto de dispersión que, sin embargo, se había acordado con los organizadores». (19)

El 21 de junio es el sindicato de policía Alliance quien exige «el aplazamiento de esta manifestación y de todas las concentraciones estáticas porque nuestros colegas están en todos los frentes y están agotados, extenuados y cansados. Viven tanto peor estas manifestaciones cuanto que son repetitivas y muy violentas». (20)

 

La designación del enemigo CGT ha ido precedida de una cobertura mediática casi consensuada cuyo objetivo era apoyar la ley de reforma laboral como necesaria e inevitable para luchar contra el paro. Se repitió una y otra vez el argumento clave recurrente en cualquier medio: el paro se debe en gran parte a la «rigidez» y a la «carga» del código laboral.

 

Desde el 9 de septiembre de 2015 Arnaud Leparmentier pide en Le Monde «aprobar [la ley] por la fuerza». Describe su «esperanza» de la siguiente manera: «Como ocurre a menudo, esperamos. Con el informe Combrexelle, la Francia socialista lucha contra el Código Laboral. ¡Por fin un movimiento para luchar contra esta preferencia nacional que es el paro! […] Francia lucha contra él, queremos esperar, como han hecho todas las socialdemocracias sosegadas de la vieja Europa, aprobándolo por la fuerza, valientemente». (21)

El argumento del MEDEF se retoma sin crítica alguna. En efecto, su presidente, Pierre Gattaz, considera que «las expectativas suscitadas por la Ley El Khomri son grandes, a medida de los bloqueos que viven los empresarios y de la crisis del mercado de empleo». (22)

El segundo acto de la obra mediática consiste en explicar las oposiciones a la ley. Por supuesto, éstas no se abordan como una defensa de los intereses de los asalariados. Son obra de un corporativismo sindical, obra de una incomprensión y, por último, obra de una minoría que ni siquiera estaría concernida, como los «jóvenes» y los «funcionarios».

El tercer acto consiste en centrar la cobertura en las catastróficas consecuencias para los usuarios, es decir, la opción de abordar los sujetos desde el ángulo de las consecuencias del movimiento eludiendo casi completamente el de las causas. En este aspecto el lenguaje de los periodistas hace gala de una gran diversidad: desmadre, pesadilla, caos, etc. Siempre desde el ángulo de las consecuencias, el foco se centra en los «incontrolados» y las «violencias», lo que permite silenciar la magnitud de las movilizaciones.

Sólo queda sacar las conclusiones en un último acto con la imagen de Nathalie Saint-Cricq en el telediario de las 20:00 h de France 2 acusando doctamente a la CGT de «apostar por la implosión social y asumir finalmente la responsabilidad de que haya un accidente, un herido o un muerto». (23)

Demos la última palabra al semanario Le Point que el 26 de mayo lanza una encuesta por internet con una pregunta significativa: «¿Es la CGT un sindicato anticuado y peligroso para Francia?». (24)

Por supuesto, la respuesta es acorde: 47.473 sí frente a 4.851 no.

Tanto para la casi totalidad de la prensa como para el gobierno hay un peligro indudable, un enemigo designado y la necesidad de una respuesta firme y viril.

La necesidad de enemigos revela una crisis de autoridad que da pie una tentación totalitaria que no hay que subestimar. Según el balance del ministerio del Interior, desde que se inició el movimiento de protesta se ha detenido a 1.300 manifestantes, 819 de los cuales permanecen en detención preventiva y «51 han sido condenadas tras una comparecencia inmediata, a menudo a fuertes penas». (25)

Estas cifras están a la altura de la deslegitimación de la política económica llevada a cabo por el gobierno, animado por el MEDEF, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Anteriormente y de forma paralela se construyeron otros «enemigos», en particular contra los movimientos de apoyo al pueblo palestino y contra las asociaciones que denuncian la violencia policial. Si no se entienden los vínculos que unen las diferentes categorías criminalizadas, se debilita la capacidad de resistencia común. No nos engañemos, la noción de enemigo es extensiva.

Notas: (…)

http://www.investigaction.net/de-bds-a-la-cgt-chronique-dune-criminalisation-par-une-politique-de-la-peur/

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214373

 

 

Con fachada democrática, se multiplican los estados terroristas e incluso se van uniendo contra los pueblos.

 

 

Turquía: detienen a 67 miembros de partidos de izquierdas y kurdos
2 de agosto de 2016

Ayer, la policía turca encarceló a 67 miembros de partidos de izquierdas y kurdos. El operativo represivo fue realizado en la madrugada y se suma a los masivos encarcelamientos y purgas de jueces, periodistas, universitarios y opositores que ha llevado adelante el gobierno de Erdogan luego del intento fallido de golpe de estado el 15 de julio. 

Por ANRed

El pasado 15 de julio el gobierno de Erdogan se vio amenazado por un sector militar que quiso destituirlo. El mandatario turco aprovecho la derrota de los golpistas para pronunciar con mayor dureza el carácter represivo de su gobierno. Con miles de detenidos, expulsados y exiliados, el régimen destituyo a militares, jueces, catedráticos y se calcula que cerró al menos 46 diarios y unos 16 canales de televisión.( Intento de golpe en Turquía: manotazo de ahogado de cúpula militar )

Pero ayer a la madrugada, se ejecutó un operativo policial que encarceló a 67 miembros del HDP y el BDP, partidos de izquierdas vinculados a la lucha del pueblo kurdo quien viene padeciendo un genocidio en manos del actual gobierno.

Según el medio KurdisCat/Kurdistán América Latina el objetivo ha sido el parlamentario Halkların Demokratik Partisi (HDP, Partido Democrático del Pueblo) y el Partido Democrático de las Regiones (BDP, Demokratik Bölgeler Partisi). Asegurando que no se conocen los pretextos por los que se han detenido a 67 miembros de ambas formaciones.

También recuerda que desde hace más de un mes, muchos diputados y diputadas del HDP fueron despojados de su inmunidad parlamentaria, luego que el gobierno presentara un proyecto al respecto, que fue aprobado. Con esta medida, el Ejecutivo pudo abrir causas judiciales contra legisladores y legisladoras bajo la supuesta acusación de “terrorismo”.

El movimiento kurdo continua estando en la mira de Erdogan que en las últimas semanas fue advertido por el exceso de prisioneros y una seria denuncia por parte de Amnistía Internacional de torturas sistemáticas a los mismos, solicitando libre acceso a inspectores internacionales.( Turquía: ola de detenciones y torturas contra opositores ).

Notas relacionadas::

Golpe en Turquía: “Las fuerzas de la democracia no están del lado de ninguno de los bandos”
Fuente: http://www.anred.org/spip.php?article12529

 

______

 

Erdogan y su triángulo con Riad y Tel Aviv
1 de julio de 2016

 

 Por Pablo Jofré Leal (Rebelión)

 

La Turquía dominada por el régimen de Recep Tayyip Erdogan con un noviazgo en dificultades con Estados Unidos, busca relaciones más beneficiosas con regímenes tan totalitarios como el suyo, en este caso con la entidad sionista y la Casa al Saud conformando una triada enormemente peligrosa para el futuro de Oriente Medio.

 

Israel y Turquía: Tan amigos como siempre

Prueba de ello es la firma de un acuerdo de entendimiento entre el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y el premier israelí Benjamin Netanyahu en la ciudad de Roma, el pasado lunes 27 de junio. Alianza que se encauza en la idea de normalizar las relaciones entre ambos gobiernos, con dificultades tras los hechos del año 2010 relacionadas con el asalto israelí a una flotilla de barcos -entre ellos el navío insignia barco Mavi Marmara- en apoyo de la bloqueada Franja de Gaza y que significó la muerte de una decena de ciudadanos turcos. Tras un lustro de tensiones, Ankara y Tel Aviv decidieron que era hora de poner fin a esa enemistad y restablecer relaciones plenas, en momentos en que ambos regímenes se encuentran en un inicial proceso de aislamiento y donde la exitosa presencia de la Federación Rusa y la República islámica de Irán en apoyo al gobierno sirio y su sociedad contra el terrorismo takfirí amenaza sus intereses regionales.

La rúbrica amistosa entre Ankara y Tel Aviv consolida así un eje geopolítico de indudable peligro para la región del Levante Mediterráneo. Idea que les permite mostrar cierta cohesión frente a Estados Unidos, con cuyo gobierno han enfrentado, tanto Erdogan como Netanyahu, momentos de zozobra e impasse, pero que en modo alguno han limitado el enorme flujo de dinero que ambos regímenes reciben de Washington y sus aliados occidentales, pues ambos gobiernos son herramientas fundamentales para Occidente en su juego hegemónico en la región.

Netanyahu y su alianza con Turquía genera, indudablemente, un marco de impunidad a los crímenes cometidos en el asalto al Mavi Marmara, al sostener que “el acuerdo protege a los comandantes y soldados del Ejército Israelí de los procesos civiles y penales iniciados por Ankara”.Igualmente destacó que se preserva el bloqueo marítimo sobre la Franja de Gaza, pues obliga a cualquier barco que se dirija al bloqueado territorio palestino a atracar en el puerto israelí de Ashdod, desde donde se transferirán los productos a Gaza.

Netanyahu, satisfecho del arreglo alcanzado con Turquía, afirmó que este acuerdo también compromete a Turquía en el sentido de ayudar a Israel en los procesos de incorporación en todas las organizaciones internacionales a las que pertenece Ankara. Esto incluye, en forma crucial, el apoyo de Turquía a la apertura de una misión israelí en la sede de la OTAN en Bruselas. Para el Primer Ministro Turco Binali Yildirim, “La normalización de relaciones cubre un buen número de asuntos. Pero las relaciones económicas y la cooperación regional tendrán prioridad”; prioridades donde el sector turístico espera que Israel vaya en su auxilio, tras la retirada de 4 millones de turistas rusos, tras la decisión de Moscú de aconsejar que sus ciudadanos no visitar territorio turco. Tensiones entre Ankara y Moscú donde la economía turca ha sentido los efectos.

Como una manera de limpiar la imagen de violación constante a los derechos humanos de la población gazetí, parte de los acuerdos tienen un componente relacionada con ese territorio palestino al “autorizar” Israel, como potencia ocupante la entrada de ayuda humanitaria y cooperación turca, muy lejos de las demandas de la sociedad palestina que se levante definitivamente el bloqueo criminal contra este territorio. El funcionario turco anunció que el viernes 1 de julio zarpará de la localidad de Mersin, en Turquía, al puerto de Ashdod, 10 mil toneladas de esta definida como ayuda humanitaria, para ser revisada y trasladada a Gaza.

Un acercamiento que busca mostrar una cara de amistad y alianza amplia, en momentos que el apoyo de ambos gobiernos a las bandas terroristas que atacan a las sociedades siria e Iraquí no pueden evitar las críticas de sus propios aliados y el llamado que cese una conducta que ha llevado a Oriente Medio a un conflicto del cual no se vislumbra un cese a corto plazo. Críticas que, sin embargo, no han implicado sanciones, resoluciones u otro tipo de acciones que obliguen a los gobiernos de Turquía, Israel y Arabia Saudita a detener su política de agresión. Es la política del doble rasero.

El análisis inmediato de este acuerdo entre Tel Aviv y Ankara vislumbra, además de los intereses políticos imbricados en el, los económicos vinculados a los inmensos yacimientos de gas natural ubicados en el Mediterráneo Oriental, parte de ellos en la Franja de Gaza. Territorio palestino que está sometido a un férreo bloqueo por parte de la entidad sionista. Gas que Israel con el aval de Estados Unidos y su poder de veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, desea explotar a contrapelo de la legislación internacional, que prohíbe usufructuar de las riquezas naturales de un territorio bajo ocupación. Es lógico vislumbrar que Tel Aviv busca que la hipotética salida de ese gas sea a través de los puertos turcos que tiene la infraestructura de gasoductos ya sea para la exportación a Europa, como para el propio mercado interno. Ello, en el marco de tensión que se vive con la Federación Rusa en el concierto de la guerra de agresión contra Siria donde Moscú, junto a Teherán, Hezbolá y el gobierno sirio combaten a los grupos takfirí apoyados precisamente por Israel y Turquía.

Medios sionistas dan pruebas de esta alianza al sostener que “La cooperación entre las fuerzas israelíes y turcas no carece de precedentes. De hecho, tuvieron acuerdos de seguridad bastante fuertes en la década de 1990 y principios de 2000; la fuerza aérea israelí ayudó a Turquía a modernizar su equipo y compartieron información de la inteligencia….hay tensiones entre ambos gobiernos, por ejemplo, necesidad de Turquía de presentarse como un defensor de la causa palestina podría complicar los esfuerzos de Israel para proteger su seguridad nacional ya que está impulsando la negociación por el fin del bloqueo de Gaza. En términos más generales, el tabú regional en contra de trabajar con Israel podría limitar la capacidad de Turquía para cooperar con Israel en su intento de convertirse en una fuerza importante en el Medio Oriente. Pero cada una de estas cosas sólo retrasa lo inevitable. Los intereses turcos e israelíes se están alineando rápidamente, y ya que la región continúa ajustándose a una presencia disminuida de EE.UU., será sólo cuestión de tiempo antes de que los dos revivan su larga y latente alianza”; a confesión de parte relevo de prueba suelen sostener los juristas.

 

Neo otomanismo, sionismo y wahabismo: El Auténtico Eje del Mal

Con Arabia Saudita, el gobierno de Erdogan ha ido consolidando una relación bajo el amparo de un objetivo común en el plano político: oponerse a la creciente influencia de la república islámica de Irán en la región. El pasado mes de abril el presidente turco, en visita oficial efectuada por el rey saudí Salman Bin Abdelaziz a Ankara, otorgó al monarca wahabita la más alta distinción que otorga Turquía: La Orden del Estado de la República bajo palabras que muestran el horizonte de intereses: “La consolidación de las relaciones entre Turquía y Arabia Saudita en todos los ámbitos, con vuestro apoyo, presenta una oportunidad para la paz regional y mundial". Pueblos como el yemeni, Bahréin, Siria e Irak son la prueba concreta que las palabras del gobierno turco y la distinción otorgada al representante de uno de los regímenes más opresivos del mundo está cargada de hipocresía.

En aquel encuentro, el tema central – previo a las conversaciones que se llevarían pocos días después en Ginebra - fue Siria y la forma de seguir afianzando el apoyo a los grupos terroristas usados como herramientas para derrocar al gobierno de Bashar al Assad. A comienzos del mes de marzo se llevaron a cabo reuniones de gran importancia política y estratégica en Riad, la capital de Arabia Saudí. Reuniones que han tenido otros actores, como es el caso del gobierno egipcio, cuyo presidente, Abdelfatah al-Sisi, llevó a cabo una visita oficial a Riad el 1 de marzo, que al día siguiente reunión también al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogán a la capital saudí. Los jefes de estado egipcio y turco entablaron cada uno aparte conversaciones con el Rey saudí Salman bin Abdelaziz. Las visitas simultáneas de Al Sisi y Erdogán a Riad fueron llamadas una “coincidencia” por el presidente egipcio, debido a las tensas relaciones entre los gobiernos egipcio y turco. Se especuló en aquella ocasión que la presencia de Al Sisi y Erdogán tenía como propósito la intención del monarca wahabita de promover un acercamiento entre Turquía y Egipto y de esa forma ir sumando nuevos actores a esta nueva cartografía de intereses neo otomanistas, sionistas y Wahabitas cuya digitación proyecta sus sombras desde Washington y Bruselas.

Turquía está decidida a avanzar en la consolidación de un papel más relevante en el concierto de oriente medio. Las conversaciones a dos bandas del gobierno turco – con Israel y la Casa al Saud - han ido apuntalando lo que efectivamente podríamos denominar como el auténtico “Eje del Mal”. Concepto que tanto gusta a los politólogos y analistas occidentales cuando se trata de definir a los otros, pero perdiendo la necesaria introspección a sus conductas en materia de política internacional.

En enero del año 2002 los escritores de discursos para el ex Presidente estadounidense George W. Bush, Michael Gerson y David Frum, desarrollaron la peregrina idea denominada The Axis of Evil - Eje del mal - que incluía a Irán, Libia, Irak y Corea del Norte. Clasificación no sólo contradictoria sino que claramente antojadiza, pues no abundaban elementos comunes entre ellos, excepto en lo que se refiere a la fabricación y transferencia tecnológica en materia de misiles de mediano y largo alcance –en el marco del legítimo derecho que les asiste como naciones soberanas- y en sus difíciles relaciones con Estados Unidos. Lo claro es que con esta idea, Washington encontró una rebuscada justificación para continuar con el proyecto Rumsfeld del denominado escudo de defensa antimisiles y con ello favorecer la solicitud de un incremento substancial de gastos militares, reflejando así, una de las características más criticadas de la política exterior estadounidense: el manejo de visiones estereotipadas.

Ese "Axis of Evil" reactivó la visión surgida bajo Clinton respecto a los Rogue States - Estados Villanos - que vista las críticas generadas, dio paso a los States Concern - Estados preocupantes. Valoración aparentemente más reflexiva, asumida por Clinton en medio del debate sobre estrategia exterior, y que involucraba aplicación de bloqueos y embargos, posibles de sustituir por políticas de "compromiso constructivo". Y sostengo que es aparentemente más reflexiva pues la división unilateral implicaba dejar fuera a Estados claramente violatorios de todo marco democrático bajo la forma y contenido visualizado por Estados Unidos, como son, justamente regímenes como los que hoy conforman una triada que con toda justicia pueden ser denominados como un Eje del Mal, Regímenes villanos o también Gobiernos Preocupantes para la seguridad internacional.

Este acercamiento de los gobiernos de Turquía, Arabia Saudita e Israel representa el legítimo Eje del mal, que se ha ido consolidando, día a día, en materias diplomáticas, políticas y militares, compartiendo objetivos estratégicos vinculados a establecer hegemonías, áreas de influencia y enemigos comunes. Entre esos blancos de las acciones de esta triada se encuentra el gobierno Sirio, Hezbolá y la República islámica de Irán, que ha consolidado un Frente de Resistencia, no sólo contra potencias allende oriente medio como es el caso de Estados Unidos y la Unión Europea, sino también una oposición franca y decidida contra el aval, apoyo financiero y militar que el eje Riad-Tel Aviv-Ankara entrega a los grupos terroristas takfirí en sus acciones contra las sociedades de Siria e Irak.

 

Hay que sumar en los objetivos de este grupo de legítimos gobiernos “canallas” las guerras de agresión llevadas a cabo contra Yemen, donde las acciones criminales encabezadas por la Casa al Saud han contado con la complacencia, el apoyo político y diplomático de Erdogan y Netanyahu, al igual cuando la conducta invasiva se refiere a la sociedad bahreiní en su lucha contra el régimen de los Jalifa. Igualmente en lo que dice relación al pueblo palestino, abandonado por la Monarquía wahabita y fuera del foco de preocupación de Ankara después de los sucesos de la denominada Flotilla de La Libertad, que intentó llevar ayuda a la Franja de Gaza.

Para Turquía resulta primordial el profundizar estas relaciones con Arabia Saudita e Israel toda vez que cada vez con más frecuencia ha ido perdiendo la incondicionalidad de Washington a sus pretensiones de hegemonía regional. Esto, fundamentalmente, dice la relación con el tema kurdo que para Ankara constituye un dolor d cabeza, no sólo al interior del país donde la minoría de este pueblo representa el 20% de su población, con fuerte arraigo político y militar en las zonas donde actúa el partido de los Trabajadores del Kurdistán – PKK – sino también en el norte sirio donde este pueblo libra una sostenida batalla contra las bandas takfirí – mismas que son apoyadas por Erdogan – generando el control de una zona que para Turquía representa difícil de aceptar. Las Milicias o Unidades de protección del Pueblo – YPG – han estrechado relaciones con la Coalición Internacional liderada por Estados Unidos obligando a Ankara a exigir a Washington que opte por los kurdos o por Turquía.

 

La opción, según el análisis fino de lo que ha venido aconteciendo, desde el inicio de la agresión contra Siria en marzo del año 2011, indica que Washington se inclinará por avanzar en la consolidación de un Estado Kurdo, no sólo en el norte Sirio, sino también en el noreste iraquí. Esto, bajo la premisa que para mantener el dominio occidental de Oriente Medio, cercar a la República Islámica de Irán e impedir el avance de la Federación Rusa hacia el oeste; es necesario fragmentar, balcanizar a Siria e Irak, prometer una falsa independencia a los kurdos de ambos países y propiciando una especie de modelo yugoeslavo con soberanía coartada, bajo la tutela de la Coalición de países liderado por Washington. Y, para esto, la creación y consolidación de un eje entre Riad-Tel Aviv y Ankara sirve enteramente a estos propósitos, aunque la prensa afín a los gobiernos occidentales presente este panorama como un aparente alejamiento de Washington. Es, simplemente una escena más de la política del Leading From Behind al que nos tiene acostumbrado Washington.  

 

 Artículo del Autor Cedido por Hispantv

http://www.hispantv.com/noticias/opinion/280090/erdogan-israel-arabia-saudi-apoyo-terroristas-siria

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214034&titular=erdogan-y-su-tri%E1ngulo-con-riad-y-tel-aviv-

 

En consecuencia, a 200 años, es hora de percibir (conocer y tomar partido respecto a) el exterminio que el sistema mundo capitalista genera al privilegiar la alta rentabilidad de oligopolios por sobre necesidades y aspiraciones de los diversos de abajo. En Francia hay ese despertar como lo refleja:

 

El Manifiesto Del 28 De Mayo que pasó desapercibido

Por Rafael Poch

La Vanguardia

 

El ambiente en París, ciudad en la que palpita el corazón de Francia, se está haciendo más rebelde. Desde que el 19 de febrero se colgara en la red la llamada contra la ley laboral que fue inmediatamente firmada por más de un millón de personas, se han sucedido nueve jornadas de protesta y huelga sindical, y multitud de manifestaciones. En ese caldo nació la ocupación de las plazas, el 31 de marzo, y se alzaron los estudiantes. Desde entonces cada día ocurre algo, algún desafío, alguna protesta. Qué lejos queda el ambiente del pasado otoño, cuando era el Frente Nacional quien determinaba los temas del debate público y las políticas xenófobas, identitarias y de seguridad ante el terrorismo. Hoy es lo social lo que prima. Y como telón de fondo, cada vez más presente, el descrédito de la Unión Europea.

El epicentro del problema no es el Brexit. Una eventual salida del Reino Unido de la UE es economicamente irrelevante (hay mucha exageración ahí), pero políticamente debilitaría la influencia de Estados Unidos, del que el Reino Unido ha sido el más solicito servidor, en el continente. Sólo por eso harán cualquier cosa por evitarla, pero el verdadero problema está en Francia. Fue Francia, no Inglaterra, la fundadora de lo que se está desmoronando desde 2007. Y es aquí donde se decidirá la verdadera partida.

 

Después de Grecia (71%), Francia es líder europeo en opinión desfavorable sobre la UE: 61%. En el último año ese desprestigio ha aumentado aquí 15 puntos. En España (49%), 16 puntos, según el último sondeo. El proyecto de reforma laboral está culminado tres décadas de frustración francesa por el robo de soberanía y el deterioro del nivel de vida medido en; recortes de ingresos, aumento de la desigualdad y retroceso de los servicios públicos. Esa es la enfermedad francesa.

 

En el nombre de Europa

Todo eso se ha ido imponiendo en nombre de Europa, y el proyecto de ley laboral, que se quiere forzar por decreto a falta de mayoría en el parlamento y en la calle, ha sido la gota que ha colmado el vaso. El gobierno francés no parece entender la situación y sigue viviendo en el universo anterior a febrero. Por eso responde con el arsenal de una firmeza ultraderechista: desde esta semana se ha introducido una amenaza de prohibición de manifestarse, alegando las turbias violencias de las manifestaciones que la policía ha propiciado por acción -nunca se había visto tanta violencia policial y tantos manifestantes heridos- y omisión, por la indulgencia oportunista demostrada hacia la acción de los casseurs. Sin miedo al ridículo, el Ministerio del Interior ha llegado a recomendar que no se hable de política en los estadios durante la Eurocopa, oportunidad cirquense en la que Hollande y Valls querían ampararse para capear el temporal social, entre un ataque yihadista y otro que fortaleciera una victimizada unión sagrada. Todo esto no parece estar funcionando muy bien e ilustra la incapacidad de los gobernantes para comprender la situación. Se sabe que el proyecto de ley está directamente inspirado en las directrices, documentos y resoluciones de la Comisión Europea, organismo que, tras lo que se vio en Grecia el pasado julio, “es capaz de verdaderos golpes de Estado”, como dijo el domingo una dirigente izquierdista en el Teatro Dejazet de París.

 

Moción de censura a la UE

En ese contexto, el 28 de mayo, antes de diluirse, quizás temporalmente, en todo un rosario de acciones y proyectos activistas, la asamblea de la Nuit Debout parisina aprobó uno de esos documentos que acaso sean vistos como históricos cuando culmine el actual proceso ciudadano. Se trata de la Moción de censura contra la Unión Europea. En siete párrafos y cuatro conclusiones se resume todo el alegato ciudadano contra la UE: su dictado de políticas violadoras del derecho y de la libertad sindical, la utilización del euro y el dumping fiscal para empobrecer a los Estados y privatizar el sector público, la sumisión de esa política a los intereses de las multinacionales, la inmoralidad de sus políticas migratorias violadoras de la convención de Ginebra, su apoyo a las intervenciones militares que ponen en peligro la paz mundial y fomentan el militarismo, y, finalmente, la constatación de que todas esas orientaciones se adoptaron contra lo expresado en las urnas (en Grecia, Portugal y antes en Francia, Holanda e Irlanda) en virtud de la doctrina Juncker que afirma que, “no hay opción democrática contra los tratados europeos”.

Considerando todo eso, la asamblea -unas 300 personas, pero no se rían de las minorías cuando una situación social es propicia-; acuerda la desconfianza en la Comisión Europea y sus instituciones, censura a la UE y sus tratados y pide la dimisión de la Comisión, propone votar esta moción en las plazas de Francia y de Europa, y llama a construir una Europa solidaria entre sus pueblos y respetuosa de la soberanía popular.

Ha quedado dicho, a 28 de mayo de 2016, en este París cuyo ambiente se hace más rebelde.

 

HYPERLINK "http://blogs.lavanguardia.com/paris-poch/2016/06/17/francia-es-el-centro-de-la-crisis-europea-63317/" \t "_blank"

http://blogs.lavanguardia.com/paris-poch/2016/06/17/francia-es-el-centro-de-la-crisis-europea-63317/

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=213556

 

 

Otro motor ineludible para las luchas emancipatorias es el que se concreta  en el plano ideológico como cambios radicales en la concepción de una realidad o de varias.

 

 

Nuevo libro de Ilan Pappé: Israel and South Africa: The Many Faces of Apartheid

"El colonialismo y el apartheid son los que mejor explican el conflicto entre Israel y Palestina"

1 de agosto de 2016

Por Ben Clarke (Mondoweiss)

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

En cualquier ocasión que un activista, académico o comentarista político apela a recuerdos del apartheid de Sudáfrica para trazar deliberadamente paralelismos con el conflicto entre Israel y Palestina, se puede esperar un reproche inmediato y severo.

Sin embargo en el lanzamiento de su nuevo libro, con colaboradores en Jerusalén Este el sábado por la noche, el estimado historiador israelí Ilan Pappé abandonó cualquier pretensión de moderación e introdujo intrépida y oportunamente el asunto de que hacer uso de la palabra apartheid en el discurso sobre el conflicto entre Israel y Palestina debe ser un punto de partida indiscutible y no una teoría equívoca a debatir. La colección que Pappé ha editado, ‘Israel and South Africa: The Many Faces of Apartheid’ , (Israel y Sudáfrica: Las muchas caras del apartheid, N. de T.) ha reunido las contribuciones de una amplia gama de respetados académicos, políticos, periodistas y abogados, todos ellos enraizados en una posición fundamental que reconoce que la relación que el Estado de Israel pone en práctica con sus palestinos oprimidos, en Israel y los territorios ocupados, equivale a una forma de apartheid.

Pappe se unió en el escenario del jardín del Instituto Francés con el premiado periodista residente en Nazaret, Jonathan Cook, cuyo capítulo con el cual contribuye al libro , Visible Equality as a Confidence Trick  (Igualdad visible como una trampa de confianza, N. de T.), se centra en los "palestinos olvidados" que constituyen el 20 % de los ciudadanos de Israel.

 

Pappe hizo observaciones preliminares a la gran audiencia que se había reunido en el jardín y comentó sobre la necesidad de garantizar el cambio de paradigma que ha otorgado ganancia y credibilidad a las élites occidentales que realmente tienen el poder. Ese paradigma quedó en evidencia en los últimos 10 ó 15 años dentro de las esferas marginales académicas.

"Por cerca de 40 ó 50 años, en muchos lugares como éste - institutos, universidades, centros académicos, medios de comunicación y así sucesivamente - sólo había una forma dominante o paradigma a través del cual se había analizado el conflicto en Palestina y este fue el paradigma o modelo de una conflicto entre dos movimientos nacionales ", dijo, explicando la ortodoxia en el pensamiento occidental. “Hay un país en el cual dos movimientos nacionales están luchando, tienen el mismo derecho a la tierra, tienen el mismo lazo a la misma y por lo tanto, lo que se necesita es encontrar un compromiso que responda a las aspiraciones de ambos movimientos nacionales, teniendo en cuenta el hecho de que los dos tienen un reclamo justificado a la tierra".

 

Teniendo en cuenta que éste es el paradigma central para la paz del Cuarteto (Naciones Unidas, EE.UU., Unión Europea y Rusia), que los principales medios de comunicación y los políticos influyentes por la "paz" continúan utilizando, Pappe considera que es muy sorprendente que el principal resultado siga siendo la inviable solución de dos estados.

 

Pappe dijo que lo que el libro se esfuerza por hacer es exponer este paradigma manifiestamente engañoso y establecer un nuevo paradigma, ya conocido entre los activistas y académicos marginados que se relaciona con la realidad sobre el terreno: "el colonialismo de ocupación de los colonos y su conexión con el apartheid". En esencia, el conflicto no es entre dos movimientos nacionales que compiten con el mismo derecho a la tierra, sino entre un movimiento de colonos ocupantes y un pueblo nativo.

El marco teórico del libro se forma alrededor de este concepto y la creencia de que la consecuencia natural del colonialismo de ocupación de los colonos es un sistema de apartheid que garantiza la separación entra la población nativa y la raza de los colonos.

 

Pappe dijo que esta representación del sionismo como un programa de colonización y el Estado de Israel como un estado de apartheid, también determina el propósito. En broma afirmó que el concepto de la solución de dos estados puede haber "producido una gran cantidad de premios Nobel de la Paz, montañas de documentos, y cientos de carreras académicas", pero no proporcionó nada “en el terreno mismo". Usando el nuevo paradigma del colonialismo de ocupación, la solución es simple: la descolonización de Israel-Palestina y la sustitución del régimen israelí por la democracia y la igualdad para todos.

Pappe fue cuidadoso en sus intentos de justificar este nuevo lenguaje y que la narración del libro trata de multiplicar. "Decir que un movimiento es un movimiento colonialista no quiere decir que yo los demonice sin ningún reparo. No, el colonialismo de ocupación es un hecho histórico", dijo, citando los casos de EE.UU., Australia, Nueva Zelanda y América Latina.

 

Las similitudes entre Israel y Palestina y la Sudáfrica del apartheid son más notables en los medios que lo que Patrick Woolfe etiquetó como la "lógica de la eliminación", el método que los colonos de ocupación colonialista utilizan para transformar sus casas nuevas en tierra natal libre de la población nativa. En los casos citados anteriormente, la respuesta fue un genocidio, pero en Sudáfrica y Palestina se usaron crímenes alternativos contra la humanidad: limpieza étnica, despojo y apartheid.

 

"La lógica de la eliminación en Palestina se implementó durante la limpieza étnica de Palestina en 1948. Esto no fue un accidente de guerra. No fue el resultado de una guerra. Esta fue la culminación de una planificación sistemática del movimiento de colonos de ocupación del sionismo que quería deshacerse de la población nativa palestina", explicó Pappe. Aparentemente vinculados, y en el mismo año, la comunidad de colonos blancos en Sudáfrica decidió institucionalizar allí el sistema de apartheid. "Utilizaron estos medios alternativos [genocidio] en Sudáfrica hasta la caída del apartheid; se siguen utilizando estos métodos hasta hoy en día, en toda Palestina - no sólo en Cisjordania, no sólo en Gaza", concluyó Pappe; ambos movimientos colonialistas -en este estudio comparativo- decidieron institucionalizar, no sólo a través de genocidio, sino por medio de un aparato estatal.

El libro trata de analizar esta analogía de los sistemas de apartheid, su aplicación en Israel y Palestina y su uso como un modelo comparativo con la Sudáfrica del apartheid, a través de la exploración de estos conceptos del lenguaje y la narración, las similitudes y diferencias históricas y comparaciones legales y normativas de base. Las resoluciones para el debate moral más importante de nuestro tiempo sólo se encontrarán con la identificación y comprensión de las implicaciones claras dentro del derecho internacional, el activismo y la política de ubicar más certeramente este paradigma.

 

Dentro de este marco comparativo, el argumento seminal que Jonathan Cook propone en el libro se refiere a los ciudadanos palestinos de Israel y su "separación artificial" de los palestinos en los territorios ocupados. Su principal conclusión es que la separación - o el apartheid - y la desigualdad basadas en la pertenencia étnica ha sido codificada en la ley israelí y, por lo tanto, protegidas de la condena internacional, pero que aún existe y es mucha.

 

Al comentar sobre su propia contribución, Cook hizo un análisis audaz y perspicaz que intentó hacer frente a dos de las principales críticas a la comparación del apartheid con Sudáfrica: en primer lugar, la clara separación de los grupos étnicos de África del Sur no existe en Israel, y en segundo lugar, los ciudadanos palestinos de Israel gozan de una votación democrática que no se concedió a los negros en Sudáfrica.

"Los estudiosos del apartheid de Sudáfrica establecieron una distinción entre dos aspectos del régimen, lo que ellos llaman" apartheid insignificante o trivial "y lo que se conoce como "el gran apartheid como recurso". Para la mayoría de nosotros, la esencia del apartheid de África del Sur fue los bancos separados en el parque, restaurantes separados, baños separados, buses separados y así sucesivamente".

Pero los estudiosos "hicieron notar que el objetivo principal del apartheid era restringir los beneficios de los recursos clave del estado, en el caso de Sudáfrica, que era la tierra, el agua y la riqueza mineral adjudicados a la minoría blanca", explicó Cook, "en definitiva, Sudáfrica optó por una segregación visible como su forma de apartheid, pero el objetivo contenido en el sistema de apartheid se relaciona con los recursos, no con los bancos del parque".

 

Al identificar el hecho de que en Israel el "93 % de la tierra se designa como perteneciente a una nación judía mundial, y no a los ciudadanos del país" y reconociendo que "el agua como un recurso para su uso en la agricultura también está reservada a los judíos, y, por lo tanto, la agricultura y el agua barata del cual depende sólo están disponibles para judíos". Para este cometido se utilizan los comités de admisión que aseguran que sólo los judíos puedan acceder a estas comunidades. Cook se esforzó por ilustrar que el evidente apartheid en Israel es una forma diferente a la que era dominante en Sudáfrica, sin embargo la sustancia sigue siendo la misma.

 

Para arrojar más luz sobre el tema, Cook dijo que si bien la separación física de la mayoría negra en Sudáfrica era necesaria porque se creaba una diferencia física que contribuía a una sensación de seguridad, esto no es necesario con la minoría palestina en Israel. "Israel practica una cierta segregación visible; habitan espacios separados, ciudades separadas, pueblos, comunidades y también los sistemas de enseñanza son separados ", explica Cook, sin embargo, esta separación tiene un objetivo diferente, y es para “crear un sentido de separación emocional entre las poblaciones judía y palestina y mantenerlas apartadas durante sus años de formación, durante la infancia, es posible mantener y afianzar una identidad tribal y antagónica entre ambas partes".

En cuanto a los derechos de voto de los palestinos, de nuevo de Cook afirmó que esta diferencia se refiere a la forma de apartheid, no a la sustancia.

"Las diferentes consideraciones electorales reflejan las diferentes circunstancias demográficas en las que se encuentran las dos partes. En Sudáfrica, la población oprimida negra era una gran mayoría, en Israel la población palestina es una minoría relativamente pequeña. Sudáfrica no podía permitirse el lujo de dar el voto a la población negra, ya que se habría arriesgado a que se quedaran con el poder. Israel puede dar a sus ciudadanos palestinos la votación porque no acumulan ningún poder que arriesgue el resultado".

Aquellos que se oponen a la comparación de estos tipos de apartheid en este terreno, nos quieren hacer ignorar el contexto histórico, dijo Cook, y que la limpieza étnica de 1948 ratifica la misma raíz constitutiva de Israel.

Para finalizar, Cook intentó demostrar que haciendo caso omiso de la naturaleza única de ambos paradigmas del apartheid frente a todos los palestinos bajo el control israelí, Israel se proporcionó una plataforma para “declamar que sus políticas en los territorios ocupados son impulsadas ​​por consideraciones de seguridad en lugar del robo y el despojo sistemáticos de sus recursos".

Su convincente discurso ridiculizó este hecho. "Si no hay apartheid en Israel, entonces, y tal vez, Israel es correcto, el régimen que ha creado en los territorios ocupados es una respuesta necesaria a las amenazas de seguridad en lugar de una parte integral de un sistema de apartheid que abarca todo. Rechazo esa idea ", declaró. “Reconocer que Israel está practicando el apartheid dentro de sus fronteras reconocidas es un paso vital para confirmar que también está operando un régimen de apartheid, o uno aún peor, en los territorios ocupados".

Aprovechando la experiencia de una gama de diferentes periodistas, abogados, politólogos e historiadores desde dentro de Israel y los territorios ocupados, este libro servirá como una herramienta importante en el avance del paradigma colonial de ocupación y la analogía del apartheid. Esto, argumenta Pappe, ayudará con el desbloqueo del fallido proceso de paz y preparará el terreno para la posibilidad de una resolución.

"Cualquier paradigma de paz que mantenga a Israel como estado sionista no tiene ninguna oportunidad de tener éxito en el mundo", dijo Pappé, resumiendo. "De manera similar a la forma en que había que deshacerse del apartheid, tenemos que deshacernos del sionismo antes de hablar acerca de la reconciliación. Ninguna otra solución funcionará en este lugar".

Ben Clarke es escritor freelance y activista. Anteriormente trabajó en Nueva Delhi (India) y actualmente en los territorios palestino ocupados.

http://mondoweiss.net/2016/07/colonialism-apartheid-palestinian/

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=215045

 

 Crisis civilizatoria

 

A 200 años, es hora de percibir (conocer y tomar partido respecto a) el exterminio que el sistema mundo capitalista genera. Es tiempo de unión internacionalista que haga imposible, por ejemplo, a:

 

Crímenes atroces en México
9 de julio de 2016

 

Por Gilberto López y Rivas (La Jornada)

No es sorpresa que haya pasado prácticamente desapercibido para los grandes medios de comunicación el sustentado y significativo informe, hecho público este año: Atrocidades innegables: confrontando crímenes de lesa humanidad en México, de la organización Open Society Justice Initiative, tomando en cuenta que, como reproductores del sistema capitalista de dominación ideológico-política, estos mercenarios mediáticos forman parte orgánica de los instrumentos de desviación de poder e impunidad que caracterizan al Estado mexicano.

Este informe, que se nutrió principalmente con el trabajo de Justice Initiative, expertos mexicanos y extranjeros, y la colaboración de cinco reconocidos organismos de derechos humanos, se enfoca en los nueve años que van de 2006 a 2015, aunque incluye una breve descripción de periodos anteriores “en los que el gobierno [mexicano] estuvo también implicado en crímenes atroces, para los cuales hasta ahora no ha rendido cuentas. Se incluye entonces el periodo de la llamada guerra sucia emprendida por el gobierno contra estudiantes de izquierda y disidentes, de 1960 a 1980, con el fin de situar el reciente aumento de la violencia en un contexto histórico y político más amplio”.

El concepto de crímenes atroces, utilizado en el texto, se fundamenta en la definición de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en la que se incluyen los crímenes de genocidio, lesa humanidad y guerra, especificando que, en este caso, el término se utiliza “para referirse a formas particulares de crímenes violentos que han afectado a varios cientos de miles de civiles y pueden constituir crímenes de lesa humanidad. Las personas afectadas no sólo incluyen a los ciudadanos mexicanos, sino también a inmigrantes de Centroamérica, que viajan por rutas peligrosas en el país, y cada vez con más frecuencia son víctimas de la cruel violencia de los cárteles. Específicamente, el informe examina tres tipos de crímenes atroces: asesinatos, desapariciones, tortura y otros tipos de maltrato”. En cuanto a crímenes de lesa humanidad, se concluye que la situación de México satisface su definición legal establecida en el Estatuto de Roma, de la Corte Penal Internacional, así como la jurisprudencia de esta Corte y de otros tribunales internacionales, esto es, como una serie de actos diversos que sean parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque. Se enumeran 11 actos subyacentes, incluidos asesinato, tortura y desapariciones forzadas. Además, el Estatuto define un ataque como “una línea de conducta que implique la comisión múltiple de actos […] contra una población civil, de conformidad con la política de un Estado o de una organización para cometer ese ataque. Esto significa que los crímenes de lesa humanidad pueden ser perpetrados tanto por fuerzas gubernamentales como por grupos armados organizados”. En esta materia, el documento arroja algunas cifras: “Entre diciembre de 2006 y finales de 2015, más de 150 mil personas fueron asesinadas intencionalmente en México (…) Las estadísticas oficiales sobre asesinatos subestiman el verdadero saldo: decenas de miles de desapariciones siguen sin resolverse y existen cientos de fosas comunes clandestinas que no han sido suficientemente investigadas”. En cuanto a desapariciones forzadas, se sostiene que “nadie sabe cuántas personas han desaparecido en México desde diciembre de 2006.

La cifra de 26 mil citada a menudo es engañosa y en gran parte arbitraria; constituye una contabilidad defectuosa del gobierno sobre personas desaparecidas (…) Asimismo, los fiscales a menudo han reclasificado de modo inapropiado los casos que involucran a autores del Estado (desapariciones forzadas) como ‘secuestros’, precisamente en un momento en que estos crímenes han alcanzado niveles alarmantes (…) Del cálculo aproximado de un total de 580 mil secuestros, desde finales de 2006 hasta 2014, no hay manera de saber cuántos podrían clasificarse como otras formas de desaparición criminal, incluidas las desapariciones forzadas”. En lo referente a la tortura, las cifras que aporta la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y los casos documentados por organizaciones de la sociedad civil “sugieren que se trata de prácticas generalizadas, que incluyen el uso rutinario de torturas y malos tratos por parte de la policía, las fuerzas armadas y los fiscales, a fin de obtener confesiones y testimonios bajo coerción que ellos mismos y muchos jueces mexicanos aceptan como evidencia (…) [No obstante,] en los casos de tortura entre enero de 2007 hasta abril de 2015 sólo se produjeron seis condenas”. Los autores de la investigación plantean una interrogante cardinal: ¿Por qué razón ha habido tan poca justicia ante los crímenes atroces ocurridos en México?

'La respuesta que proporciona el documento se confirma fehacientemente para el caso más reciente de la masacre de Nochixtlán, que se suma a la de Ayotzinapa y Tlataya: “En lo fundamental responde a factores políticos. Comienza con la retórica de negación y desviación que ha caracterizado a los gobiernos de Calderón y Peña Nieto. Los funcionarios de mayor jerarquía sistemáticamente niegan o minimizan la escala y la naturaleza de los asesinatos, las torturas y las desapariciones, y hacen aseveraciones generalizadas y sin fundamento, considerando a las víctimas de estos delitos como criminales. En lugar de reconocer el problema, funcionarios de alta jerarquía han optado por la rutina de atacar a los emisarios de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las organizaciones de la sociedad civil y otros que han denunciado estos crímenes atroces. En algunos casos, en respuesta a las presiones de la opinión pública, funcionarios han hecho promesas que en su mayoría nunca cumplen. El hecho de restar importancia a los crímenes atroces ha sido un componente central de la historia de impunidad de México (…) Los mismos líderes políticos que niegan y minimizan los crímenes atroces han sido los responsables de investigarlos…”

El valor extraordinario del documento va más allá de este esfuerzo de síntesis, que deja fuera otros datos, análisis y recomendaciones producto de tres años de trabajo de investigación, más de 100 entrevistas y un acervo documental y testimonial que, sin duda, identifican y comprueban las atrocidades innegables del Estado mexicano.

http://www.jornada.unam.mx/2016/07/08/opinion/018a1pol

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214307

______

El asesinato de Brenda Estrada es sólo el último de una larga lista de crímenes

Interminable ola de ataques contra activistas y defensores en Guatemala

9 de julio de 2016

 

Por Giorgio Trucchi (Rel-UITA)

Defender los derechos laborales, la tierra, los recursos naturales y ejercer el periodismo siguen siendo actividades de altísimo riesgo en Guatemala. Según la Red de Defensores de Derechos Laborales, entre 2004 y 2013 fueron asesinados al menos 70 sindicalistas. Sólo 18 de estos casos fueron juzgados y cuentan con una sentencia firme.

El último asesinato ocurrió el pasado 19 de junio, cuando Brenda Marleni Estrada Tambito, subcoordinadora de la Comisión de Asesoría Jurídica de la Unidad Sindical de Trabajadores de Guatemala (Unsitragua Histórica) e hija del reconocido sindicalista Jorge Estrada, fue ultimada por unos desconocidos.

La defensora de los derechos laborales conducía por la Zona 1 de la capital guatemalteca cuando un vehículo se le acercó y los ocupantes abrieron fuego. Brenda Estrada recibió cinco impactos de bala que le quitaron la vida.

Antes de ser asesinada, Estrada estaba asesorando, junto con su padre, la negociación de pactos colectivos en fincas bananeras del Departamento de Izabal.

El grave atentado generó el repudio de organizaciones nacionales e internacionales.

La Federación Sindical de Trabajadores de la Alimentación, Agro Industria y Similares (Festras) expresó su “más enérgico rechazo y condena” por el asesinato, y se solidarizó tanto con la familia de la sindicalista como con el Movimiento Sindical y Popular Autónomo Guatemalteco [1].

Asimismo, instó al Ministerio Público y a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) a investigar y castigar a los responsables materiales e intelectuales del atroz crimen.

Por otro lado, el Sindicato de Trabajadores de Embotelladora Central S.A. (STECSA) solicitó a las organizaciones sindicales nacionales e internacionales, entidades de derechos humanos y al pueblo guatemalteco, “sumarse a la condena y la exigencia para que este hecho no sea otro crimen contra el movimiento sindical y social guatemalteco que quede en la impunidad”.

Condena internacional. No más impunidad 

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), se pronunció con fuerza contra el asesinato de Brenda Estrada.

En un comunicado expresó su “absoluto rechazo” y exigió que las autoridades competentes emprendan “una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre los hechos ocurridos, así como sobre los demás asesinatos de personas defensoras de derechos humanos en Guatemala”.

Señaló que este nuevo ataque mortal se produce poco tiempo después de los asesinatos del dirigente social Daniel Choc Pop, de los periodistas Víctor Hugo Valdés Cardona y Diego Salomón Esteban Gaspar, y de los defensores de derechos humanos Walter Manfredo Méndez Barrios, Rigoberto Lima Choc y Sebastian Córdova Sajic.

Ataque indiscriminado. Defensores y defensoras bajo ataque

De acuerdo con Global Witness, en 2015 más de tres personas a la semana murieron asesinadas por defender su tierra, sus bosques y sus ríos frente a industrias destructivas.

En su informe Terreno peligroso se documentan 185 muertes que acaecieron el año pasado en el mundo, un 60 por ciento más respecto al año anterior. De estos asesinatos, el 66 por ciento (122) ocurrió en América Latina.

El último ataque mortal se dio este 6 de julio en Honduras, donde la lideresa comunitaria y defensora ambiental Lesbia Yaneth Urquía Urquía fue brutalmente asesinada por desconocidos.

Urquía era una firme opositora del concesionamiento y privatización de los ríos en el departamento de La Paz y estaba directamente vinculada al Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), cuya coordinadora Berta Cáceres también fue asesinada el pasado 2 de marzo.

Nota
[1] -Confederación de Unidad Sindical de Guatemala (CUSG), Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala (UNSITRAGUA), Movimiento de Trabajadores Campesinos y Campesinas de San Marcos (MTC).
http://informes.rel-uita.org/index.php/sociedad/item/interminable-ola-de-ataques-contra-activistas-y-defensores 
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214325

______

 

La coordinadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres, fue asesinada en la madrugada del jueves 3 de marzo de 2016. Berta era líder de la comunidad indígena lenca y movimientos campesinos, además era defensora de los derechos humanos. Las comunidades indígenas lencas, quienes habitan el occidente hondureño, luchan en defensa de su territorio ancestral que se ve amenazado por proyectos hidroeléctricos y mineros aprobados por el gobierno sin previa consulta. En varias oportunidades, Berta Cáceres denunció la expropiación de sus territorios y las carencias en los sistema de salud y agrícola. A su vez, rechazó la creación de bases militares estadounidenses en el territorio Lenca.

 

 

 

Es tiempo de no quedarnos en etiquetar de neoliberalismo al capitalismo y pasames a patentizar cómo el sistema mundo perfecciona la conjugación de la opresión con la represión en sus diversas formas.

 

 

Europa sigue financiando la tortura, los drones y el uso de perfiles raciales de Israel
11 de julio de 2016

 

Por Maren Mantovani (Middle East Eye)

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos.

En el momento en que los dirigentes europeos se reúnen en Bruselas para discutir sobre el futuro de la Unión Europea (UE) sería aconsejable que llevaran a la práctica los valores de responsabilidad, justicia y solidaridad, y dejaran de financiar todo el aparato represivo que Israel aplica a los palestinos.

A través de sus planes de financiación de investigación y desarrollo, la UE ha entregado cientos de millones de euros para mantener el régimen israelí de ocupación y apartheid.

En estos momentos son cada vez mayores las protestas contra Lawtrain*, un proyecto financiado con cinco millones de euros por la UE que reúne al ministro de Seguridad Pública y a la Policía Nacional israelíes con sus homólogos de Bélgica, Portugal y España. Lawtrain prevé que trabajen conjuntamente empresas, universidades e institutos de investigación para desarrollar una tecnología que unifique la metodología de los interrogatorios policiales.

El pasado mes de mayo el Comité contra la Tortura de la ONU exhortó una vez más a Israel a que prohibiera la tortura y destacó sus actuales prácticas de tortura y malos tratos en los interrogatorios, en particular con menores palestinos.

 

Niños tratados de forma brutal

Un informe palestino ha revelado que el 97 % de los menores palestinos encarcelados por Israel no había tenido acceso a un abogado antes y durante los interrogatorios. En el momento de ser interrogados un 28.7 % fue sometido a abusos verbales o a la intimidación, al aislamiento o a ataques sexuales, y un 27.5 % estuvo expuesto a la violencia física, incluidos la asfixia, puñetazos y el golpear la cabeza de los niños contra la pared.

A pesar de todo, las instituciones europeas utilizan el dinero de los contribuyentes en este proyecto a cuatro años que fue puesto en marcha por Israel y cuyo objetivo es desarrollar un software destinado a mejorar la capacidad para interrogar en base a la experiencia de las fuerzas de policía israelíes. Este proyecto promueve la cooperación más allá de las llamadas “brechas culturales, la legislación y los estilos de hacer los interrogatorios”, normaliza los métodos ilegales de interrogatorio y el sistema de control y represión militar de Israel, además de contribuir a su mantenimiento. Puede que Lawtrain sirva incluso como puerta de entrada para que prolifere el trato inhumano en los sistemas de justicia europeos.

En Portugal diferentes grupos de la sociedad civil han emprendido una campaña en contra de la participación de su gobierno en el proyecto. El Partido Comunista Portugués, de cuyo apoyo depende el gobierno, y el Partido Verde ha pedido al gobierno que se retire de este proyecto heredado del gobierno anterior. En Bélgica la sociedad civil se está movilizando y los medios de comunicación de ambos países han criticado el proyecto.

Incluso en círculos de la UE es controvertida la cooperación con la policía israelí. En 2014 un documento de trabajo de la UE proponía poner fin a la cooperación con la policía israelí dado que su sede central está situada en una colonia del ocupado Jerusalén Oriental.

El año pasado el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores propuso medidas similares. El acuerdo de cooperación Europol-Israel parece estancado y es objeto de diferentes críticas. La respuesta de la Comisión Europea de que “la información obtenida en obvia violación de los derechos humanos no se procesará” parece ignorar la realidad de que el sistema israelí está basado en violaciones de los derechos humanos.

Por desgracia, Lawtrain no es el único proyecto que apoya la ocupación israelí dentro del programa de investigación la UE Horizon 2020 dotado con casi 80.000 millones de euros.

 

El engaño del uso dual

La financiación dedicada a la investigación de la UE se concentra en grandes empresas multinacionales implicadas en diferentes proyectos, entre otros varios de empresas militares. Aunque las normas de la UE prohíben financiar la tecnología militar, sus directrices sobre uso dual permiten el desarrollo de tecnología militar siempre que el objetivo del proyecto en sí sea el uso civil.

Israel admite la sistemática aplicación militar de la capacidad de uso dual. Como lo explica el presidente de la Agencia Espacial de Israel, Isaac Ben-Israel, “puesto que somos un país pequeño, si construimos una línea de producción de un satélite pequeño, por ejemplo, en IAI [Israeli Aerospace Industries, Industrias Aeroespaciales Israelíes], se utilizará para uso comercial y militar”. El hecho de financiar el sector militar y de la seguridad israelí potencia directamente su capacidad para mantener el sistema de ocupación y de apartheid e Israel.

Mientras la Comisión Europea siga financiando el desarrollo de la capacidad israelí de implementar sus gravísimas violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos, todas las condenas por parte de la UE de las prácticas ilegales israelí así como el trabajo de la política exterior de la UE seguirá siendo inútil. Israel seguirá rechazando todo intento de lograr la paz y de que se respete el derecho internacional, del mismo modo que ha despreciado la actual Iniciativa de París de conversaciones de paz.

Entre los años 2007 y 2013 la UE ha financiado más de 1500 proyectos de investigación y desarrollo en los que había participación israelí. La empresa militar israelí Israeli Aerospace Industries (IAI) ha participado en proyectos para desarrollar tecnología de vehículos no tripulados financiados con casi 15 millones de euros.

 

Drones asesinos

El proyecto Oparus ha desarrollado aviones pilotados a distancia, como los suministrados por IAI para las agresiones militares contra Líbano y Gaza, así como tecnologías de imágenes térmicas. El coronel Desmond Travers, miembro de la misión de investigación de la ONU sobre la Operación Plomo Fundido en Gaza en 2009 declaró que “es probable que la tecnología de imágenes térmicas se haya utilizado para identificar objetivos en los que había gran cantidad de personas. Estos objetivos aparecían cuando los palestinos huían a las casas de familiares o amigos en zonas de Gaza que se suponían seguras”.

Según varios informes de la ONU y de grupos de derechos humanos, decenas de civiles ha sido asesinados por explosivos israelíes lanzados contra casas llenas de personas que buscaban refugio. IAI ha participado en otros 15 proyectos, con lo que ha logrado una financiación pública que asciende a un total 148.55 millones de euros.

Elbit Systems es otra importante empresa militar israelí que ha visto cómo la UE recompensaba sus contribuciones tecnológicas a graves violaciones del derecho internacional. Esta empresa, que es uno de los contratistas del ilegal Muro de Israel además del principal suministrador de drones al ejército israelí, participa en el proyecto Flysec incluido en el programa Horizon 2020 y cuyo objetivo es desarrollar u n proceso integrado de seguridad para pasajeros en los aeropuertos.

En este contexto Elbit proporciona tanto su sistema de vigilancia Lorros como su tecnología de procesamiento de imágenes a distancia (utilizados en el ilegal Muro de Israel) para hacer cumplir el bloqueo a Gaza y durante las agresiones militares israelíes.

El proyecto Flysec también está preparado para consolidar un paradigma de seguridad en nuestras sociedades en el que se abandonan los principios de no discriminación, intimidad y otros derechos humanos a favor de un sistema de control casi orwelliano.

Después de que Estocolmo, Malmo y Copenhague se opusieran a las inspecciones israelíes en sus aeropuertos y de la publicación de diferentes estudios que informaban de la magnitud del uso de perfiles raciales en los controles de seguridad israelíes, no se debería haber concedido el apoyo de la UE a un proyecto que utiliza el conocimiento y experiencia israelí para “unos más eficientes controles de antecedentes y perfiles de pasajeros” .

 

La punta del iceberg

El ejemplo de Israel no es sino la punta del iceberg de los problemas que plantea la asignación del dinero a través del programa Horizon 2020. La rendición de cuentas ante los ciudadanos y las normas de derechos humanos nunca han sido un punto importante de la agenda. Con demasiada frecuencia las grandes empresas y sus grupos de presión, incluido el sector militar y de seguridad israelí, han ganado la carrera por el dinero de los contribuyentes distribuido a través de los sistemas de financiación de la UE.

Aunque la UE tiene que cambiar sus reglas, los participantes en los proyectos financiados por la UE tienen sus propias obligaciones morales, políticas y legales.

Los organismos públicos y gubernamentales deben cumplir con sus obligaciones según el derecho internacional y sus propias constituciones. Ya es hora de que los ciudadanos europeos exijan que no se gaste un céntimo más de sus impuestos en empresas e instituciones militares y de seguridad israelíes, de que los gobiernos presionen a la UE acerca de sus contradicciones políticas y éticas, y de que la UE modifique sus formas de actuación.

Maren Mantovani   es la coordinadora internacional de la Campaña Stop the Wall y de la Coalición por la Defensa de la Tierra ( Palestinian Land Defence Coalition).

* Para más información sobre el proyecto Lawtrain, véase “Lawtrain: Europa autoriza la tortura israelí, (N. de la t.)

http://www.middleeasteye.net/columns/europe-offers-license-israeli-torture-231138243

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214356&titular=europa-sigue-financiando-la-tortura-los-drones-y-el-uso-de-perfiles-raciales-de-israel-

______

 

 

Sitio a Palestina

Israel le cortó el suministro de agua
4 de julio de 2016

 

Por Héctor Bernardo (Diario Contexto)

La medida tomada por el Gobierno de Netanyahu es parte de la política de ocupación. El especialista Araya Masry aseguró: “Cada vez es más evidente que la política que Israel impone en los territorios ocupados es la de un régimen de apartheid”.

El Estado de Israel continúa con sus políticas de acoso y agresión sobre el pueblo palestino. Al constante avance de sus colonos, a la agresión militar y al cerco que ha transformado la Franja de Gaza en la mayor cárcel a cielo abierto, ahora, el Gobierno conducido por Benjamin Netanyahu le suma el corte del suministro de agua. 

Ramzy Baroud, escritor y analista político, aseguró en un artículo publicado en la cadena TeleSUR que
“comunidades enteras en la Franja de Gaza o no tienen acceso a agua o tienen su suministro de agua reducido a casi la mitad”. 

“Esto sucede desde hace varias semanas, desde que la empresa de agua de Israel Mekorot decidió cortarles o reducirles significativamente el agua”,
señaló Baroud. 

Rafael Araya Masry, analista internacional especializado en Medio Oriente, en diálogo con Contexto afirmó:
“Esta es otra medida de represalia del Gobierno israelí. Además, lo hacen en plena celebración del ramadán (período en que los palestinos hacen ayuno) y en el comienzo del verano (donde se registran altísimas temperaturas), lo que agrava tremendamente la situación humanitaria en los territorios palestinos”. 

“Esta medida impide al pueblo palestino tener agua para su uso diario, para cocinar, beber, higienizarse, y también para mantener sus huertas, sus pequeños cultivos. Esto, teniendo en cuenta que los acuíferos son en un 82% de origen palestino y que Israel, lisa y llanamente, se roba el agua”, aseguró. 

El especialista señaló que “esto reafirma la intención del régimen israelí de hacer todo aquello que obligue a los palestinos a seguir emigrando, a renunciar a sus tierras, porque el Ejército de Israel va a seguir haciendo todo, absolutamente todo para hacerles la vida imposible”. 

Por último, Araya Masry remarcó: “Al corte del agua hay que sumarle la reciente represión en la mezquita de Al Aqsa, que ha sido brutal. Esto, con una comunidad internacional que no es capaz de mover un solo dedo para terminar con esta situación. Cada vez es más evidente que la política que Israel impone en los territorios ocupados es la de un régimen de apartheid”. 

Recientemente, la Organización de Naciones Unidas (ONU) confirmó que la represión del Ejército de Israel sobre la Franja de Gaza y Cisjordania ya dejó, en lo que va de 2016, al menos 67 palestinos muertos y 2.213 heridos. 


Fuente original: http://www.diariocontexto.com.ar/2016/07/01/sitio-a-palestina-israel-le-corto-el-suministro-de-agua/
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214125&titular=israel-le-cort%F3-el-suministro-de-agua-

 

 

Es tiempo de reconocer:

 

 

La crisis del modelo de civilización occidental
21 de julio de 2016

Por Homar Garcés (Rebelión)

Aminorar los efectos negativos de la pobreza, la violencia y el deterioro de la naturaleza se ha convertido en un objetivo primordial que se han trazado lograr por igual gobiernos y pueblos de todo el mundo. Unos porque es parte de sus funciones, en el caso de los gobiernos, y otros por simple instinto de supervivencia y deseos de preservar su cosmovisión y la vida en un sentido amplio, en el caso de los pueblos (especialmente los de Nuestra América). Los más conscientes de la situación crítica que asola al planeta, evidenciada en los desplomes económicos que han condenado a la miseria y al desempleo a millares de personas en muchas naciones, además del cambio climático que afecta y amenaza destruir el delicado equilibrio ecológico en todos los continentes, saben que todo ello es consecuencia directa del sistema de explotación, de desigualdad social y de depredación salvaje de los recursos naturales que define al capitalismo. Otros aún creen que sólo bastaría con que los dueños del capital globalizado redujeran sus avideces de lucro y se preocuparan algo más por “humanizar” este sistema. 
 

El modelo de civilización occidental se halla en crisis, ¿quiénes podrían refutar tal afirmación sin verse como alguien tocado por la irracionalidad y la autocomplacencia, además de la tradición positivista occidental impuesta desde Europa y secundada por Estados Unidos, acostumbrados a pensar de una misma forma y en una misma orientación? Se hace imprescindible, por consiguiente, el surgimiento inaplazable de nuevos paradigmas culturales y económicos que tengan como rasgos destacados la interculturalidad, una filosofía de vida alejada de la lógica del capitalismo y un nuevo patrón de relaciones entre los seres humanos y con la naturaleza que sirvan como muro de contención a las ambiciones hegemónicas de los grandes centros de poder político y económico existentes.



El historiador de la Universidad de Harvard Niall Ferguson alega en el rotativo británico 'The Financial Times' que "el breve período de paz", tal como él describe al período entre 1991 y 2010, ha llegado a su fin. "Occidente obtuvo beneficios de la paz después de 1991. Los dilapidamos en una fiesta de dos décadas de consumo, estancamiento y especulación. Primero llegó la resaca financiera; ahora llega el ajuste de cuentas geopolítico. Lidiar con esta situación significará volver a aprender las artes de la gran estrategia y de la guerra", sostiene el ensayista en su columna. Esta circunstancia, un tanto imprevista o escasamente presagiada, ha conducido al mundo actual a un estado de guerra tácito, promovido principalmente por el imperialismo gringo en contra de todo país y gobierno que considere es una amenaza a sus intereses geopolíticos y económicos, aventado a este lance guerrerista una vez que desapareciera la URSS. Por su parte, la Red Nuevo Paradigma señala que “desde 1492, el ‘desarrollo’ ha sido la más atractiva y ambigua idea galvanizando la atención de gobiernos, líderes y sociedades independiente de raza religión e ideología. Su promesa de un progreso positivo, gradual, lineal y acumulativo se transformó en la fuente de esperanza de la humanidad en los últimos cinco siglos. Irónicamente, a pesar que las promesas hechas en su nombre nunca son cumplidas, los valores, conceptos, premisas, etc., creados para sostener dicha idea, todavía dominan el imaginario social de los pueblos, el repertorio semántico de los expertos y las estrategias retóricas de los discursos oficiales y alternativos en el Norte, Sur, Este y Oeste”.
 

Los estallidos de protesta popular en diversas latitudes de la Tierra, enfrentando grupos variados de la represión de los órganos de seguridad del Estado, así como la inestabilidad en el marco económico capitalista, son síntomas inequívocos de la crisis que sufre a nivel general el modelo de civilización occidental, lo que da pie para plantearse, con la debida seriedad y compromiso para lograrlo, el diseño de un amplio programa de contenido revolucionario que haga suyas las visiones de los distintos sectores sociales que confrontan, desde sus particulares trincheras de lucha, las acometidas del capital globalizado. No podrá, por tanto, suponerse que el Estado burgués liberal y, con él, el sistema capitalista resolverán los graves problemas brotados bajo su hegemonía, por lo que será necesario que los revolucionarios sepan asumir el nuevo desafío histórico que esto implica, dando nacimiento a un nuevo modelo de civilización centrado en las personas y la naturaleza antes que en la satisfacción de la voracidad de las grandes corporaciones transnacionales del capitalismo neoliberal o globalizado.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214720

 

 

Es tiempo de ver porqué, abajo y a la izquierda, precisamos enfocar la autoorganización de los distintos pueblos planetarios hacia los buenos vivires-convivires de todos.

 

 

Los actores de la primavera de Quebec del 2012 acogen al Foro Social Mundial 2016

Del otro mundo posible… al otro mundo necesario
15 de junio de 2016

Por Sergio Ferrari (Rebelión)

 

En agosto, todos los caminos altermundialistas conducirán a Montreal

A menos de dos meses de su inicio el próximo 9 de agosto en Montreal, Canadá, el Foro Social Mundial (FSM) transita la cuenta regresiva. El sueño que arrancó en 2013 cuando un grupo de organizaciones sociales propusieron realizarlo en ese país norteamericano se plasmó en marzo del 2015 en Túnez, cuando el Consejo Internacional confirmó la candidatura. Desde el inicio, centenas de personas, en su mayoría jóvenes militantes asociativos y sociales, “viven ya el foro como un proceso en marcha, buscando ser horizontales en el funcionamiento, equitativos en la participación, autocríticos en la gestión. Respetando nuestras diferencias, rechazando personalismos…es decir tratando de encarnar los valores del Otro Mundo Posible”, explica Carminda Mac Lorin, joven militante social y una de las pilares del Colectivo de Organización del FSM 2016. Convocatoria altermundialista que por primera vez desde su nacimiento en 2001 en Porto Alegre, Brasil, se realizará en un país del Norte.

“A pesar de que queda todavía mucho para hacer, preparar y organizar, nuestro entusiasmo es enorme, con la adrenalina que aumenta cada día en la medida en que nos acercamos al día de la apertura”, reconoce Carminda Mac Lorin.

En los últimos meses, el Colectivo estuvo presente en diversos eventos. Entre ellos en la COP 21 alternativa en París de noviembre-diciembre del 2015; en el Foro Social Mundial Temático de Porto Alegre en enero del 2016 y en el 1er Foro Social Mundial Temático contra lo nuclear civil y militar, que se realizó en Tokio y Fukushima en la última semana de marzo del año en curso . Y ha realizado viajes a India, Taiwán, Brasil y Estados Unidos, entre otros países, para promover el evento de Montreal. 

“En todas partes encontramos gran apoyo y entusiasmo compartido. Y recibimos la promesa de mucha gente de venir a Canadá en agosto” explica Mac Lorin. Enfatizando que el esfuerzo realizado en Asia intenta acercar esa realidad continental, hasta ahora un poco distante de la dinámica del FSM. Una señal muy positiva es que los promotores del Foro Social Antinuclear decidieron convocar su segundo encuentro en Montreal, en el marco del FSM 2016. “Una forma muy concreta de reforzar sinergias y evitar dispersiones”, señala la joven organizadora canadiense.

Preparativos prácticos

A pesar que las “trabas” para la visas especialmente de los representantes de países del sur no han podido resolverse estructuralmente y no se han podido lograr las mismas facilidades oficiales de las que beneficiaron los invitados en los Juegos Panamericanos de 2015, existe un Grupo de Trabajo que intenta facilitar la solicitud de las mismas y extiende cartas de invitación a quienes lo demandan. “No siempre es fácil esta tarea de acompañamiento y apoyo migratorio. Son muchas las personas que solicitan la visa no tanto para participar en el FSM sino por motivos humanitarios para radicarse en Canadá”, explica Mac Lorin.

A nivel financiero, el pago anticipado de una buena parte de las pre-inscripciones, (ndr: en torno a 8.000 hacia mediados de mayo) constituye una base material que da un cierto desahogo a los organizadores, que se proponen lograr la mayor autonomía posible a nivel de recursos. “Hay diversos proyectos que hemos presentado a distintos niveles institucionales y que esperan una respuesta a corto plazo”, explica Mac Lorin. Al mismo tiempo, se continúan los contactos de alto nivel con las autoridades políticas canadienses que “ven con muy buenos ojos la realización del FSM en Montreal”.

En cuanto a la cobertura mediática local e internacional, Mac Lorin señala “que el foro comienza a despertar un cierto interés…que irá aumentando en cuanto nos aproximemos a agosto, como es natural, ya que los medios priorizan en su agenda la inmediatez temporal y por el momento perciben como un poco lejana nuestra convocatoria”.

Se precisan los contenidos 

Los 13 ejes temáticos -que englobarán las 1500 actividades previstas- (
https://fsm2016.org/sinformer/axes-thematiques-2016/) fueron el resultado de un trabajo de reflexión local y amplia consulta internacional “in situ” y por Internet –en tres seminarios internacionales extendidos- que ocupó seis meses, entre octubre del 2015 y marzo del 2016. 

A pesar de esa oferta de contenidos, ciertas temáticas se perfilan ya como particularmente esenciales en la convocatoria de Canadá, según la reflexión de la joven activista del Colectivo de Organización. “La migración, es decir las condiciones del movimiento humano en la tierra, será central”, en un planeta donde cada vez se alzan más muros excluyentes de todo tipo.

La ambiental, en su visión amplia, ocupará un espacio clave de las reflexiones en Montreal, dándole continuidad a las sinergias que se vivieron con los promotores de las actividades alternativas de la COP 21 en París a fines del año pasado. 

La vivencia-realidad de los pueblos indígenas, autóctonos, imprimirá también su sello en esta próxima edición, tratando de retomar la diversidad de los aportes de muchas comunidades, con sus propias cosmovisiones y percepciones sobre el buen vivir. “Está previsto que la marcha de apertura el 9 de agosto sea encabezada por los pueblos originarios”, señala Carminda Mac Lorin. Quien recuerda que en abril pasado, para el Día de la Tierra, se realizó ya un primer evento simbólico de acogida del FSM promovido por la comunidad autóctona y con una emotiva participación de refugiados sirios”.

La diversidad de género y el rol de la juventud, estarán presentes como ejes transversales en todo el FSM 2016. “Será un foro que retomará las experiencias de lucha en Quebec y en nuestro país de los últimos años, una experiencia diferente y un éxito total”.

¿Se puede cuantificar la potencial presencia en el FSM? “Estamos convencidos que habrá una fuerte participación ciudadana. Nuestra capacidad de convocatoria tiene una raíz en las movilizaciones sociales que vivimos en Canadá desde el 2012 en adelante, cuando protagonizamos nuestra propia primavera. Quebec es un territorio de resistencia al neoliberalismo”, enfatiza. 

Los organizadores están convencidos que hay mucha gente consciente sobre las grandes problemáticas que confronta el planeta. Y que apuesta de una manera u otra a participar en la búsqueda de soluciones y alternativas. “Y aunque no tenemos la bola mágica para indicar cifras seguimos convencidos que podemos movilizar en torno al FSM entre 50 mil y 80 mil personas, y unas 5000 organizaciones”, subraya. Los objetivos iniciales de los organizadores contemplan 1200 actividades auto gestionadas, 300 culturales, 135 asambleas de convergencia, diversos espacios, entre los cuales el sindical, así como una quincena de grandes conferencias, con participación de personalidades internacionales.

Otro mundo necesario”

“Queremos recordar en Montreal en agosto que el paradigma norte-sur está cambiando en este sistema globalizado. Hay norte en el sur y hay sur en el norte. Existe un sistema que es transversal, neoliberal, capitalista y que produce efectos nefastos tanto en el sur como en el norte”, enfatiza Carminda Mac Lorin en su reflexión final. Y la misma se encarna en su propio perfil existencial: hija de madre salvadoreña y padre francés, su vida en Canadá, su diversidad lingüística, su militancia asociativa y su apertura cosmopolita le dan sobrados fundamentos a pesar de sus 33 años.

Y ratificar que más que nunca es fundamental socializar las experiencias de resistencias que se dan en todas partes del planeta. No importa el hemisferio geográfico.”Asegurando que los movimientos sociales, la ciudadanía planetaria, salga reforzada en sus confluencias, en sus sinergias, sus agendas y sus utopías”.

La nueva realidad política mundial, el reforzamiento del sistema hegemónico, nos empujan a cambios en “nuestros propios paradigmas. De nuestra consigna de Otro mundo posible, podemos y debemos avanzar hacia el concepto de Otro Mundo necesario, y juntos es posible construirlo”,concluye.

El FSM visto por sus organizadores

El Foro Social Mundial (FSM) es el mayor espacio de la sociedad civil para encontrar soluciones a los problemas de nuestro tiempo. Iniciado en 2001 en Brasil, el FSM reúne en cada una de sus ediciones a decenas de miles de participantes en más de un millar de actividades (talleres, conferencias, espectáculos artísticos…) sobre diversos temas (desarrollo social, economía solidaria, medio ambiente, derechos humanos, democratización…). La carta de principios define las grandes orientaciones del FSM, sus valores y sus reglas básicas de funcionamiento (
https://fsm2016.org/es/sinformer/a-propos-du-forum-social-mondial/).

El FSM 2016 pasará a la historia como el primer evento de este tipo que se celebra en un país del norte. Desde su inicio en Porto Alegre, el FSM ha tenido lugar únicamente en países del hemisferio sur (América Latina, Asia y África). Ahora bien, existe un sinnúmero de alternativas que florecen a nivel local en todo el mundo para construir comunidades más cohesionadas y respetuosas del ser humano y de los límites del planeta. El reto es reunir a estos agentes de cambio más allá de la oposición Norte-Sur, que les permita discutir, hacer conocer sus reivindicaciones, sus iniciativas y sus proyectos de acción para alimentar una dinámica positiva de cambio. Pensar global y actuar local.

Somos un colectivo abierto iniciado por una docena de personas que participan en diversas redes activistas y organizaciones, grupos comunitarios, espacios culturales y académicos. Este colectivo lanzó una reunión consultiva el 5 de mayo de 2013, con el fin de ampliar el debate sobre la pertinencia y viabilidad de un Foro Social Mundial en Montreal. Hemos iniciado un proceso de reflexión y movilización, pero creemos firmemente que la idea del Foro Social Mundial tiene que ser llevada por una amplia comunidad.

Nos sentimos inspirad@s por el deseo de multiplicar los espacios que promueven la horizontalidad, la transparencia y la apertura, percibirlos como palancas en la lucha por la dignidad humana y el medio ambiente. Somos conscientes de los diversos desafíos que rodean la celebración del Foro Social Mundial en Montreal. Pero también estamos muy entusiasmad@s con la idea de ver a la sociedad civil local, regional y mundial dialogar y llegar a múltiples consensos a través del proceso del Foro Social Mundial. Creemos en el potencial de nuestra contribución colectiva en este proceso, y deseamos apoyar a las luchas globales por la justicia social y ambiental.
 

Sergio Ferrari, colaboración de prensa de UNITE, Asociación suiza para el intercambio de personas en la cooperación
https://fsm2016.org/
www.unite-ch.org 

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=213416&titular=del-otro-mundo-posible%85-al-otro-mundo-necesario-

 

En consecuencia, a 200 años, es hora de percibir (conocer y tomar partido respecto a) el exterminio que el sistema mundo capitalista genera al privilegiar la alta rentabilidad de oligopolios por sobre necesidades y aspiraciones de los diversos de abajo. Significa asumir el desarrollo de denuncias y alternativas contundentes a la democracia garantizadora de genocidios. Ya se comenzó el camino popular de enjuiciar a sus principales representantes como:

 

Blair, Aznar, Bush, tres criminales
15 de julio de 2016

Por Mikel Arizaleta (Rebelión)

El gran poeta alemán, el admirado judío Erich Fried de nacionalidad austriaca, que sabía mucho de campos de concentración y dolor, escribió al poco tiempo del atentado mortal en Karlsruhe, perpetrado por la RAF el 7 de abril de 1977 contra el fiscal general de la Alemania Federal, Siegfried Buback, una poesía, que no conviene echar en el olvido y cuyos últimos versos, publicados entre otros en el “Aachener Studentenzeitung”, fueron criticados por algunos: «Es wäre besser gewesen, so ein Mensch hätte nie gelebt” (Hubiera sido mejor que un tal hombre jamás hubiera vivido).

En 2009, el «premier» laborista Gordon Brown encargó un informe sobre la participación en la invasión de Irak en marzo de 2003, decisión de su predecesor Blair, tomada con el voto en contra del Partido Conservador y 139 diputados laboristas. La investigación recayó en sir John Chilcot, diplomático y alto funcionario, hoy de 77 años.

Concluyó su trabajo en 2011, pero la publicación se había ido demorando, por temor a dañar las relaciones británico-estadounidenses. El resultado: Un informe devastador contra Blair sobre la guerra de Irak. Tras siete años de espera, días pasados vio la luz la investigación oficial británica sobre la guerra de Irak de 2003, el Informe Chilcot, cuyo volumen triplica el de la Biblia. El documento resulta devastador para Tony Blair. También revela que Blair era un perro faldero de Bush, dispuesto a seguirle a toda costa: «Estaré contigo pase lo que pase».

La investigación de Sir John Chilcot revela que el expremier británico y Aznar pactaron un plan para mostrar que intentaban evitar la guerra. Chilcot recoge una reunión en Madrid entre el presidente español y el primer ministro británico, el 27 y 28 de marzo de 2003. Cuando faltan tan solo tres semanas para el comienzo de la invasión, y preocupados por la ola de opinión pública contraria a la guerra, ambos acuerdan establecer una estrategia de comunicación que transmita al público la sensación de que han hecho todo lo posible por evitar la conflagración.

Los familiares de los caídos no descartan acciones legales contra Blair, para que sea juzgado por crímenes de guerra. Algunos han tenido palabras de extrema dureza: «El mayor terrorista es Blair». Demoledor, Chilcot va desnudando el terrible fiasco de Irak. La acción bélica «no era en 2003 el único recurso» y «no había una amenaza inminente de Sadam». La acción en Irak se basó «en informes de inteligencia defectuosos». Además, los argumentos jurídicos para dar validez legal a la guerra «estaban lejos de ser satisfactorios» y no fueron discutidos por el Gobierno.

Frente a tan duro examen, Blair recurrió al viejo «pónganse en mis zapatos». Y lo mismo cabe decir respecto a esta guerra de Aznar y Bush. Tanto monta monta tanto: nos hallamos no ante tres presidentes respetables sino ante tres asesinos de masas, que merecen castigo y el desprecio de la gente. Según estudios hace tiempo que se habría sobrepasado el millón de muertos en esta guerra.

A los asesinos Blair, Aznar y Bush, los tres presidentes de gobierno por entonces, se les podría aplicar con toda justeza aquel verso de Erich Fried:

Es wäre besser gewesen,

so ein Mensch

hätte nie gelebt”

(Hubiera sido mejor que gente así no hubiera vivido jamás).

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214516

 

Profundicemos:

 

Notas marginales sobre el informe Chilcot y los crímenes de Estado

11 de julio de 2016

Por Rosa Guevara Landa (Rebelión)

 

1. Brevemente, para situarnos y tomando pie en el artículo de la imprescindible y admirada Amy Goodman y de Denis Moynihan (“La guerra de Irak y las mentiras en que se basó siguen generando polémica” [1]):

  • Se ha dado a conocer un devastador informe sobre la activa participación del Reino Unido en la invasión y ocupación de Irak.

  • A día de hoy continúan buscándose entre los escombros los cuerpos de las personas fallecidas en el peor atentado suicida con camión bomba que tuvo lugar la semana pasada en Bagdad desde el inicio de aquella funesta guerra en 2003.

  • “El informe Chilcot” -por su principal investigador y autor, Sir John Chilcot- fue encomendada en 2009 por el entonces primer ministro Gordon Brown. Sir J. Chilcot dio a conocer el informe de 6.000 páginas el pasado miércoles 6 de julio, tras siete años de trabajo.

  • En el informe ofrece una larga lista de críticas al ex primer ministro Blair. Deja al descubierto de qué manera se exageró la amenaza que suponían las presuntas armas de destrucción masiva de Saddam Hussein. También la inquebrantable y servil lealtad que Blair demostró al presidente Bush II. Del comunicado que acompañó a la publicación del informe: “Ahora resulta claro que las políticas sobre Irak se elaboraron sobre la base de información de inteligencia y valoraciones infundadas que no fueron contrastadas”. ¿Antes no?

  • Muchos ciudadanos, entre ellos referentes parlamentarios del propio Partido Laborista, piden que Blair sea llevado a juicio por crímenes de guerra (Julio Anguita se ha manifestado en los mismos términos).

  • A la invasión y posterior ocupación se destinaron miles de millones de dólares, y se destinarán o dicen que se destinarán miles de millones más para el cuidado de por vida de los veteranos heridos y emocionalmente afectados. Sin embargo, se reconoce en el informe, “la mayor e incalculable pérdida es la que ha sufrido el pueblo iraquí”.

  • De las varias iniciativas para contabilizar la cifra de víctimas fatales de la guerra: el número más bajo de los estimados se ubica entre los 160.000 y los 180.000 fallecidos [2].

2. De uno de los diarios más conservadores, más establishment y más neoliberales del mundo (El País): “El informe Chilcot sobre la participación de Reino Unido en la guerra de Irak, presentado el miércoles (6 de julio), viene a dar la razón a los millones de personas que durante la primavera de 2003 se manifestaron en las calles de todo el mundo condenando la acción militar”. ¿Se acuerdan de los que decían de nosotras entonces? ¿Desinformadas, locas, irresponsables, buenistas sin seso, aliadas inconscientes de un dictador, descerebradas, etc?

3. Más del editorial: “Según la minuciosa investigación iniciada en 2009, los motivos del ataque e invasión de Irak fueron falsificados y los gobiernos implicados en la toma de decisiones ocultaron que no se habían agotado todas las opciones antes de recurrir a la guerra”. Uno de esos gobiernos: el gobierno español.

3.1. Presidente de gobierno en aquellos años: José María Aznar. Uno de los vicepresidentes del gobierno: Mariano Rajoy, el actual presidente en funciones. ¿Va, puede seguir siendo un político profesional así presidente de gobierno?

3.2. Observaciones del presidente en funciones: no ha leído el informe y, además, ha añadido, todo sucedió hace 13 años. Ya está… A otra cosa. No molesten.

4. ¿Cuántas personas han muerto realmente, cuántas han sido asesinadas o viven en las más absoluta desesperación por esa decisión de Bush-Blair-Aznar-Barroso?

5. ¿Alguien recuerda, es oportuno señalarlo, las sesudas reflexiones sobre la tercera vía del “laborista” Mister Blair?

5.1. ¿Cabe creer alguna palabra que salga de la boca de un político profesional tan capaz de todo? ¿Quién puede creerse sus lamentos?

5.1.1. ¿Monumentos en su honor? ¿Páginas en los libros de historia?

6. ¿Son o no son los cuatros actores principales (Bush, Blair, Barroso, Aznar), principales pero no los únicos de esta barbarie, criminales de guerra?

6.1. Tras el informe, ¿deberíamos emprender una iniciativa seria para que personas como Bush, Blair o Aznar, rindan cuentas por la muerte y la destrucción que siguen teniendo lugar en Irak y en otras partes del mundo?

7. En un blog que lleva por nombre Del alfiler al elefante ”Este blog se ocupa principalmente de temas internacionales, con especial referencia a Europa y a la política exterior española. Pero también a Estados Unidos, Oriente Próximo, China y todo cuanto venga a cuento de la conversación con los lectores. 'Del alfiler al elefante' es un homenaje a Manuel Vázquez Montalban", Lluís Bassets, el subdirector del global, ha publicado “Buenismo belicista”[1]. Algunas observaciones:

7.1. “Estrictas novedades, pocas. Muchas confirmaciones. Las peores sospechas han quedado dramáticamente demostradas: no había base legal para invadir Irak, no existía evidencia alguna sobre las armas de destrucción masiva, la preparación de la guerra y de la posguerra fue deficiente, en ningún caso la guerra fue el último recurso. Quienes se opusieron a la segunda guerra de Irak tenían toda la razón y el Informe Chilcot ha venido ahora a remacharlo con una detallada indagación que constituye todo un pesadísimo alegato, al menos político, contra Tony Blair”. Queda dicho, conviene no olvidar en tres mess.

7.2. ”Como todos sabían y ha sido sobradamente documentado, Bush decidió terminar con Saddam Husein primero y buscar los argumentos y las bases legales después”. Blair, señala Bassets, fue quien más le ayudó en la faena; de ahí el título de 'caniche de Bush'. ¿Por qué entonces los insultos contra quienes señalaron en su momento esa dependencia y el núcleo de esas decisiones? ¿Estúpidas izquierdistas era designación adecuada?

7.3. ”No fue el único: Aznar, que sale numerosas veces citado de pasada en el informe, fue el caniche del caniche. Pero el caso de Blair es especialmente grave, por su prestigio como líder de la Tercera Vía y su sobrada experiencia política, que contrastaba con la bisoñez de Bush, y porque además comprometió a su país, su ejército, sus servicios secretos y sus instituciones, incluida la BBC, en la construcción del castillo de sofismas y falsedades de la causa belicista. Tras los atentados del 11-S Blair estaba totalmente decidido a apoyar a Bush”. ¿Y cómo llegó a engañarnos a tantas con sus aires de socialista renovador? ¿Qué renovaba? ¿Quiénes eran realmente los paleo-paleto-socialistas? ¿Ser caniche del caniche es excusa para irse tranquilo a casa? ¿NO se dijo entonces que se jugaba en la Champions?

7.4. Cierto, señala el subdirector, “que también lo intentó todo para evitar una decisión unilateral, buscar cobertura legal de Naciones Unidas e incluso agotar los caminos diplomáticos y las inspecciones sobre la existencia de las famosas armas de destrucción masiva que ya no existían”. ¿Lo intentó todo? ¿Qué todo intentó? ¿No se está siendo demasiado generosos con alguien de la bajura poliética de Blair? ¿No estamos disculpándolo?

7.5. La confusión que algo queda: ”El Informe Chilcot es un auto de acusación abrumador, especialmente en los aspectos más políticos, que cae en un momento especial de la política británica y extiende un enorme interrogante sobre las decisiones del ejecutivo, la responsabilidad de sus primeros ministros y su capacidad para manipular la opinión pública. Las evidencias sobre una de las peores decisiones de la historia británica como es la entrada en la guerra de Irak llegan con una extensa conciencia británica e internacional de que Reino Unido acaba de tomar otra de sus peores decisiones históricas, como es abandonar la Unión Europea; dos reveses de graves consecuencias geopolíticas separados solo por trece años”. ¿Y qué tendrá que ver una y otra cosa? ¿Por qué mezclar la gasolina criminal y una decisión de salida de estas características?

7.6. El único argumento de Blair, señala Bassets, es de una debilidad portentosa. ¿Argumento, eso es un argumento? “Pide disculpas, expresa su pesar, pero se niega a admitir que mintió, porque lo hizo de buena fe: maquiavelismo de buena fe, en definitiva. Blair se vio revestido con los hábitos de Churchill para combatir al lado de Estados Unidos el nazismo del siglo XXI, representado por Saddam Husein, en mitad de la mayor soledad europea. Solo una extraña combinación de arrogancia y autoindulgencia le permite cerrar los ojos ante las consecuencias: los soldados muertos, un país entero destruido, un terremoto político cuyas consecuencias llegan hasta ahora mismo con el Estado Islámico y la crisis de los refugiados. ¿Todo por la cabeza de Saddam? No, todo por la relación especial con Estados Unidos, la misma relación que el Brexit ha venido a erosionar”. De nuevo el Brexit. Lo que cuenta realmente: ¿qué es eso del argumento de la buena fe? ¿Alguien se lo puede creer? ¿Más mentiras sobre mentiras? ¿Combatir al lado de Estados Unidos contra el nazismo sin citar a la URSS? ¿Y que tendrá que ver la lucha antifascista y antinazi de la II Guerra con la destrucción criminal de un país y de sus pobladores? ¿Eran inventadas las políticas criminales y expansionistas de la Alemania nazi? [3]

No sé si Manuel Vázquez Montalbán hubiera vibrado con este análisis del subdirector de El País publicado en una columna que recuerda las que él publicaba en el vespertino Tele/Express y que muchas devorábamos todas las tarde, aprendiendo, recortándolas, archivándolas y tomando notas.

Notas:

[1] http://blogs.elpais.com/lluis_bassets/2016/07/buenismo-belicista.html

[2] Como sostiene el detallado anexo histórico que acompaña al informe Chilcot, la cosa viene de lejos: “Para asegurar ese petróleo para Gran Bretaña, en la primavera de 1914, el Primer Lord del Almirantazgo, Winston Churchill, adquirió para el Gobierno Británico el 51% de las acciones de la Anglo-Persian Oil Company o Compañía de Petróleos Anglo-Persa”. Y fue así como todo un siglo de ocupación, explotación, represión, violencia y dolor se ha grabado a fuego en la vida de los iraquíes y en la historia de Irak

[3] Un ejemplo a no olvidar: Ramadani nació en Irak pero vive en Londres desde que se convirtió en un exiliado del régimen de Saddam Hussein. Durante mucho tiempo se ha dedicado ha impulsar el movimiento contra la invasión y la ocupación de Irak, pero también contra las devastadoras sanciones que las precedieron. Poco después de que el informe Chilcot fuera dado a conocer, dijo en “Democracy Now!”: “Irak, como sociedad, como Estado, fue destrozado de la manera más cruel desde la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam, con tácticas como la llamada de ‘conmoción y pavor’ y con crímenes en masa a una escala indescriptible. El verdadero objetivo no era sacar al dictador, sino controlar Irak. Y al no poder controlarlo, lo destruyeron, al igual que están haciendo con Libia, con Siria y demás. Esto entra en esa escala. Pero la peor de las tragedias es la pérdida de vidas”.

 

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214376&titular=notas-marginales-sobre-el-informe-chilcot-y-los-cr%EDmenes-de-estado

 

 

Veamos hacia dónde progresa la alianza de los poderes imperialistas con los locales en los países de Nuestra América que están a la cabeza de ese avance. Sin embargo: "Estos pueblos saben bien que no basta con disputar el Estado, que es necesario construir relaciones sociales diferentes donde la vida no sea reducida a una mercancía. Saben bien que luchar contra el capitalismo es hoy más que nunca cuestión de vida o muerte".

 

 

México hoy (3 de 3): Las luchas por la vida
6 de abril de 2015

Por Raúl Romero/@cancerbero_mx

 

¡Que muera la muerte que el capitalismo impone!
¡Que viva la vida que la resistencia crea!
Subcomandante Insurgente Moisés

 

En la primer entrega señalamos que el capitalismo criminal se caracteriza porque las corporaciones criminales adquieren una importancia relevante en el funcionamiento del sistema. En la segunda entrega dijimos que si las corporaciones criminales son la materialización económico-financiera del capitalismo criminal, en lo jurídico-político es el Estado criminal el que lo encarna. De este modo, caracterizamos a un Estado que borra las fronteras entre lo institucional y lo delictivo, que criminaliza la protesta social y que busca controlar a la sociedad por medio del miedo y del terror.

Ahora bien, frente al capitalismo criminal y su Estado criminal, las luchas de los pueblos, comunidades y colectivos que reivindican la vida han cobrado enorme importancia. Es sobre este tema que profundizaremos en las siguientes líneas.

En el pasado, grupos conservadores usaron la expresión «en defensa de la vida» para oponerse a la legalización del aborto o a las relaciones entre personas del mismo sexo. Un uso «moralino», patriarcal y heteronormativo se escondía tras este argumento. En este trabajo, no son de nuestro interés estas «luchas» por preservar el statu quo. Por el contrario, nos ocupamos de las luchas que reivindican la vida como una forma de denuncia y oposición a la muerte que impone la reproducción del capital.

 

Es quizá el Primer Encuentro Intercontinental por la Humanidad y Contra el Neoliberalismo [1] –convocado por el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional en 1996– el momento en que la defensa de la vida tomó una connotación subversiva y anticapitalista. En el discurso de bienvenida, el Comandante David, a nombre del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN, señaló que el capitalismo es un «sistema de muerte y no de vida, porque es de opresión y explotación», y añadió que el neoliberalismo «es un proyecto de destrucción y muerte para los pobres del mundo, porque con este proyecto tratarán de acabar de destruir y saquear la riqueza de los nuestros».

 

Desde entonces y hasta la fecha, la defensa de la vida se ha vuelto una bandera de diferentes organizaciones sociales en México, pero también en otros lugares del planeta. Son de muchos tipos y se organizan de diversas formas, pero entre sus resistencias hay dos que las definen: 1) los movimientos socioambientales que luchan contra el despojo territorial y los mega proyectos, en una defensa a los derechos de la madre tierra; y 2) los movimientos de víctimas, organizaciones de personas que han enfrentado el asesinato o la desaparición de algún familiar o ser querido. Una de las características más emblemáticas de la lucha por la vida es que reivindica la vida de la humanidad entera y del planeta; a los seres humanos y a su entorno, es decir, reclama la vida en el sentido más amplio del término, no sólo como organismos vivientes, sino como culturas vivas (el mundo donde quepan muchos mundos).

Los movimientos socioambientales son la respuesta de los pueblos y comunidades al despojo de tierras y territorios que luego serán concesionados a las corporaciones criminales para explotar minas, construir complejos habitacionales o turísticos, o comercializar maderas preciosas, entre otros muchos recursos naturales. Generalmente, los movimientos socioambientales están conformados por pueblos, tribus o naciones indígenas que han resistido más de 500 años de explotación y dominación. Entre sus filas también hay comunidades y pueblos campesinos. En todos los casos la fuerte tradición comunitaria prioriza el «nosotros» por encima del «yo». Se distinguen además por tener una cosmovisión en la que el «desarrollo» no depende de la destrucción de la madre tierra.

Cabe precisar aquí que la categoría socioambiental es de reciente utilización y devela una preocupación tanto social como académica: la posibilidad del fin de la vida como consecuencia del cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales. Las resistencias de los pueblos indígenas y campesinos son mucho más antiguas a esta preocupación y no responden únicamente a ella; sin embargo, han sido más notorias ante la visibilidad que ha cobrado esta problemática, al grado de convertirse en el principal sujeto político de estas luchas por lo menos por todo el continente americano.

Ahora bien, la guerra que se vive actualmente en México busca entre otras cosas generar lo que Jorge Beinstein llama «sociedades-en-disolución»: poblaciones en una suerte de indefensión absoluta convertidas en no-sociedades para así poder saquear sus recursos naturales. De esta forma, los movimientos socioambientales se vuelven sujetos antagónicos clave en la lucha contra el capitalismo y el Estado criminal. Es por este motivo que mediante las guardias armadas de las corporaciones criminales, o mediante las fuerzas públicas del Estado criminal, los movimientos socioambientales se encuentran bajo constante acoso. Para imponer su cultura individualista y mercantilista, el capitalismo criminal necesita terminar de roer el tejido social y los pueblos indígenas y campesinos representan el último reducto comunitario.

Por su parte, los movimientos de víctimas en México comenzaron a florecer en el contexto de la guerra sucia. Recordamos en esta etapa al Comité Eureka, y mucho más tarde, aunque reivindicando a víctimas de la misma época, a Hijos por la Identidad y la Justicia, contra el Olvido y el Silencio – México (HIJOS). En la década de los 90 la organización civil Las Abejas de Acteal fue víctima de un nuevo crimen de Estado y esto permitió que la exigencia de memoria, verdad y justicia reapareciera en el ideario político de los movimientos sociales. Asimismo, por esos años pero en Ciudad Juárez, Chihuahua, organizaciones de mujeres con hijas desaparecidas o asesinadas comenzaron a denunciar el fenómeno que rápidamente atrajo las miradas internacionales. Como resultado de este proceso, surgió en 2001 la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

Durante la primera década del siglo XXI, el movimiento de víctimas en México cobró nuevas fuerzas. Bajo el discurso de la «inseguridad», distintos sectores empresariales, apoyados por medios como Televisa y TV Azteca, convocaron a una movilización en 2008 para demandar seguridad al Estado mexicano. Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí se convirtieron en los principales voceros de aquel proceso organizativo.

Desde sus orígenes este movimiento tuvo tintes profundamente elitistas: no sólo estaba encabezado por empresarios «víctimas de la inseguridad», sino que además demandaba al Estado «mano dura» contra el crimen organizado. Como era de esperarse, el Estado criminal adoptó provechosamente este discurso para desplegar a sus fuerzas policiacas y militares por todo el país y continuar con el proceso de despojo y represión. De cierta forma el discurso de la «inseguridad» tuvo la función de ocultar el papel criminal del Estado y reforzar su estrategia militarista y criminalizadora.

 

En 2011, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) logró dar un leve giro a este discurso. El problema ya no era solamente la inseguridad, sino la forma en cómo el Estado intentaba eliminarla. Bajo la consigna de justicia para las víctimas y un alto a la guerra, el MPJD logró romper el cerco mediático y contrarrestar el discurso oficialista, al mismo tiempo que contribuía a una explicación sistémica y regional del conflicto. Sin embargo, la complejidad del fenómeno, la coyuntura electoral y los errores políticos propios del Movimiento por la Paz le imposibilitaron continuar con la maduración de su comprensión y discurso frente al capitalismo criminal.

Los terribles sucesos del 26 y 27 de septiembre del 2014 en la ciudad de Iguala, Guerrero, contra los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y la consecuente lucha que han emprendido los familiares y compañeros de los estudiantes desaparecidos representa un nuevo momento del movimiento de víctimas. Es en esta fase donde está presente una comprensión más acabada del capitalismo criminal y del Estado criminal. La expresión «Fue el Estado» así lo demuestra. Representa un acumulado histórico de saberes y resistencias. Permite mirar al Estado mexicano actual como el instrumento jurídico y criminalizador del capitalismo criminal. El adversario ya no es difuso, se llama capitalismo y utiliza al Estado para reproducirse y ampliarse.

México es hoy el país en donde el capitalismo criminal y el Estado criminal encuentran su expresión más avanzada. Ese sistema que merca con la muerte ha impuesto en nuestra nación un régimen de terror y miedo basado en asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada, desplazamiento forzado, tortura, censura y mucho más; todo con el objetivo de continuar con el despojo y la acumulación y reproducción del capital. Afortunadamente los pueblos, comunidades y organizaciones que luchan por la vida siguen construyendo desde abajo proyectos emancipadores. Estos pueblos saben bien que no basta con disputar el Estado, que es necesario construir relaciones sociales diferentes donde la vida no sea reducida a una mercancía. Saben bien que luchar contra el capitalismo es hoy más que nunca cuestión de vida o muerte.

[1] Comandante David. Un mundo donde todos podamos caber. Palabras de bienvenida del EZLN al Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo en «EZLN. Crónicas Intergalácticas». Chiapas: Planeta Tierra, 1996.

Fuente: http://subversiones.org/archivos/114779 

 

 

Sigamos comprobando los aprendizajes-programas de cambio radical de los pueblos de Nuestra América que concretan en el transcurso de sus luchas contra la alianza de capitales y estados imperialistas con los locales en una etapa de máxima opresión-represión.

 

 

Hablan Roberto D’Orival y Verónica de Negri

“No tenemos otro camino que crear un movimiento amplio por los DDHH y Sociales”
15 de julio de 2016

Por Andrés Figueroa Cornejo (Rebelión)

 “Cuando ardió la ciudad, cuando el tanque arrasó y su pueblo cayó traicionado otra vez, la vi mucho a través de los meses actuar, trabajar, ayudar, desgarrarse los pies”

Patricio Manns  

El invierno de Santiago de Chile, desde la perspectiva de las resistencias populares, se combina dinámicamente entre el Pueblo Mapuche, el movimiento estudiantil, la lucha por la salud pública, la vivienda social digna, las huelgas desagregadas del pueblo trabajador y las batallas del ambientalismo consecuente. Sin embargo, las iniciativas por los derechos humanos, en sus diversas manifestaciones, no duermen.

Roberto D’Orival Briceño es el coordinador del Colectivo 119 de DDHH (por las 119 personas detenidas y desaparecidas hace 41 años por la tiranía (1) y en pleno accionar de la Operación Cóndor o asociación criminal de las policías políticas de varios Estados de América Latina). La pasada tarde-noche del 6 de julio, el Colectivo 119 realizó una actividad en la comuna de Recoleta de Santiago de Chile.

Roberto D’Orival (hermano del detenido desaparecido Jorge D’Orival Briceño en el marco del ‘caso de los 119’) señala que como organización “Desde siempre hemos establecido un paralelo entre la lucha que dieron las y los caídos, las luchas que nosotros/as hemos dado, y las luchas actuales que están ofreciendo los diversos territorios, sectores, grupos, colectivos en contra del capitalismo a lo largo de este lugar llamado Chile. Reconocemos a las y los que luchan hoy a nuestros/as muertos. Ese es, quizás, el motor menos científico y más emotivo de porqué queremos imperiosamente ligarnos a las reflexiones y las luchas del presente.”

“PARA NOSOTROS/AS LA CONTRADICCIÓN ES EL CAPITAL VERSUS LA VIDA EN TODA SU RIQUEZA”

-¿Cuáles son los quehaceres principales del Colectivo 119 aquí y ahora?

“El 2016 queremos abocarnos a tocar dos grandes temas. El primero tiene que ver con los derechos de la Madre Naturaleza, de la cual nosotros/as somos bendecidos y favorecidos. Ella nos ha permitido la generación de la cultura. ¡Y mira el pago que se le ha dado por el capitalismo y por el Estado chileno sometido por el capital! Por eso hoy convocamos a un excelente foro-participativo con tres expositoras y lideresas de las luchas medioambientales como son Francisca Fernández Droguett por la batalla del agua, Nathalie Joignant que es parte de una coordinación en lucha por el No Alto Maipo, y Lucía Sepúlveda quien participa protagónicamente en un colectivo contra el engendro imperialista del TPP (o Alianza del Pacífico). Estas problemáticas nos indican claramente que no sacamos nada con enfrentar ámbitos de política institucional, sacar constituciones, elegir alcaldes y diputados, si tenemos territorios, mar y afluentes acuíferos devastados. O sea, el cambio cultural respecto de nuestra relación con el medioambiente es incluso anterior al cambio político. Aquí estamos hablando de la sobrevida de la especie. Para nosotros/as la contradicción es el capital versus la vida en toda su riqueza. Ahora mismo, los habitantes de la cuenca de Santiago de Chile estamos consumiendo minerales pesados en el agua sólo porque unos pocos tenían un superávit de esos elementos dañinos y les convino venderlos a los ‘huevones’ de los chilenos para ser combinados con el agua potable. Asimismo, estamos respirando pésimo. Los propios índices que las instituciones del Estado entregan son catastróficos. Estamos matándonos, secando nuestros pulmones, nuestros riñones y corazones.”

-¿Cómo calificas las realidades que acabas de mencionar?

“Este cuadro constituye un verdadero conflicto de baja intensidad en contra de la población, con el fin de controlar al ser humano y a las organizaciones en resistencia mediante un sinnúmero de agresiones. Como si fuera poco, vivimos en metrópolis que se van conurbanando, asimilando y que cada día nos alejan más de ese derecho que es el Buen Vivir.”

EL PATRIARCADO Y LA VIOLENCIA EN CONTRA DE LAS MUJERES

-¿Cuál es la segunda línea de trabajo que están ejecutando?

“Asimismo, queremos relevar este año a una de las instituciones chilenas rectoras desde siempre y que se expresan con brutalidad hoy y antes a través del abandono del Estado: el patriarcado y la violencia en contra de las mujeres. Por ello presentaremos una obra de teatro/debate que se llama “Cuerpo quebrado” que dirige Natalia Cuéllar. La obra se basa en los testimonios de tres mujeres detenidas desaparecidas: Michelle Peña, del Partido Socialista (2); Cecilia Labrín, militante del MIR (3); y Reinalda del Carmen Pereira, del Partido Comunista (4). Son tres mujeres embarazadas, como muchas militantes y no militantes de este país que cayeron durante la dictadura cívico-militar, y que siguen cayendo en el presente en medio de la resistencia Mapuche. No sólo son violados sus derechos políticos, sino que sus cuerpos son territorio de captura y de la violencia política y sexual, que es donde enfatizan (o condensan) las fuerzas militares del Estado y la policía política, el crimen y la tortura patriarcal.”

-La violencia patriarcal está mucho más extendida en las sociedades…

“Por eso desde allí deseamos trasladarnos al ámbito de la cotidianidad en un Chile donde no pasa una semana en que no se produzca un caso de alguna mujer agredida o torturada por su pareja, por el medio social, porque es negra, porque es mapuche, porque es pobre, porque es analfabeta, porque no tiene consciencia de su ser ni de sus derechos. Hoy la lucha por los DDHH no pasa sólo por los desaparecidos/as, los/as muertos, los/as torturados de la dictadura. El mundo de los DDHH no quiere asumir un debate, al menos en Chile, que tiene que ver con los derechos de la mujer y con las justicieras demandas de los feminismos.”

“¿SERÁ QUE NUESTRAS PRÁCTICAS EXPRESAN LA COLONIZACIÓN DE LA IDEOLOGÍA DOMINANTE?”

-¿Qué otras debilidades adviertes en la lucha por los DDHH en el país?

“Dentro de las carencias de la lucha de las distintas organizaciones por los DDHH, no es posible que no estemos gritando ¿Dónde está José Huenante (5)?, ¿dónde está José Vergara (6)? El primero desaparecido durante el gobierno de Lagos Escobar, y el segundo bajo este gobierno de Bachelet. ¿Cómo es posible que hoy los defensores/as de los DDHH en dictadura seamos incapaces de decir basta a la militarización y represión, al acoso y el genocidio en contra del Pueblo Mapuche?, ¿cómo es posible que no acompañemos la lucha del movimiento estudiantil cuando los DDHH contemplan la educación?, ¿será que nuestras prácticas expresan la colonización de la ideología dominante?, ¿hasta cuándo reproduciremos estas especies de barreras y parcelas infranqueables entre cada uno de los dolores del otro/a? Para destruir estas fronteras impuestas y autoimpuestas por el conjunto de movimientos sociales y populares no tenemos otro camino que construir una suerte de movimiento amplio por los derechos humanos y sociales que tenga la capacidad de revertir el actual proceso de devastación y muerte.”

A 30 AÑOS DEL ASESINATO DE RODRIGO ROJAS, HABLA SU MADRE, VERÓNICA DE NEGRI

El mismo 6 de julio de 2016 al mediodía, en la Plaza de la Constitución, a metros del palacio de La Moneda envallada como un cuartel, distintas agrupaciones, personas, artistas y comunicadores sociales conmemoraron los 30 años del espantoso asesinato del joven fotógrafo Rodrigo Rojas, quemado vivo por militares el 2 de julio de 1986, en medio de una jornada de protesta contra la tiranía y reprimida por un operativo conjunto.

En el acto evocativo, un grupo de fotógrafos y camarógrafos independientes revelaron como un puzle de la memoria, una gran fotografía cuadriculada que retrata a Rodrigo Rojas.

Verónica de Negri (7), madre de Rodrigo Rojas, afirmó que “Para mí es conmovedor este acto. No hay año en que las y los fotógrafos y los movimientos sociales no estén pidiendo justicia. Y los que hace 30 años no habían nacido, también están. ¿Qué nos dice eso? Que las y los jóvenes quieren justicia, y si el gobierno es incapaz de escucharlos, está perdido.”

-¿Qué piensas del sistema de partidos políticos dominante?

“Que dominante sigue la derecha porque son los dueños del dinero.”

-Los gobiernos civiles pos-dictadura hablan de tu hijo como un caso emblemático…

“Yo me niego a que Rodrigo sea un caso “emblemático”. Todas las víctimas valen exactamente lo mismo. La estrategia de los casos “emblemáticos” fue la forma más cruel y premeditada para dividirnos.”

“¿EL DINERO SILENCIA A LA GENTE?”

-Hoy estamos en medio de una campaña institucional de dejar en libertad a los pocos genocidas de la dictadura que están presos (8)…

“Simplemente es una política de cobardes y vendidos/as. ¿Cómo se puede permitir que los violadores de DDHH, criminales de lesa humanidad, salgan libres y pasen a convertirse en víctimas de quienes fuimos víctimas? ¿Y qué la Presidenta Bachelet no habrá la boca al respecto? ¿El dinero silencia a la gente? Porque a mí el dinero no me sirve. Yo quiero justicia para mi hijo. A mi familia, como a miles de familias, el golpe de Estado de 1973 nos quitó la vida.”

“TODOS/AS LOS GOLPISTAS TIENEN RESPONSABILIDAD EN LA MUERTE DE MI HIJO, COMO EN LO QUE A MÍ ME HICIERON”

-¿No crees que ya sería hora de que las distintas agrupaciones de DDHH se unieran como una sola fuerza?

“Eso es lo que estoy pidiendo durante años. Sin embargo, esta actividad, por ejemplo, ha logrado reunir a varias organizaciones ligadas a los DDHH. Porque finalmente sólo en la medida en que nos unamos, lograremos conseguir lo que buscamos. Y no se trata sólo de justicia, sino de la construcción de un país. Recuerdo que en el exilio nos reunimos en torno al Chile Democrático donde trabajábamos todos juntos para desplomar a la dictadura. Otro tanto pasó dentro de Chile, hasta que, claro, vinieron las negociaciones con Estados Unidos y el español Felipe González con la Democracia Cristiana chilena y sectores del Partido Socialista de Chile para la llamada “salida pactada” del régimen militar, que incluyó el plebiscito de 1988. Incluso recuerdo que entonces se estaba candidateando para primer Presidente civil del país el democristiano (DCCh) Gabriel Valdés, pero los norteamericanos y Felipe González impusieron a Patricio Aylwin (DCCh), que era más “vendido” que Valdés. Todos/as saben que Patricio Aylwin, como Presidente de la Democracia Cristiana durante la Unidad Popular de Salvador Allende, fue uno de los artífices del golpe de Estado de 1973. De hecho, aunque haya muerto, yo lo continúo responsabilizando por el asesinato de mi hijo Rodrigo. Todos/as los golpistas tienen responsabilidad en la muerte de mi hijo, como en lo que a mí me hicieron. Porque yo no me olvido de las violaciones sexuales y torturas que sufrí en manos de los agentes de la dictadura.”

Notas

1. http://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/119.htm

2. http://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/D-P/pen-her.htm

3. http://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/D-L/labrin_lazo__reinas.htm

4. http://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/D-P/reinalda_del_carmen_pereira_plaz.htm

5. http://www.ceiboproducciones.cl/?product=la-vida-breve-de-jose-huenante-historia-del-primer-detenido-desaparecido-en-democracia

6. http://www.radiovillafrancia.cl/reportaje-el-caso-de-jose-vergara-detenido-por-carabineros-y-hasta-ahora-un-desaparecido-en-democracia

7. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=202286

8. http://kaosenlared.net/chile-agrupaciones-de-ddhh-en-contra-de-libertad-de-genocidas-de-la-dictadura-carta-a-presidencia/

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214519

 

 

 Alternativas postcapitalistas

 

 

A 200 años, es hora de percibir (conocer y tomar partido respecto a) el exterminio que el sistema mundo capitalista genera al privilegiar la alta rentabilidad de oligopolios por sobre necesidades y aspiraciones de los diversos de abajo. Esto nos reclama, abajo y a la izquierda, observar a las realidades concretas en sus trasfondos y tener siempre en cuenta al funcionamiento integral del sistema mundo capitalista. Pensemos en rumbos completamente mortales para la humanidad como la emigración masiva y la maximización de la concentración-centralización gran capitalista.

 

Europa sepulturera de su propia causa, víctima de sus infamias pasadas y presentes

12 de julio de 2016

 

Por René Naba (Madaniya)

Traducido del francés para Rebelión por Caty R.

Texto de la intervención de René Naba, director de la web www.madaniya.info, en el marco de la trigésima primera sesión del Consejo de los Derechos Humanos por invitación de la organización «The Global Network for Rights and development - GNRD» con el tema «Las consecuencias inmediatas a corto y largo plazo de la crisis de los refugiados y personas desplazadas».

Europa frente al flujo migratorio accionado por Turquía

Desde el inicio de las primaveras árabes en 2011 han desaparecido 11.132 personas en una de las tres rutas mediterráneas cuando se dirigían a Europa tras la devastación de Libia por los occidentales y la desestabilización de Malí por sus aliados petromonárquicos por medio de sus afiliados Ansar Eddine. La cifra es inapelable y señala la responsabilidad occidental en ese drama humano de gran amplitud.

El acuerdo firmado el viernes 18 de marzo de 2016 en Bruselas entre la Unión Europea y Turquía, que permite al conjunto europeo reenviar a Turquía a los emigrantes desembarcados en Grecia, se podría denominar «acuerdo de la vergüenza», en tanto que pisotea los principios elementales del derecho internacional y del derecho europeo.

El objetivo era ciertamente elogiable: evitar que Grecia se convierta en un gigantesco campo de refugiados en territorio europeo, a la manera de Cisjordania y Gaza en Palestina, tras el cierre de la «ruta de los Balcanes». Pero la promoción del principal proveedor de yihadistas hacia Siria y de refugiados hacia Europa al rango de vigilante de la fortaleza Europa frente a una nueva invasión bárbara, constituye al mismo tiempo una prima a la astucia turca y una concesión al populismo rampante de la opinión pública de un continente en crisis sistémica.

En contrapartida de su papel de guardia de fronteras, el presidente Recep Tayyib Erdogan obtiene considerables beneficios para consolidar su postura autocrática y liberticida.

 

Una ayuda financiera importante (alrededor de 6.000 millones de euros de aquí a finales de 2018), levantamiento de la obligación de visado para los turcos y recuperación de las negociaciones de adhesión a la Unión Europea. Grandes beneficios a pesar de que Turquía sigue ocupando la parte norte de Chipre y de que el sultán de Ankara se burla de la libertad de prensa y del sistema jurídico.

 

La llegada de más de un millón de emigrantes y refugiados a Europa tiene su origen en «grandes principios» europeos. Cinco años después de la primavera árabe Europa paga el precio de su demagogia y su belicismo. Un nuevo telón de acero está cayendo sobre Europa, parafraseando al primer ministro británico Winston Churchill.

Una lectura diacrónica de la actualidad, conjugando un análisis que englobe el espacio y el tiempo de esta secuencia, llevará a la sorprendente conclusión de que Europa es la enterradora de su propia causa, víctima de sus vilezas pasadas y presentes, en cuanto que el flujo migratorio del siglo XXI del hemisferio Sur, particularmente el flanco meridional de Europa, aparece retrospectivamente como el lejano y último avatar de la «carga del hombre blanco» (1).

 

La colonización, el mayor cataclismo demográfico del planeta

Hubo un tiempo, no muy lejano, en el que el «umbral de tolerancia» no estaba a la altura de la furia colonizadora de Europa, de su necesidad incomprensible de asumir «la carga del hombre blanco» y su «derecho de primogenitura», para cumplir su misión civilizadora.

52 millones de personas partieron del «Viejo Mundo» en poco más de un siglo (1820-1945), al descubrimiento de mundos nuevos, lejanos precursores de los trabajadores emigrantes de la época moderna. Al ritmo de 500.000 expatriados anuales de media durante 40 años, de 1881 a 1920, 28 millones de europeos abandonaron el Viejo Continente para poblar América. 2 millones fueron a Estados Unidos y 8 millones a América Latina, sin contar Oceanía (Australia, Nueva Zelanda), Canadá, el continente negro, el Magreb y el sur de África especialmente, así como los confines de Asia y establecimientos en los enclaves de Hong Kong, Punduchery y Macao.

Curioso derrotero. Curioso cruce: mientras el africano era extirpado de sus raíces por los colonizadores de Senegambia para proyectarlos allende los mares con el fin de que contribuyeran a la prosperidad del Nuevo Mundo, en primer lugar los franceses, ingleses, españoles y portugueses en los siglos XVIII y XIX y después los libaneses y los sirios en el siglo XX, fueron llevados al éxodo bajo el efecto de las presiones económicas.

Un movimiento paralelo… el negro iba a poblar América cuando el blanco le sustituía en su continente como intermediario entre colonizadores y colonizados. 52 millones de expatriados, es decir, el doble del total de la población extranjera residente en la Unión Europea a finales del siglo XX, una cifra muy parecida a la de la población francesa. Principal proveedora demográfica del planeta durante ciento veinte años, Europa logró la hazaña de configurar a su imagen y semejanza otros dos continentes, las dos Américas y Oceanía, e imponer la marca de su civilización a Asia y África.

«Dueña del mundo» hasta finales del siglo XX, Europa convirtió el planeta en su campo de tiro permanente, en su propia válvula de seguridad, en el trampolín de su influencia y su expansión, en el vertedero de todos sus males, un drenaje para sus excedentes de población y un presidio ideal para sus alborotadores sin las limitaciones impuestas por la rivalidad intraeuropea por la conquista de las materias primas.

 

Francáfrica, la Francia de «la pasta»  

La independencia de los países africanos neutralizó el papel del continente negro en su función de aparato regulador del desempleo francés.

Pero Francia, nunca corta de imaginación cuando se trata de hacer dinero a costa de los demás, sustituyó la colonización por la comunidad franco-africana materializada en la Francáfrica, el más extraordinario pacto de corrupción de las élites francesas y africanas a escala continental. Bongos y maletines: Nunca la Francáfrica mereció tanto su nombre, France à fric (dinero, en francés, N. de T.), una estructura ad hoc para bombear la pasta obtenida vampirizando a los africanos para satisfacción de la abulia francesa. Aberrante y odioso.

Cinco siglos de esclavitud para semejante resultado. Para seguir manteniendo a todo tren a uno de sus colonizadores más implacables, Francia. Sin la menor vergüenza por las víctimas de la trata negrera, de la esclavitud, de los zoos etnológicos… los morenos, los perros negros de la República. Gabón, el Congo, Costa de Marfil, Senegal, Guinea Ecuatorial… Vergüenza de África por alimentar a sus verdugos. Vileza francesa y corrupción africana, una combinación corrosiva degradante para el donante y denigrante para el beneficiario: 400.000 millones de dólares evaporados del continente africano en 35 años (de 1970 a 2005) hacia los paraísos fiscales, según las estimaciones de la CNUCED.

¿Y por qué no pensaron en utilizar esos recursos para reducir la deuda, esa nueva forma de trata negrera que desangra a África tanto como la anterior? ¿Y por qué no en crear infraestructuras que redujeran la dependencia africana con respecto al Viejo Continente?

La sangría de los capitales árabes y africanos hacia sus antiguos colonizadores

El bloqueo de los activos de los dictadores árabes y africanos, que constituye un maná para la economía occidental en crisis sistémica, es un hándicap para el desarrollo del hemisferio sur, incluso un desastre.

1,5 billones de dólares es el montante de las sumas procedentes de África y Oriente Medio en las plazas financieras occidentales, el 15 % de procedencia ilegal. La suma de las fortunas de Hosni Mubarak (Egipto), Zine el Abidine Ben Ali (Túnez), Sani Abacha (Nigeria), Moussa Traore (Malí) y Joseph Desiré Mobutu (República Democrática del Congo, antes Zaire), se estima en más de 40.000 millones de dólares. Las migajas se devolvieron.

Según el Boston Consulting Group, Suiza guarda cerca del 30 % de los haberes privados offshore, la mayoría no declarados. La revista profesional de gestión de activos My Private Banking estima que sobre el billón y medio de dólares que representan las fortunas privadas de África y Oriente Medio en el extranjero, el 33 % se localizan en tierra suiza y que el 15 % más o menos sería de origen ilegal, es decir, 74.000 millones de dólares.

 

Los miles de millones de Gadafi  

Según el Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a principios de 2011 Libia tenía «el índice de desarrollo humano más elevado del continente africano», con un crecimiento del PIB del 7,5 % anual, una renta por habitante récord (10.000 dólares estadounidenses anuales), educación primaria y secundaria gratuitas y acceso de un alumno de cada dos a la enseñanza superior.

Más de dos millones de emigrantes africanos encontraban trabajo en la Jamairiya. Factor de estabilidad y desarrollo en el norte de África, Libia multiplicó las inversiones con el fin de dotar a la Unión Africana de autonomía financiera y de una moneda independiente.

En cuanto a los «500.000 millones de Gadafi» detallados en marzo de 2011, se trataba simplemente de 500.000 millones libios invertidos en el mundo (250.000 en América y 250.000 en Europa y el resto del mundo occidental) entre bancos y empresas. Incluso sin hablar de las inversiones (50.000 millones) efectuadas por el Guía en el continente africano ni del posterior saqueo del petróleo libio. Todo ese dinero no ha aparecido nunca salvo una cantidad entre 11.000 y 34.000 millones restituidos al Consejo Nacional de Transición (CNT) por la OTAN y los occidentales (investigación de Pascal Henry: Pièces à conviction en France 3, 29 de enero de 2014).

Entre 20.000 y 40.000 millones de dólares de dinero ilegal salen cada año de los países en desarrollo. En los últimos 15 años sólo se han restituido 5.000 millones. Es decir, una mínima parte.

La sangría es considerable, infinitamente superior al presupuesto de infraestructuras en África. Cada año 90.000 millones de dólares salen de África de manera fraudulenta para enriquecer más a los ricos países occidentales, donde anidan en los paraísos fiscales, empobreciendo de forma proporcional al continente negro cuyo déficit anual de financiación de las estructuras se eleva a 31.000 millones de dólares anuales. Además, a los numerosos males que padece África hay que añadir uno peor y más corrosivo que cualquier otra plaga: el vandalismo que más que cualquier otro continente ha sufrido de lleno por los efectos perversos de la colonización, el despojo y la explotación.

La situación es tan alarmante que la Unión Africana ha invitado a los Estados miembros de la organización continental a tomar las medidas apropiadas para frenar la fuga de capitales que ya tomado la dimensión de una hemorragia. La suma exportada a título de flujos financieros no declarados por los países en desarrollo, cada año, es «casi diez veces los flujos de la ayuda internacional anual y el doble del montante de la deuda anual de los países en desarrollo», señala un informe del Consortium pour la recherche économique en Afrique (CREA), publicado por la revistaAfrique Asie en mayo de 2014.

 

El efecto bumerán, la invasión bárbara  

Por una carambola de la historia de la que solo ella conoce el secreto, el efecto bumerán aparece en el siglo XX y se acentúa en el XXI hasta el punto de amenazar la blancura inmaculada de la población europea.

Francia suplió sus deficiencias llamando a las tropas del otro lado del mar con el enrolamiento de más de 1.200.000 soldados para defenderse en las dos guerras mundiales (1914-1918 y 1939-1945) y para la reconstrucción del país siniestrado.

Hasta el punto de que los franceses, por definición los auténticos indígenas de Francia, transponiendo el esquema colonial a la metrópoli, designaron con ese nombre, «indígenas», a los nuevos emigrantes que en realidad son los exógenos. Señal indiscutible de una grave confusión mental acentuada por las consecuencias económicas que esta mutación implicaba. Pasó lo mismo en el Reino Unido con el enrolamiento de los sherpas y losghurkas indopaquistaníes de Bangladesh y Sri Lanka.

Sector principal de la población inmigrada a pesar de su heterogeneidad lingüística y étnica, con casi 20 millones de personas, de ellas 5 millones en Francia, la comunidad árabe-musulmana de Europa occidental aparece en razón de su efervescencia –tópico que sin embargo oculta una realidad- como el vigésimo noveno estado de la Unión Europea. Con la admisión de Turquía, Albania y Kosovo en la Unión Europea se elevaría el número de musulmanes a casi 100 millones de personas, que representarían el 5% de la población total europea, una evolución que hace temer a la derecha radical europea la pérdida de la homogeneidad demográfica de Europa, la blancura inmaculada de su población y las «raíces cristianas de Europa». Para un observador poco informado el conteo es impresionante: el 2,6 % de la población de Europa occidental es de origen musulmán, concentrada principalmente en las aglomeraciones urbanas.

Su importancia numérica y su implantación europea en los principales países industriales le confieren un valor estratégico y convierten a la comunidad árabe musulmana de Europa en el campo privilegiado de la guerra de influencias que libran las diversas corrientes del mundo islámico y por lo tanto barómetro de las convulsiones políticas del mundo musulmán. Ya es un hecho irreversible el anclaje estable de las poblaciones musulmanas en Europa, más allá del debate cíclico sobre la compatibilidad del islam y la República con su variante del islam soluble en la República.

En el umbral del siglo XXI Europa está minada por el auge del corporativismo, el comunitarismo y la xenofobia, exacerbados por la precariedad económica y la creciente marginación de una parte de la población, con la lucha contra el terrorismo como telón de fondo. A las guerras de saqueo de las economías de la orilla sur del Mediterráneo (Libia, Siria) se superpone el conflicto israelí-palestino, del que el Viejo Continente tiene la responsabilidad original, así como del antagonismo judío-árabe correspondiente. Europa parece buscar un segundo aliento mientras los diques de Schengen, la realización más hermosa de Europa, ceden bajo el flujo migratorio del hemisferio sur.

Europa y su frenesí belicista

A seis años de la caída de Gadafi y tras cinco años de guerra de destrucción de Siria, Libia y Siria aparecen como zonas sin ley que vierten hacia Europa un flujo migratorio constante, lejana réplica de una colonización intensiva de todo el planeta por parte de Occidente que causó una dislocación radical de la demografía y de la ecología política y económica de cuatro continentes (África, América, Asia y Oceanía) sin la menor consideración por el modo de vida indígena, sin la menor preocupación por un desarrollo sostenible del universo. Sin otro motivo que la codicia.

El Mediterráneo un cementerio marino

30.000 personas perecieron en 20 años, entre 1995 y 2015, a las puertas de Europa. 3.500 en 2014 y 2.000 en el primer semestre de 2015. Un número récord de 137.000 emigrantes cruzó peligrosamente el Mediterráneo durante el primer semestre de 2015, es decir, una subida del 83% con respecto al primer semestre de 2014. La situación empeoró en verano debido a las condiciones climáticas, el número de emigrantes en el Mediterráneo pasó en 2014 de 75.000 en el primer semestre a 219.000 a finales de año, según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Vieja democracia = democracia envejecida, ¿Turquía vigilante de la fortaleza Europa o chantajista?

Alemania padece un déficit demográfico que podría relegarla al segundo puesto europeo detrás de Francia de aquí a 2050. La propia Francia sólo mantiene su puesto gracias a la capacidad reproductora de su componente «moreno». Entre la confusión y la improvisación, alternativamente se considera a Turquía vigilante de la fortaleza Europa o chantajista del drama migratorio, dado que el impulso de salida procede de Ankara, la eterna candidata a la Unión Europea.

El nuevo flujo migratorio procedente del hemisferio sur parece que deberá irrigar el mercado de trabajo europeo con mano de obra abundante, barata y sin duda dócil. Una ventaja apreciable para el capitalismo europeo, ya que mantendría la presión sobre los salarios bajos y desalentaría cualquier veleidad contestataria obrera o sindical.

El flujo migratorio, una deslocalización previa

El flujo constituye en realidad una forma de deslocalización previa en suelo europeo con el fin de mantener la competitividad de Europa. Con su contrapartida inevitable, la mezcla de la población en su terreno, el mestizaje.

Dos de los grandes BRICS, Brasil y Sudáfrica, son países de mestizaje debido a los europeos. Estados Unidos, la primera potencia militar de todos los tiempos, también lo es. Y también debido a los europeos. Ese será un precio a pagar o una oportunidad a aprovechar.

Las cargas migratorias «morenas» proyectadas navalmente por Libia y Siria hacia la ribera occidental del Mediterráneo, más allá de la amenaza que ciernen, según los puristas europeos, sobre la blancura inmaculada de la población europea, resuena en la memoria de los pueblos martirizados como la marca de las cicatrices anteriores que Europa infligió durante siglos a los «condenados de la tierra» y que ahora vuelve a su propia imagen. La imagen de la condena.

«Si una Francia de 45 millones de habitantes se abre ampliamente, sobre la base de la igualdad de derechos, para admitir a 25 millones de ciudadanos musulmanes, incluso en gran proporción analfabetos, no daría un paso más audaz que aquel al que América debe el hecho de no ser una pequeña provincia del mundo anglosajón», profetizó ya en 1955 el antropólogo Claude Lévi-Strauss en su obra Tristes trópicos , en un impresionante resumen de la problemática poscolonial en la que se debate la sociedad europea, en particular la sociedad francesa, desde hace medio siglo.

La historia es implacable con los perdedores. También con los que la insultan. El Coco, la mezcla es capaz tanto de lo peor como de lo mejor.

Así, en Estados Unidos el mestizaje ha creado a los supremacistas del Ku Klus Klan, pero también a Alex Haley (The Roots), James Baldwin, Toni Morison y William Kelly Brown (The Nig). A Louis Armstrong, Charlie Parker y Mahalia Jackson. A Jesse Owen, Carl Lewis y Wilma Rudolph. A Michael Jackson y Denzel Washington. A Martin Luther King e incluso a Barack Obama. Europa tendrá que optar y dotar de medios su política para no verse reducida a la política de sus medios. Resistir y no cometer la gran vileza moral de abandonar a su suerte la lucha de los demócratas turcos, de los demócratas sirios y de todos los demócratas sea cual sea su nacionalidad.

Nota de la traductora:

(1) La carga del hombre blanco (en inglés The White Man's Burden) es un poema de Rudyard Kipling que, aunque tiene matices más profundos, su lectura directa se popularizó desde los puntos de vista dominantes en la época (racismo, eurocentrismo e imperialismo) justificando como una noble empresa, una ingrata y altruista obligación (incluso una sagrada misión en el sentido misionero), el dominio del hombre blanco sobre las que definían como «razas inferiores».
http://www.madaniya.info/2016/06/02/flux-migratoire-l-europe-fossoyeur-de-sa-propre-cause-victime-de-ses-propres-turpitudes-passees-presentes/
Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelión como fuente de la traducción.
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214392

______

 

 

El TTIP es incluso peor de lo que aparenta

13 de mayo de 2016

 

El elemento central del TTIP es no sólo la reducción de aranceles (ya de por sí muy bajos) entre los dos continentes, sino también la homogeneización a ambos lados del Atlántico Norte de las regulaciones en las áreas de actividad económica, que incluyen agricultura, seguridad alimentaria, productos manufacturados y técnicos, servicios (incluyendo servicios financieros), protección de la propiedad intelectual e intervenciones públicas (entre otras), que afectan a la actividad económica privada de cada país.

Por Vicenç Navarro

El pensamiento neoliberal hoy es el dominante a ambos lados del Atlántico Norte. Tanto las ramas ejecutivas como las legislativas del Estado federal de EEUU, así como la rama ejecutiva (el Consejo Europeo), administrativa (la Comisión Europea) y legislativa (el Parlamento Europeo) del establishment europeo y también del Estado federal alemán (que domina en general el gobierno de la Eurozona) están controladas por partidos políticos, llámense conservadores, liberales, o incluso socialdemócratas (en realidad, socioliberales), que están todos ellos imbuidos de la ideología liberal. Y un elemento clave de tal ideología es que para salir de la crisis en la que todavía estamos (tanto en EEUU como en Europa) los países tienen que ser más competitivos, siguiendo la huella del modelo alemán, basado en las exportaciones, siendo estas el eje del estímulo de la economía alemana. Esta visión ha alcanzado los niveles de dogma, y como tal se reproduce a base de fe en lugar de evidencia científica.

Esta fe ha llevado a que se hayan firmado gran número de contratos bilaterales entre la UE y otros países, así como entre EEUU y otros tantos países. En este mensaje, el estímulo del comercio es la solución a la crisis económica que tenemos. Y ahora el reto mayor –según el pensamiento neoliberal- es aprobar la joya de la corona, la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (el TTIP en sus siglas en inglés). Tal tratado se promueve como elemento clave de la recuperación económica, pues facilitaría la recuperación de las tasas de crecimiento económico que Europa solía tener, con la consiguiente creación de empleo. Según la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo, “el TTIP podría impulsar la contribución de la industria al PIB europeo, pasando de un 15% a un 20% del PIB en el año 2020, al facilitar la entrada en el mercado estadounidense de pequeñas y medianas empresas, pudiendo tener acceso a un mercado potencial (entre la UE y EEUU) de 850 millones de consumidores”. Es así como se presenta tal tratado por parte del pensamiento hegemónico neoliberal que domina los establishments político-mediáticos a ambos lados del Atlántico Norte.

El elemento central del TTIP (como lo ha sido en tratados anteriores, como NAFTA –entre Canadá, EEUU y México-) es no sólo la reducción de aranceles (ya de por sí muy bajos) entre los dos continentes, sino también la homogeneización a ambos lados del Atlántico Norte de las regulaciones en las áreas de actividad económica, que incluyen agricultura, seguridad alimentaria, productos manufacturados y técnicos, servicios (incluyendo servicios financieros), protección de la propiedad intelectual e intervenciones públicas (entre otras), que afectan a la actividad económica privada de cada país.

El secreto como característica del proceso de elaboración de tal tratado

Una característica de la preparación de este tratado es el secretismo que envuelve el proceso, secretismo que, paradójicamente, es defendido por el equipo que prepara tal tratado por la necesidad de proteger a ese equipo de la influencia de los lobbies de las empresas afectadas por dicho tratado. Utilizo la expresión “paradójicamente” porque la evidencia muestra claramente que es precisamente al revés. El secreto favorece a los lobbies, que sí que saben lo que se está tramando, habiendo redactado gran parte de los tratados. Los que no saben su contenido son los ciudadanos y sus representantes de cada uno de los países.

Ello ha quedado claro a partir del último 1º de mayo, cuando Greenpeace de Holanda publicó 248 páginas de los documentos secretos que muestran que la realidad sobre tal tratado es incluso peor que lo que los grupos escépticos habían señalado. Greenpeace Netherlands hizo un gran servicio a las poblaciones a los dos lados del Atlántico Norte al recibir y publicar tales papeles, que contienen los elementos más importantes de los borradores de tal tratado. Lo que esas páginas muestran es el ataque frontal a las medidas de protección del ciudadano que los gobiernos y los movimientos sociales (desde las asociaciones ecologistas a los sindicatos) habían ido consiguiendo a lo largo de estos años en los países de la UE. En breves palabras, lo que estos papeles muestran es que:

1) Las reglas aprobadas para proteger el medioambiente han desaparecido en tal tratado. Reglas tan sencillas (y a la vez tan importantes) como el derecho de los países a proteger la vida humana, la vida animal y la vida vegetal, han desaparecido. El bien conocido Principio de Precaución vigente en la legislación europea permite a los Estados prohibir o limitar la distribución de productos o la introducción de sustancias que pudieran causar daño a la salud humana o a la vida animal y vegetal, incluso en el caso de que la comunidad científica no haya dictaminado de una manera definitiva su efecto nocivo. Este principio es distinto (en realidad, opuesto) al vigente en EEUU, donde el Estado no puede intervenir hasta que no se haya probado definitivamente la nocividad de la sustancia o de los productos. El TTIP adopta el principio vigente en EEUU, desprotegiendo al ciudadano consumidor, trabajador o residente en un territorio. Dejaría de ser práctica común en la UE, entre otras cosas, que se escribiera el etiquetado en los productos alimenticios, por ejemplo, notificando al consumidor que se trata de productos transgénicos. Y así, un largo etcétera.

2) Las reglas aprobadas para proteger a la población frente al cambio climático (como la necesidad de mantener un incremento de la temperatura por debajo de 1,5 grados, tal como se aprobó en la Conferencia de París sobre el clima) no aparecen por ninguna parte en el TTIP. Y sí, en cambio, aparecen normas para eliminar las reglas que obstaculizan y/o frenan la importación de fuentes de energía altamente productoras de CO2.

El debilitamiento del poder público en su potestad de proteger al ciudadano

3) El tratado debilita el papel de los Estados para regular nuevas sustancias que puedan tener consecuencias desconocidas pero preocupantes, como, por ejemplo, la introducción de productos químicos que puedan afectar la producción hormonal en seres vivos.

4) Da gran protagonismo al mundo empresarial privado para que participe en la elaboración de cualquier nueva norma o regla que se establezca, señalando (en los papeles que no estaban destinados a conocerse) el rol que muchas empresas ya han tenido en la elaboración de tales normas. La persona que dirige el área de comercio de la Comisión Europea ha respondido, cínica y antidemocráticamente, a las protestas de asociaciones cívicas diciendo que “la Comisión no recibe su mandato de la población europea” (ver el artículo de Thomas Fazi “TTIP: We Were Right All Along”, Social Europe Journal, 06.05.16). 

5) Abre la puerta a un proceso constantemente litigioso, en el que cualquier empresa que considere que las regulaciones existentes en un país afectan negativamente sus intereses, puede llevar al Estado en el que existen tales regulaciones a los tribunales, controlados por agentes próximos al mundo empresarial, que paga a tales agentes. Frente a la enorme crítica sobre la composición y financiación de estos tribunales, estas han variado algo, pero no lo suficiente, porque el tribunal estará todavía sesgado a favor de que las empresas inicien el litigio, pues a mayores litigios, mayores los ingresos de tales tribunales. De ahí que el nuevo cambio en la composición de dichos tribunales, que estarán formados por jueces en lugar de árbitros legales, no resuelva el problema del sesgo de tales tribunales a favor de las empresas, estimulando que favorezcan la actitud litigiosa, en la cual el Estado puede perder muchos millones de euros.

La necesaria defensa de la democracia

En resumidas cuentas, este tratado es un intento descarado de las grandes transnacionales de controlar las economías y las sociedades. Ello explica la enorme oposición que está generando tal tratado. El porcentaje que se opone a él ha pasado de ser en Alemania del 25% en 2014 al 45% en 2015. Un tanto igual en otros países. En Francia, el 54% de la población vive en localidades que se han declarado “TTIP free”, es decir, que no quieren que el TTIP se aplique en su territorio. Y el gobierno francés ha señalado su oposición a tal tratado. Lo que es lamentable es que en el Parlamento Europeo, donde los conservadores y liberales tienen mayoría, la oposición al TTIP sea muy débil. Y lo que es todavía peor es que los socialdemócratas, como síntoma de su neoliberalización, apoyan también tal tratado.

En EEUU la oposición de las clases populares explica el gran éxito del candidato republicano Trump y del demócrata Sanders, y el cambio de actitud de la candidata demócrata Clinton que, de apoyarlo, ha pasado a oponerse al TTIP. En España, el PP, el PSOE, C’s y Convergència lo apoyan, mostrando una vez más que las fuerzas políticas que hacen gala de su nacionalismo y amor a la soberanía nacional son las primeras en apoyar tratados que eliminarían tal soberanía. Es necesario que se recuperen las soberanías populares que frenen una globalización que beneficia única y exclusivamente a las empresas transnacionales cuyos beneficios están basados en la pérdida de derechos laborales y sociales que la población había adquirido.

- Vicenç Navarro es Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y ex Catedrático de Economía. Universidad de Barcelona

12 de Mayo de 2016

Publicado por Nueva Tribuna

ALAI

Fuente: http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/El_TTIP_es_incluso_peor_de_lo_que_aparenta

 

 

Constatamos, como desafío común a la humanidad y no sólo de los argentinos frente a Macri, la necesidad de recuperar" las soberanías populares que frenen una globalización que beneficia única y exclusivamente a las empresas transnacionales cuyos beneficios están basados en la pérdida de derechos laborales y sociales que la población había adquirido". Pero ese enfoque integral nos interpela a aplicarlo a la democracia en vigencia porque en nuestra convicción de vivirla actualmente o durante los gobiernos K estamos ninguneando a los feudos provinciales y a las cárceles como estados de excepción.

 

 

 

Estatales de Tierra del Fuego: “esperamos que la sociedad se despierte y estar ahí cuando eso pase”

 

El jueves 7 de julio, docentes de Tierra del Fuego estuvieron en el piso del Enredando las Mañanas. Vinieron con Cachito Fukman  y ese fue su último paso por este programa, desde donde lo recordamos con toda la admiración y el cariño. Cachito entregó su vida a la militancia  y por eso estaba en todas las luchas en las que podía , demostrando además una enorme valoración por la difusión de esas luchas  en nuestros medios  comunitarios, alternativos y populares. Por eso rápidamente aceptó la invitación para cruzar casi entera la ciudad de Buenos Aires y llegar a un estudio del Enredando las Mañanas junto a sus compañeros docentes. Alejandro Gómez, Secretario de organización del SUTEF (Sindicato Único de Trabajadores de la Educación Fueguina) y Facundo Viana lo acompañaron y dialogamos del conflicto allí, pero también de la realidad de los trabajadores aquí, en Europa o donde sea.

Con tristeza, desde la RNMA nos parece que la mejor forma manera de homenajearlo es  través de la difusión de este conflicto al que , como a tantos otros, nos acercó.

Descargar audio.

Alejandro Gómez (Secretario de organización del SUTEF) contó: “vinimos a buscar ser escuchados por el gobierno nacional, que nos pueda escuchar algún funcionario de peso político” con el objetivo de  “abrir la mesa paritaria en Tierra del Fuego, que está cerrada hace más de cinco meses”. Explicó que “no hemos tenido discusión salarial, sí hemos tenido que enfrentar un paquete de ajuste que se aprobó a puertas cerradas en la legislaturas el 8 y 9 de enero con un gran operativo policial y sin la participación del pueblo”.

En esas sesiones “básicamente aplicaron una reforma en el régimen jubilatorio, nos sacaron derechos que teníamos ganados de cientos de años, con luchas de compañeros que incluso dieron la lucha por esos derechos; entonces no te queda otra que salir a la calle a defender a como dé lugar estos derechos que teníamos los trabajadores”.

Las y los estatales llevan más de 130 días de paro y siguen, pese a que el gobierno dilata la convocatoria a una mesa salarial al tiempo que reprime, persigue, criminaliza y amenaza. Gómez detalló que cuando empezaron con el reclamo “hubo metodologías que no le cerraron a una parte de la sociedad, pero nosotros entendíamos que por algún lugar teníamos que llegar al diálogo, porque el gobierno no son recibía; fuimos tomando distintas tácticas para llamar su atención”. Ahora “ya le empieza a llegar al común de la sociedad este paquete de medidas, ya no llegás a fin de mes como llegabas antes y empieza a suceder que algunas personas se van de la provincia y hay muchos otros que están pensando en eso”.

“Hemos enfrentado a un gobierno provincial que está alineado con el gobierno nacional, por lo tanto tiene un apoyo muy grande a nivel mediático y a nivel de lo que es la fuerza de represión que es la que nos cayó a nosotros”, detalló el Secretario de organización del SUTEF. “Pero nosotros seguimos todavía, seguimos reinventando y seguimos en la resistencia; mi esperanza y la de muchos compañeros es que cuando la gente se dé cuenta de que lo que nosotros estábamos hablando a principios de marzo era cierto, que los que decíamos la verdad éramos nosotros, vea que no era un capricho nuestro, que no era contra la sociedad sino para la sociedad, ahí está la esperanza que nos mantiene firmes y que mantiene a la unión de gremios en la calle”.

El docente contó también que “se está conformando un bloque patagónico; tuvimos un encuentro en Ushuaia con provincias de Santa Cruz, Chubut, Río Negro y La Pampa para ir generando un plan de acción que vaya creciendo en el tiempo y reuniendo las luchas que están habiendo en la Patagonia contra este tipo de gobiernos” y reflexionó que “está cambiando la forma de vida de los humanos, tirando unos 200 ó 300 años atrás los derechos  ganados con sangre”.

“El gran perjuicio de las modificaciones que han hecho es que el nuevo haber jubilatorio pasa a ser el 60% de un activo, cuando antes era el 82% móvil, es uno de los principales derechos que se pierde; la movilidad cambia, ya no es más referenciada con el activo; meten límite de edad al sector docente, aumentan los límites de edad para los empleados estatales, en algunos casos suben más de 15 años cambiando abruptamente el proyecto de vida de los trabajadores estatales; también meten un impuesto a la jubilación que llaman aporte solidario, un impuesto que recorta el salario a los activos y a los pasivos y el propio jubilado tiene que hacer un aporte a la caja”, sintetizó Gómez.

El Secretario de organización del SUTEF finalizó: “llamo a que nos unamos todos los sectores de los trabajadores para enfrentar esto, porque el otro sector también está unido, sino no se explica el silencio del kirchnerismo ante lo que está aplicando el macrismo; están unidos aplicando el ajuste; salgamos todos a la calle porque es la única forma de frenar el neoliberalismo”.  

 

Fukman: “Lo que quieren es que Tierra del Fuego sea un caso testigo”

“El Encuentro (Memoria, Verdad y Justicia) de haber sido inicialmente un colectivo que organizaba las marchas del 24 se ha convertido en un colectivo de defensa de la democracia que apoya todas las luchas que hoy en día nuestro pueblo trabajador está llevando a lo largo y ancho de todo el país”, reflexionó Cachito Fukman en su último paso por el Enredando las Mañanas y explicó que es donde tienen que confluir “los organismos de derechos humanos, organizaciones sindicales, barriales, estudiantiles y partidos políticos, y donde todas las tomas de decisiones son horizontales”.

“Desde un primer momento estamos acompañando la lucha de los trabajadores de Tierra del Fuego”, contó Cachito: “estamos apoyándolos para discutir salarios y condiciones de trabajo”.

El militante enfatizó en que “los compañeros entre otras cosas están manifestando que en la provincia de Tierra del Fuego los docentes no tuvieron paritarias”.

“Yo estuve en Tierra del Fuego y uno ve la solidaridad de la población; más de la mitad de la sociedad apoya los reclamos, hay un apoyo importante de sectores de la sociedad”, aseguró y remarcó que “el gobierno provincial está recibiendo recursos del gobierno nacional para, por ejemplo, pagar salarios”.

“Lo que quieren es que Tierra del Fuego sea un caso testigo”, señaló Cachito Fukman: “si observamos, con esta ley que nos están metiendo a nivel nacional, blanquean plata y pasan a llamar a una comisión en el Congreso y en el Ejecutivo para que se vuelva a sancionar una ley de jubilaciones; lo que quieren es reformar el sistema jubilatorio, donde hoy en día solo un sector cobra el 82% y donde se jubilan mujeres a los 60 y hombres a los 65 o a los 70, ¿hasta qué edad vamos a seguir trabajando aquellos que todavía podemos trabajar?, sin contar que todos los índices plantean que hay un importante sector que hoy no tiene trabajo”.

“En un país donde tenemos un alto índice de desocupación, donde tenemos un 30% de los ocupados en negro, estamos diciendo ampliar la edad jubilatoria, por lo tanto estamos diciendo que menos jóvenes tengan posibilidad de trabajar”, reflexionó: “lo que estamos planteando es una gran sociedad de desocupados de la que nadie se va a hacer cargo y cuando nos pase ya va a ser tarde…”

“Tenemos que empezar a discutir qué vida queremos, tenemos que empezar de a poco a dejar etiquetas y empezar a decir que se está con el pueblo o no, si se gobierna para los ricos o para el pueblo, no hay posibilidad de gobernar para todos porque eso no existe”, concluyó.

Red Nacional de Medios Alternativos -  rnma.org.ar
estamos en: facebook /  twitter /  youtube

______

 

 

Argentina: Las cárceles argentinas, ni sanas ni limpias y muy mortificantes

8 de febrero de 2012

 

Por Irina Santesteban (LA ARENA)

 

Las muertes de internos y las continuas denuncias de malos tratos y torturas en las cárceles, deberían llamar la atención de un gobierno que ha hecho de la defensa de los derechos humanos una política de Estado.


 

El artículo 18 de la Constitución Nacional consagra las garantías de la defensa en juicio, la inviolabilidad del domicilio, la supresión de la pena de muerte y los azotes. A la vez establece que las cárceles deben ser "sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas", haciendo responsable a los jueces por los derechos de los presos.

 

La realidad en Argentina es muy diferente y resulta un contrasentido que un gobierno que es vanguardia en cuanto al juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar, en América Latina y en el mundo entero, no dedique mayores esfuerzos para mejorar las condiciones de los detenidos en prisiones y comisarías.

 

En la provincia de Buenos Aires, quizás la peor en cuanto a situación carcelaria, se creó en 2003 el Comité contra la Tortura, dentro de la Comisión por la Memoria, ésta última integrada por personalidades vinculadas a la defensa de los derechos humanos. El Comité elabora todos los años un meticuloso informe sobre la situación en cárceles y comisarías, denunciando todos los casos de torturas y apremios ilegales que llegan a su conocimiento.

 

Antesala a la muerte

 

La superpoblación carcelaria con su consiguiente hacinamiento, la lentitud de los procesos judiciales, las malas condiciones de los establecimientos penitenciarios, agravan una situación que de por sí es conflictiva, tal la de personas encerradas por haber cometidos delitos de distinta gravedad. Pero si a esa situación explosiva se le agrega el constante maltrato y las vejaciones que casi sin excepciones se aplican como políticas carcelarias, se explican las continuas muertes que todos los años se producen en las prisiones argentinas.

 

Según el Comité contra la Tortura, en 2009 murieron 117 personas en las cárceles bonaerenses. En 2010 fueron 133 y desde enero a octubre de 2011, últimos datos difundidos, las muertes ya eran 90. En el mismo sentido, el Banco de Torturas de la Defensoría de Casación bonaerense, informó que en 2011 se formularon 223 denuncias de torturas o tratamientos crueles en cárceles y comisarías de la provincia, 67 de ellas contra menores de edad.

 

También se tortura

 

Las denuncias demuestran que a pesar de las condenas a los genocidas de la dictadura, las torturas continúan siendo las mismas que las que se practicaban sistemáticamente en los centros clandestinos de detención, que funcionaron en todo el territorio nacional desde antes del golpe de Estado militar del 24 de marzo de 1976. Así se ha denunciado que se aplica a los prisioneros el "submarino seco" (bolsa de nailon en la cabeza) o "húmedo" (introducir la cabeza del detenido en un tacho con agua o con líquidos inmundos); se tortura con picana eléctrica; se mantiene al prisionero en celdas de aislamiento durante más tiempo del que se considera como el límite a sus derechos, incluso desnudo en época invernal; se aplican golpizas con bastones de madera o goma maciza hasta producir lesiones que, en el mejor de los casos, serán mal atendidas en algún hospital, donde el preso deberá permanecer esposado a su cama. En muchos casos, las heridas se "curan solas" en las prisiones.

 

Roberto Cipriano García es el director del Comité contra la Tortura de la provincia de Buenos Aires. Para este abogado, la tortura "es una práctica sistemática en el Servicio Penitenciario Bonaerense y también de la policía bonaerense. Existen patrones estructurales de violación a los derechos humanos en personas privadas de su libertad. Esto se agrava por la ineficacia de la Justicia para controlar y sancionar a los responsables y la insuficiencia de mecanismos de prevención" (Miradas al Sur, 5/2/2012).

 

Paliza mortal

 

La denuncia de familiares de presos que están alojados en la Unidad 46 de San Martín al secretario de Ejecución Penal de la Defensoría General de ese partido bonaerense, Juan Manuel Casolati, luego que un grupo de penitenciarios propinaran una feroz paliza al detenido Patricio Jonathan Barros Cisneros provocándole la muerte, a la vista de las visitas y de su propia esposa, es una evidencia más de la situación que se vive en las cárceles argentinas.

 

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y el Comité contra la Tortura ingresaron a ese penal luego de la denuncia y corroboraron los dichos de los familiares, desmintiendo la versión oficial, de que el preso se había "autoagredido" hasta provocarse la muerte. La columna del periodista Horacio Verbitsky en el diario Página 12 del pasado domingo 5, tuvo como centro la denuncia de ese hecho.

 

La esposa de Barros Cisneros, una joven embarazada de 18 años, denunció que la golpiza se la dieron porque pidió una pieza privada para tener una visita íntima con ella y que lo golpearon unos 10 efectivos penitenciarios mientras estaba en el piso esposado.

 

Scioli vs. Mariotto

 

Las diferencias en las políticas de seguridad y penitenciarias ha producido una clara división entre el gobernador Daniel Scioli y el vicegobernador, Gabriel Mariotto. Scioli es un defensor de las políticas de "mano dura" y en reiteradas oportunidades se ha pronunciado a favor de disminuir la edad de imputabilidad de los menores. Mariotto, en cambio, participó el viernes de la semana pasada de un acto en el asentamiento La Cárcova, en José León Suárez, en el partido de San Martín, para recordar el asesinato de dos jóvenes, hace un año, por parte de efectivos de la policía bonaerense.

 

En los últimos dos años, seis presos fueron quemados en la cárcel de Marcos Paz, dos de ellos murieron y otros dos, menores de 21 años, se encuentran internados en gravísimo estado. En muchos de estos casos, las víctimas son denunciantes del Servicio Penitenciario, por malos tratos o por constituir mafias que obligan a los presos a salir a robar.

 

La complicidad de la Justicia con estos hechos es innegable, son excepciones los jueces y defensores que investigan estos hechos, y en la mayoría de los casos, se llega a algún resultado luego de que se produzca algún hecho trágico como motines, o incendios donde mueren o son lesionados los internos.

 

En Corrientes, la Comisión de Derechos Humanos denunció recientemente la golpiza que recibió un preso de la Unidad 6 del Servicio Penitenciario correntino, Raúl Abel Sánchez, quien hoy se encuentra en estado de coma. La paliza la sufrió Sánchez en medio de la represión a un supuesto motín producido cuando un interno se habría negado a una requisa y luego habrían "atacado" al personal penitenciario.

 

Esa versión sobre las "autolesiones" o los "autoincendios" de colchones, o los supuestos "ataques" de los internos a los penitenciarios, se repiten en cada uno de estos trágicos hechos, que siempre terminan con muertos y heridos, siempre del bando de los presos.

 

No mirar para otro lado

 

La sociedad debe hacerse cargo de este problema, aunque la responsabilidad principal sea del Estado, y de su falta de actuación para sancionar severamente a los responsables y disponer políticas de contención al interior de las cárceles, para que se haga realidad el precepto constitucional de que deben ser "para seguridad y no para castigos de los reos".

 

La ministra de Seguridad de la Nación, Dra. Nilda Garré, como parte de una política de Estado, debería promover una profunda reforma tanto policial como penitenciaria para que nunca más haya casos de torturas y malos tratos a los detenidos, ni en las cárceles ni en las comisarías. La política penitenciaria debería promover el trabajo y el estudio al interior de las prisiones, para que no sean verdaderas "escuelas de delincuencia y violencia" como son actualmente.

 

El ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, ex alcaide durante la dictadura, es responsable de la situación deplorable en que se encuentran los detenidos y de las continuas muertes que han denunciado desde la Comisión de la Memoria. Su renuncia debería estar ya en el escritorio del gobernador Scioli.

 

Además, tal como lo dispone la Constitución Nacional, es innegable la responsabilidad de los jueces y demás funcionarios judiciales que permiten, por omisión u acción, estos hechos, y que no investigan las denuncias que les hacen los presos. Por mandato constitucional y por mal desempeño, debería promoverse su destitución.
Fuente: http://www.argenpress.info/2012/02/argentina-las-carceles-argentinas-ni.html

En consecuencia, a 200 años, es hora de percibir (conocer y tomar partido respecto a) cómo los pueblos se autoorganizan contra el exterminio que el sistema mundo capitalista genera al privilegiar la alta rentabilidad de oligopolios por sobre necesidades y aspiraciones de los diversos de abajo:

 

 

VII Foro Social Mundial de las Migraciones, São Paulo

“Migrantes construyendo alternativas frente al desorden y la crisis global del capital”
15 de julio de 2016

Por Foro Social Mundial de las Migraciones (Rebelión)

En el VII Foro Social Mundial de las Migraciones, las y los participantes, 1.600 militantes y activistas provenientes de 57 países de todos los continentes, reunidos en la Universidad Zumbi dos Palmares en São Paulo, Brasil, del 7 al 10 de julio de 2016, manifestamos al término de este importante encuentro:

1. Bajo el lema “Migrantes construyendo alternativas frente al desorden y la crisis global del capital”, volvemos a remarcar que la causa estructural del carácter forzado que ha asumido la migración, el desplazamiento y el refugio de millones de seres humanos en esta era, es la naturaleza brutal que ha asumido el capitalismo contemporáneo.

2. La humanidad atraviesa momentos dramáticos. El imperialismo estadounidense, y sus aliados en el capitalismo central y periférico, han resuelto enfrentar las tendencias de cambio que amenazan su hegemonía en el mundo con una escalada de agresiones a nivel planetario; desplegando una verdadera envestida contra la humanidad y contra la madre naturaleza que nos alberga.

3. Esta ofensiva está orquestada por el estado imperial y el poder corporativo al que sirve, donde un puñado de empresas multinacionales concentra alrededor del 50% de la riqueza mundial, el 93% de las patentes globales, y transacciones financieras que triplican el producto mundial. Lo anterior lleva a la recolonización imperialista del capitalismo periférico, en un proceso de acumulación por despojo, con superexplotación del trabajo y depredación de la naturaleza. Lo que conduce al planeta a una crisis civilizatoria, en que se amenaza la supervivencia del género humano.

4. Los pueblos del Sur Global, de Asia, África, América Latina y el Caribe están siendo nuevamente cercados por la violencia y la guerra, la desestabilización económica y política, el saqueo de nuestros bienes comunes -tangibles e intangibles- por el extractivismo, el sometimiento de la soberanía de los pueblos a nuevos Tratados con pretensión geopolítica, la criminalización de la protesta social, así como innumerables muertes de migrantes en el mediterráneo y fronteras del mundo; en suma, un cerco a los procesos que pueden dar lugar a un cambio sistémico y multidimensional.

5. Esta ofensiva imperialista del siglo XXI representa una doble agresión en contra de los trabajadores y trabajadoras, incluyendo a las y los migrantes, desplazados y desplazadas, refugiados y refugiadas, a nivel nacional e internacional. Solo el 30% de los trabajadores y trabajadoras del mundo tienen acceso a un trabajo formal, pero cada vez más amenazado por la precariedad. Asimismo, las y los migrantes y desplazados internos, que en la actualidad ascienden a mil millones de personas y que en conjunto representan alrededor del 30% de la fuerza laboral del planeta, siguen siendo el segmento más vulnerable; los que se ven hoy enfrentados a las barreras y los muros más duros que nos haya tocado jamás enfrentar.

6. Las resistencias de los pueblos al capitalismo neoliberal abrieron paso en las últimas dos décadas a procesos de cambio y un nuevo ciclo de movilizaciones, particularmente en América Latina. En este marco, se lograron imponer avances en la democracia y se concretaron prácticas y debates en la construcción de un nuevo paradigma civilizatorio.

7. Por otra parte, la nueva contraofensiva imperialista, en alianza con las oligarquías locales y el poder que éstos conservan en los medios de comunicación, en los parlamentos y el poder judicial, en los últimos años busca poner freno a estos procesos y a los logros alcanzados en las democracias y la integración regional que se venían desarrollando, con el objetivo de desestabilizar a los gobiernos progresistas que surgieron como fruto de los procesos de cambio abiertos por la movilización popular.

8. En particular, al realizar este VII Foro Social Mundial de las Migraciones, en la ciudad de Sao Paulo en Brasil, queremos expresar nuestro más enérgico rechazo al golpe de estado con que la ultraderecha y fuerzas conservadoras intentan desplazar al gobierno democráticamente electo en este país, para intentar revertir los avances en las políticas públicas con enfoque de derechos humanos y en el proceso de integración regional. 

9. Tal vez podrán desestabilizar temporalmente a estos gobiernos, pero no lograrán detener las resistencias y rebeldías de nuestros pueblos, los que persistiremos en la construcción, como sujetos históricos de transformación, de un mundo en el que quepan muchos mundos. 

 

10. Es en este contexto, que hemos debatido a través de seis ejes temáticos, en un total siete plenarias, y más de 165 talleres y conversatorios realizados como actividades autogestionadas. En todas ellas ha destacado la voz de las mujeres y de los jóvenes como protagonistas centrales de este Foro.

Los seis ejes temáticos en torno a los que se organizó el intercambio y debate de experiencias fueron:

Eje 1: La crisis sistémica del capitalismo y sus consecuencias para la migración

Las y los migrantes y refugiados reunidos en el Foro denunciamos que continúan la xenofobia, la homofobia, el racismo y el sexismo, muchas veces provocados por distintas formas de violencia y opresión imperantes en las sociedades de destino, así como por la precariedad en la que ocurre regularmente la movilidad humana. Asimismo, el mito extendido que asocia a la migración con la delincuencia, alimentado por la manipulación de los medios de comunicación hegemónicos y reforzado por leyes de securitización de los gobiernos neoliberales, permite justificar la necesidad de intensificar la militarización de las fronteras.

Reiteramos la importancia de reconocer a las y los migrantes como sujetos de derechos y de políticas públicas inclusivas, entre otros, para niños, niñas y adolescentes, combatir la precarización de los derechos laborales de las y los migrantes y buscar una mejoría de sus condiciones socioeconómicas. Es fundamental también reforzar la formación política de las y los migrantes, y garantizar su derecho al voto y a ser elegidos, para su inclusión plena como ciudadano y ciudadana en los países de residencia.

 

Eje 2: Resistencias y alternativas desde los sujetos migrantes

Apoyamos la reivindicación del derecho del Pueblo Palestino a retornar a su territorio, sus lares y propiedades, consagrado en la resolución 194 de las Naciones Unidas; la supresión de las actuales políticas públicas locales, estatales y federales que criminalizan a las y los migrantes y refugiados; la necesidad de modificación del marco jurídico actual; y al mismo tiempo rechazamos la estigmatización y criminalización de los flujos migratorios, así como la denegación de sus derechos humanos.

Insistimos en la necesidad de promover la integración de las diferencias culturales desde la sensibilización, la modificación del marco legal actual de migrantes y refugiados, y la elaboración de una declaración pública contra las políticas de Estado de Israel y en apoyo a la reivindicación de los derechos palestinos por la vía del Boicot Económico, Desinversión y Sanciones (BDS) y otras formas de resistencias. Hacemos un llamado a la solidaridad con el Pueblo Palestino, a la unión internacional de las luchas y las reivindicaciones de las y los migrantes y refugiados, y a consagrar el derecho a la libre circulación nacional e internacional.

 

Eje 3: Migración, género y cuerpo

La lucha contra el silenciamiento de la situación que afecta a las mujeres migrantes y la ausencia de políticas públicas que garanticen sus derechos marcaron los debates. Si la población migrante ya tiene sus derechos reducidos, las mujeres migrantes son todavía más invisibilizadas, dada la naturalización de las opresiones sistémicas a las cuales están expuestas.

Exigimos, por tanto, el fin a la colonización de nuestros cuerpos, que se expresa por medio de múltiples opresiones, como la desvalorización del trabajo femenino, los feminicidios, la violencia doméstica, obstétrica y psicológica, tráfico de migrantes, trata con fines de explotación sexual y laboral, la imposición de la heteronormatividad, entre otras, que configuran una industria de explotación de las migraciones.

Es fundamental el reconocimiento del protagonismo y el empoderamiento de las mujeres, la formulación de políticas públicas que reconozcan la especificidad de las relaciones de género asociadas a los flujos migratorios contemporáneos, desde una perspectiva de género amplia que incluya también a la población LGBTTI, considerando los Principios de Yogyakarta. De la misma forma, establecer que el Foro se comprometa a mantener el eje de Migración, género y cuerpo en sus próximas ediciones, a fin de garantizar la visibilidad y la implementación de espacios de protagonismo -con una participación del 50%- para las mujeres migrantes, refugiadas, indígenas, afrodescendientes, y de la población LGBTTI, tanto en la organización como en el desarrollo del encuentro.

 

Eje 4: Migración, los derechos de la Madre Naturaleza, el cambio climático y las disputas Norte-Sur

El capitalismo extractivista, como sistema de producción y de consumo, impacta en forma directa al medio ambiente e intensifica los efectos del cambio climático, condenándonos a un futuro donde cada vez más personas tendrán que migrar para garantizar su sobrevivencia fuera de sus lugares de origen, principalmente a las poblaciones más vulnerables y pobres alrededor del mundo. Aunque invisibilizados, hoy ya existen 50 millones de desplazados ambientales producto del calentamiento global y se estima que estos podrían alcanzar las 250 millones de personas en las próximas décadas.

Proponemos, frente a esta crisis ambiental y migratoria sin precedentes, una transformación radical del sistema de producción y de los modelos extractivos, y el fin del agronegocio. Asimismo exigimos proteger los conocimientos tradicionales de las comunidades campesinas e indígenas, y detener la apropiación de los recursos existentes en los territorios ancestrales de los pueblos originarios, sin su consentimiento previo, libre e informado, como obliga el Convenio 169 de la OIT.

Exigimos que se reconozca la condición de desplazado ambiental forzado y se garantice un instrumento internacional específico para la protección de sus derechos humanos; que se establezcan políticas públicas que consideren una agenda y un planeamiento estratégico vinculado a los cambios climáticos, con la participación activa de migrantes, afrodescendientes, indígenas y campesinos en su formulación.

 

Eje 5: Derechos Humanos, Trabajo Digno, Educación, Vivienda, Participación Política y Movimientos Sociales 

Los debates durante el Foro abordaron este eje de una forma multidimensional, privilegiando una crítica a todas las formas de violencia, discriminación y exclusión que impiden a la población migrante el pleno disfrute de sus derechos humanos, el acceso a condiciones de trabajo dignas y a derechos humanos básicos como la salud, la educación, la vivienda, seguridad social, acceso a la justicia y la consagración de sus derechos para la participación política, expresado en su derecho al voto y a ser elegido, así como el derecho a la libre circulación con igualdad de condiciones, como un derechos fundamentales de las y los migrantes.

Exigimos que se garantice el acceso a la educación y al conocimiento universal, y el reconocimiento de la equivalencia de títulos, diplomas y certificaciones, desde la enseñanza básica a la superior. Asimismo exigimos que la educación adopte modelos no hegemónicos, descolonizados y multiculturales como herramientas de combate a la xenofobia y al trabajo no digno.

Exigimos también campañas de combate al trabajo esclavo y tráfico de personas para la implementación del derecho al trabajo digno y sin discriminación de migrantes y refugiados, fortaleciendo su promoción por las más diversas vías.

Alentamos el fortalecimiento de las redes de organización de los y las migrantes, de centros de investigación y de cultura, la creación de espacios interculturales, la oficialización de unidades multiculturales de salud de las y los migrantes, entre otras medidas tendientes a cerrar la brecha entre los migrantes y la población local.

 

Eje 6: Derecho a la Ciudad, Inclusión Social y Ciudadanía de los Migrantes

Exigimos el pleno e irrestricto acceso de migrates y refugiados a la educación, cultura, comunicación, documentación, expresión, salud, transporte y movilidad, vivienda, así como el acceso a la justicia y seguridad.

Asimismo, el desarrollo de políticas interculturales en sectores como la salud, la educación, el esparcimiento, la vivienda, la seguridad y la cultura, así como de respeto a la diversidad religiosa de las poblaciones migrantes.

 

11. Las propuestas emanadas de este Foro servirán para nutrir y enriquecer nuestra lucha anticapitalista, antimperialista, anticolonial y antipatriarcal, que tienen en las y los migrantes, en los trabajadores y trabajadoras, en los pueblos indígenas, en los afrodescendientes, en los pobres de la ciudad y el campo, en las mujeres y los movimientos por la diversidad sexual, así como en otros grupos discriminados, explotados y oprimidos, a los forjadores de otro mundo posible y necesario para la preservación de la Humanidad y de la Madre Tierra.

12. Otro mundo está naciendo de la mano de nuestras iniciativas y construcciones sociales, económicas, políticas y culturales, que son semilla de esperanza y vitalidad, basadas en la solidaridad, la celebración de la fraternidad, la complementariedad y la diversidad como riqueza de nuestros pueblos, en armonía con la naturaleza.

Desde São Paulo, ciudad declarada en este Foro capital mundial de los migrantes, hacemos un llamado a la construcción de una alianza entre movimientos sociales y autoridades locales para avanzar hacia una ciudadanía universal y formas alternativas para abordar las migraciones internacionales.

En unidad con todos los pueblos explotados y oprimidos del mundo, caminando juntos hacia la erradicación definitiva del capitalismo y la promoción de una cultura de vida plena.

Apoyamos plenamente la decisión del Comité Internacional de celebrar el VIII Foro Social Mundial de las Migraciones, en la ciudad de México en 2018, bajo la coordinación de MIREDES Internacional y la Red Internacional de Migración y Desarrollo.

http://fsmm2016.org

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=214509

 

 

Necesitamos asumir Nuestra América desde las luchas y resistencias de:

 

 

Trabajadores e indígenas en la actualidad e historia reciente
6 de julio de 2016

 

Con el estado de la cuestión indígena en la Argentina ¿se puede festejar el Bicentenario? 

Por Tierra para Vivir - COB La Brecha Tucumán.

 

El debate sobre la cuestión indígena es antiguo en nuestro continente, al punto que puede remontarse hasta el momento de la irrupción de la civilización europea del SXV, cuando el marino genovés Cristóbal Colón, buscando la ruta hacia las indias orientales, marchó en sentido contrario a este punto, visto desde el continente europeo. Muchos fueron los hitos que se tomaron para la reflexión, el rechazo o la justificación del avance de Europa sobre el territorio luego denominado América y en particular lo que hoy es nuestro país.

 

524 años pasaron de ese hecho (mal llamado “descubrimiento”) y 200 desde aquel 9 de julio de 1816, en el que se declaró la independencia de España en Tucumán. Sobre esto -sin ahondar aquí en cuestiones históricas-, podemos remarcar que dado el particular y específico lugar que nuestro continente ocupó -y todavía ocupa- en el proceso de “mundialización” económica puesta en marcha durante el momento de la conquista (verificado luego de la “declaración de la independencia” y en el proceso de constitución de los estados nacionales), y que determinó que la mayoría de los países latinoamericanos adquiriesen características consideradas dependientes a aquellos países “centrales” que iniciaron el proceso en el sentido que señala Rui Mauro Marini, “como una relación de subordinación entre naciones formalmente independientes”.

 

Sobre esto, es necesario remarcar que este proceso de “incorporación” se expresó mediante la dominación por mecanismos económicos, junto con la acción violenta y genocida, a raíz de la cual resulta necesario problematizar las especificidades de la “independencia” para nuestros pueblos en la actualidad, ya que, tal como señala Marini en “Dialéctica de la Dependencia”: “El fruto de la dependencia no puede ser por ende sino más dependencia, y su liquidación supone necesariamente la supresión de las relaciones de producción que las involucra. En este marco, la situación actual de las comunidades indígenas en Tucumán resulta de un proceso de sostenimiento de instituciones que lleva siglos, un proceso en el que nuestros abuelos resistieron la instalación paulatina del Estado en el territorio Diaguita de los Valles Calchaquí, Tafí y Trancas mediante la invasión de encomenderos devenidos luego en terratenientes. Por esos tiempos el Estado se instituyó con la falacia de la civilización para expropiar la economía comunitaria basada en la reciprocidad, reconvirtiéndola así como fuente del enriquecimiento de las “familias tradicionales”. Toda una sociedad basada en los ayllus fue destruida.

Así se consolidó la ocupación del territorio para el desarrollo de una economía donde la función asignada a las familias originarias era la servidumbre en las estancias, el pago de pastajes y medierías a “los dueños” para su enriquecimiento. En otros casos la ocupación territorial la realizó directamente cuando el Estado nacional incorporó territorios indígenas.

 

Legislación y derechos

Con el correr del tiempo, con la conformación de la República y ya avanzado el SXX, vino la promulgación de múltiples normas jurídicas nacidas al influjo de la lucha de los pueblos originarios a nivel mundial. Estas obligaron a los estados nacionales y provinciales a acatar mandatos para resarcimiento de nuestros pueblos por toda la degradación vivida desde los inicios de la invasión europea.

 

Mediante la lucha y la resistencia, lxs originarixs obligaron a los gobiernos a impulsar políticas públicas hacia los Pueblos Indígenas en el marco de la consulta y participación. En algunos casos con mayor compromiso, en muchas otras, sólo obteniéndose respuestas de emergencia desde lo políticamente correcto. La incorporación de artículos específicos en la Constitución Nacional y Provincial en Tucumán abrieron el cauce para exigir reconocimiento legal de los derechos avasallados y se llevaran a cabo -aunque tímidamente aún- acciones de reparación histórica, como la ley de relevamiento territorial de las comunidades y la “teórica” prohibición de desalojos, la implementación de la educación intercultural, el acceso a la salud y a la justicia en tanto culturas diferentes.

 

Aunque estos avances fueron importantes, es menester remarcar las ideas de José Carlos Mariategui acerca que “la reivindicación indígena carece de concreción histórica mientras se mantiene en un plano filosófico o cultural. Para adquirirla –esto es, para adquirir realidad, corporeidad- necesita convertirse en reivindicación económica y política. El socialismo nos ha enseñado a plantear el problema indígena en nuevos términos”. El marxista peruano nos recuerda que no se puede solucionar el problema del indio sin resolver el problema del territorio.

 

El territorio, el Estado y la actualidad

Habitualmente se da por sentado que el proceso de lucha emancipatoria de la corona Española se dio en toda la extensión territorial del Estado nación sin advertir que ese proceso se ejecutó en base al genocidio y exclusión de los pueblos indígenas. Tal como lo expresa el Parlamento de Pueblos y Naciones Indígenas de Argentina: “En el próximo mes de julio de 2016 se cumplirán 200 años de la formación del Estado Argentino, que se construyó a sangre y fuego sobre nuestros pueblos”.

Desde la nueva izquierda buscamos como propósito dar un paso más, incluyendo una cuestión fundante en el proceso de liberación de América Latina o AbyaYala, es decir la cuestión indígena. En tal sentido Osvaldo Bayer en Historia de la crueldad Argentina nos recuerda que “los estados nacionales que se constituyeron en América tras las guerras de la Independencia buscaron homogeneizar, es decir, forzar una cierta uniformidad cultural, social y biológica que se creía necesaria para garantizar la “unidad nacional””.

Bayer amplía el carácter de esta homogeneización:“(…)para la constitución del Estado argentino se apeló a la coerción tanto de los pueblos originarios en un principio como de los trabajadores casi de manera inmediata”.

Cabe agregar aquí, que quienes hoy integran las Comunidades Indígenas, si bien mantienen características culturales, geográficas, de cosmovisión y económicas en común, no son una clase social homogénea y por lo tanto tienen las mismas contradicciones que cualquier sector social que resiste al capitalismo. Si bien esto que parece una obviedad en práctica cotidiana, tiende a confundirse, sobre todo cuando se considera a lxs comunerxs como una unidad política, ya que a su interior se reconocen tanto como originarixs, trabajadores y trabajadoras de distintos sectores, campesinxs, obrerxs rurales… pero también existe una pequeña burguesía y terratenientxs medianxs, comerciantes, con intereses opuestos entre sí.

Kirchnerismo, macrismo y después

La presente crisis económica y política en la que nos encontramos inmersos, se ve profundizada con las medidas del gobierno de Macri y Cambiemos, que favorecen a sectores concentrados de la economía, impactando negativamente sobre todo en los sectores populares, incluyendo los indígenas.

En los 12 años de gobierno previos al macrismo, se impulsaron políticas públicas hacia diversos sectores excluidos, que muchas veces tuvieron como objetivo la cooptación a manera de clientes políticos de las organizaciones sociales y dio sus frutos en muchas comunidades originarias hermanas, no fue en todas. En algunas provincias sólo hubo lugar para la resistencia, principalmente en respuesta a los permanentes ataques de lxs caudillxs locales y al brutal saqueo territorial de las multinacionales extractivas del petróleo y pooles sojeros, de fuertes vinculaciones con los gobiernos hasta hoy.

Las organizaciones indígenas atraviesan una profunda crisis en torno al posicionamiento frente al actual gobierno, lo que impide una representación unificada a nivel nacional. Algo que tampoco es nuevo ya que desde hace años algunos sectores indígenas se alinean con el oficialismo a ultranza, lo que les permite manejar estructura y caja desde el Estado para desarrollarse políticamente.

Respecto a ese punto, existen dos alternativas de cómo pararse ante el gobierno macrista: la primera es la corriente que impulsó la ya decretada Mesa de Trabajo y Diálogo Político de los Pueblos Indígenas con el Estado Nacional. Reclaman su inclusión en las políticas públicas de la agenda de este gobierno neoliberal antipopular y en consecuencia anti-indígena. Esta postura sin duda abriga posiciones ingenuas y carentes de visión histórica de la marcha del Estado y del movimiento indígena en nuestro país.

Por otro lado, quienes creemos que este estado mono-cultural y extractivista no puede tener una genuina política hacia los pueblos indígenas, por la simple razón que sirve a la clase que gobierna: los grupos económicos concentrados y sus representantes. Y con ellos los pueblos originarios tienen una disputa histórica imposible de resolver con este Estado: el territorio. Los pueblos lo quieren para vivir y el empresariado para explotarlo y sacar ganancia de él. Sólo es posible transformar todo si cambiamos de raíz la matriz del mismo por una sociedad sin explotadorxs, sin explotadxs y oprimidxs de cualquier tipo.

Y ése es un camino que debemos entender como hermanos y hermanas que recién comenzamos a transitar, ya que muchas veces sólo se apoyaba a lxs indígenas en sus reclamos. La unidad para resistir el ajuste deberá encontrarnos construyendo poder popular con los sectores de desocupadxs, trabajadores y trabajadoras de distintas ramas, organizaciones políticas, socio-ambientales y Pueblos Originarios en lucha de forma independientes del Estado.

Fuente: http://www.anred.org/spip.php?article12361

 

Necesitamos asumir Nuestra América desde las luchas y alternativas postcapitalistas de nuestros pueblos.

 

 

Declaratoria final del Encuentro mexicano de resistencias contra el modelo extractivo

1 de agosto de 2016

 

 “Nos reunimos diversos colectivos en resistencia, quienes defendemos el agua, la tierra, el aire y la vida de todo México construyendo conjuntamente estrategias articuladas en contra de las distintas expresiones con las que el Modelo Extractivo y sus megaproyectos buscan apropiarse de nuestros bienes naturales y territorios.”

Miacatlán, Morelos, México a 30 de julio 2016

 

Convocados por el Movimiento Morelense Contra las Concesiones de Minería a Tajo Abierto de Metales y por la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), nos reunimos diversos colectivos en resistencia integrados por comunidades indígenas y campesinas, organizaciones civiles, académicos e instituciones de educación superior, quienes defendemos el agua, la tierra, el aire y la vida de todo México construyendo conjuntamente estrategias articuladas en contra de las distintas expresiones con las que el Modelo Extractivo y sus megaproyectos buscan apropiarse de nuestros bienes naturales y territorios, dañando al tejido comunitario, debilitando los procesos identitarios y nuestra cultura, así como generando irreparables daños a la salud y a la Madre Tierra.

Tenemos conciencia de vivir en un mundo donde los gobiernos han decidido anular el bienestar social, para dejar a merced de las corporaciones un nuevo orden global y financiero, fincando su poder en la creación de leyes a modo, que les garantizan la impunidad y la falta de procuración de justicia. Esto ha permitido un modelo económico que se basa en la violencia y la violación de los derechos humanos fundamentales.

Este nuevo orden de la nación/corporación global, pretende consolidar un sistema político económico a través de la imposición de los tratados de libre comercio, y colocar a todo el planeta bajo el yugo de la especulación del dinero, entregando al mejor postor los bienes naturales, sin importar el despojo y desplazamiento forzado de los pueblos.

Los grandes capitales que hoy mueven al mundo y los gobiernos están creando graves contradicciones para la continuidad de la existencia de las comunidades, afectando sus modos de vida y atentando contra la naturaleza. Esa es la realidad en la que vivimos y no estamos dispuestos a que se vuelva eterna. Por ello estamos decididas/os y obligadas/os a fortalecer nuestro proceso organizativo a través de una lucha social cada vez más articulada e incluyente.

Hemos constatado en nuestro Encuentro que el territorio es el principal eje articulador de nuestras resistencias; también compartimos los retos, las formas y los logros alcanzados por cientos de comunidades en contra de los megaproyectos de muerte, refrendando que organizados/as somos capaces de imponernos al más poderoso.

Reafirmamos nuestra convicción de continuar rechazando contundentemente todos los proyectos del mal llamado “progreso” y “desarrollo”, porque lo único que garantizan es la muerte de nuestra Madre Tierra. No consentiremos el establecimiento de minería tóxica, presas, parques eólicos, monocultivos, biocombustibles, transgénicos, proyectos REDD, “reservas de la biósfera”, extracción depredadora de gas y petróleo, o cualquier otra barbaridad que intenten imponernos. En los pueblos y las comunidades indígenas queremos seguir siendo campesinas y campesinos; en las ciudades y zonas conurbadas queremos consumir alimentos sanos y cultivados desde las comunidades mexicanas. En todas nuestras comunidades queremos vivir con dignidad.

Está muy claro y presente que la lucha de la resistencia y la defensa del territorio la encabezamos las mujeres. Nuestra capacidad de amor por la vida, nuestra fortaleza y energía y nuestra pertinencia para abrir espacios de participación y respeto, hace que hoy seamos las protagonistas de las resistencias a nivel internacional, a tal grado que no es casualidad que seamos las más agraviadas, violentadas y asesinadas por defender la vida y el territorio.

Nuestro encuentro abre nuevos e interesantes retos para todas y todos nosotros, por lo tanto, vamos de regreso a nuestras tierras con la convicción renovada y con nuevos aprendizajes en nuestras cabezas y corazones. También regresamos con la necesidad de platicar, dialogar y compartir lo aprendido, de tal manera que inicie ya esta nueva estrategia articuladora para la defensa del territorio contra los proyectos relacionados al modelo extractivo.

No dejaremos de denunciar a las empresas y a los diferentes actores políticos de los niveles del gobierno que están a su servicio. No dejaremos de evidenciar la destrucción del ambiente que ocasionan este tipo de proyectos extractivos. Es una vergüenza para México, que después del mayor desastre ambiental de los últimos años ocasionado por Grupo México, éste sea premiado con el certificado de “industria limpia”, cuando la población afectada sufre de daños a la salud y ha perdido su río por varias decenas de años.

Exigimos al gobierno federal, en especial a la Secretaría de Economía, la cancelación inmediata y permanente de todas las concesiones mineras que de forma arbitraria y al margen de nuestro Pueblo ha entregado por todo el territorio nacional, violando todos los derechos humanos.

Hacemos un fuerte llamado para que seamos los pueblos quienes realicemos el ejercicio libre y pleno de nuestros propios procesos de consentimiento previo, libre, informado y culturalmente adecuado, porque es nuestro derecho y no un mecanismo de aplicación de los gobiernos o de las empresas. Declaramos que en nuestras comunidades hemos reflexionado el tema, y hemos llegado a una conclusión contundente: NO QUEREMOS PROYECTOS DE MUERTE. No necesitamos ser consultados para que intenten convencernos de lo contrario, nuestra decisión es sólida y firme.

En este Encuentro todas y todos los presentes refrendamos nuestra solidaridad con los diferentes movimientos, que a nivel nacional han salido a la calle a defender sus derechos. En ese contextonos solidarizamos con la CNTE en su lucha contra la mal llamada “reforma educativa”. Rechazamos todas las reformas estructurales porque van en contra de la nación, son anticonstitucionales y amenazan la vida de los pueblos. Recordamos con dolor y manifestamos nuestra total solidaridad con las familias de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa y también tenemos presentes a los 120,000 desaparecidos en el país.

Recordamos también a nuestros compañeros y compañeras que nos han sido arrebatados por las empresas y los gobiernos coludidos. Todas las luchas por la justicia son nuestras luchas, sin importar el lugar del mundo en donde se den. Desde aquí hacemos un fuerte reclamo y exigimos el esclarecimiento del asesinato de nuestros compañeros Bertha Cáceres, Nelson García y Lesbia Yaneth Urquía, del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). Exigimos una comisión de investigación independiente para el esclarecimiento de estos asesinatos, así como la cancelación de todos los proyectos en el Río Blanco en Honduras. Nos hermanamos con todas y todos nuestros compañeros quienes por defender la vida han tenido que dejar su casa por persecución, hostigamiento y amenazas de muerte. Celebramos la reciente liberación de los 7 compañeros injustamente detenidos de la lucha de Barillas en Guatemala.Nos solidarizamos y hermanamos con todas las luchas en defensa del territorio en estos países y en toda América Latina.

Los cientos de personas, representantes agrarios, académicos, medios libres y organizaciones sociales de 18 estados (Morelos, Nayarit, Colima, Jalisco, Oaxaca, Chiapas, Puebla, Veracruz, Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Baja California Sur, Nuevo León, Coahuila, la Ciudad de México), así como los representantes de resistencias tanto de Canadá como de Guatemala, hacemos un llamado a los medios de comunicación y a nuestros hermanos y hermanas campesinos, obreros, académicos, estudiantes y artistas, así como a la sociedad en general, para hacer un frente común por la defensa de nuestros territorios, la Madre Tierra y en contra de todas las formas de despojo y opresión.

¡TERRITORIOS LIBRES DE MEGAPROYECTOS EXTRACTIVOS!
¡NO A LA EXPLOTACIÓN DE ORO Y PLATA EN LA TIERRA DE ZAPATA!
¡LA TIERRA NO SE VENDE, SE AMA Y SE DEFIENDE!

http://movimientom4.org/
Leer